Están por Hacer la del Mono


Da qué pensar, pero es muy probable que por andar ocupado entre que “El Imperio contraataca”, “El retorno del Jedi” y “Una nueva esperanza”, que George Walton Lucas Jr. haya dejado de lado junto con su amigo Steven Spielberg, eso de continuar andando “En busca del arca perdida”.

Tal hecho significa una verdadera lástima para cualquier cinéfilo que adora buenos filmes de aventuras, pues lo que hoy se sabe, es que una historia al mejor estilo “Indiana Jones” está prestes a tornarse realidad mientras algunos arqueólogos hacen excavaciones en una legendaria ciudad perdida que fue localizada en la selva de Honduras.

Durante siglos, en esos mismos parajes hondureños, muchos viajeros, trotamundos vagabundos turistas y afines, junto a moradores de la región, han estado compartiendo legendas sobre una tal de ciudad perdida donde se dice que habría sido allí que el “Dios Simio” generara una criatura extraña mitad hombre, mitad mono.

Aprovechando los cinco minutos de fama que dicho asunto puede generar dentro de poco en la farándula de la vida, el Presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, anunció no hace mucho que las excavaciones comenzarán en breve, luego de haber firmado un acuerdo que contará con la colaboración de arqueólogos de la “Universidad Estadual de Colorado”, Estados Unidos.

Independiente de las fatuas noticias actuales, lo que hasta entonces se conocía, es que la llamada “Ciudad del Dios Mono” supuestamente había sido vista por el explorador americano Theodor Morde en 1940, no obstante él jamás hubiese revelado los detalles de su localización, ya que años más tarde cometió suicidio y se llevó el secreto de su descubrimiento a la tumba… Con mono y todo.

Sin embargo, el año pasado otros exploradores encontraron los vestigios de una civilización perdida que no había sido vista por ojos humanos por más de un milenio; y por acaso entre las ruinas visitadas, por pura casualidad, encontraron curiosas esculturas realizadas en piedra.

Cuanto a la trama de la historia, por lo que cuentan, los indios de Honduras habrían relatado al fallecido Morde que el “Dios Mono” generara una criatura mitad humana y mitad animal allí en esa floresta.

Con todo, ahora, estos aventureros exploradores encontraron nada menos que 52 esculturas en el referido sitio arqueológico, entre las que se incluye una que fue descrita como “hombre yaguar”, una figura mitad humana mitad animal.

Por su parte, Christopher Fisher, representante de la “Universidad de Colorado”, dijo que el lugar estaba impecable y que había permanecido prácticamente intocado, llegando a catalogar el descubrimiento como “increíblemente raro”.

Pues bien, todo hace suponer que estos exploradores -que no son de película-, al mirar por la rendija que habían en las piedras, incluso así consiguieron distinguir un bulto negro que salía de la garita y se acercaba al plato, percibiendo también, que el mono, mono era, no perro, lobo ni gato, miró primero a su Dios y sólo después bajó la cabeza a la comida, como si pensase por un mísero instante que estaba dividiendo esa consideración con quien viniera, bajo la lluvia tropical, desafiando la intemperie, nada más que para verlo comer… ¡Mágico asunto!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Como Para Vivir y Morir Mil Veces


No es un tema morboso, pero, qué quiere que le diga, si al intentar establecer cuál es el origen etimológico de la palabra muerte, eso nos lleva a trasladarnos hasta el latín sin necesidad de uno tener que viajar a Italia. Es justamente en este lenguaje que en concreto descubrimos que ella procede del vocablo latino “mors, mortis”, término que con el paso del tiempo daría lugar al verbo morir en todas sus conjugaciones.

Por consiguiente, la muerte nada más es que un efecto terminal que resulta de la extinción del proceso homeostático en un ser vivo -pensante o no. Dicho de otra manera: es el fin de la vida. Evidente que la muerte puede producirse por “causas naturales”, como la vejez, enfermedad, consecuencia de la cadena trófica, aborto espontáneo, desastre natural; o por “causas inducidas”, como lo es el suicidio, homicidio, eutanasia, aborto inducido, accidente, desastre medioambiental… O también por causa de las bombas y tiros del Isis, Al Qaeda, Boko Haram o de las coaliciones dirigidas por Barak o Vladimir.

Con todo, como sabemos que los que ya han muerto por la causa que sea y fuere resultan ser egoístas y no vuelven para contarnos el cuento, surge aquí una pregunta: ¿Usted tiene la curiosidad de morir y volver a la vida?

Pues le recomiendo que no se quede con ese impertinente deseo que lo pueda llevar a la muerte. Que lo diga Rebecca Morris-Roberts, que, a los 28 años, ya murió nada menos que 13 veces… “Murió y volvió”, claro.

Rebecca es un mujer británica que vive en Wrexham, una ciudad del País de Gales, y tiene una enfermedad -que no es mental- extremamente rara que hace con que su corazón pare de palpitar súbitamente. Por tanto, conforme explican los médicos, ella pasa a ser considerada “técnicamente muerta” toda vez que eso acontece.

Queriendo aprovechar esos cinco minutos de fama transitorios que ya se han vuelto repetitivos en su vida, ella explicó al periódico inglés “Daily Mirror”: “Es una sensación horrible, mis ojos giran, mis labios y mi rostro se ponen cenicientos, mi cuerpo queda completamente rígido, no consigo moverme. Entonces paro de respirar y comienzo a tener convulsiones”.

Por no nos engañemos, porque la vida de Rebecca siempre fue complicada por cuenta de la “síncope asistólica refleja”, el nombre de la enfermedad que ella tiene. De los 16 a los 21 años, visitó diversos médicos en busca de un tratamiento adecuado, pero todos ellos tomaron su historia como si fuese un chiste. Ella llega a afirmar que, inclusive, llegó a ganar el apellido de “reina del drama”… Pero como no vive ni en México ni en Venezuela, no consiguió ningún papel en la dramaturgia televisiva. Fuera estos pesares, a pesar de la enfermedad, Rebecca intenta vivir una vida normal. Lo qué, según ella, en la mayoría de los momentos lo consigue.

En todo caso, cuando ella se casó -porque nadie es de hierro-, en 2014, hizo todo lo que una novia común hace y deshace -inclusive por las noches y en la oscuridad de la pieza-, pero eso sí, siempre con la presencia de paramédicos para cualquier emergencia, no fuese que desmayase al ver la muerte chiquita.

Mostrando buen humor a pesar de su extraña condición, ella afirma: “De alguna forma mi cuerpo usa la desfibrilación en sí mismo. Es una condición bien poco común y al fin de cuentas no sé lo que lo causa. En todo caso, hago algo que algunos súper héroes hacen: ¡me regenero!”… Mismo que por las noches se degenere.

Gregario por ver surgir el febril entusiasmo del público lector con tanta excrementosa verborragia siendo dicha en los palcos del mundo, me ven luego el fecal consuelo grupal de las cohesiones entorpecidas, cuando todo debía ser permitido viniendo de donde venga, desde que no sea, claro, del anal orificio de la soledad… ¡Mortífero asunto!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

¡Toquetear Puede, Mirar No!


Reconozco que al inicio, así que comencé a leer el contenido de la noticia, pensé que era un “haiku”, o sea, un tipo de poesía japonesa que en español frecuentemente se conoce como “jaiku” si es que se sigue la transcripción fonética directa. En realidad, profeso que mi engaño se debe a que el haiku consiste en un poema breve que generalmente se basa en “el asombro y el arrobo” que produce en el poeta la contemplación de la naturaleza…, no siempre muerta. Pero asiento que estaba rotundamente engañado al fallarme el “ojo de buen cubero”.

A bien verdad, esta última expresión campestre se ajusta mucho más al tema en cuestión, ya que equivaldría a decir: “aproximadamente, al tanteo”, mismo que en su origen, el tanteo era la destreza que necesitaba el cubero encargado de fabricar cubas, puesto que el sujeto debía tener buena vista para elaborarlas perfectas.

Pues bien, como iba diciendo al inicio, de principio agarraré para el lado de los tomates, pero igual pienso que no le erré por mucho, porque las palabras, como si ellas hiciesen parte de un juego de puzzle lingüístico, se encajan entre ellas dentro del contexto: asombro, arrobo, naturaleza muerta, tanteo, cuba y tomates.

Evidente que el lector pensará que todo esto no es más que un delirio poético-alcohólico de mi parte, y lo comprendo porque sé que luego entenderá que no es así, puesto que la noticia leída menciona que un grupo de jueces federales norteamericanos acabó de defender una nueva política que permite que los guardias del centro de detención de Guantánamo, en Cuba, el que últimamente viene siendo utilizado por los Estados Unidos en su “guerra contra el terror”, puedan revistar sin problema la región genital de los presos antes y después de las reuniones de estos con sus abogados queridos.

Evidente que mencionado así en seco hasta puede significar querer “borrar con el codo lo que se escribió con la mano”, pero el caso es que el “Tribunal de Apelaciones” en Washington DC, decidió la semana pasada, por unanimidad, que esas revistas constituyen “medidas de seguridad razonables” que promueven “la seguridad de los guardias y la de los presos para la prevención más efectiva de aprehensión de medicamentos y de contrabando de objetos peligrosos”.

No obstante a lo que el escrupuloso leyente piense en este instante, agregaré que en la mencionada decisión, que ocupa tan sólo 14 páginas, el juez Thomas Griffith, terminó por anular una decisión de 2013 que fuera decretada por el juez del Distrito, Royce Lamberth, por la que ordenaba suspender las revistas intrusivas en los presos.

“Las preocupaciones surgieron porque no revistar la región genital representaba una amenaza para la seguridad… Esas preocupaciones aumentaron con el suicidio de un detenido que tomó una súper dosis de medicamentos y con el descubrimiento de una llave inglesa y otras armas que no fueron detectadas por los controles”, justificó Griffith… Sin aclarar lo qué hacían los presos con la llave inglesa.

En realidad, los procedimientos de revista que se realizaban en Guantánamo fueron revisados en 2013, pero rápidamente suspensos por decisión del juez Lamberth… Ya que a éste no le gustaba que los guardias anduviesen con las manos en las entrepiernas.

Sin embargo, con esa nueva política toqueteante que fue aprobada, los guardias ahora están autorizados a inspeccionar la ingle y las nalgas a través de la ropa… “En ningún momento la ingle del detenido quedará visualmente expuesta para el guardia”, garantió Griffith en su sentencia… Por lo que se entiende que: ¡se puede tocar, pero mirar no!… ¡Santa Simplicitá!

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Los Jóvenes y su Desencanto con la Vida


El dato de por sí es sorprendente, pues de acuerdo a un sondeo que fue realizado por el grupo humanitario “The Prince`s Trust”, a través de él se indica que por lo menos 750.000 jóvenes de Gran Bretaña admitieron no tener nada por qué vivir, incluyendo entre ellos a un 33% que están desempleados y que incluso contemplaron la banal posibilidad del suicidio.

De acuerdo con esa investigación, que se realizó en base a entrevistas con 2.161 jóvenes británicos de entre 16 y 25 años, resultó que un 75% de ellos está desempleado, a la vez que ya no estudia ni se entrena para una posible carrera profesional futura.

Es que del total de los consultados, resultó que el 9% admitió no tener nada “por qué vivir”. Cifra que los del grupo The Prince`s Trust uso para enseñar que si ese porcentual se extrapola al total de los jóvenes del país, entonces serían al menos 751.230 los “desesperanzados”.

Además, entre los jóvenes desempleados, que no estudian ni se entrenan para una carrera, el 21% de ellos señaló sentirse sin esperanzas para el futuro.

Pero si esta alta cifra nos sorprende, el mismo reporte alcanza a destacar que los jóvenes desempleados desde hace al menos seis meses, son los que tienen el doble de posibilidades de consumir antidepresivos si comparados con aquellos que no están desempleados.

También llega a ser asombroso que un 32% de los entrevistados dijera haber contemplado el suicidio, mientras uno de cada cuatro (24%) dijo que se autolesionó.

Así pues, el sondeo de la entidad que encabeza el príncipe Charles de Inglaterra, indica, además, que el 40% de los jóvenes sin empleo ya enfrentaron síntomas de enfermedades mentales, incluyendo tendencias suicidas, falta de confianza personal y ataques de pánico, todo producto de la situación de desempleo.

Sin embargo, del total de los consultados que no tiene trabajo desde hace varios meses, un 72% declaró que carece de una persona confiable para hablar de sus problemas.

Por tanto, Martina Milburn, directora ejecutiva del The Prince`s Trust, afirmó que el desempleo “está demostrando ser la causa de problemas mentales devastadores y a largo plazo entre los jóvenes”… “Miles de jóvenes británicos se levantan cada día y sienten que no tienen nada por qué vivir, luego de luchar por meses y hasta años para salir del desempleo crónico”, subrayó la experta… “Más de 440.000 jóvenes en nuestro país enfrentan el desempleo de largo plazo y son estos jóvenes los que necesitan de nuestra ayuda urgente”, agregó sin peros de por medio.

Según Milburn, si el gobierno y las autoridades pertinentes no actúan como debe ser, y no se buscan soluciones inmediatas lo más rápido posible, “miles de jóvenes británicos sufrirán de una falta de esperanza crónica”.

Por su vez, el mes pasado, la “Oficina Nacional de Estadísticas” confirmó que el desempleo en el Reino Unido descendió a su nivel más bajo desde 2009 en el tercer trimestre de 2013, mostrando 99.000 personas desempleadas a menos, sobre un total de 2,39 millones, aunque reconocen que los jóvenes representan un importante número de parados.

Buscando responder al resultado de la encuesta, un portavoz del “Ministerio de Trabajo y Pensión” dijo que el gobierno “está haciendo todo lo posible” para ayudar a los jóvenes a conseguir un empleo, y agregó que hay 106.000 jóvenes menos que cobran el seguro de desempleo comparado con 2010… “A partir del contrato juvenil, hemos incrementado masivamente el número de puestos de experiencia laboral y aprendizaje, para darle a los jóvenes el apoyo que necesitan a la hora de encontrar trabajo”, indicó el vocero del ministerio.

Juzgo, sin apoyarme en encuetas oportunas, que así también estamos por aquí, sumergidos en el mar de dudas, incertezas, dilemas y opciones en el que se va convirtiendo nuestra realidad cotidiana, y en donde millones de jóvenes de este atribulado planeta Tierra ve naufragar diariamente valores que nosotros, los más viejos, creíamos eternos y definitivos… ¿Hasta cuándo?

(*) Siguiendo la misma línea y estilo del presente Blog, surge ahora “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, conteniendo apenas instantáneas del cotidiano. Disfrútelo en: http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ Conjuntamente, continúa a su disposición mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Los Nubarrones de la Impremeditación


No hace mucho que una siciliana de 78 años se tiró desde el balcón de su apartamento luego de enterarse de que su pensión mensual de 800 euros había sido rebajada a 600 por el plan de recortes del gobierno italiano. Un jubilado de 77 años se pegó un tiro en la plaza Syntagma de Atenas por idénticas razones, ante el programa de austeridad griego. Un obrero de la construcción de 27 años se prendió fuego en una calle de Verona porque no le pagaban el salario desde hacía cuatro meses.

Estos no son los únicos casos de suicidio en una Europa azotada por las duras medidas económicas que impone la crisis, bajo la cual ha dejado de existir el estado de bienestar que antes vivía la población. Por lo tanto, que alguna gente opte por morir, como en los tres episodios mencionados, indica el extremo que ha alcanzado ese deterioro social, a una altura en que es posible imaginar la caída de los estados de ánimo entre quienes pierden su trabajo o deben reducir su tren de vida.

También hay situaciones graves en las naciones más ricas como Alemania, Francia, Reino Unido, pero no hay duda que la peor dureza de la crisis recae sobre los países mediterráneos, una zona donde la penuria de Grecia, en que a pesar de los enormes fondos de rescate que ha recibido, es un caso extremo que sigue provocando turbulencias sociales. En Portugal, por ejemplo, ha desaparecido el Ministerio de Cultura como parte de los recortes del plan de ahorro estatal.

Esa medida tan sombría sirve como índice de muchas otras cancelaciones a nivel cultural, que por cierto no reflejan solamente el panorama portugués. Por ejemplo, en Italia se han cortado numerosos subsidios a la actividad artística, por lo cual el teatro “Alla Scala de Milán”, el principal escenario lírico del mundo, ya sufre un déficit de 9 millones de euros.

Otras prestigiosas iniciativas también sufren la crisis, como las excavaciones arqueológicas que Grecia ha debido interrumpir ante las precariedades presupuestales de hoy, en medio de un deterioro cultural que incluye una oleada de robos de antigüedades en los museos, fenómeno que las autoridades atribuyen al empobrecimiento de la población y a la pérdida de controles que deriva de esos quebrantos.

“Del árbol caído todo el mundo hace leña”, ya nos decían los viejos, pero ésta reflexión cobra inesperada vigencia en la Europa que se ve obligada a abandonar o reducir tantos emprendimientos de orden artístico, que han dado lustre a los países y que ahora flaquean ante las exigencias de necesidades prioritarias.

Durante las últimas décadas, la gente de ese Viejo Mundo se acostumbró a una opulencia que incluía generosos planes sociales y sanitarios, envidiable calidad de vida para los trabajadores, grandes fuentes laborales, notables obras de infraestructura, múltiples signos de prosperidad y abundantes lujos culturales, como los colosales subsidios alemanes a la actividad sinfónica y teatral, entre otros privilegios que se mantenían desde las épocas de posguerra y del Plan Marshall.

Pero ahora, esa misma gente ya no puede pensar que el mundo de sus hijos será mejor que el de hoy. Debe habituarse a una nueva realidad, cuyo peor síntoma son las aplastantes cifras de desempleo, que en la eurozona totalizan actualmente 24.500.000 de desocupados. Dentro de ese cuadro, España ocupa el lugar más ingrato, porque tiene un 23% de su población activa en el paro, aunque la juventud lleva la peor parte, ya que el 50% de los españoles menores de 25 años está por el momento sin empleo.

El resto del mundo no podrá permanecer desentendido de ese colapso financiero y económico que a partir de 2008 golpeó inicialmente a Estados Unidos y cayó luego con tanto rigor sobre la Unión Europea. Eso se debe a que allí sus emergencias afectan internamente a un mercado de consumo poblado por 450 millones de personas, pero con certeza en el exterior también sacudirá a los países exportadores que suelen abastecer a esa clientela europea, y modificará por lo tanto el mapa de los intercambios comerciales a escala mundial, en una medida todavía imprevisible pero de alcance general. Todo ello repercutirá a su vez en las fuentes de productividad y de trabajo de esos proveedores, como círculos concéntricos que cada día se dilatan más.

No hay porque negarlo, pero los excesos y estafas cometidos en los grandes centros financieros y los circuitos bancarios, ahora están demostrando los brutales resultados de ese despilfarro, igual que una mancha capaz de seguir creciendo y llegar a cualquier rincón del planeta. Es que la globalización -perversa dama seductora-, no perdona… Al final, un día hay que pagar la factura.

A %d blogueros les gusta esto: