La Verdad


113-la-verdad

¡Dime la verdad! Suele ser la expresión que utilizamos en cuanto aguardamos por una confesión creíble.

Sin embargo, con ese clamor olvidamos que la verdad no es más que un concepto abstracto de difícil definición, muchísimo más si éste incumbe al ámbito del amor, visto que el enunciado se encajaría mejor en lo que se atiene a las sapiencias exactas.

Informalmente, el término verdad se usa para significar la coincidencia entre una afirmación y los hechos, o tal vez a la realidad a la que dicha afirmación se refiere, y aún a la fidelidad a una idea. A bien verdad, este término se usa en un sentido técnico en diversos campos como la ciencia, la lógica, las matemáticas o la filosofía.

Tampoco se puede negar que el uso de la palabra abarca asimismo la honestidad, la buena fe y la sinceridad humana en general. Como igualmente se usa en el acuerdo de los conocimientos con las cosas que afirmamos como si estas fueran una realidad dada por cierta: los hechos o las cosas en particular; o la relación de los hechos o las cosas en su totalidad en la constitución del Todo, del Universo.

Sin embargo, lo que se percibe, es que en relación al amor y la verdad del sentimiento estamos lejos.

No digo que el amor no lo sea, pero las cosas sólo son verdaderas cuando son “fiables”, y entonces sólo son fieles porque cumplen lo que ofrecen. Por tanto, el término no tiene una única definición en la que estén de acuerdo la mayoría de los estudiosos, por lo que las teorías sobre la verdad continúan siendo ampliamente debatidas.

El sentimiento del amor es muy enclenque, porque en ese sentido, la verdad supone la concordancia entre aquello que afirmamos con lo que se sabe, se siente o se piensa o imaginamos sentir. De allí surge que el concepto de verdad también abarque valores como la honestidad, la sinceridad y la franqueza.

La emoción causada por el amor es diferente, tenue y hasta pasajera si se quiere, ya que por otro lado, como verdad se denomina todo aquel juicio o preposición que no puede ser refutado racionalmente, cosa opuesta al estado intrínseco del amor. En esta acepción, la verdad tiene un sentido antípoda a la falsedad, a la mentira.

Pero con el término “verdad” podemos referirnos a una realidad o a una preposición, y así hablamos de una verdad ontológica, de la realidad, del ser; o de una verdad lógica, del conocimiento, de la proposición mediante la que se expresa un juicio cualquiera. En el primero de los casos se incluiría el amor, ya que con esta afirmación decimos que lo que sentimos es verdad, o verdadero, para indicar que nuestro sentimiento no se trata de una ilusión o delirio, de una apariencia, siendo entonces la verdad idéntica a la realidad a lo que las cosas son.

Ahora, cuanto al segundo caso, a la verdad lógica, ahí consideramos que la “verdad” es en sí una propiedad del enunciado, de la proposición, no de la realidad, del objeto, y por eso creemos que la verdad consiste en la adecuación o correspondencia de la proposición con aquello a lo que se refiere, con los hechos, con las cosa en sí. Es por eso que afirmamos que si tal correspondencia con lo que nosotros sentimos en relación a lo que el otro ser apasionado siente no se da, su proposición o sentimiento es falso.

Lo que resta entonces, es que en el apego del amor, la concepción de la verdad, o si el sentimiento es verdadero, habría que despojarlo de todos los sentimientos metafísicos y acreditar que la palabra es una teoría semántica de la verdad.

Anuncios

Encomiende Ya su Lúdico Robot


Algo anda sonando como a exotérico en el huerto del Señor, si bien no hay dudas que para la mayoría de los humanos pensantes que necesitamos vivir en él sin pisar en las flores, la idea de practicar sexo con máquinas frías y sin vida puede no parecer tan atrayente y encantador como cualquiera pueda imaginar.

Con todo, por el amor a Afroditas, la fogosa deidad que los dioses disputaban a las patadas, esos mismos pensantes sentimentales de hoy pueden que estén rotundamente equivocados, pues todo indica que ese nuevo juego lúdico-libidinoso puede tornarse normal más temprano de lo muchos imaginan.

Esta excentricidad me trae a la memoria algo que me contó mi vecino el otro día, cuando me dijo: “Antes de ayer necesité hacer una recarga para mi celular, pero como yo estaba ocupado mandé a mi empleada, que me pidió que le anotara mi número en un papelito… Obvio, le puse uno falso, porque tengo novia y la amo”.

Dejando de lado esas ridiculeces de mi impulsivo y enamorado vecino y lo sucedido con Hefestos, Ares y Adonis en las tierras de la vieja Corinto y Atenas, y volviendo a la originalidad que mencioné al inicio, debo advertir que el Dr. Helen Driscoll, de la “University of Sunderland”, comentó hace poco que los avanzos tecnológicos en el campo de la realidad virtual y de la robótica pueden permitir el surgimiento de lo que él pasó a llamar de “tecno sexo”… Que no es lo mismo que “tengo sexo”.

Incluso, este catedrático agregó que las personas pueden acabar apasionándose por sus parejas robóticas, pasando a dar preferencia a las relaciones sexuales con ellas… Mismo que estas resulten más frías que un témpano de hielo.

Conforme avisa el Dr. Driscoll -que no debemos confundir con el Dr. Scholl, ya que al contrario éste cuida sólo de los pies-, parecería que lo dicho puede causar sobresaltos porque “nosotros tendemos a pensar sobre cuestiones como la realidad virtual y el sexo con robos dentro de las normas vigentes”.

Sin necesidad de mostrar espasmos del intelecto, en su dialéctica, el Dr. Driscoll fue más lejos y comentó: “Con todo, si pensamos un poco en las normas sociales vigentes sobre el sexo hace 100 años atrás, veremos que las diferencias de hoy son radicales”… “Como la realidad virtual se está tornando más y más realista, ella ciertamente será capaz de imitar o mismo mejorar la experiencia sexual que hoy se tiene con una pareja humana”… “Es concebible que a futuro algunos han de escoger esta nueva tendencia, dejando de interesarse por compañeros humanos de juegos a dos en la horizontal y en la cama”… “Y digo más, esas mismas personas también pueden terminar apasionándose por sus parejas virtuales”.

En cuanto estas prestidigitadas teorías no se cumplen, agrego que hace poco, por ejemplo, me divertí con una impresionante investigación en el campo de la medianidad. Por ejemplo, sabiendo que el jardinero poseía tales poderes, lo até al sofá y le ordené que evocase alguna cosa. Enteramente poseído, él evocó luego un aumento de sueldo, por lo que me vi obligado a darle unos golpes con mi bengala. Procurando entonces ser compasivo y no exigir más de la cuenta del pobre hombre, comencé por cosas fáciles: hacerle bajar el espectro del chorizo que saboreaba… Él espumó un poco, es verdad, sin embrago, en minutos, un ectoplásmico cochino apareció y, al ser sometido un vasto interrogatorio, terminó por contarme que además de monótono, el Más Allá era una pocilga… ¡De no acreditar!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Exorcizan a un Demonio Argentino


Ya no me sorprende que una infinidad viva repitiendo: “pienso, luego existo”, no obstante eso me incite a considerar que si piensan, es porque en el cráneo tienen algo más que un alambre entre orejas… Con todo, reconozco es que lo que sí asusta, son esos casos de embrujo y encantamiento mal resueltos.

Elemental que muy famoso en filmes de terror, el exorcismo existe en la vida real para solucionar ese tipo de asuntos mágicos… No necesariamente de cuño electoral. Y mismo que sea una técnica antigua, ella tiene por costumbre ser la salida de personas que andan desesperadas con “entes poseídos” o casas mal asombradas a su alrededor… Y hasta acosados por lúdicas promesas electorales.

Pues fue exactamente eso que aconteció en una casa de la pequeña Castelar, ciudad de la provincia de Buenos Aires, Argentina, mismo estando el país en plena campaña para elecciones presidenciales.

¿Qué tiene a ver eso con el exorcismo? Nada, a no ser que por allí, un obispo necesitó ser llamado para dar un basta final en las supuestas actividades paranormales que estaban aterrorizando los moradores de la casa… Que no se saben si eran peronistas o qué.

Excepto eso y de acuerdo con los mayores de la casa, todo comenzó con su hijo, por lo que los padres empezaron a preocuparse cuando el nene comenzó a dibujar: eran diversos crucifijos que él delineaba en los más diversos lugares de la casa. A más, el niño también decía cosas extrañas y afirmaba ver espíritus… Salvo que fuese una antigua música de Palito Ortega mal interpretada que nadie la recordaba.

Pues bien, de inicio, los padres llamaron a un sacerdote local, pero éste no dio cuenta de resolver los recónditos problemas que la pareja decía estar viviendo. A causa de la ineptitud del cura, los padres consideraron mudarse de casa, tamaño era el problema que aquella residencia mostraba para ellos. Pero luego siguieron el consejo de otros y del cura para encontrar la solución, y a la sazón llamaron a alguien con más estudios cabalísticos capaz de exorcizar el ambiente.

Fue la vez del obispo Manuel Acuña entrar en escena, que, no obstante con las barbas en remojo, por las dudas no se animó a hacer el trabajo él solo y lo hizo acompañado del especialista en campos electromagnéticos, Gustavo Farías. Y así, literalmente de manos dadas, los dos entraron en la casa dispuestos a acabar con los problemas.

El técnico, que es uruguayo, confirmó que existía una especie de energía bastante extraña en el lugar que se movía junto con la atmosfera -por lo que probó meter los dedos en el enchufe y notó que no era eléctrica-. Como sea, luego que entraron, diversas sombras luminosas sin explicación alguna fueron vistas en la casa, y mismo con un julepe bárbaro, el obispo cuidó de la parte religiosa del pleito y el perito en electromagnética quedó responsable por la parte tecnológica do proceso.

Después de permanecer más de una hora dentro de la casa -no se sabe haciendo el qué-sacerdote y especialista afirmaron que ahora la familia deberá vivir en paz.

Sin nunca haber trabajado antes con ese tipo de “energía”, Farías se mostró bien sorprendido con los resultados que su trabajo aportó al lado del religioso… “Ya realicé muchas cosas dentro de mi campo de trabajo, algunas de ellas las personas pueden hasta considerarlas extrañas, pero nunca antes había lidiado con exorcismo. Y eso es algo definitivamente interesante, para decir lo mínimo”, llegó a contar Gustavo, que se dispuso a trabajar al lado del obispo en más oportunidades como esa… Evidente que no manera gratuita.

Incuestionable que los vecinos tejieron sus propias teorías escatológicas. Mientras algunos decían tratarse de la sombra de Mauricio Macri, otros afirmaban que era la Daniel Scioli, aunque un montón pensaba tratarse de Cristina, “la bruja”, que no era la del 71 como lo afirmaba “el chavo del 8”… ¡Asustador!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Se va el Caimán, se va el Caimán…


Tal cual un limón o naranja, ya han exprimido tanto el asunto, que lo que quedan son simples teorías que avientan suposiciones del tipo: que las excavaciones habrían hecho ruido, que los constructores habrían necesitado planos y mapas, que el escape se hizo desde el único lugar a donde las cámaras de seguridad no llegaban en la prisión de seguridad máxima de Altiplano, México.

Durante los días, semanas y meses posteriores, las autoridades continúan buscando cualquier señal de vida del narcotraficante más poderoso de México, y expertos de seguridad siguen afirmando que está claro que el escape de Joaquín “El Chapo” Guzmán por un túnel de elaborado diseño, requirió necesariamente trabajo a gran escala.

El secretario de Interior, Miguel Ángel Osorio Chong, se muestra de acuerdo en que la fuga de un penal de máxima seguridad tuvo que requerir la ayuda de alguien del sistema.

“¿Cómo se escapó El Chapo? Una sola palabra: corrupción”, llegó a escribir Alejandro Hope, un ex miembro del servicio de inteligencia de México en su blog “El Daily Post”… Con todo, el misterio continúa y ya lo buscan por Argentina y Uruguay.

Esto me recuerda lo que más de un centenar afirma, cuando dicen que si alguien merece ser mandado a la mierda, no hay que dudar en hacerlo; la diplomacia es para las embajadas… Y hasta puede ser, por qué contrariarlos.

Por otro lado, no teniendo nada a ver con “El Chapo”, agrego que este año Indonesia alcanzó notoriedad en los medios, por cuenta de sus rígidas leyes contra quienes no respetan los códigos jurídicos de ese país Oriental. No hace mucho, un australiano, dos brasileros y algunos más, fueron condenados a muerte por tráfico de drogas y todos vimos cómo sus sentencias fueron cumplidas rigurosamente.

Sin embargo, al día de hoy, no sólo por cuenta del rumoroso caso de “El Chapo” Guzmán, el sistema judicial del referido país asiático puso las barbas en remojo y vuelve a tomar notoriedad por causa de sus ocurrencias.

Ocurrente al extremo, el gobierno local creó una nueva propuesta con la cual promete innovar para “mejorar el sistema carcelario del país”. Y si fue innovación lo que antes habían prometido los gobernantes, es innovación lo que tendrá entonces el sistema local. Al final de cuentas, cocodrilos se convertirán en “guardias” de presidiarios.

Sí, eso mismo que el imprevisor leyente acaba de saber. Es que en lugar de colocar seres humanos -corruptibles- para cuidar de los presos, Indonesia adoptará este nuevo método insólito. De acuerdo con autoridades del gobierno, la medida sería esencial para evitar la fuga de los condenados que allí se encuentran detenidos.

Budi Waseso, el jefe del sector antidrogas del país, afirmó enfático e hiperbólico: “Colocaremos tantos cocodrilos cuanto sea posible. Voy a procurar los más feroces tipos de cocodrilo que existan. Nadie puede sobornar un cocodrilo, nadie logrará hacer que estos fieros animales dejen huir los detenidos. Es un sistema infalible”.

El tono riguroso adoptado por Waseso, que de cierta manera agradó a la población, pasa aun por la construcción de nuevos presidios que tendrán las “adaptaciones necesarias”. En ellos, los detenidos serán colocados en una isla artificial cercada de cocodrilos, de preferencia los más feroces posible, conforme lo destacó la mencionada autoridad.

De acuerdo con datos del gobierno de Indonesia, el tráfico de drogas se encuentra entre los principales problemas del país. Los condenados por ese tipo de crimen, informan las autoridades, son los que más recurren al soborno para huir de la prisión, una vez que la pena máxima para ese crimen en el país es la pena de muerte.

Sin duda, hay cosas que son tanto lo que son, que no necesitan de ninguna explicación extra. Ante una tan categórica manifestación de sabiduría básica, nos topamos sin respuesta ya que es de imaginar si para los presos la vida en la cárcel nunca ha sido lo que se podría llamar un mar de rosas, los de Indonesia ahora tendrán que vivir muchas horas malas entre pocas buenas… Si es que tienen mucha suerte.

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

De Piedra en Piedra Llegamos a Marte


Hace muy pocas semanas el pétreo monumento “Stonehenge”, bastante atractivo por sí y situado cerca de la ciudad de Amesbury, en el condado de Wiltshire, Inglaterra, a unos quince kilómetros al norte de Salisbury (para una mejor localización recomiendo que consulte su agente de viajes), tuvo un nuevo momento de gloria después de la descubierta de su primo hermano monolítico: el “Super-henge”.

A bien verdad, allí está, piedra sobre piedra, una de las primeras manifestaciones del ser humano con espíritu de esclavo; un lugar ceñido de historia y hasta de aspectos místicos por así decir. Se comenta que la finalidad que tuvo la construcción de este gran mausoleo es ignorada, pero se supone que se utilizaba como templo religioso, monumento funerario u observatorio astronómico que servía para predecir las estaciones. En el solsticio de verano, el Sol salía justo atravesando el eje de la construcción, lo que hace suponer que los afanosos constructores tenían conocimientos de astronomía. Estudios han mostrado que el mismo día, el Sol se ocultaba atravesando el eje del Woodhenge, donde ya se han encontrado multitud de huesos de animales y objetos que evidencian que se celebraban grandes fiestas, probablemente al anochecer… Que nada más era que para aprovechar la orgia madrugada adentro.

En todo caso es de pensar: ¿Y si ese monumento fuese “algo más”?

Esta pétrea duda surge ahora, porque en una de las tantas fotos que fueron tomadas por la Nasa del planeta Marte, abrió recientemente una discusión bastante profunda sobre el pedregoso monumento. En verdad, una serie de piedras organizadas prolijamente que fueron fotografiadas de cima en el “Planeta Rojo”, fueron suficientes para que muchos escatológicos afirmasen que se ha encontrado el “Stonehenge marciano”.

Sin embargo, la gran diferencia de las piedras del Reino Unido con las que aparecen en las fotos recientes que la Nasa ha divulgado de Marte, es la fecha en la cual ella fue obtenida. En todo caso, especialistas acreditan que se trata de una imagen antigua, obtenida aun en la década de 1970, cuando se desenvolvieron los primeros contactos con el planeta.

El propio Scott Waring, periodista del “UFO Sightings Daily” explica: “Acreditamos que descubrir esa imagen fue algo bastante relevante que lógicamente ira generar mucha discusión y gresca científica. Eso, porque el tal monumento está compuesto por dos círculos de piedras y un cuadrado en el centro, bien parecido con la disposición de Stonehenge”.

Ergo, durante los últimos meses, las imágenes de la Nasa han logrado con que muchos teóricos soltasen al viento -como si fuesen “pedos” hipotéticos- diversas afirmaciones sobre Marte. Las suposiciones van desde la presencia de espíritus a la presencia de vida en el planeta, y hasta acreditan mismo que una mujer fue ‘identificada’ en las imágenes. La agencia espacial, no en tanto, no ha divulgado opinión alguna sobre la presencia de esa ‘Stonehenge’… Mucho menos de la acólita mujer.

Esos mismos hipotéticos de siempre, acreditan que, sí confirmada la presencia de algo así en Marte, bien podría afirmarse que Stonehenge, además de un monumento, pueda ser una manera de demonstrar que vidas extraterrestres ya estuvieron de paso por aquí… No necesariamente por la madrugada.

Juzgo que estos tipos de pensamientos, sin la necesidad de acudir a inverosímiles teorías de tal calaña, sin embargo, sólo sirven para dar mucho paño a la elaboración de considerables teorías conspiratorias al mejor estilo de las desarrolladas por los “Illuminati”, ese grupo de gentes que antiguamente realizaban sus planos de infiltración en diferentes gobiernos, particularmente a partir de revoluciones, y en otras organizaciones internacionales y sociedades secretas, incluyendo la Masonería… ¡Quien dudar es chiflado!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Incógnita ni Siempre Misteriosa


Muchos autores como el norteamericano Carl Sagan, ya se han preguntado por qué la gente busca y crea misterios donde no los hay, y no prestan más atención a otros reales e igual de fascinantes. Evidente que a esta interrogación le caben varias respuestas a falta, quizá, de teorías más firmes, puesto que la utilización del misterio o el falso misterio en bien de unos pocos, en ocasiones incluso por puro ego personal de querer aparecer en los medios, puede llegar a ser negativo para la Ciencia y el Conocimiento.

El propio Robert Chapman afirma enfático cuando se refiere a la arqueología, que: “Una de las cosas fascinantes de la arqueología, es que cada año otro grupo o individuo sin entrenamiento o conocimiento crítico en la referida disciplina, se siente autorizado a emitir opiniones que llegan a programas populares de televisión pero escandalizan y desalientan a los arqueólogos profesionales. Nosotros ni soñaríamos en marchar hacia terrenos como los de la ingeniería o la neurocirugía, y manifestar haber hallado la solución a problemas que ciertamente desconcertarían a quienes investigan esas disciplinas. A su vez, libros sobre continentes perdidos, sobre la Atlántida, sobre la adoración prehistórica de diosas, llegan a mucho mayor número de personas que nada de lo que es publicado por los arqueólogos profesionales. El pasado resulta así apropiado, nos guste o no, y deberíamos movilizarnos en favor de la racionalidad y de lo que sabemos y podemos demostrar sobre el pasado”.

Pues bien, un misterio no es más que aquello que no se puede explicar, comprender o descubrir. Más bien, se trata de algo reservado, secreto o recóndito. Pero resulta que las personas tienen tendencia a interesarse en los misterios como algo inaccesible ya que, en caso de ser revelado, perdería su atractivo. Esto quiere decir que cuando un misterio es explicado, pierde su condición de misterioso. Por ejemplo: la policía encuentra cinco cadáveres mutilados y no tiene pistas sobre el responsable. La gente considera que el caso es un misterio y elabora todo tipo de teorías… Muchas de ellas sobre la propia policía.

Siendo así, propongo retroceder cinco siglos para ubicarnos en el tiempo de Colón y sus famosas carabelas, ya que algo ha quedado incomprendido desde aquel tiempo… Me corrijo: ese misterio acaba de ser solucionado por arqueólogos hace algunas semanas en los Estados Unidos. El caso remonta a una fecha entre 1587 y 1590, cuando moradores de una colonia inglesa en la isla de Roanoke habían desaparecido por completo como arte de magia, dejando atrás de sí apenas la palabra “Croaton”, escrita en un árbol.

En una investigación que fue publicada recientemente, los estudiosos de la “First Colony Foundation” dieron fin a esa enigmática duda secular. Para ellos, esta población probablemente se integró a los nativos del condado de Dare, actual Carolina del Norte. Pues bien, su teoría ha sido confirmada ya que fueron encontrados objetos del grupo en localidades distantes a 80 kilómetros de Roanoke.

John White -que ni de cerca es pariente de John Wayne- llegó al local en 1587 en una misión para nada bucólica, y allí dejó a Dios verá a un grupo de colonos, entre ellos 90 hombres, 17 mujeres y 11 niños. White volvió a Gran Bretaña y retornó a la isla en 1590, cuando no encontró a ninguno de los supuestos moradores.

En 2012, el Museo Británico encontró un mapa confeccionado por White, en el cual éste indicaba la existencia de una fortaleza en la isla. Los investigadores fueron entonces al local y encontraron diversos artefactos datados del siglo XVI, desde herramientas de metal a piezas de cerámica y espadas… Esqueletos, que es bueno, nada.

En todo caso, la prueba de la presencia de los colonos en la fortaleza sumada a la inscripción de la palabra en el árbol, llevó a que los especialistas concluyesen que os habitantes llevados para la isla de Roanoke por John White, realmente se aunaron a los indios Croaton -evitando que se los comiesen crudos-, y se desparramaron por el territorio.

¡Patético!, como todo lo que acontece hoy día, pues supongo que una vez dentro de la fortaleza, ellos habrán hecho como Howard Carter que, maravillado con la picareta forjada por Vulcano, se puso a cavar y terminó descubriendo una antigua prisión local, y luego exhumó un legítimo y pútrido intestino político que, según mis cálculos, estuvo preso durante años… ¡Misterioso!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

La Navajita no la Inventaron los Suizos


Acabo de enterarme que un conjunto de herramientas de piedra de medio millón de años de edad, está dejando a algunos científicos maravillados. Todo su aturdimiento se debe a que una de las herramientas encontradas es algo que está siendo descrito como un “navaja suiza” prehistórica.

Se afirma que esos instrumentos fueron encontrados al lado de restos de animales descuartizados, como una costilla de elefante que ostenta marcas de cortes, en el sitio arqueológico de Revadimin, Israel, en 2004.

El caso es que los investigadores, que llevaron una década para analizar dichos objetos, descubrieron que esas herramientas están cubiertas de gordura animal, por lo que pasaron a describirlas como la primera prueba directa del uso de herramientas de piedra por nuestros ancestrales humanos para trozar animales.

“Hasta el momento, los arqueólogos sólo habían podido aventar hipótesis sobre el uso y la función de esas herramientas”, dijera el arqueólogo Ran Barkai, del “Departamento de Arqueología y Culturas de Oriente Medio” de la Universidad de Tel Aviv, por medio de un comunicado escrito.

“Claro que no tenemos una máquina del tiempo. Por eso hacía sentido decir que esas herramientas eran usadas para desmembrar caparazones de animales, no obstante hasta esta evidencia ser encontrada y comprobar la idea, todo no pasaba de teorías”.

Así que después de examinar el desgaste en la superficie de las herramientas y hacer experimentos con réplicas de ellas, los investigadores concluyeron que una era una “hachuela de mano”, una especie de “navaja suiza” prehistórica que habría sido utilizada para cortar y destrozar huesos y tejidos de los animales capturados.

Otra de las herramientas encontradas, descrita como raspador, probablemente fuera usada para separar la gordura y la piel de los cadáveres de animales de sus músculos.

“El descubrimiento de las herramientas antiguas ayuda a lanzar nueva luz sobre un avanzo importantísimo en la evolución humana”, expresó Barkai en su comunicado.

¿Por qué?, preguntan los que no entienden del asunto.

El caso radica en el hecho de que cuando los homínidos prehistóricos, como el “Homo erectus” (favor no confundir con el erectus del homo), desenvolvieron cerebros mayores, precisaron elevar su ingestión calórica, lo que exigiera la mudanza de una dieta vegetal para una dieta de base carnívora, y es obvio que para lograrlo fue necesario desenvolver una tecnología más avanzada capaz de extraer gordura y músculos de cuerpos de animales muertos, llegara a informar la revista “Live Science”.

“Para poder hacer uso de los recursos animales, ellos precisaban de herramientas para cortar y destrozar los cadáveres”, explicó Barkai a la Live Science. “Estas herramientas se adecuaron a las necesidades de esos homínidos”.

Si es así, qué más uno puede decir una vez que se ha enterado de algunas estribarías literarias que infectan la Patria, -mismo que no todas ellas vengan equipadas con “air bag”-, a no ser experimentar el raro placer del polimorfismo y, silencioso como todo fraile de piedra, quedar simplemente absorto, elevando escenografías imaginarias para que la Realidad se suavice… ¡Raro placer!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: