Siguen los Desatinos de don Nicolás


No sé por qué, pero noto sin una pizca de pasmo que todas las informaciones que provienen de Venezuela son funestas. Lo que parecía imposible ya es una realidad: en 2014 Nicolás Maduro ha conseguido gobernar con mayor desatino que su predecesor Hugo Chávez. Sencillamente el país está sumido en un abismo económico y social, lo que para un montón hace suponer que el chavismo está en las últimas.

Pese a ello no se ilusionen, lo cierto es que a pesar de la catastrófica situación (según Datanálisis el 80% de los venezolanos cree que el rumbo económico es errado) y una inseguridad ciudadana que sitúa a Venezuela entre las naciones más peligrosas del mundo, el régimen, lejos de colapsar, por ahora se sostiene.

Mirando el desastre desde afuera, muchos se preguntan cómo es posible que un gobernante tan limitado como Maduro todavía se mantenga en el poder. La respuesta radica, sobre todo, en la capacidad que ha tenido para aumentar la represión en todo el país. Las protestas que la oposición lideró hace meses se han apagado y hoy algunos de sus principales líderes están encarcelados.

Tan lejos ha llegado el aparato represor, que la diputada opositora María Corina Machado, una de las voces más relevantes de la disidencia, ha sido imputada por formar parte de un supuesto “complot magnicida”. Tras recibir una notificación del ministerio del Interior, Machado debió comparecer en la Corte a inicios de diciembre y el fiscal le imputó delito de conspiración, castigado con 8 a 16 años de prisión implicándola en una delirante trama cuyo fin sería deshacerse de Maduro.

Tal cual hambrientas aves de rapiña, hace tiempo que los chavistas la rondaban con el objeto de acorralarla y silenciarla. En los meses antes de que arrestaran a Leopoldo López, María Corina se había unido al dirigente de “Voluntad Popular”, al frente de una facción más guerrera que la del también opositor Henrique Capriles.

Con la “Mesa de Unidad Democrática” (MUD) escindida, el tándem Machado-López abogaba por tomar las calles y no dar tregua frente a los desmanes del gobierno. Cuando López acabó encerrado en la cárcel militar de Ramo Verde junto a otros políticos opositores, su aliada siguió dando la batalla junto a la esposa de éste, Lilian Tintori. Para entonces la MUD estaba muy debilitada.

En medio de la atomización de una disidencia perseguida y demonizada, María Corina no ha cejado en su empeño de exigir cambios y destapar los abusos del chavismo. Además de su incansable labor en el país, viajó por el mundo buscando apoyos de gobiernos y de entidades internacionales que vigilan los atropellos a los derechos humanos que se cometen en Venezuela. Ni los ataques físicos de los que ha sido víctima en el parlamento ni las amenazas que han pesado sobre ella, han disuadido a esta demócrata convencida.

Como era de prever, el cerco a María Corina se ha ido estrechando. Entretanto, la comunidad internacional no ha prestado toda la atención debida al papel de Venezuela en la inestabilidad de la región. Desde su apoyo logístico a la narcoguerrilla de las FARC, hasta informes (Centro para una Sociedad Libre y Segura) que apuntan a la creciente presencia de militares iraníes en Venezuela, como parte de una alianza triangular que incluye a Cuba y tiene ramificaciones en Ecuador.

Eso de subestimar el papel agitador del chavismo también le puede costar caro incluso a España, donde el avance de “Podemos”, un nuevo partido estrechamente vinculado a la ideología del socialismo del siglo XXI, podría entronizar el populismo…

Por lo visto, con el andar de la carroza el año próximo continuaremos a sufrir con el sometimiento a la fuerza y la inseguridad ciudadana… Mis deseos y esperanza eran otros, pero ¿qué hacer?

(*) Visite el blog “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, http://guillermobasanez.blogspot.com.br/

Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: http://www.bubok.es/

Anuncios

¡Por Favor! Cuiden a la Nena


Bajo el nombre de Francisco, el Papa ha resultado ser un pontífice políticamente activo que se ha involucrado públicamente en esfuerzos para destrabar los conflictos de Palestina e Israel, Siria y Venezuela, aunque aparentemente ha adoptado un perfil bajo en lo que hace por su Argentina natal. Es que contrariamente a lo que muchos esperaban cuando fue designado Papa en marzo del 2013, Francisco no se ha enfrentado a la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner, con quien tenía una tensa -sino hostil- relación durante los años en que fue arzobispo de Buenos Aires.

Basta recordar que cuando Francisco fue elegido Papa, el gobierno argentino reaccionó fríamente a la noticia y tardó dos días en festejarla, en cuanto el resto de la región celebraba la elección del primer Papa latinoamericano. En ese momento, se especuló que Francisco se convertiría en una piedra en el zapato del gobierno argentino, así como el papa polaco Juan Pablo II lo había sido con el gobierno comunista de Polonia en la década de 1980.

Sin embargo, todo indica que Francisco ha desarrollado lo que parece ser una relación muy cordial con la Sra. Fernández. Se ha reunido tres veces con ella, se han intercambiado regalos, incluyendo -además de las epistolares estampitas de siempre- un par de escarpines de bebé que Francisco le regaló a Fernández cuando nació su primer nieto… Tejido vaya uno a saber por quién.

En Argentina, donde -además de Maradona y Perón- Francisco ya es una de las figuras más admiradas de la historia, los analistas políticos señalan que el sumo pontífice le está dedicando mucho más tiempo a Fernández de Kirchner que a cualquier otro líder mundial… Si no, veamos: cuando Fernández de Kirchner visitó el Vaticano el 17 de marzo, el Papa le concedió dos horas y media de su tiempo. Comparativamente, cuando el presidente de Estados Unidos Barack Obama visitó el Vaticano el 27 de marzo, la audiencia entre ambos líderes duró 55 minutos, y la audiencia del Papa con la reina de Inglaterra en abril duró apenas 20 minutos. Además, el Papa ha recibido docenas de grupos argentinos… Incluyendo a los jugadores de San Lorenzo, su cuadrito de corazón.

No en tanto, y según varias personas que han hablado con el Papa, Francisco está pidiendo lo mismo a todos sus visitantes argentinos: “Cuiden a Cristina”. Es un pedido de ayuda para que la presidenta argentina -cuya popularidad se ha desmoronado en los dos últimos años- pueda terminar su mandato tal como está previsto en diciembre del 2015. Es que en un país que ha tenido terribles experiencias con los golpes militares y salidas forzosas de presidentes electos, parecería que Francisco quiere garantizar que la democracia no sufra otro golpe. Por lo menos eso dicen los entendidos.

Según señaló Carlos Pagni, un respetado analista político del diario “La Nación”, su comentario incluye: “Tengo al menos 10 amigos que han recibido llamados telefónicos del Papa en las horas más insólitas, porque Francisco quiere charlar con ellos, porque extraña la Argentina, y a todos ellos les dice lo mismo: Cuiden a Cristina”.

Pero cuando uno pregunta qué otra cosa hay detrás de la buena relación de Francisco con Fernández -quien ni lo recibía cuando el Papa era arzobispo de Buenos Aires-, fuentes que jugaron un rol en el acercamiento de ambos líderes afirman que los dos se han apoyado mutuamente desde el día en que Francisco fue elegido.

Cuando Francisco fue electo, la prensa mundial se hizo eco de las alegaciones del periodista argentino Horacio Verbitsky -muy cercano a los Kirchner- según las cuales Francisco no había denunciado las violaciones a los derechos humanos durante la dictadura militar argentina de 1976-1983.

“Ese fue un problema serio para el Papa durante los primeros días después de su elección”, dijo un ex funcionario argentino que desempeñó un rol clave en acercar a la presidenta argentina con Francisco. “Algunos de nosotros empezamos a buscar quién podía desmentir lo que estaba diciendo Verbitsky, y convencimos a Alicia Oliveira, una respetada activista de derechos humanos, de que hiciera una defensa del Papa”.

Oliveira era, también, una muy cercana amiga del Papa en Argentina. Días más tarde, cuando Fernández fue al Vaticano, llevó con ella a Oliveira. “Oliveira ayudó a romper el hielo entre los dos, y así fue como se inició la relación entre ambos”, dijo el ex funcionario. Mi opinión: Tal vez el Papa no haga declaraciones públicas sobre Argentina, pero está practicando una diplomacia silenciosa muy activa en su país.

En todo caso, su mensaje de “Cuiden a Cristina” se debe, entre otras cosas, a que cree en la democracia, a que ambos se han ayudado políticamente, y a que posiblemente compartan opiniones sobre temas que son centrales para Francisco, como el aborto.

Pero creo que hay otra razón tanto o más importante: el Papa quiere que Argentina esté en paz, porque difícilmente lograría credibilidad como mediador en conflictos más complejos como el de Medio Oriente si ni siquiera pudiera mantener la armonía social en su propio país, donde probablemente tiene más autoridad moral que en ningún otro lado… Sin embargo, pienso que sean cuales fueren sus razones, da la impresión de que su diplomacia privada está funcionando en Argentina.

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

El Pequeño Plumífero Habla y Vuela


Cualquiera sabe que hay muchas maneras de atentar contra la libertad de prensa, desde la censura y la represión lisa y llana de las dictaduras hasta mecanismos un poco más sofisticados que pesan por la asfixia económica de los medios independientes de los gobiernos autocráticos. Sinceramente, no recordamos dictaduras ni gobierno alguno que hayan apelado a silenciar las voces disidentes por el simple mecanismo de dificultar, hasta hacer imposible, la adquisición de insumos imprescindibles como son el papel, tinta, chapas y otros productos. Sin ellos, obviamente que es imposible imprimir diarios, y, sin medios impresos que circulen, las opiniones que suenan “molestas” quedan muy limitadas; además, no hay necesidad de censura o discriminación.

Parece que éste ha sido el camino que ha elegido el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Hace ya un tiempo que el papel imprenta ha sido retirado de la lista de bienes de importación prioritaria y el diabólico sistema para compras en el exterior que rige en Venezuela, que tiene poco de discrecional y mucho de arbitrario, se encarga de que las dificultades para adquirirlo se transformen en barreras insuperables.

Los primeros que han sufrido las consecuencias de esta escasez son los periódicos de provincia, que contaban con reservas limitadas de papel. Varios diarios del interior venezolano han cerrado por este motivo y otros están en puerta. La amenaza llega ahora a los medios nacionales, que han debido ajustar sus ediciones a esta situación: menos páginas, reducción de tirajes, eliminación de suplementos. No es el caso de los medios oficialistas; allí las esquivas divisas están a la orden. No deja de ser una verdadera genialidad para controlar a la prensa y evitar las “impertinencias” de los periodistas.

Pero no olvidemos que Nicolás Maduro es un personaje tragicómico. Por momentos parece de chiste (malo) y en otros adquiere un perfil peligroso desde el cual arremete contra las desvalidas instituciones de su país, libertades, derechos y garantías de sus ciudadanos ya bastante pisoteados. Lo del papel prensa solo es un ejemplo, ya que también se encargó de crear el “Centro Estratégico de Seguridad y Protección de la Patria”, lo que le permite declarar de carácter reservado, clasificado o de divulgación limitada cualquier información, hecho o circunstancia que considere estratégicos para preservar la seguridad nacional y prever y neutralizar potenciales amenazas de enemigos internos (los opositores) o externos… ¡Pavada de organismo! No se le escapa nada. Como si fuera poco, este aparatoso hombre acaba de solicitar a la Asamblea Nacional -donde tiene mayoría automática- la sanción de una Ley Habilitante por plazo de un año -obviamente prorrogable-, que le permitirá gobernar prácticamente por decreto para terminar con la corrupción en el país… ¿La corrupción de quién?

El chavismo ya lleva 14 años en el gobierno, pero Venezuela ocupa el lugar 165 entre 174 países evaluados, en cuanto al índice de corrupción por la percepción que tiene la ciudadanía del comportamiento de las instituciones del Estado. Sí, ese mismo Estado que preside Maduro con su bufa corte chavista y por donde ingresan los miles de millones de dólares por la venta de petróleo.

En todo caso, él también ha anunciado que se impondrá por cadena de televisión nacional y dos veces al día, un noticiero preparado y editado por el Estado (el “Noticiero de la Verdad”), donde se resaltará la labor del gobierno, porque según él, los medios privados “invisibilizan” (sic) los logros de su gestión. Y, para culminar, decidió su retiro del “Sistema Interamericano de Derechos Humanos” desde el 10 de septiembre para que nadie controle sus actos, ni desde adentro ni desde afuera. Por tanto, frente a violaciones a los derechos por parte del gobierno, los venezolanos ya no podrán apelar a la jurisdicción internacional ni recibirán relatores que marquen sus desvíos, ya sean estos presuntos o reales.

Junto a estas arremetidas de corte despótico, el disparate sobrevuela incesante como el pajarito de Chávez y no se limita al pequeño plumífero, cuyo silbido tradujo fácilmente gracias a su fluido manejo del pajarito-español, sino que agrega permanentemente nuevas perlas. Por ejemplo, acaba de denunciar en un mensaje desde la sede presidencial que “estamos descubriendo un ataque masivo de la empresa Twitter y de la derecha internacional contra las cuentas de los patriotas bolivarianos y chavistas venezolanos y de varios lugares del mundo, contra mi cuenta inclusive, donde le acaban de quitar varios miles de seguidores”.

Puedo continuar señalando, como por ejemplo lo es la creación del viceministerio de “la Suprema Felicidad del Pueblo” y su enojo, porque ese nombre generó alguna burla que otra. O la de confundir la bíblica “multiplicación de los peces” con la chabacana frase de “multiplicación de los penes”. O quizás hasta la de lanzar un servicio telefónico gratuito “0800 sabotaje” para recibir denuncias de conspiraciones de “la derecha apátrida” que busca “desestabilizar el país” y anunciarles a estos que “Venezuela tiene millones y millonas de combatientes”… Hilarante hombre.

Pero si alguna duda quedara sobre los auténticos quilates de Nicolás Maduro, nada mejor que decir que también es el actual presidente del Mercosur, por la gracia de Dilma Rousseff, Cristina Fernández y José Mujica… ¡Triste! Pero así vamos en nuestra América, mi amigo.

(*) Para su comodidad, existen otras lecturas amenas a su disposición en mis libros. Viste el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: