Diga No a la Embriagues Chichuleana


Sea sincero: ¿usted nunca se ha preguntado cómo se forman las tendencias? ¿Quién decide qué se lleva y cómo, lo que está “in” y lo que no? Con todo, por favor no se confunda de estilo y en lugar de moda piense que todo se trata de un modismo, ya que un “modismo” es un hábito, un lugar común, una costumbre lingüística que tiene la función de ahorrarnos energía en la manera de hablar, algo que se encuentran presentes en todas las lenguas y en el habla de todas las personas.

Así que, en definitiva, ¿qué es una tendencia? Normalmente se dice que una tendencia, en el mundo de la moda, es lo último, lo innovador, lo que está en la onda. Aunque en resumidas cuentas y aplicándolo a todo lo que nos rodea, todo no pasa de costumbres e inclinaciones que la gente comienza a adoptar y que de cierta manera marcan alguna época o lugar específicos. Lo interesante del caso, es que son justamente los consumidores los que deciden qué es tendencia y qué no lo es, y a cada año surgen nuevas modas en el mundo… ¡La lista es casi infinita!

Pues bien, en este caso específico no se trata de algo diferente, ya que una nueva moda o manía delirante ya está comenzando a preocupar a los ginecólogos en el mundo entero. Conforme relatos de algunos de estos profesionales -cuyo trabajo es sumamente arduo y por su vez animado-, muchas mujeres hoy día están mojando tapones de absorbentes íntimos con vodka y colocándolos dentro de sus vaginas -vulgarmente llamadas de “chichulas”- para alcanzar la embriaguez con más facilidad.

Es más, si se realiza una rápida búsqueda sobre el tema en “Youtube”, de cara aparecen por lo menos 6 mil resultados relacionados a esta práctica. Por tanto, frente a esta nueva onda, médicos ya están realizando fórums de discusión en las redes sociales para aconsejar a esas jóvenes de poca materia gris entre oreja y oreja, a abandonar cuanto antes esa peligrosa experiencia.

Mismo así, el invento de utilizar productos embebidos en licores para potencializar sus efectos, no es de por sí una práctica reciente. El primer relato de casos como éste aconteció en la helada Helsinki, la capital de Finlandia, en 1999. Por esa época las jóvenes se sometían a ese tipo de experiencia para poder beber sin que sus padres percibiesen cualquier vestigio de alcohol en sus hálitos.

Pues bien, hoy día, el Dr. Toli Onon, portavoz del “Royal College of Obstetricians and Gynaecologists”, del Reino Unido, llegó a afirmar en una entrevista colectiva, que exponer la vagina a cualquier objeto mojado con alcohol -no necesariamente la lengua-es algo extremamente peligroso.

“El alcohol es de por sí un antiséptico y perjudica el equilibrio de las bacterias benéficas que viven dentro de la vagina”, explicó el doctor… Sin reconocer lo bien que la pasan esas bacterias en ese hábitat.

En todo caso el ginecólogo fue más lejos y agregó: “Con ese proceder, hay chances de aumentar el riesgo de infecciones. Además, el alcohol puede ser muy irritante para la piel vaginal y puede llegar a causar ardor e inflamación en la región”… Con lo que la “chichula” quedaría como una rosa vieja que comienza a perder los pétalos.

Por lo demás, los especialistas dejan claro que la absorción de alcohol por la vagina no es suficiente para embriagar una persona, llegando a resaltar lo siguiente: “La mucosa vaginal es semejante a la de la boca -de viejo, que como todos saben tiene labios pero no dientes-, por tanto, si alguien colocar vodka en la boca y no lo traga, ciertamente todo ese alcohol no será absorbido”, terminó comentando Onon en su soflama.

Hoy llueve fuera, no sólo de la huerta sino en el vasto mundo, por lo que con tan denso rumor es imposible que, a esta misma hora, no esté lloviendo por la tierra entera, y vaya el globo vertiendo aguas por el espacio, como peonza zumbadora… Pero eso de la perinola ya es otra cosa… ¡Válgame Dios!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Como Para Hacer Buen Provecho


Da para suponer lo simpático que pueden resultar algunas actitudes mujeriles, especialmente cuando sospechamos que a causa de ellas sus rostros por veces pueden clarear como si de un dormitorio sombrío se tratase mientras afuera de él las nubes dejan pasar el sol y entra una especie de resplandor lunar pero diurno, luz que no es la del día, luz sombra de luz, como presumo que debe ser lo que ocurrió en las cabezas de Xulian y Castañeda al desplegar sus actos intrépidos pero verdaderos.

Vamos de a uno y por partes. El primer acontecimiento diáfano corresponde a una mujer china que terminó siendo sometida a una colonoscopía para la retirada un diamante de 6 quilates valorado en US$ 280 mil, después de ella engullir la pieza e intentar salir de Tailandia de lo más campante.

Jian Xulian, de 39 años, y su compañero de aventuras -no necesariamente amorosas-fueron presos la última semana en el aeropuerto de Bangkok, cuando salían del país. Ese mismo día, el vendedor de una joyería local acusara la dupla de robarle un diamante y colocar una piedra falsa en su lugar.

Inicialmente los sospechosos negaron la acusación, no obstante un simple radio-X fue lo suficiente para mostrar el diamante en el intestino de Jian, por lo que, de acuerdo con la policía tailandesa, una vez condenados, los dos chinos habrán de pasar tres largos años de vacaciones en la prisión… Pero evacuando solamente piedras de los riñones.

En todo caso ellos no fueron inéditos, ya que un caso semejante a éste aconteció en 2012 en África del Sur, cuando un joven de 25 años ingirió 220 diamantes pulidos antes de dejar el país. El valor estimado de las piedras en la época era de US$ 2,3 millones.

Volviendo al caso de Jian, el jefe de la investigación dijo al “Huffington Post” que la cirugía fue necesaria para poder retirar el diamante, ya que éste colocaba la vida de la cleptómana en riesgo… Además de lavarlo bien antes de volver a colocarlo otra vez a la venta.

El segundo punto de mi introspección corresponde a una mujer en Texas que, según informaciones de la policía local, fue encontrada con un arma cargada escondida en la vagina al ser parada en una inspección de rutina… No de la vagina, por supuesto.

En un comunicado que fue postado por el departamento de policía de Waco en su página de Facebook y que obtuvo centenas de comentarios, se informa lo siguiente: “El arma estaba con un peine lleno de balas en la aguja”… Lo que no deja de ser una coquetería femenina eso usar el peine para desenredar la cascada de bucles inferiores.

Como sea, Ashley Cecilia Castañeda, de 31 años, contó a la policía sobre la pose del arma al ser llevada para la comisaría el lunes pasado, luego de los agentes de la ley encontrar 30 gramas de metanfetamina y un conjunto de balanzas digitales en su bolsa.

Cuando consultado, el propio sargento Patrick Swanton contó al canal de TV “KWTX news”: “Ellos pidieron que ella parase su auto en el carril lateral de la vía. Los agentes luego le preguntaron dónde estaba el arma, y la mujer dijo, entre mis piernas”…Y ellos luego imaginaron que se trataba de algún trabuco bocón. Pero, no.

Lo cierto, es que el dicharachero sargento agregara: “Podría haber sido extremamente peligroso para todos los envueltos”, y acrecentó: “El bizarro incidente no es tan fuera de lo común cuanto la mayoría de las personas piensa. Ellas no acreditan que estas cosas acontecen en la vida real”… “Acontece mucho más de lo que un ciudadano medio imagina”, comentó.

En todo caso, no quedó claro si la traba de seguridad estaba activada en la pistola “Smith & Wesson” calibre 22, cuando ella fue colocada en ese lugar cavernoso del cuerpo de la mujer. Lo que también lleva a pensar cuán profunda ha de ser la covacha de Ashley, pues un arma similar pesa cerca de 170 gramos y tiene apenas 12 centímetros de largura, algo como colocar un “iPhone 6” con una capa fina… Aunque no comprendo muy bien para qué introducir ahí un aparatito así, a no ser que se pretenda atender llamadas sigilosas… ¡Estupendo!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

El Arte Hace una Chichula Navegar


Aun no sé qué decir sobre Megumi Igarashi, principalmente, porque yo mismo he conocido y me relaciono con muchos productores de obras de arte en las más distintas categorías de vocación artística. Incluso, en mi propia familia han existido por varias generaciones -y aún prexisten e insisten en serlo- varios pintores, dibujantes, escultores, grabadores, poetas, escritores y artesanos, unos con diestro talento, otros no tanto, como yo… Pero en fin, comprenda el lector que nadie es perfecto en esta vida.

En todo caso, la propia UNESCO utiliza como definición para referirse a esos industriales del arte, de que el artista es “toda persona que crea o que participa por su interpretación en la creación o la recreación de obras de arte, que considera su creación artística como un elemento esencial de su vida, que contribuye así a desarrollar el arte y la cultura, y que es reconocida o pide que se la reconozca como artista, haya entrado o no en una relación de trabajo u otra forma de asociación”.

Por consiguiente, ser artista casi supone una disposición especialmente sensible frente al mundo que lo rodea, desembarazo que lo lleva a producir obras de arte. Consecuentemente, el artista es un individuo que ha desarrollado tanto su creatividad como la capacidad de comunicar lo sentido, mediante el buen uso del talento como de la técnica, y que busca constantemente el dominio y perfeccionamiento de las técnicas necesarias para realizar su creación y que es capaz de aportar nuevos elementos y técnicas a su arte por medio del empleo de la creatividad.

Siendo así, tenemos que la noción de arte continúa sujeta a profundas disputas, dado que su definición está abierta a múltiples interpretaciones, que varían según la cultura, la época, el movimiento, o la sociedad para la cual el término tiene un determinado sentido. El vocablo “arte” -con el cual muchos se llenan la boca-, tiene una extensa acepción, pudiendo designar cualquier actividad humana hecha con esmero y dedicación, o cualquier conjunto de reglas necesarias para desarrollar de forma óptima una actividad.

Asimilados todos esos conceptos, ahora sí puedo referirme tranquilamente a ésta artista japonesa que llegó a producir imágenes de Lady Gaga y hasta un caique con la forma de su “vagina”… ¿Su nombre? Megumi Igarashi, de 42 años, y es la misma que declaró el miércoles pasado en una penitenciaria de Tokio, que está sumamente “indignada” con su prisión, y prometió luchar contra las acusaciones que se le imputa por distribuir material obsceno. Inclusive, dijo estar pretendiendo con su arte desafiar una cultura de “discriminación” contra la discusión de la vagina en la sociedad japonesa… Que muchos imaginan ser diferente de las demás.

Con todo, hay que agregar que Megumi, quien ha estado trabajando bajo el seudónimo de “Rokudenashiko”, (que significa “chica que no vale nada”, en japonés), un cierto día se le dio por querer imitar a los “The Beatles” y su famoso y ambarino submarino musical, y por tanto llegó a construir un caique amarillo con la parte de arriba poseyendo la forma de su propia vagina, obviamente, luego después de haber levantado cerca de 10.000 dólares a través de un “crowdfunding”.

Pero resulta que ella no es ninguna egoísta ni aprovechadora, como los criticones del arte suelen pensar, y en señal de agradecimiento, ella decidió enviar a los donadores de su proyecto una lindísima impresión colorida en 3D de su vagina escaneada, la misma que sirvió de base para su obra.

Así pues, como derivación de tan humanitario acto de gratitud mal interpretada, tenemos que Megumi acabó siendo presa el sábado 5 del corriente mes, acusada de distribuir material obsceno, y por ello puede amargar hasta dos años de prisión y tener que pagar una multa que puede llegar a 25 mil dólares.

Fue la propia Megumi quien dijo que cerca de 10 policías llegaron a su casa ese sábado. Inicialmente, ella pensó que ellos estuviesen apenas interesados ​​en confiscar su trabajo, que ella define como una exploración artística de la “manko”, el argot japonés usado para referirse a vagina… “Yo no pude dejar de reírme un puco en cuanto explicaba a los policiales, con expresiones serias: Ésta es la figura de la ‘manko’ de Lady Gaga”, comentó ella a la agencia Reuters a través de una barrera de separación, de plástico, en la prisión central de Tokio. Momento en que agregó: “No esperaba ser presa. Mismo cuando ellos estaban confiscando mis obras, pensé: Ésta será una buena historia. Pero enseguida ellos me esposaron y prendieron. Estoy indignada”… Quizás, por no poder continuar mostrando públicamente su escultural “chichula.

En todo caso, solidarias, más de 17.000 personas ya firmaron una petición online solicitando la liberación inmediata de Megumi y su -ahora- conocida argolla en el sitio “Change.org”, una plataforma online para peticiones de este tipo.

No sé, pero ya lo anunció un poeta: “Lo mejor de la erudición, es poder tripudiar sobre ella”… ¡Hermoso epíteto para colocar en una lápida!

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Los Deseos Hay que Cumplirlos en Vida


¿Sabe de esas cuestiones que llegan a ser dañinas para el raciocinio cuerdo de cualquier humano? Pues le diré que estos tipos de noticias son la que nos deja ese tipo de sentimiento ambiguo y confuso que no hace más que colmarnos de argumentos que llenarían de aire nuestra mente como si fueran orfeones cantilenas de Beaumarchais.

Resulta que una estatua de característica anfibológica que un día fuera erigida por el soñador artista peruano Fernando de la Jara, en principio no tenía otra intención y objetivo más allá de la alucinación de este virtuoso tolteca descendiente de los Mayas. Bueno, eso fue hasta que de repente surgió un ignoto alumno que se le ocurrió utilizarla para otros fines que no exactamente los de su creador, y fue cuando éste decidió escalar tan extravagante escultura, momento justo cuando tastabilló y acabó quedando con las piernas presas en tan amplia zanja.

Sus amigos, perplejos, y cansados después de haber realizado muchos forcejeos, decidieron entonces llamar a los bomberos para retirar de allí a su compañero antes que se sofocara en tan cavernoso lugar. Fue así que cerca de una hora después, el estudiante que no tuvo su nombre divulgado, logró ser retirado del bendito local.

Usted me dirá que hasta aquí no hay sorpresa y que de bendito no tendrá nada, y puede que muchos ya han quedado atascados en estatuas de los más diversos contornos y hechuras, pero quien aclara el asunto aquí es Markus Mozer, un abnegado funcionario del “Cuerpo de Bomberos de Tübingen”, Alemania, que en realidad fue quien confirmó que el anónimo estudiante de intercambio, oriundo de Estados Unidos, había quedado preso dentro de la “estatua gigante de una vagina”… Que, según lo afirma mi vecino: ¡No existe mejor y más bienaventurado lugar para uno morir sofocado!

Pues bien, una vez zanjado el asunto tengo algo más a agregar, puesto que a veces la singularidad no anda sola en este mundo, así que, otra pregunta que surge, es: ¿qué haría usted si estuviese con un cuchillo clavado en la espalda?

Pienso que a un hospital, como bien lo sugeriría cualquier persona. Pero no, parece que existen otras alternativas más arcanas, como por ejemplo lo acaba de demostrar un ciudadano norteamericano con apariencia de tener 50 años de edad, que resolvió tomar una decisión diferente.

Según lo informa el periódico británico “Independent”, este hombre entró en un local de la red McDonald´s existente en el barrio de Queens, en Nueva York, con un cuchillo clavado en su espalda y con la camisa ensangrentada. Horrorizados, los demás clientes de la tienda permanecieron de ojos fijos en ese hombre que andaba calmamente hacia el mostrador y pedía un sándwich antes de desmayar.

Los chismosos cuentan que mismo con una herida grave, el individuo había conseguido caminar una cuadra entera y entrar en la tienda de la mencionada cadena de fast-food en cuanto hablaba por su telefonito celular.

Tromaine Yancey, una de esas testigos charlatanas que siempre existen en cualquier lugar donde acontecen estos tipos de efemérides, dijo en entrevista a la radio “CBS New York” lo siguiente: “Escuché todo el mundo gritando, una conmoción”… “El hombre entró de repente en la tienda después de una pelea haber acontecido en la calle por vuelta de las 10h de la mañana -en hora local-, el día 24 de junio. Hablando al teléfono, vi que él conversaba con una persona querida y le decía que aquel podría ser el último coloquio entre ellos.

Por supuesto que la tienda de McDonalds tuvo que permanecer cerrada por una hora para que la policía efectuase las investigaciones necesarias al caso. Pero de acuerdo con otras informaciones iniciales, dos hombres huyeron de la cena del crimen.

Sin embargo, en un video que fue realizado por populares curiosos y que fue entregue a la red de noticias “ABC7”, personas son vistas tirando fotos de un hombre herido y tentando conversar con él, en cuanto éste telefoneaba para algún ser querido.

De acuerdo con lo que menciona el periódico, luego de la llegada de socorro, el hombre fue internado en un hospital y se encuentra en estado grave.

En realidad, mi amigo lector, a pesar del aparente escepticismo con el cual procuro driblar esas fantasiosas cuestiones que deambulan en estado embrionario por el orbe dentro de simbólicos cochos filosóficos, me parece utópico tener que decir preciosidades que sólo la experimentada convivencia con la lógica lo justificaría… ¡Horrible!

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Conquiste el Placer con el Condón Eléctrico


Ya nadie duda de que a pesar de las inúmeras ventajas que tal resguardo le proporciona, casi siempre y por diversos motivos, el profiláctico condón termina siendo mal visto por sus usuarios. En todo caso, parecería que eso ya es casi historia antigua, pues todo indica que la cuestión estaría mudando después de lo surgido con la invención de tres investigadores del “Instituto de Tecnología de Georgia”, en los Estados Unidos, quienes crearon un tipo de preservativo que genera pequeños impulsos eléctricos para provocar mayor placer en el masculino.

Una vez creado por alumnos de doctorado del mencionado instituto, el objetivo del juguetito erótico es desenvolver una tecnología sexual que permita a las personas imitar los diseños de sus propios juguetes -caso los tenga en casa- o construir nuevos. Además, estos investigadores acreditan que su innovación ayudará a disminuir la cantidad de personas que evitan usar los viejos preservativos de látex.

Ellos lo han apodado de “The Electric Eel”, o “La Anguila Eléctrica”, y Andrew Quitmeyer, uno de sus creadores, contó a la “Agencia Efe”, que el prototipo, que a primera vista parece una media -para un pie solo-, está formado por un tejido conductor que debe ser colocado en el pene y preso con velcro.

Todo indica que dicho producto posee un micro controlador que, una vez cargado, puede ser colocado en esa ropa peneana, cuando entonces pasa a enviar cortos impulsos eléctricos de baja intensidad, estimulando así la región, inclusive la cavernosa… Algo que los hace pensar que tales propulsiones puedan llevar a la compañera del usuario al delirio orgásmico, dejándolas con la vagina electrocutada de placer.

Así pues, los creadores del artilugio lo definen como un “concepto de preservativo digital de código abierto idealizado para mejorar el placer sexual”, aunque ellos resalten que su uso no evita la difusión de enfermedades sexualmente transmisibles o hasta el embarazo no ambicionado.

“No prevendrá enfermedades, pero seguramente puede ayudarnos a desenvolver preservativos reales con electrodos”, acredita Quitmeyer, quien agregó que el novedoso dispositivo está siendo financiado por la “Fundación Bill y Melinda Gates”.

Es que dicha organización ha venido fomentando el proyecto “Grandes Desafíos para la Salud Global”, a través del cual premió las mejores invenciones sobre la “Nueva Generación de Preservativos”.

Se menciona que la institución de Bill y Melinda ha estado costeado las creaciones de 13 finalistas en noviembre del año pasado, ayudándolos financieramente para poder desenvolver sus proyectos, los que tienen siempre el mismo objetivo: “descubrir una manera de tornar los preservativos más agradables y más fáciles de usar”.

Luego después de llevar dos semanas de trabajo en la “Anguila Eléctrica”, los investigadores garanten que la efectividad y seguridad del aparatito fueron comprobadas por ellos mismos, llegando a garantir que el uso es placentero.

“Éste es apenas uno de los muchos diseños que estamos haciendo para nuestra compañía, la “Comingle.io”, señaló el preservado Quitmeyer.

En todo caso, él, Firaz Peer y Paul Clifton, que también participaron de la creación, se apresaron a fundar la ya mencionada sociedad, a través de la cual comenzaron a comercializar el dispositivo en el sitio de la Comingle.io. Ahora, si el leyente se siente impelido a adquirirlo, le diré que el nuevo ingenio sexual cuesta nada menos que US$350, ya que con la venta del mismo, este trio de inventores espera arrecadar fondos para garantir la continuidad de la compañía.

“Nuestro objetivo final es crear juguetes eróticos de código abierto para que las personas puedan construir ellas mismas sus aplicaciones”, revela el entusiasmado Quitmeyer. Quien explica que el sitio de su empresa se basa en la filosofía “DIY” (“Hágalo usted mismo”) -no, con la mano, claro-, que es aplicada a la tecnología sexual. Y para lograr su idea, ellos compartirán los códigos de los diseños y proporcionarán las piezas necesarias para cualquiera poder construir sus juguetes eróticos o hasta inventar nuevos.

Con todo, garanten que por en cuanto ellos recién están en fase inicial de pesquisa y desenvolvimiento, pero anuncian que, caso consigan más financiamiento, partirán para “objetivos mayores”… Y con los bolsillos llenos de billetes verdes de cien… Ojala que el invento sirva.

(*) Si desea seguir la misma línea y enfoque de este Blog, dese una vueltita por “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog que contiene apenas instantáneas del cotidiano. Disfrútelo visitando http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ y pase por mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Un Hombre sin Pene no es un Falocéntrico


Una historia que el periódico “Daily Mail” publicó recientemente, no deja de ser una increíble enseñanza para todos aquellos hombres que continúan queriendo apostar en su mentalidad “falocéntrica” y piensan que el sexo se basa sólo en penetración.

Cabe recordar al amigo lector, que ni todo hombre nace con pene ni toda mujer nace con vagina, así como ni todo aquel que tiene pene es hombre, o la que tiene vagina es mujer. Lo que sí llega a ser analizado por el lado cóncavo o convexo, puede parecer difícil de entender, pero no lo es.

Por ejemplo, Andrew Wardle nació en Stalybridge, Inglaterra, y por entonces su madre tenía 17 años. Pero cuando ella supo que su bebé no era físicamente perfecto, decidió entregarlo para adopción… ¿Cuál era el problema de su hijo? pasa a ser la pregunta del millón.

Aclarando mejor el asunto para todos aquellos preguntones de plantón, resulta que Andrew nasció sin el pene y con la vejiga para fuera del cuerpo, una anomalía que en la medicina es llamada de vejiga ectópica.

Durante la infancia le hicieron más de 15 cirugías para que los médicos construyesen un tubo saliendo de su vejiga de manera que él pudiese orinar. Posteriormente sufrió bullying en la escuela por estar siempre internado, pero nunca dejó que nadie supiese su secreto.

Puede que el impróvido lector esté pensando ahora que el muchacho nunca tuvo novia y vivió siempre solo, reclamando de la mala suerte y tal… Nada que ver. Y aunque a mí no me gustan los hombres, tengo que reconocer que Andrew es un tipo bonito, parece ser inteligente y sabe que un buen dialogo y mucha atención es lo que la mayor parte de las mujeres procura… Aunque el machista de mi vecino diga que lo qué ellas buscan es dinero.

Sin embargo, a los 17 años Andrew ya enamoraba una chica y le contó su secreto. Pero igual así ella mantuvo el relacionamiento por cuatro años, cuando entonces decidió terminar para “experimentar cosas que él no podía proporcionarle”. No en tanto, después tuvo una maldita y estúpida idea: usar drogas. Usando tal amaño, les decía a las chicas con quien salía, que sólo podía ir hasta cierto punto en la relación, porque no tenía erección por causa de la dependencia.

Quizás burro y experto al mismo tiempo, pues no necesitaba usar drogas, apenas utilizar la disculpa de falta de erección, pero resulta que también buscaba confort en el vicio. Mismo así,  Andrew cuenta que tuvo relaciones sexuales con más de 100 mujeres. Hasta aquí, todo bien, ya que a los hombres comunes -así como al pescador- les gusta aumentar los números, pero resulta que el muchacho es barman, trabaja en la noche y con alcohol, y eso hace con que su historia sea más plausible.

“Algunas de ellas eran apenas casos para una noche feliz, otras fueron relacionamientos más duraderos. Yo le conté la verdad a apenas un 20% de ellas. El hecho de yo no estar queriendo apenas llevarlas para la cama, me hacía ver como más seductor para as mujeres. Yo tenía un buen glamour y franqueza en mis palabras, por lo que no todo era sobre sexo”, le contó al periodista durante la entrevista.

Claro que ni todo es positivo en esta historia. El muchacho llegó a conocer chicas que no fueron nada comprensivas cuando él les dijo que no podía hacer sexo, y fue traicionado por otra con quien también fue sincero sobre como funcionarían las relaciones sexuales entre los dos… Y bueno, las hay de todo en este mundo.

Pero aquí estamos hablando de un problema real, mi caro lector, y sabemos que estos asuntos longitudinales pueden llegar a dejar a cualquier persona deprimida. Tanto es, que hace dos años Andrew intentó suicidarse, ya cansado de todas las dificultades, pero fue justo ahí que contó con la ayuda de la hermana para dar la volta por cima. Su médico de infancia le indicó un especialista de la “University College London” y terminó por ganar una cirugía innovadora.

Cómo desde que nasció Andrew ya había colocado la vejiga para dentro del cuerpo y mantuvo sus testículos intactos y flamantes, ahora estaba en la hora de ganar un pene construido a partir de injertos de su brazo.

Antes de que algunos escatológicos de mente insalubre piensen inanidades, le cuento que la cirugía funcionará de la siguiente manera: será retirado un pedazo grande de piel de su antebrazo, junto con vasos sanguíneos y nervios, y ese material será enrollado como un tubo y colocado en la región púbica y, después de la recuperación, será implantada una bomba para que sea posible orinar y practicar sexo… Después se verá en lo que dio.

La triste historia de Andrew demuestra para todos, que el pene no es la parte más importante del cuerpo de un hombre, y que usted, mi bienquisto lector, no debe dejar que el invertebrado mande en sus actitudes, así como entender de una vez el sexo es mucho más de que la simple penetración. Entonces: ¿Qué tal intentar usar las otras partes del cuerpo para obtener y dar placer dejando el falo de lado?

¡Ah! ¿Sabe cuál es el próximo propósito de Andrew? No, no es hacer sexo con penetración hasta no poder más. Es escribir un libro contando toda su experiencia, y convertirse en un consejero para quien pasa por situaciones parecidas con la suya… ¡Mujeres! No me diga que este chico no es un mimo.

(*) Libros impresos o en versión e-book del autor, están disponibles en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Cuanto Más Sexo, Más Salud


“Cuánto más sexo el hombre hace, más salud tiene. La mujer, al contrario”. Muchos mitos o verdades se esconden bajo esta sentencia, mientras incontable masa de gente tiene dudas en relación a los beneficios que el sexo puede generar a la salud, y por tanto, algunas personas no creen en ello, mismo que tengan a disposición diversos estudios y datos comprobatorios realizados con incontable esfuerzo por los escatológicos especialistas en este ramo.

Laudable de espíritu que soy, me siento en la meritoria obligación de tener que esclarecer a los más ingentes desavisados -ya que con la salud no se juega-, que es bueno que sepan y conozcan de una vez algunos de los excelentes beneficios que genera el sexo para su salud. Por las dudas, véalos a seguir:

Corazón protegido – La relación sexual puede ser considerada como un ejercicio físico y, por consecuencia, ese acto misericordioso permite ampliar con creces el trabajo cardíaco y la presión arterial. Si su idea es cuidar bien de las arterias, mi amigo, no olvide que 30 minutos en 5 días de la semana son necesarios… ¿Gustó de este tipo de academia?

Pausa en el estrés – Voluntarios que participaron de un estudio realizado por la Universidad de Paisley, en Escocia, y que tenían una vida sexual activa, con penetración y todo, mostró que ellos mantenían más la calma en situaciones estresantes. Todo ello porque el sexo relaja y mantiene la ansiedad controlada. Pero eso sí, nada de ahora querer transformar la diversión en un método que le permita huir de los problemas, sino las cosas se vuelven mecánicas y pierden la gracia.

Musculación en la horizontal – Durante el acto sexual, los músculos de la vagina se contraen y trabajan pesado en la horizontal. Ese tipo de musculación pélvica no sólo colabora para un mayor control de la mujer en la hora del sexo –¡hola, pompoarismo!–, como también le ayuda entre otras cosas, a disminuir el riesgo de la incontinencia urinaria, por ejemplo.

Fin del dolor – Sexo produce endorfina, una hormona que deja a las personas con un sentimiento de bien estar que aplaca cualquier sensación dolorosa. Y lo mejor de todo, mujer, es que después del acto sexual ella continúa trabajando en su cuerpo y dejándola más animada por una buena parte del día… y de la noche también.

Más amor propio – No se olvide que cuando usted hace sexo, siente y da placer, y es por ello que la autoestima mejora significativamente. Pero recuerde que para la mujer, lo principal es sentirse deseada y bien cuidada, por eso se dice que los jugueteos en las preliminares son tan importantes.

Adiós, gordurita – Tenga en cuenta que al practicar sexo, usted utiliza la misma cantidad de energía que cuando trota (corrida un poco más lenta) a 7,5 kilómetros por hora. Durante el transcurso de esa diversión en la horizontal, son quemadas entre 100 y 300 calorías… Entonces, ¿vale aquel chocolate después del almuerzo, no vale?

Santa inmunidad – Cuando usted troca fluidos con otra persona, hace con que su cuerpo quede atento a los anticuerpos. La actividad física que el sexo exige aumenta ese sobre aviso. Investigadores norteamericanos acreditan que quien practica sexo una o dos veces por semana tiene el sistema inmune más preparado. Empero, algunos perseverados médicos están en desacuerdo con esa pesquisa y dicen que un sistema inmunológico mejor, es característico de las personas felices. Entonces, ¿qué mejor que el sexo para conseguirlo, y que tal unir lo útil a lo agradable y hacer mucho sexo con quien te hace feliz?

Sueño de los justos – Usted ya sabe que utiliza diversos músculos y gasta mucha energía durante una relación sexual. Pero lo que sí no sabe, es que toda esa agitación puede ser responsable por un sueño calmo y tranquilizante. Eso sucede porque las sustancias que el cuerpo liberta después del orgasmo crean una sensación de bienestar y placer, y es ahí que usted duerme como un bebé… Pero no se me vaya a dar vuelta para el otro lado y deje a la otra persona hablando sola.

Para acabar con este tema de una forma esplendente y, a través del éxtasis y todo ímpetu de dulzura que se pueda conquistar después de lo aquí relatado con el máximo fervor, sé que la felicidad habitará en sus corazones y la data les será propicia para que el más enigmático lector alcance grandes contentamientos, pues sepan que así estaba escrito… ¡Bíblico!

A %d blogueros les gusta esto: