Ponga los Tubérculos en la Bolsa Correcta


Ejercitando un poco esa delicada materia deleznable que uno tiene acondicionada entre una oreja y otra desde que nació -mismo que algunos solo tengan en el cráneo un alambre para sujetarlas-, es fácil imaginar lo que ocurre si uno va a la verdulería y compra un par de kilos de papas o boniatos, y el imprevisor verdulero las coloca en una bolsa chica. Luego, luego, con el movimiento, la bolsa revienta y adiós papas y boniatos.

Pues yo conjeturo que debe ser más o menos así lo que está ocurriendo en Uganda, mismo que no hablemos de tubérculos y si de sugerentes bananas o pepinos ugandeses.

A raíz de ello, los negligentes legisladores de Uganda han pasado a recibir una enormidad de reclamaciones de sus conciudadanos, a quienes se les ha dado por demandar que los preservativos que están siendo vendidos en ese país del este de África son muy pequeños, y por tanto les advierten que tal problema resulta en un obstáculo en la lucha contra el Sida.

En vista de lo que está ocurriendo, el diputado Tom Aza, miembro del “Comité Parlamentar para HIV/AIDS”, pasó a insistir que apenas un tamaño no es adecuado para todos, señalando que en un reciente viaje que el realizó por las zonas más afectadas por el virus, pudo revelar que algunos hombres “tienen órganos sexuales mayores y, por tanto, deberían recibir preservativos mayores”… Aunque no llegó a explicar cómo alcanzo a constatar las tallas de los “cohombros” negros.

En entrevista a la “NTV Uganda”, declaró: “Cuando se trata de poner manos en la masa, o sea que cuando ellos practican actividades sexuales, naturalmente, con la presión que hace el susodicho, el globito explota”… Y allá se van las papas y los boniatos.

Merard Bitekyerezo, una integrante del Comité, expuso en su declaración: “Algunos jóvenes se quejan de que los preservativos que reciben son muy cortos, y que sus órganos no caben en ellos”… Mención que realizo después de ella verificar “in loco” el tamaño de dichos armóniums oscuros.

Otra integrante del comité, Sarah Netalisile, afirmó que el problema del tamaño “expone nuestros hombres y mujeres más jóvenes, y todos aquellos que utilizan preservativos, a contraer HIV”… Porque es evidente que por la noche nadie querrá dejar de jugar con muñecos así.

Por su vez, la “NTV” afirmó que los legisladores pedirán de ahora en adelante el suministro de preservativos mejores y mayores, visto que el Sida aumentó en Uganda después de años de retroceso, y está provocando la muerte de 80.000 personas a cada año.

En todo caso, fuera de estas epifanías considerables y extraordinarias de carácter hilarante y jubiloso, no me puedo hurtar de alertar al leyente, que cerca de 1,8 millón de personas viven actualmente en Uganda con el virus HIV, y que un millón de niños quedan huérfanos después que sus padres mueren debido al Sida… ¡Por suerte, ya están tomando medidas!… No longitudinales.

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Las Heces de Neandertal Son Reveladoras


Cualquiera debería tener en cuenta que el proceso de clasificación automática que los humanos ponemos en práctica al conocernos, tiene un nombre propio: “ubicarse”, lo que para una pléyade equivaldría a lo que hacen los perros cuando se huelen el trasero mutuamente. Sin embargo, es evidente que desde el advenimiento de la internet y sus plataformas sociales en la red, mucho ha cambiado y el “ubicarse” se complicó un poco, pues hay que adivinar en los primeros minutos de conversación, de qué lado el interlocutor está, antes de uno emitir una opinión contundente.

En todo caso, como la sociedad de hoy día se parece más a un “pastel milhojas”, donde a cada ser humano lo colocamos en su lugar y su clase, puede que haga sentido saber que el más antiguo excremento conocido de un “Neandertal”, es el que acabó por revelar que los hombres de las cavernas tenían variados gustos y no comían sólo carne, ya que también les gustaba comer verduras -y no ver-duras-, conforme lo apunta ahora un estudio que fue publicado hace unos días.

Tal descubrimiento fue realizado en el sitio arqueológico de “El Salt”, donde los científicos descubrieron señales de que los neandertales vivieron en aquella covacha entre 45.000 e 60.000 años atrás… O sea, un poco antes de Matusalén.

Por tanto, dicho estudio, que fue publicado en el periódico “PLOS ONE”, es el primero en pretender analizar heces prehistóricas con la sana intención de conocer precisamente cual era el tipo de alimentación de nuestro pariente distante.

Para ello, los científicos escavaron, inclusive, en sedimentos defecados, ya que no se contentaron solamente con las muestras de un polvo a ser enviado para análisis en un sofisticado laboratorio del “Massachusetts Institute of Technology” (el popular MIT).

Fue así que ellos descubrieron biomarcadores en las deyecciones que mostraban la presencia de “coprostanol”, un lipidio que se forma cuando el estómago metaboliza el colesterol, particularmente después de la ingestión de carne. Del mismo modo que se descubrió el “5B-stigmastanol”, una substancia que se forma cuando plantas se quiebran en el proceso digestivo… Mismo que no hubiese cualquier señal de papel higiénico.

Estas constataciones significan que los neandertales comían sobre todo carne, un cotejo que los especialistas ya vienen afirmando desde hace algún tiempo. Sin embargo, ellos también encontraron evidencias de una considerable cantidad de plantas en su dieta, inclusive tubérculos, nueces y “berries”… Pero ni muestras de ortiga, lo que demuestra que nuestros ancestros no eran bobos.

Ainara Sistiaga, un docto formado en la “Universidad de La Laguna”, y quien participó de la investigación mientras estudiaba en el MIT, lanzó una declaración contundente: “En realidad, nosotros acreditamos que los neandertales probablemente comían lo que estuviese disponible y a mano en diferentes situaciones, estaciones y climas”… Sin importarse cuál era la cotización del dólar, evidente.

Con todo y como sea, otros estudios anteriores ya sugirieron que los neandertales comían nueces y plantas, con base en residuos encontrado en sus dientes. No en tanto, esos estudios no fueron definitivos, principalmente porque los neandertales solían usar los dientes como herramientas y, por ende, podrían haber masticado o prendido materia vegetal con os dientes, sin llegar a comerla. Además, sería posible que los vestigios de microfósiles de plantas en sus dientes fuesen oriundos de los contenidos estomacales de las presas que ellos comían.

Por tal razón, estas muestras de 50 mil años de antigüedad, son las que fornecen un abordaje más directo para intentar descubrir lo que realmente ellos comían: una dieta variada, según estos científicos.

Roger Summons coautor del estudio, afirmó: “Antes de los neandertales ser extintos 35 mil años atrás, su capacidad de comer variados tipos de comida puede que los haya ayudado a sobrevivir”… “Es importante comprender todos los aspectos de por qué la humanidad llegó a dominar el planeta de la forma como lo hizo”, mencionó este profesor de geobiología del Departamento de Ciencias de la Tierra, Atmósfera y Planetaria del MIT… “Mucho de ello tiene a ver con una mejor nutrición con el pasar del tiempo”, concluyó.

Enterado de tamañas defecaciones históricas de mis antepasados, lo que me resta es desenvolver el tema a la luz de una pseudo-solidez de raciocinio contemporáneo y apuntar su volatilidad, recordando en tiempo todas las flatulencias contenidas en este majestuoso, pero no siempre bien oloroso, acto de pensar… ¡Consolador asunto!

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: