Pronto Brotarán los Lelos del Futuro


Curioso con las actuales tendencias manifestadas por los bípedes pensantes que claudican a mí alrededor, se me ocurrió desmenuzar un asunto que periclita en el universo: ¿Qué tienen las redes sociales para que les dediquemos tanto tiempo en nuestro día a día?

Entendidos afirman que son muchos los motivos que nos llevan a usar las redes sociales, ya que estas son una forma de entretenernos, de mantener el contacto con nuestros amigos y familiares, de informarnos de lo que ocurre a nuestro alrededor y por veces también una herramienta de trabajo… Incluyendo aquí, evidentemente, toda las categorías de “chusmas”.

Pero, ¿cuáles son los verdaderos motivos de los internautas para usar constantemente las redes sociales? Pues de acuerdo con el estudio “Global Web Index”, que toma datos de usuarios de internet en 33 países distintos de gentes entre 16 y 64 años, éste nos ofrece algunas pistas al respecto.

Los últimos datos publicados el año pasado por Global Web Index nos muestran que la motivación principal para usar las redes sociales es “mantener el contacto con lo que están haciendo los amigos”. Más de la mitad de los encuestados, el 55%, dice participar las redes por esta razón.

En segundo y tercer lugar se sitúan el estar al día de las noticias y eventos, y el usar las redes sociales como una forma de “llenar el tiempo libre” (las dos con un 41%). Por tanto, se confirma la idea generalizada de que las redes sociales son una herramienta de comunicación interpersonal, pero también una alternativa de ocio y una fuente de información… Algo así como surfar en la mayonesa.

De acuerdo con el estudio, en cuarto lugar, con un 39%, los encuestados dicen que usan las redes sociales para “encontrar contenido divertido”, ya sean artículos, videos, fotos… (mismo que algunos busquen pornografía). En realidad, esto sigue en la línea de las redes sociales como forma de entretenimiento.

Sólo en el quinto lugar empezamos a encontrar el compartir contenido como motivación en redes sociales. El 39% de los encuestados asegura entrar en redes sociales para “compartir su opinión”. Por lo que le sigue el 38%, que lo hace para “compartir fotos y videos” con los demás.

Sin embargo, un nuevo estudio universitario sugiere que esos pequeños momentos de placer que ofrecen las redes sociales, cuando alguien “curte” lo que acabamos de postar, por ejemplo, pueden no hacer bien a la salud mental de los terráqueos.

La sabia conclusión a que llegaron estos estudiosos de la materia, es de que los estudiantes que usan las redes sociales con mucha frecuencia tienen una probabilidad mayor de mantener su foco en el placer y la fama, y una probabilidad menor de valorizar cosas más importantes, como la familia.

Los investigadores afirman que el uso en exceso de las redes sociales podría llevar a dificultades en la construcción futura de relacionamientos y en el estudio académico.

Para afianzar sus palabras, los investigadores de la “Universidad de Windsor”, en Canadá, entrevistaron a 149 voluntarios para descubrir que las personas que usan las redes sociales frecuentemente, aunque más no sea en pequeñas “explosiones” rápidas de mensajes (tipo 10 minutitos), curtidas y comentarios en post, tienden a ser “moralmente superficiales”… Y puede que a futuro se tornen lelos.

Logan Annisette, un psicólogo de la referida Universidad, se animó a decir: “El uso frecuente y ultra breve de las redes sociales está asociado a efectos negativos en la forma como el usuario raciocina y en algunos indicadores que comprometen el juicio moral de los mismos”… “Eso puede, potencialmente, llevar a un declino en la performance académica y aumentar la dificultad de formación de relacionamientos sociales, dos tareas extremamente importantes para adolescentes y jóvenes adultos, los grupos etarios que envían mensajes de texto y usan las redes sociales con más frecuencia”.

Inclusive comentó: “Si existe una amenaza o no, opino que las investigaciones futuras deben continuar a examinar los efectos del uso ultra breve de las redes sociales acompañando los sitios de relacionamientos nuevos y más ‘convenientes’ que son introducidos en el mercado todos los días”… “Conforme las redes sociales continúen a evolucionar, los estudios que monitorean sus efectos deben hacer lo mismo”.

Qué hacer, si en otoño hojas y más hojas pasan volando como han pasado los días, yace el mar, gimen los vientos en secreto, y cada cosa en su tiempo tiene su tiempo. Es como el ajedrez, donde arden casas, saqueadas son las arcas y las paredes, pero cuando el rey de marfil está en peligro, qué importa la carne y el hueso de las hermanas y de las madres y de los niños, si carne y hueso nuestro en roca convertidos, nos convierte en jugador, y de ajedrez… ¡Qué sé yo!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Diga No a la Embriagues Chichuleana


Sea sincero: ¿usted nunca se ha preguntado cómo se forman las tendencias? ¿Quién decide qué se lleva y cómo, lo que está “in” y lo que no? Con todo, por favor no se confunda de estilo y en lugar de moda piense que todo se trata de un modismo, ya que un “modismo” es un hábito, un lugar común, una costumbre lingüística que tiene la función de ahorrarnos energía en la manera de hablar, algo que se encuentran presentes en todas las lenguas y en el habla de todas las personas.

Así que, en definitiva, ¿qué es una tendencia? Normalmente se dice que una tendencia, en el mundo de la moda, es lo último, lo innovador, lo que está en la onda. Aunque en resumidas cuentas y aplicándolo a todo lo que nos rodea, todo no pasa de costumbres e inclinaciones que la gente comienza a adoptar y que de cierta manera marcan alguna época o lugar específicos. Lo interesante del caso, es que son justamente los consumidores los que deciden qué es tendencia y qué no lo es, y a cada año surgen nuevas modas en el mundo… ¡La lista es casi infinita!

Pues bien, en este caso específico no se trata de algo diferente, ya que una nueva moda o manía delirante ya está comenzando a preocupar a los ginecólogos en el mundo entero. Conforme relatos de algunos de estos profesionales -cuyo trabajo es sumamente arduo y por su vez animado-, muchas mujeres hoy día están mojando tapones de absorbentes íntimos con vodka y colocándolos dentro de sus vaginas -vulgarmente llamadas de “chichulas”- para alcanzar la embriaguez con más facilidad.

Es más, si se realiza una rápida búsqueda sobre el tema en “Youtube”, de cara aparecen por lo menos 6 mil resultados relacionados a esta práctica. Por tanto, frente a esta nueva onda, médicos ya están realizando fórums de discusión en las redes sociales para aconsejar a esas jóvenes de poca materia gris entre oreja y oreja, a abandonar cuanto antes esa peligrosa experiencia.

Mismo así, el invento de utilizar productos embebidos en licores para potencializar sus efectos, no es de por sí una práctica reciente. El primer relato de casos como éste aconteció en la helada Helsinki, la capital de Finlandia, en 1999. Por esa época las jóvenes se sometían a ese tipo de experiencia para poder beber sin que sus padres percibiesen cualquier vestigio de alcohol en sus hálitos.

Pues bien, hoy día, el Dr. Toli Onon, portavoz del “Royal College of Obstetricians and Gynaecologists”, del Reino Unido, llegó a afirmar en una entrevista colectiva, que exponer la vagina a cualquier objeto mojado con alcohol -no necesariamente la lengua-es algo extremamente peligroso.

“El alcohol es de por sí un antiséptico y perjudica el equilibrio de las bacterias benéficas que viven dentro de la vagina”, explicó el doctor… Sin reconocer lo bien que la pasan esas bacterias en ese hábitat.

En todo caso el ginecólogo fue más lejos y agregó: “Con ese proceder, hay chances de aumentar el riesgo de infecciones. Además, el alcohol puede ser muy irritante para la piel vaginal y puede llegar a causar ardor e inflamación en la región”… Con lo que la “chichula” quedaría como una rosa vieja que comienza a perder los pétalos.

Por lo demás, los especialistas dejan claro que la absorción de alcohol por la vagina no es suficiente para embriagar una persona, llegando a resaltar lo siguiente: “La mucosa vaginal es semejante a la de la boca -de viejo, que como todos saben tiene labios pero no dientes-, por tanto, si alguien colocar vodka en la boca y no lo traga, ciertamente todo ese alcohol no será absorbido”, terminó comentando Onon en su soflama.

Hoy llueve fuera, no sólo de la huerta sino en el vasto mundo, por lo que con tan denso rumor es imposible que, a esta misma hora, no esté lloviendo por la tierra entera, y vaya el globo vertiendo aguas por el espacio, como peonza zumbadora… Pero eso de la perinola ya es otra cosa… ¡Válgame Dios!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

A %d blogueros les gusta esto: