Campanas Suena Entre Pedófilos y Aprovechadores


El largometraje “Spotlight”, último vencedor del “Oscar de Mejor Película”, se basa en una historia real: un grupo de periodistas de un rotativo de Boston, Estados Unidos, pasó meses reuniendo documentos que probasen el envolvimiento de padres católicos en el abuso sexual de jóvenes. Durante mucho tiempo la Iglesia se esforzó para amortiguar esos escándalos temiendo, naturalmente, que ellos manchasen aún más la reputación de la institución como un todo. Sin embargo, habría sido más inteligente, transparente y eficaz asumir los crímenes, apartar con punición severa a los culpados, discutir cómo prevenir la violencia sexual, combatir la generalización…

Por la importancia relevante del momento ese terminó siendo el tema de una entrevista realizada con el padre Ronaldo Zacharias, con doctorado en “Teología Moral” (Weston Jesuit School of Theology – Cambridge), actualmente rector del “Centro Universitario Salesiano de São Paulo” (UNISAL), y profesor de ética en cursos de pos graduación en educación sexual. A bien verdad, el padre Ronaldo debate normalmente en sala de aula, sin cualquier restricción, tópicos que son polémicos para la Iglesia, como lo es la prostitución, aborto, diversidad sexual, sexo fuera del casamiento, etc. Por tanto, no deja de ser inusitado y loable que un religioso (alguien que vive el celibato) se debruce sobre el estudio de la sexualidad humana.

“La renuncia a un determinado modo de satisfacer el deseo no es una cuestión meramente de querer, y sí de poder. Ni todos los que quieren vivir así pueden y consiguen alcanzar esa aspiración”, afirmó Zacharias durante la entrevista.

En determinado momento el reportero preguntó: El filme “Spotlight”, vencedor del Oscar de este año, retrata la investigación de periodistas para denunciar casos de pedofilia en la Iglesia. ¿Usted concuerda que, si los padres pudiesen casarse y/o ser sexualmente activos, podría prevenirse ese tipo de crimen escandaloso?

El padre Ronaldo respondió: No concuerdo, pues la pedofilia no tiene nada a ver con el celibato sacerdotal o el voto de castidad. El número de pedófilos, personas que, cuanto al deseo sexual se sienten atraídas predominante o exclusivamente por jóvenes, es muy pequeño en el contexto de las denuncias realizadas, En la mayoría de los casos, los acusados no son pedófilos, y sí abusadores, aprovechadores de la situación. Eso no disminuye la gravedad de los hechos y de las acusaciones, pero debemos ser precisos en la comprensión de tal fenómeno, si no acabamos siendo injustos. Vale aquí, también para el pedófilo, lo que vale para todos: celibato sacerdotal o consagración religiosa no son opciones de vida realizadoras para muchos que las abrazan; y creo que más aun, pueden ser opciones desastrosas para muchas personas.

¿Cuál es la diferencia entre la castidad y el celibato?, fue otra de las preguntas realizadas durante la entrevista.

El celibato -respondió el padre- es un estado de vida que se caracteriza por el hecho de la persona vivir como soltera. El sacerdocio, por ejemplo, implica el celibato: renuncia al matrimonio, a la conyugalidad y a la paternidad biológica. La castidad, por su vez, es la integración de la sexualidad en la propia personalidad y en el propio proyecto de vida del humano. Si bien no todas las personas son vocacionadas al celibato, sea él sacerdotal o no, todas son llamadas a la castidad; cada una en su estado de vida. Pero si el celibato puede ser opcional, la castidad no; ella es un imperativo ético para quien desea crecer en humanidad y se realizar como gente.

Otro cuestionamiento fue: ¿Por qué la Iglesia Católica exige el celibato y la castidad por parte de los padres e monjas?

La respuesta del sacerdote fue: Quien hace el voto de castidad, como es el caso de las religiosas y de los religiosos, escoge vivir el amor como soltero en una vida que desea expresar la radicalidad del seguimiento de Cristo en el servicio a Dios y a los hermanos. Quien es ordenado, como es el caso de los padres, no escoge de antemano renunciar al matrimonio; debe hacerlo por ser esta condición “sine qua non” para poder ser padre. Se trata de una norma disciplinar de la Iglesia, que puede ser derogada. No obstante, mientras no eso no ocurra, quien quiere ser padre sabe, de antemano, que debe vivir como soltero y, por tanto, renunciar al matrimonio, a la conyugalidad y a la paternidad biológica para dedicarse de forma más exclusiva al ministerio, o sea, al servicio del pueblo y de Dios.

La retórica suena bien, lo que me lleva a recordar lo que ocurriera con Adán y Eva después de su expulsión del Edén, cuando la puerta les fue cerrada para siempre, porque ella le había dado la manzana, que se la ofreció sin intención de malicia ni consejo de serpiente, porque estaba desnuda. Por eso se dice que sólo cuando mordió la manzana se dio cuenta Adán que él también estaba desnudo, como Eva, sin tiempo aun de vestirse, por lo que a partir de ese momento pasaron a ser como los lirios del campo que no hilan ni tejen… ¡Que Dios me perdone!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Sabias Medidas Para Contener el Acoso


Por tratarse de un tema importante y extremamente delicado hoy día, vale aclarar que existen muchos factores que aumentan el riesgo de que alguien sea coaccionado con fines sexuales o que fuerce sexualmente a otra persona. Estudiosos del tema afirman que algunos de estos factores están relacionados con las actitudes, creencias y conductas de los individuos implicados, mientras que otros están muy arraigados en el entorno social, incluyendo las esferas de los iguales, la familia, la comunidad y la sociedad. Tales factores influyen no solamente en las probabilidades de sufrir violencia sexual, sino también en la reacción ante ella.

Por ejemplo, en la actualidad, el besar a una persona sin tener su consentimiento puede ser interpretado como acoso sexual. Por ende, el acoso sexual es genéricamente la manifestación de una serie de conductas compulsivas de solicitudes de favores sexuales con distintas formas de manifestación dirigidas a un receptor o receptora sin tener su consentimiento. Se puede aplicar a ambos sexos o a personas del mismo sexo; pero predomina comúnmente en los hombres que se mueven en ambientes de relaciones laborales, académicas, estudiantiles, que incluyen hasta el hogar. En muchos países es una figura delictiva punitiva que se pena según su gravedad y que puede incluir hasta la privación de libertad.

El acoso sexual no es más que una trasgresión a los derechos humanos que niega el principio de igualdad de trato y de oportunidades en el trabajo o donde sea. Por tanto, es una conducta que contraviene diversas disposiciones de la Constitución de muchísimos países. Es además un delito tipificado por códigos penales y una prohibición expresa a favor de la equidad entre mujeres y hombres.

El acoso de naturaleza sexual incluye una serie de agresiones que van desde molestias a abusos serios que pueden llegar a involucrar forzadamente actividad sexual. En base a estadísticas, ocurre típicamente en el lugar de trabajo u otros ambientes donde poner objeciones o rechazar puede tener consecuencias negativas.

Pues bien, si bien el susodicho de esta historia ya fue absuelto de una acusación de violación, según lo informa el sitio de la “BBC”, no en tanto éste ha recibido ahora la orden judicial de notificarle a la Policía con 24 horas de anticipación que planea tener relaciones sexuales y con quién.

El hombre, que actualmente vive en York, Inglaterra, y cuyo nombre no puede ser revelado por orden judicial, fue exculpado en 2015 durante un nuevo juicio tras haber alegado que la supuesta víctima había dado su consentimiento de mantener relaciones con él. Sin embargo, absuelto de una pena mayor, fue objeto de una orden de riesgo sexual provisional, inicialmente impuesta en diciembre, y extendida por cuatro meses a partir de ahora. Tal medida supone que esta persona debe avisar a la Policía sobre cualquier actividad sexual planificada y, de no hacerlo, corre el riesgo de enfrentar hasta cinco años de cárcel.

Conforme señala el documento, él “debe revelar los detalles de cualquier mujer incluyendo su nombre, dirección y fecha de nacimiento”. Además se establecen restricciones sobre el uso que él puede hacer de internet, teléfonos celulares y exige que informe a la Policía acerca de cualquier cambio de residencia.

Durante una audiencia judicial que será realizada en mayo, se decidirá entonces si esta orden provisional se convertirá en una decisión permanente que, en ese caso, la misma pasará a regir por un período mínimo de dos años a un máximo sin límite de tiempo.

Según explica el sitio de la BBC, las órdenes de riesgo sexual fueron instituidas en Inglaterra y Gales en marzo de 2015 y son medidas de carácter civil impuestas por jueces a solicitud de la Policía. Pueden ser aplicadas a cualquier individuo que, según la Policía, represente un riesgo de delito sexual, incluso si nunca ha sido condenado por un crimen.

Pienso que la resolución del juez inglés ha sido un avanzo y tanto que bien podría aplicarse por aquí para beneficio directo de los que sufren de acoso sexual y soportan conductas compulsivas de solicitudes de favores sexuales… ¿Quién sabe un día ese mismo sol no iluminará esta parte del hemisferio?

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Se Prohíbe “Paz y Amor”


La palabra inglesa “hippie” derivó de otra palabra en inglés, “hípster”, que designaba las personas en los EE.UU. que se envolvían con la cultura negra; por ejemplo: Harry “The Hipster” Gibson. Sin embargo, el 6 de septiembre de 1965, por la primera vez, en un periódico de San Francisco, un artículo del periodista Michael Fellon usó la palabra “hippie” para referirse a los jóvenes bohemios al contrario de los viejos bohemios de la llamada generación beat. Pero la gran prensa aún tardó casi dos años para utilizar la nueva palabra. Luego, el 7 de julio de 1967 la revista TIME destacaba en su edición: Los Hippies: La filosofía de una subcultura.

El flujo turístico que acompañó el ampliamente divulgado Verano del Amor de San Francisco (en inglés: San Francisco Summer of Love) no hizo nada para intensificar la contracultura. De hecho, cuando la cultura hippie comenzó a ser invadida por el comercio a mediados de 1967, ser un hippie había perdido su significado original.

Alrededor de 1970, mucho del estilo hippie, pero muy poco de la esencia del movimiento, fue absorbido por la cultura principal. Y aunque la gran prensa perdió interés en su subcultura, muchos hippies mantuvieron una profunda conexión con la misma.

Como los hippies tendieron a evitar la publicidad después del Verano del Amor y de Woodstock, surgió un mito popular de que el movimiento no existía más. De hecho, continuó existiendo en comunidades en diversos países, principalmente el “vale todo” dentro de las universidades. Aún hoy, muchos de ellos siguen el estilo y se encuentran en festivales y encuentros para celebrar la vida y el amor, como en el Festival de la Paz (“Peace Fest”).

En todo caso, hoy día la dirección de la “Universidad de Harvard”, uno de los centros de enseñanza superior de mayor prestigio en los Estados Unidos, se les ha ocurrido prohibir que los profesores mantengan “relaciones sexuales o románticas” con sus alumnos tanto femeninos como masculinos, luego después que un comité interno realizara una verificación en su política sobre asedio.

El referido Comité de la Facultad de Artes y Ciencias fue quien se encargó de explicar que la revisión de la política determinó que el lenguaje actual sobre las relaciones entre las personas de status diferentes no reflejaba explícitamente las expectativas de la “universidad” sobre lo que constituye “una relación apropiada”, y ni todo debe ser “paz y amor”.

Dentro de este contexto, el comité declaró que a partir de ahora están prohibidas las relaciones entre los funcionarios de cualquier nivel y los estudiantes de graduación y pos-graduación… Lo que significa que entre estudiantes o entre profesores no deba continuar el viejo adagios “viva la pepa”.

En realidad, esta mudanza ocurre en un momento en que las principales universidades americanas necesitaron colocarse en la defensiva debido al aumento de denuncias de violencia sexual en los campus… O sea, el amor vale pero la paz no.

Por ejemplo, en mayo de 2014, el “Departamento de Educación” de los Estados Unidos llegó a publicar una lista que contenía el nombre de las 55 universidades que estaban siendo examinadas por el gobierno por supuestamente estar realizando una mala gestión sobre las denuncias de asedio y abuso sexual.

El caso es que localizada en el estado de Massachusetts, Harvard está incluida en la mencionada lista. No obstante ella y su eterna rival, la “Universidad de Yale”, hayan decidido prohibir las relaciones entre estudiantes y profesores en 2010, pero a lo que parece, las reglas no eran bien claras.

En todo caso y sin poder evitar que los egresados de la citada institución obvien a posterior poner sus dedos a disposición de la oxides del dinero y los aplausos burgueses, muchos de los estudiante y profesores no comprenden aun, por qué deben sujetarse a estas sudoríparas mudanzas deprimentes, que les hace cambiar los fríos raciocinios nocturnos por las aburridas tibiezas soleadas… ¿Quién lo puede explicar?

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: http://www.bubok.es/

Otro Modo Alegre de Tomar Vino


No, no somos ni modernos ni antiguos, mismo que a veces se nos dé por remar que ni locos hacia un horizonte que en ocasiones es la más pura ilusión. En todo caso, normalmente nos acostumbramos a decir “las cosas cambian”… Y obviamente que cambian. Eso no se puede negar, mi amigo lector, principalmente porque las épocas son distintas y las urgencias del género humano siempre varían de acuerdo al desarrollo social, político y tecnológico de cada pueblo de este vilipendiado orbe.

Asimismo, es notorio que las prioridades de cada individuo también son diferentes según y por causa de las condiciones de vida de cada sociedad en cada momento histórico. En todo caso, el inadvertido leyente no necesita ir muy lejos para ver cómo cambian las cosas, pues le bastaría con sólo observar atentamente el desarrollo de una película en el cine o en la pantalla chica de su casa, o, en todo caso, acompañando las noticias de las diversas efemérides que se divulgan todos los días en los noticieros de la prensa hablada o escrita.

Pues bien, utilizándome de este último punto, y de acuerdo con lo informado por el periódico “Washington Post”, me entero que un grupo de alumnos de la “Universidad de Tennessee”, en Norteamérica, acabó siendo suspenso por la dirección de la entidad después que ellos fueron encontrados realizando una práctica que los vivientes normales consideran bastante perpleja y equívoca.

Todo comenzó, porque uno de los alumnos, un jovencito de 20 años, fue parar en el pronto atendimiento de un hospital local, por haber ingerido alcohol “a través del recto” durante el empirismo de una jugarreta que es llamada por los integrantes del círculo académico de “butt chugging”.

Es que cuando ingerido por medio de la vía rectal -léase por el ano-, el alcohol es absorbido de forma mucho más rápida por el organismo. Eso se debe a que esa región del organismo humano tiene más vasos capilares y venas que las demás. Por tanto, como resultado de esa absurda práctica, los efectos de la bebida acontecen mucho más rápido.

Circunstancialmente, un otro dato que fue ventilado por el periódico “Konoxville News Sentinel”, menciona que el muchacho llegó al hospital con un nivel muy alto de alcohol en la sangre -cerca de 0,4%- y además, incluso presentaba señales de violencia física y sexual… Lo que me lleva a pensar que la orgía fue grande.

Luego de iniciadas las investigaciones, las autoridades encontraron en el dormitorio del susodicho, otros jóvenes también embriagados y diversas cajas de vino… Pero absteniéndose de mencionar la marca para no crear un merchandising negativo del producto. Así pues, como corolario de la autoritaria visita, los alumnos fueron suspendidos de sus actividades -incluyéndose las extracurriculares- por la dirección de la Universidad.

No obstante, uno se queda con la impresión de que con el pasar del tiempo, en cada cambio que surge, en cada evolución que brota, en cada “nueva ola” que germina que ni semilla en primavera, cualesquiera puede percibir el mismo ímpetu y el mismo “gustito a prohibido” de aquellos idos años de desafío y ruptura de su juventud.

Creo que por eso se nos da por decir que no somos siempre iguales ni queremos exactamente lo mismo, pero percibo que ese deseo imperioso de querer ser diferente e irrepetibles, es lo que alienta la lucha que cada “moderno” entabla todos los días contra la mediocridad y el quietismo… Mismo que se mueran al hacerlo… ¡Espasmódico!

(*) Siguiendo la misma línea y estilo del presente Blog, surge ahora “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, conteniendo apenas instantáneas del cotidiano. Disfrútelo en: http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ Conjuntamente, continúa a su disposición mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: