El Triste Oficio que Algunos Eligieron


Alguien ya dijo “triste oficio el del poeta”, y es probable que cuando enunció su sentencia, nada supiese sobre lo cuan apenado y afligido es tener que realizar con éxito el trabajo de periodista en países como Argentina, Venezuela, Ecuador y México, ya que estos son algunos de los países sudamericanos más hostiles con el periodismo, y constantemente minado por “maniobras” judiciales, amenazas y crímenes, según lo dicta el informe preliminar de la “Sociedad Interamericana de Prensa” (SIP por su sigla) que fue difundido a pocas semanas.

“Son tiempos peligrosos para los periodistas”, afirmó el presidente de la SIP, Milton Coleman, del diario estadounidense “The Washington Post”, al iniciar la sesión de la Comisión de Libertad de Prensa e Información en São Paulo, Brasil, en el marco de la 68ª Asamblea General del organismo.

En total, 13 periodistas fueron asesinados en lo que va del 2012 en las Américas y otros dos están desaparecidos, añadió Coleman. Y en su informe para el período marzo-octubre, la SIP señaló que en Argentina “una serie de resoluciones gubernamentales, maniobras judiciales, declaraciones agraviantes y amedrentadoras de funcionarios públicos (…) configuran un escenario oscuro para el ejercicio del periodismo”.

El texto insiste en las dificultades para acceder a las fuentes oficiales y el uso que la presidenta Cristina Kirchner hace de las cadenas nacionales de radio y televisión. Destacando además el aumento de los recursos para los medios de comunicación oficiales, mientras los privados “sufren presiones y discriminaciones”.

“Los medios públicos funcionan, dentro de sus espacios informativos, como órganos partidarios”, afirma el documento.

El informe también revisa el caso del “Grupo Clarín”, el mayor multimedios de Argentina, de cara al próximo 7 de diciembre, cuando debe comenzar a aplicarse una ley antimonopólica que la empresa considera un intento del gobierno por hegemonizar los servicios audiovisuales. La Corte Suprema fijó ese día para resolver un amparo del Grupo Clarín, pero el gobierno lo interpreta como el último plazo para que el consorcio se desprenda de medios audiovisuales. A la vez que representantes de Argentina pidieron que la SIP envíe una misión al país para esa fecha, una propuesta que será revisada por la entidad.

Otro de los capítulos extensos del informe está referido a Venezuela, donde en opinión de la SIP “la alta polarización política es atentatoria para el libre ejercicio periodístico”. Falta de acceso a las fuentes oficiales, maltrato, detenciones e insultos a periodistas están, según la SIP, entre los principales problemas de la prensa en el país gobernado por Hugo Chávez, recién reelecto para un nuevo período de seis años.

El informe enumera una larga lista de agresiones contra la prensa, relata el uso considerado excesivo por la SIP que Chávez hace de las cadenas y recuerda la multa de 2,16 millones de dólares que debió pagar la televisora privada Globovisión, muy crítica con el gobierno, por la cobertura de una crisis carcelaria en 2011.

Entretanto, en Ecuador “no existe plena libertad de expresión y de información”, aseguró la SIP en su informe, añadiendo que “el gobierno del presidente Rafael Correa está tomando decisiones que la deterioran”… “La justicia sigue emitiendo sentencias penales basadas en figuras como el desacato y la injuria a las autoridades”, indicó el informe, asegurando que “el régimen sigue usando recursos públicos para atacar y desmentir sistemáticamente lo que publican los medios, los periodistas y la gente que opina diferente”.

Ya en Brasil, “es motivo de especial alarma el aumento de los asesinatos de periodistas”, dice el documento al describir tres de estos casos en el período que consigna el informe, de marzo a octubre. Por otro lado, datos son relevados en el informe de que una quincena de agresiones a periodistas, casos de amenazas y de censura previa, sobre todo en épocas electorales.

En América, “¿quiénes matan a los periodistas? Los grupos narcotraficantes, guerrilleros o los grupos de interés. México, como lo era Colombia antes, está en un alto número de asesinatos, así como también Honduras, aunque ahora se está distribuyendo en Brasil”, señaló en entrevista con la agencia de noticias AFP el director ejecutivo de la SIP, Julio Muñoz.

De acuerdo al informe, México registró seis periodistas asesinados y tres desaparecidos en el período, mientras en Honduras fueron asesinados tres periodistas y un funcionario de un medio de comunicación.

Sobre México, el documento señala que la principal preocupación es la “constante violencia contra los periodistas, y a ella se suma la impunidad en la mayoría de esos casos”, pese a que destaca la reciente aprobación de una ley para hacer que los crímenes contra periodistas sean federales.

Durante la jornada también se revisó la situación de Cuba, donde “la absoluta represión contra las libertades individuales, de prensa y de expresión continuaron en este período”.

“A diferencia de otros períodos, hoy las cárceles cubanas no están llenas de periodistas, sin embargo se han elevado las acciones de vigilancia, control y represión”, estimó Julio Muñoz.

Mismo que en su contenido consten datos tan alarmantes, el referido informe aun será sometido a la aprobación de la Asamblea, donde también se incluirán recomendaciones y conclusiones… Por lo tanto, pienso que en tiempos de tempestad con posibilidades de naufragio, es bueno saber que los que tienen que pilotear el barco son marineros y no excéntricos musicales, contorsionistas o vedettes del momento… Es sólo aguardar.

A %d blogueros les gusta esto: