El Vampiro que se Escapó del Rollo


Parece que algo se ha escapado de la saga de “Crepúsculo” y, saltando de película en película, ha llegado hasta la “Entrevista con el Vampiro”. No obstante no se trate exactamente de “Un Vampiro suelto en Brooklyn”, ni de “Rise. Cazadora de Sangre”, como tampoco de “La Criatura Perfecta”, ya que el contenido de todos estos celuloides tratan del mismo tema.

Pensando mejor, ya que para eso mismo existe la materia dentro del cráneo, quizás el asunto tenga algo que ver con el film “Daybreakers”, donde la trama cuenta que en el año 2019, una plaga ha transformado a la mayor parte de la población mundial en vampiros. La raza humana se acerca a la extinción y los vampiros deben capturar a los que quedan para crear granjas humanas, o encontrar un sustituto de la sangre lo antes posible.

Sin embargo, tal cual se tratase de cualesquiera de los personajes de la películas citadas, auspiciosamente os digo que Georgina Condon, una maquilladora profesional de 38 años que vive en Brisbane, en el rincón sureste de Queensland, Australia, acaba de afirmar con todas la letras -que no son chiquitas-, que tiene por costumbre beber sangre humano desde su época adolescente.

Condon -que obviamente no es elástica ni profiláctica- recitó sin más: “Yo necesito beber sangre más o menos una vez por semana”… “Quedarme sin sangre por más tiempo afecta mi humor”… “Yo tengo dermatitis solar, lo que significa que mi piel se llena de ampollas cuando me expongo a la luz UV fuerte”… “¡Soy literalmente alérgica al sol!”, avisó riendo… No obstante no se haya dado cuenta una baba rojiza se escapaba enigmáticamente de la comisura de sus psicodélicos labios carmesís.

Como sea y fuere, lo que tenemos, incluidos estos esputos bucales, es que Georgina mencionó que normalmente encontraba sus “víctimas” en clubs góticos, lugar donde todos aceptaban “donar” su sangre voluntariamente; si bien que, para su actual novio, si ella lo hiciese hoy día estaría cometiendo una infidelidad caso se le ocurriese beber sangre de otra persona… Exceptuándose el “kétchup”.

“No se trata apenas de sangre, pues esta ocurrencia pode llegar a ser muy sensual”, prescribió esta vampira moderna del país de Paul Hogan, el famoso “Cocodrilo Dundee”. Con todo, por no tener colmillos apropiados -lo que la hace una minusválida sanguijuela-, ella revela que usa una navaja para realizar los cortes en el pescuezo de su novio, cuando advierte: “Es necesario tener mucho cuidado, la lámina puede llegar a cortar profundamente con mucha facilidad”… Cosa que si ocurre ahí ya no hay tu tía.

“Sé que él se sacrifica frecuentemente para darme lo que yo quiero”… “Él acredita en monogamia, entonces esa es también una forma de intimidad”… “Yo lo conocí en un “Bloodlust Ball” en Brisbane, un tipo de baile que es organizado por fans de vampiros, algo así como si fuese nuestra fiesta de Navidad, donde todos van muy bien vestidos y se engalanan con lindas fantasías”… Inclusive las mentales.

“Hay toda una expectativa en torno de ese evento, la misma que cualquiera siente cuando sale en busca de un lugar donde pueda comer un asado bien suculento”… -Aunque la carne debe estar muy mal pasada-, comentó, agregando: “Normalmente encuentro algunas personas en la calle que tienen por costumbre preguntarme si a mí me gusta el ajo. Simplemente me viro y les digo que adoro”.

He dicho lo que he dicho, con la única intención de mostrar a esa platea siempre sedienta de sangre, la trágica e inútil obsolescencia de ciertos fenómenos pregonados como verdades… En fin, cosas profundas que resultan permitidas mismo que uno termine repitiendo los crasos errores de Phillipe Cousteau, quien pasó toda su existencia diciendo luchar por un lugar al sol, todavía, viviendo siempre a la sombra de su padre… ¡Juglar asunto!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

A Drácula le Dieron el Desalojo


Sé que ciertos individuos insisten en rechazar el mito del Conde Drácula, y no acreditan que éste tenga un notorio antepasado del vampiro solitario Edward Cullen -de la saga “Crepúsculo”-, nada más por acreditar que el personaje histórico real en el que se inspiró BramStoker, jamás estuvo en este castillo, alegando que su verdadera fortaleza fue el Castillo de Poenari. No en tanto, veo que un sinfín también desconoce que el heredero legal del castillo era el hijo de la Princesa Elena, el Archiduque Dominico de Austria-Toscana, a quien en 2006 el gobierno rumano se lo devolvió.

Pues bien, resulta que el Archiduque Dominico es un ingeniero estadounidense que vive en las inmediaciones de Nueva York, y al que en 2007 se le ocurrió poner en venta el castillo por el irrisorio precio de 50 millones de euros. La oferta fue aceptada por Román Abramóvich, un multimillonario ruso del petróleo y dueño de algunos cuadritos de futbol, pero finalmente el trato inmobiliario no llegó a cerrarse y la propiedad siguió en manos de los Habsburgo.

Consta en diversos archivos historiográficos, que en ese lugar fue construida una fortaleza por caballeros de la Orden Teutónica alrededor de 1212, cuando fueron recibidos en el Reino de Hungría, después de ser derrotados por los sarracenos en Tierra Santa y regresaron de Palestina a Europa. La fortaleza está emplazada en la frontera entre Transilvania y Valaquia y su arquitectura es única.

Si bien esa pequeña fortaleza fue arrasada con el paso del tiempo y recibió las arremetidas de las hordas tártaras en 1241, la estructura actual fue erguida por órdenes del rey Luis I de Hungría en el 1377, para cumplir una función comercial y defensiva contra el voivoda de Valaquia.

En todo caso, este castillo se volvió famoso por la creencia universal de que había sido el hogar del Vlad Draculea (Vlad el Empalador) en el siglo XV. Sin embargo, no hay evidencias de que el Vlad viviera allí en persona y, según la mayoría de versiones, “el Empalador” pasó sólo dos días en el castillo, encerrado en una mazmorra, cuando la región estaba ocupada por el Imperio otomano. Con todo, luego de terminada la Primera Guerra Mundial, en 1920, se firmó el Tratado de Trianon, donde la región de Transilvania fue cedida al Reino de Rumania, y con esto, el castillo de Bran pasó a pertenecer a la administración rumana.

También se sabe que el castillo, que fue posesión de la Princesa Elena de Rumanía, la cual lo heredó de su madre, la Reina María, fue incautado por el Gobierno comunista de Rumania en 1948. Durante muchos años fue cuidado irregularmente, pero tras la restauración de los 80 y la Revolución rumana de 1989, pasó a ser un destino turístico.

La cuestión, es que ahora una inmobiliaria ha puesto en venta el castillo de Drácula, por el que han ofrecido hasta 135 millones de dólares por una construcción que afirman atraer a 560 mil turistas al año, los que no llevan en consideración el único inconveniente de que el célebre vampiro nunca vivió ahí en realidad.

Mark Meyer, un integrante de la inmobiliaria Herzfeld & Rubin, propietaria del castillo, ha dicho a la prensa que analizarán ofertas y si alguien tiene una propuesta interesante podrían venderle la macabra construcción.

Es que el “Castillo de Bran” se encuentra en Transilvania, a menos de 200 km. de Bucarest, y no obstante Bram Stoker nunca lo haya visitado, se cree que leyó al respecto de dicha construcción y ésta luego se convertiría en inspiración para el castillo que incluye en su historia.

En todo caso, por si el sano lector está en busca de una buena aplicación inmobiliaria, le aviso que aún no se ha fijado un precio definitivo al castillo, al que algunos interesados anteriormente han ofrecido hasta 135 millones de dólares, visto que el local atrae a medio millón de turistas al año, por lo que resulta sumamente rentable… ¡Si es que por allí no le aplican un corralito!… ¡Evidente!

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: