Sugerencias Para los de Tercera Edad


Lo quiera usted o no, mi juvenil leyente, la edad avanza y que con ella surge lo convencionalmente llamado de fragilidades y flojedades del ser humano. Sin tener como remar contra esa dañina corriente existencial, los individuos, especialmente los veteranos, necesitan tomar algunas precauciones que muchas veces sus propios médicos no le indican; básicamente todos aquellos jóvenes de la tercera edad que pretenden e insisten en continuar disfrutando de momentos placenteros en la horizontal.

Obstinado que soy con estos expedientes delicados que afijen tremendamente la humanidad, y siempre celando para que el sol nazca comedidamente todos los días a pesar del aparente escepticismo con que procuro encarar fantasiosas opiniones muchas veces vanidosas; me detuve en una impresionante investigación de “mediunidad” llamada por algunos de cabalística, para relacionar algunas sugerencias que no pueden callar… O por lo menos para que alguno lo tengan en cuenta durante las noches.

1) Antes que nada, limpie muy bien sus anteojos y asegúrese de que su pareja ya se encuentra en la cama.

2) Deje la luz encendida, para evitar tropiezos cuando vaya al baño.

3) Apague la televisión y la radio para que pueda concentrarse en la difícil tarea.

4) No olvide desnudarse.

5) Verifique que su dentadura postiza tenga suficiente pegamento, no sea que se le salga durante la acción o se rompa al caer de la cama.

6) Programe el despertador para que suene como máximo dentro de 15 minutos; ésta es una elemental precaución por si se duerme…

7) Revise su teléfono y verifique que el número de la “emergencia” se encuentra dentro del sistema de marcación rápida.

8) Tenga a la mano la póliza de seguro de gastos médicos o su carnet de la obra social.

9) Anote el nombre de su pareja en la palma de la mano por si se le olvida.

10) Tome su “pastilla azul mágica”… Y si hace falta, mejor que sean dos.

11) Tenga algún analgésico a la mano, por si se le traba la columna o le da torticolis o un calambre.

12) Tómese un par de aspirinas antes de empezar, más bien para estar prevenido por eso de los infartos.

13) Tenga su testamento preparado, en caso de una lamentable emergencia.

14) Haga todo el ruido que se le antoje y no se preocupe por sus vecinos de su misma edad, pues ellos también están medio sordos y no creerán lo que usted está haciendo.

15) Si consigue terminar, llame a sus conocidos o envíeles un correo electrónico… ¡para presumir!

16) Brinde por el éxito alcanzado con champagne, y si no puede tomarlo, aunque sea festeje con té de manzanilla o agua.

17) No intente hacerlo por segunda vez… ¡Puede ser mortal!

Como última recomendación, imprima esta lista de recomendaciones en letra grande, para que no tenga problemas al leerlas. Luego, enmárquelas y colóquelas arriba de la cama… ¡¡¡SUERTE…!!!

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

La TV Puede Generar Muerte Prematura


Cuál terráqueo no está al corriente de que el proceso de fallecimiento de un individuo, si bien está totalmente definido en algunas de sus fases desde un punto de vista neurofisiológico, bioquímico y médico, aún no es del todo comprendido en su conjunto desde el punto de vista termodinámico y neurológico, ya que existen discrepancias científicas al respecto.

En todo caso, todos entendemos y asimilamos de que la muerte no es más que un proceso terminal que consiste en la extinción del proceso homeostático de un ser vivo, esto es, “la extinción de la vida”… O sea, uno deja de respirar y pronto.

Sin embargo, según lo menciona un reciente estudio publicado en el periódico de la “Asociación Americana del Corazón”, y que es el más reciente a describir los riesgos potenciales de la vida sedentaria de los bípedes, que incluye presión alta, obesidad, cáncer y dolencias cardíacas, da a entender que las personas que asiste televisión durante tres horas o más por día pueden estar dos veces más propensas a morir prematuramente de que aquellas que permanecen menos tiempo frente a la TV… Dependiendo, claro, del programa que los entretenga.

Pues, siendo así, le indico que el autor principal del estudio, Miguel Martinez-Gonzalez, director del departamento de Salud Pública en la “Universidad de Navarra”, en Pamplona, España, dijo a ese respecto: “Nuestros descubrimientos son consistentes con una serie de estudios anteriores, donde el tiempo gasto asistiendo TV estaba vinculado a la mortalidad”.

Dicho estudio se basó en los registros de más de 13 mil personas letradas, quienes estudiaron diversos cursos y se recibieron en universidades españolas… O sea, no eran unos cualquieras. Otro dato, la edad media de esos entrevistados era de 37 años y el 60% de ellas eran mujeres… Lo que no significa nada de extraño.

Pues bien, resulta que estos científicos querían descubrir si había algún vínculo directo entre la muerte precoz de un efímero viviente y el tiempo que éste se pasaba distraídamente frente a la TV. Y además, aprovechando tan relevante momento, ellos también analizaron cuanto tiempo las personas pasaron delante de un computador, dirigiendo un vehículo, y si estos factores influenciaban el riesgo de muerte.

Pero como quien busca de alguna manera cuidar sus espaldas, estos doctos avisaron que los participantes del estudio eran personas saludables cuando comenzaron a ser analizados y fueron acompañados por 8,2 años, en media… Lo que deja claro que durante ese periodo la salud de ellos quedó perjudicada vaya uno a saber por qué.

Acortando el asunto, conforme destacó el estudio, resulta que todos aquellos que asistieron televisión durante más de tres horas por día -además de quedar lelos asistiendo una programación bazofia-, mostraron estar dos veces más propensos a morir jóvenes de los que la veían por una hora o más… Mismo que no mencionasen cual canal ellos sintonizaban.

Resumiendo, lo que se obtuvo en abreviada cuenta, es que la causa más común de muerte fue el cáncer, que mató 46 personas, y que treinta y dos de ellos murieron de otras causas y 19 muertes fueron ligadas a problemas cardiovasculares.

Sí, como ya imagino lo que el lector está pensando, le diré que la investigación no descubrió una asociación entre el tempo gasto en la computadora y la muerte prematura o entre dirigir y morir joven; y que tampoco probó que asistir televisión causó las muertes prematuras, apenas indicando que una asociación podría ser encontrada entre asistir más TV y un riesgo mayor de morir, mismo cuando estos científicos ajustaron el estudio para otros factores potencialmente correlatos.

Sin embargo, y según lo esclarece el propio Dr. Martinez-Gonzalez: “Los descubrimientos que realizamos sugieren que los adultos necesitan considerar el aumento de su actividad física -de pie, y no en la horizontal-, evitar periodos de sedentarismo largo y reducir el tiempo que gastan asistiendo televisión para no más que una a dos horas por día”. Por su vez, la “Asociación Americana del Corazón” también recomienda que las personas hagan algún tipo de ejercicio moderado durante casi dos horas por semana… Como bien puede ser lo que usted está pensando, ya que sexo también es muy bueno para el corazón.

En todo caso, es aconsejable ir con calma en esas santas horas crepusculares, que es cuando el aire se rarefaz bajo el ruido de un aireo de alas, y donde decenas, centenas de caballos verdes volando como un puñado de esmeraldas centellantes aparecen en el firmamento para realizar un delicado ballet vespertino… ¡Idílico momento, mi amigo!

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: