La Parte Trágica del Arte Moderno


Por tratarse más bien de una compulsión de energía telúrica, de cada diez tentativas para domesticar la tempestuosas orgías comportamentales que ocurren a mi lado, reconozco que sólo consigo alcanzar nueve resultados provechosos en cada diez, lo que torna mis noches 10% frustrantes por no lograr dominar totalmente la idiosincrasia colectiva en aquello que bien podría ser una unanimidad solitaria.

Sin embargo, por no ser algo que dependa de mis caprichos de bies meteorológico a pesar de las torrentes de amor surreal que entrego diariamente a domicilio, puedo observar sin necesidad de utilizar binóculos, que cada vez más las obras de arte están asumiendo un papel diferente en la sociedad, por lo que juzgo que esa elección recae en el motivo obvio de que ese tipo de papel es de mejor calidad que el higiénico que venden en rollos en cualquier tienda.

Interpretaciones teatrales, por ejemplo, se tornan artísticas mismo cuando ellas hacen parte de cosas usuales de nuestro día a día. Ejemplos para personificar esto que ha sido registrado con un tremendo esfuerzo filosófico no faltan. Mismo las que no son obras de arte… No necesariamente declamatorias-lírico-trágicas.

Pues bien, fue exactamente lo que aconteció en una galería de arte en Miami, Estados Unidos, y que terminó causando espanto en centenas de personas de la aturdida platea. Los visitantes confundieron una mujer acuchillada con una interpretación artística de dudosa calidad, y la dejaron sangrando durante un buen tiempo hasta que el malentendido fuese esclarecido.

El curioso caso, y bastante peligroso también, aconteció en la famosa galería “Art Basel”, que está localizada en la cada vez más cubana Miami Beach. Los visitantes, al tener contacto visual con la mujer apuñalada, que no tuvo su identidad revelada, pensaron que las manchas en su blusa eran de sangre falso, y por tanto ignoraron solemnemente los pedidos de auxilio de la mujer.

Los primeros socorros a la víctima llegaron solamente cuando los empleados de la galería se depararon con la escena. Una vez conscientes de que no se trataba de una representación teatral, luego accionaron los médicos y la policía con la esperanza de salvar la vida de la víctima y, al mismo tiempo, colocar el responsable por el ataque atrás de las rejas. Cosa que ellos consiguieron.

A pesar de la demora de los socorristas, la mujer fue encaminada para un hospital del lugar e inversamente a su situación de salud delicada, ya no corre más riesgo de morir. Después de pasar por una cirugía, ella se recupera y está consciente, si bien no consigue levantar cualquier hipótesis sobre el ataque que sufrió en cuanto ella observaba obras de Naomi Fisher e Agatha Wara… Cosa que puede llegar a ser mortal.

Con todo, la agresora fue identificada y presa posteriormente. Se trata de Siyuan Zhao, de 24 años, que por ahora resiste contar a la policía cuales fueron sus motivaciones. No obstante según cuenta una testigo presencial, ya que chismosos están presentes en todo lugar, antes de apuñalar la víctima, la agresora a penas grito: “Tengo que verla sangrar”, por lo que cometió el crimen y luego dejó el local.

La rápida secuencia de la acción hizo que los visitantes acreditasen que se trataba de una escena forjada en nombre del arte… De por sí espasmódico.

Pienso que de acuerdo con lo que nos ha sido enseñado ampliamente en la filosofía, sabemos que en su debido momento todo hombre debe viajar hacia la muerte. Todavía, la peor elección para el “gran finale” será siempre a través de las amenidades, y juzgo que no habrá epilogo más triste que aquel cuando nada se hace de útil, productivo y creativo… ¡Teatral!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Una Virginal Voracidad Por Dinero


No existe cualquier recelo que desde antiguamente la codicia ha sido mal considerada en sociedad. El propio Virgilio la descalificó a través de las palabras: “auri sacra fames”, o, “la maldita voracidad por el dinero”. No obstante sepamos que en algún momento pudo tener su lógica evolutiva cuando la sociedad de antaño pensaba que la riqueza estaba dada, y lo que ganaba uno lo perdía otro; por tanto el acaparamiento individual era una estrategia peligrosa para la supervivencia del resto del grupo.

Hoy, sin embargo, la producción y el comercio, organizados en torno a la división del trabajo, del capital y del conocimiento, permiten que la riqueza ya no sea una tarta dada sino en continua expansión, por lo que todas las partes pueden salir beneficiadas de su cooperación y de sus intercambios.

Con todo, nuestros instintos prevalecen sobre la más elemental racionalidad, y en la actualidad la riqueza ya no procede de disfrutar de un entorno natural abundante del que obtener directamente los bienes de consumo que necesitamos, sino de organizar los recursos para fabricar los bienes que más urgentemente necesitamos en cada momento. Lo que resulta mucho más valioso que disponer de recursos físicos.

Como sea y fuere, puede que la obsesión de ciertos individuos por ganar dinero nos parezca de una vaciedad espiritual insufrible, y la idea de querer ganar dinero a cualquier costo -excepto para los hombres políticos y sus secuaces corruptores- ni siempre resulta en una buena salida para los problemas que ciertas veces tenemos que enfrentar. Vender el cuerpo, literalmente, entonces puede resultar en una situación que al final de cuentas puede convertirse en un escenario bastante peligroso. Que lo diga una joven azerbaiyana de 20 años, que vive en la congelada estepa rusa.

Siendo así, le diré que esta pícara mujer en cuestión, que por motivos obvios se mantuvo su identidad preservada, llegó a vivir momentos de supremo desespero al intentar vender su “virginidad”, cuando tuvo que pasar por la embarazosa situación de requerir escabullirse del apartamento de su cliente por la ventana, única forma de garantir su integridad física.

Del picar al rascar, todo comenzó cuando la joven se vio sin dinero en los bolsillos o en cualquier recoveco que el ingenioso leyente pueda imaginar. Así pues, aprovechando la repercusión alcanzada por la brasilera Catarina Migliorini, en 2013, con la venta de su virginidad, ella no dudó dos veces en apostar en su propia “chichula” para ganar dinero.

En todo caso, lo que ella no sabía, es que esa idea la llevaría a encontrarse con un hombre de índole totalmente dudosa… Los comúnmente conocidos como: “malaleche”.

Resulta que el comprador de la prometida y garantida virginidad, que fue identificado como Mikhail Dnistrian, de 28 años, concordara en pagar 20 mil dólares para la susodicha si la mercancía era de buena calidad. Así que, una vez cerrado el acuerdo comercial, cuando ella ya estaba en su apartamento para entregar en manos la sudorosa mercadería, él dio para atrás. Y lo que es peor aún, mudó completamente el tono de la negociación, obligando a la virginal mujer a tirar fotos desnudas, lo que, según ella, ante cualquier negativa, era punida con agresiones.

Según llegó a relatar la víctima, luego de tirar las fotos, ella habría sido estuprada y aprisionada en el cuarto del agresor. La desvirgada joven, entonces, tuvo que pasar por horas de desesperación hasta que el criminoso cayera en un descuido y la dejase sola. Fue cuando ella decidió fugarse por la ventana usando diversas sábanas atadas como cuerda, al mejor estilo de los escaladores ladrones de joyas.

Con todo, a pesar de haber conseguido realizar la proeza, por no tener la experiencia de un Reinhold Messner y otros tantos alpinistas como él,  no todo corrió bien y la mujer tuvo que arcar con lesiones graves. Eso, porque durante su fuga, se cayó y fracturó la cadera. Por suerte, los curiosos -que siempre existen, y más cuando se trata de ver mujer desnuda- cercaban el lugar la socorrieron a tiempo, a más de llamar a la policía para resolver el caso, cuando Mikhail fue preso, mientras la joven ahora se recupera de la fractura y, claro, del trauma psicológico originado con la perdida gratuita de su tan preciosa joya… ¡Lamentable!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Sirve Para Limpiar el Polvo de las Mentes


“Lo que sobre todo hay que evitar son los déspotas de bolsillo”, fue una de las tantas frases expresadas de manera tan rotunda por Karl Popper, quien hizo de la libertad el motivo central de su pensamiento. No obstante, como el destacado filósofo falleció hace veinte años, no se puede pasar por alto esta fecha sin recordar una vez más su personalidad. Esencialmente, porque la filosofía popperiana enseñó a todos, no solamente a los intelectuales, que el hombre puede convertirse en el auténtico defensor de su individualidad. Y sobre ello bien decía el Nobel Octavio Paz, pues Popper pensaba que “cuando la unidad se transforma en uniformidad, la sociedad se petrifica”.

Las palabras que siguen pertenecen al Mario Vargas Llosa, en el libro “Encuentro con Karl Popper”, una obra que ayuda a entender la cultura de la libertad, sobre quien sigue siendo figura clave de la filosofía del siglo XX.

Pues bien, dice Vargas Llosa: “Lo que ha ocurrido, sobre todo en los últimos años, es decir, el desplome no solo de los regímenes totalitarios, sino el desplome de la utopía socialista, de la mitología revolucionaria y el extraordinario renacimiento de los valores democráticos y la cultura de la libertad en el mundo, y no solo en la Europa del Este y en la Unión Soviética, también en la región del mundo de la que yo vengo, en nuestra América Latina, ha dado a las tesis, las teorías políticas y sociales de Karl Popper sobre la libertad -también de otros pensadores, por supuesto- una extraordinaria legitimación; y ha desmentido y negado a quienes en los años cincuenta, en los años sesenta, incluso en los años setenta, ejercían la función de los “maîtres à pensée” en el campo ideológico y en el campo político”.

Nacido en Viena en 1902, Karl Popper se interesó, siendo estudiante de física, en la ciencia empírica. Lo que buscaba era saber si contenía conocimientos ciertos, y así las cuestiones epistemológicas concitaron su interés. Por esa época Viena bullía con las doctrinas de los positivistas, pero él se insurgió contra ellas.

Cuando se gestaba el nazismo, Popper decidió marcharse a Londres, y, tras una breve estancia, se instaló en la Universidad de Canterbury, de Nueva Zelanda, donde permaneció entre 1937 y 1945. Fue allí donde escribió “La sociedad abierta y sus enemigos”, una de sus obras fundamentales. Este es un libro donde la razón reemplaza a la irracionalidad y el individuo pasa a convertirse en protagonista de la historia, en tanto la libertad comienza a sustituir a la esclavitud. Es, por cierto, una de las obras de filosofía política esenciales de nuestro tiempo.

Enseñó en la “London School of Economics”, desde 1946 hasta 1969. Cuatro años antes, la Reina le había armado caballero. Luego, Sir Karl Popper continuó escribiendo y, entre otras obras esenciales, debemos mencionar “La miseria del historicismo”, “La responsabilidad de vivir”, “En busca de un mundo mejor”. En sus páginas hallamos la necesidad de la libre discusión, el choque de las culturas, la democracia como marco que permite la organización de los ciudadanos y la apuesta permanente a una sociedad abierta.

Con la caída del Muro de Berlín, en 1989, y la diversificación de los intereses filosóficos, Karl Popper se convirtió en un clásico contemporáneo, en un faro de los que aman la libertad. Su lucidez ha sido esencial para limpiar el polvo de las mentes y barrer los gemidos sobre el fin de la utopía… ¡Pruebe leerlo y verá!

(*) Si le parece bien, visite el blog “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, http://guillermobasanez.blogspot.com.br/… Libros y e-book disponibles en Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; y en: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

El Arte Hace una Chichula Navegar


Aun no sé qué decir sobre Megumi Igarashi, principalmente, porque yo mismo he conocido y me relaciono con muchos productores de obras de arte en las más distintas categorías de vocación artística. Incluso, en mi propia familia han existido por varias generaciones -y aún prexisten e insisten en serlo- varios pintores, dibujantes, escultores, grabadores, poetas, escritores y artesanos, unos con diestro talento, otros no tanto, como yo… Pero en fin, comprenda el lector que nadie es perfecto en esta vida.

En todo caso, la propia UNESCO utiliza como definición para referirse a esos industriales del arte, de que el artista es “toda persona que crea o que participa por su interpretación en la creación o la recreación de obras de arte, que considera su creación artística como un elemento esencial de su vida, que contribuye así a desarrollar el arte y la cultura, y que es reconocida o pide que se la reconozca como artista, haya entrado o no en una relación de trabajo u otra forma de asociación”.

Por consiguiente, ser artista casi supone una disposición especialmente sensible frente al mundo que lo rodea, desembarazo que lo lleva a producir obras de arte. Consecuentemente, el artista es un individuo que ha desarrollado tanto su creatividad como la capacidad de comunicar lo sentido, mediante el buen uso del talento como de la técnica, y que busca constantemente el dominio y perfeccionamiento de las técnicas necesarias para realizar su creación y que es capaz de aportar nuevos elementos y técnicas a su arte por medio del empleo de la creatividad.

Siendo así, tenemos que la noción de arte continúa sujeta a profundas disputas, dado que su definición está abierta a múltiples interpretaciones, que varían según la cultura, la época, el movimiento, o la sociedad para la cual el término tiene un determinado sentido. El vocablo “arte” -con el cual muchos se llenan la boca-, tiene una extensa acepción, pudiendo designar cualquier actividad humana hecha con esmero y dedicación, o cualquier conjunto de reglas necesarias para desarrollar de forma óptima una actividad.

Asimilados todos esos conceptos, ahora sí puedo referirme tranquilamente a ésta artista japonesa que llegó a producir imágenes de Lady Gaga y hasta un caique con la forma de su “vagina”… ¿Su nombre? Megumi Igarashi, de 42 años, y es la misma que declaró el miércoles pasado en una penitenciaria de Tokio, que está sumamente “indignada” con su prisión, y prometió luchar contra las acusaciones que se le imputa por distribuir material obsceno. Inclusive, dijo estar pretendiendo con su arte desafiar una cultura de “discriminación” contra la discusión de la vagina en la sociedad japonesa… Que muchos imaginan ser diferente de las demás.

Con todo, hay que agregar que Megumi, quien ha estado trabajando bajo el seudónimo de “Rokudenashiko”, (que significa “chica que no vale nada”, en japonés), un cierto día se le dio por querer imitar a los “The Beatles” y su famoso y ambarino submarino musical, y por tanto llegó a construir un caique amarillo con la parte de arriba poseyendo la forma de su propia vagina, obviamente, luego después de haber levantado cerca de 10.000 dólares a través de un “crowdfunding”.

Pero resulta que ella no es ninguna egoísta ni aprovechadora, como los criticones del arte suelen pensar, y en señal de agradecimiento, ella decidió enviar a los donadores de su proyecto una lindísima impresión colorida en 3D de su vagina escaneada, la misma que sirvió de base para su obra.

Así pues, como derivación de tan humanitario acto de gratitud mal interpretada, tenemos que Megumi acabó siendo presa el sábado 5 del corriente mes, acusada de distribuir material obsceno, y por ello puede amargar hasta dos años de prisión y tener que pagar una multa que puede llegar a 25 mil dólares.

Fue la propia Megumi quien dijo que cerca de 10 policías llegaron a su casa ese sábado. Inicialmente, ella pensó que ellos estuviesen apenas interesados ​​en confiscar su trabajo, que ella define como una exploración artística de la “manko”, el argot japonés usado para referirse a vagina… “Yo no pude dejar de reírme un puco en cuanto explicaba a los policiales, con expresiones serias: Ésta es la figura de la ‘manko’ de Lady Gaga”, comentó ella a la agencia Reuters a través de una barrera de separación, de plástico, en la prisión central de Tokio. Momento en que agregó: “No esperaba ser presa. Mismo cuando ellos estaban confiscando mis obras, pensé: Ésta será una buena historia. Pero enseguida ellos me esposaron y prendieron. Estoy indignada”… Quizás, por no poder continuar mostrando públicamente su escultural “chichula.

En todo caso, solidarias, más de 17.000 personas ya firmaron una petición online solicitando la liberación inmediata de Megumi y su -ahora- conocida argolla en el sitio “Change.org”, una plataforma online para peticiones de este tipo.

No sé, pero ya lo anunció un poeta: “Lo mejor de la erudición, es poder tripudiar sobre ella”… ¡Hermoso epíteto para colocar en una lápida!

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Las Heces de Neandertal Son Reveladoras


Cualquiera debería tener en cuenta que el proceso de clasificación automática que los humanos ponemos en práctica al conocernos, tiene un nombre propio: “ubicarse”, lo que para una pléyade equivaldría a lo que hacen los perros cuando se huelen el trasero mutuamente. Sin embargo, es evidente que desde el advenimiento de la internet y sus plataformas sociales en la red, mucho ha cambiado y el “ubicarse” se complicó un poco, pues hay que adivinar en los primeros minutos de conversación, de qué lado el interlocutor está, antes de uno emitir una opinión contundente.

En todo caso, como la sociedad de hoy día se parece más a un “pastel milhojas”, donde a cada ser humano lo colocamos en su lugar y su clase, puede que haga sentido saber que el más antiguo excremento conocido de un “Neandertal”, es el que acabó por revelar que los hombres de las cavernas tenían variados gustos y no comían sólo carne, ya que también les gustaba comer verduras -y no ver-duras-, conforme lo apunta ahora un estudio que fue publicado hace unos días.

Tal descubrimiento fue realizado en el sitio arqueológico de “El Salt”, donde los científicos descubrieron señales de que los neandertales vivieron en aquella covacha entre 45.000 e 60.000 años atrás… O sea, un poco antes de Matusalén.

Por tanto, dicho estudio, que fue publicado en el periódico “PLOS ONE”, es el primero en pretender analizar heces prehistóricas con la sana intención de conocer precisamente cual era el tipo de alimentación de nuestro pariente distante.

Para ello, los científicos escavaron, inclusive, en sedimentos defecados, ya que no se contentaron solamente con las muestras de un polvo a ser enviado para análisis en un sofisticado laboratorio del “Massachusetts Institute of Technology” (el popular MIT).

Fue así que ellos descubrieron biomarcadores en las deyecciones que mostraban la presencia de “coprostanol”, un lipidio que se forma cuando el estómago metaboliza el colesterol, particularmente después de la ingestión de carne. Del mismo modo que se descubrió el “5B-stigmastanol”, una substancia que se forma cuando plantas se quiebran en el proceso digestivo… Mismo que no hubiese cualquier señal de papel higiénico.

Estas constataciones significan que los neandertales comían sobre todo carne, un cotejo que los especialistas ya vienen afirmando desde hace algún tiempo. Sin embargo, ellos también encontraron evidencias de una considerable cantidad de plantas en su dieta, inclusive tubérculos, nueces y “berries”… Pero ni muestras de ortiga, lo que demuestra que nuestros ancestros no eran bobos.

Ainara Sistiaga, un docto formado en la “Universidad de La Laguna”, y quien participó de la investigación mientras estudiaba en el MIT, lanzó una declaración contundente: “En realidad, nosotros acreditamos que los neandertales probablemente comían lo que estuviese disponible y a mano en diferentes situaciones, estaciones y climas”… Sin importarse cuál era la cotización del dólar, evidente.

Con todo y como sea, otros estudios anteriores ya sugirieron que los neandertales comían nueces y plantas, con base en residuos encontrado en sus dientes. No en tanto, esos estudios no fueron definitivos, principalmente porque los neandertales solían usar los dientes como herramientas y, por ende, podrían haber masticado o prendido materia vegetal con os dientes, sin llegar a comerla. Además, sería posible que los vestigios de microfósiles de plantas en sus dientes fuesen oriundos de los contenidos estomacales de las presas que ellos comían.

Por tal razón, estas muestras de 50 mil años de antigüedad, son las que fornecen un abordaje más directo para intentar descubrir lo que realmente ellos comían: una dieta variada, según estos científicos.

Roger Summons coautor del estudio, afirmó: “Antes de los neandertales ser extintos 35 mil años atrás, su capacidad de comer variados tipos de comida puede que los haya ayudado a sobrevivir”… “Es importante comprender todos los aspectos de por qué la humanidad llegó a dominar el planeta de la forma como lo hizo”, mencionó este profesor de geobiología del Departamento de Ciencias de la Tierra, Atmósfera y Planetaria del MIT… “Mucho de ello tiene a ver con una mejor nutrición con el pasar del tiempo”, concluyó.

Enterado de tamañas defecaciones históricas de mis antepasados, lo que me resta es desenvolver el tema a la luz de una pseudo-solidez de raciocinio contemporáneo y apuntar su volatilidad, recordando en tiempo todas las flatulencias contenidas en este majestuoso, pero no siempre bien oloroso, acto de pensar… ¡Consolador asunto!

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Hay Profesiones que se Interpolan


Aunque muchos no lo presuman, existe una gran diferencia de personalidad entre los individuos que coronan dos tipos de funciones profesionales que son de por sí antípodas pero que se inmiscuyen entre sí. Por ejemplo, tenemos que un académico es alguien que dedica su vida a investigar, publicar y enseñar. Y contra lo que puede creerse cuando se mira esa función de lejos, en esa vida hay un fuerte elemento de competencia: un académico compite con otros académicos, ya sea por prestigio o por posiciones institucionales.

Por otro lado, un político es alguien que compite con otros políticos para obtener apoyos de la ciudadanía. Luego, éste busca servirse de esos apoyos para impulsar decisiones y estrategias que logren impactar sobre el funcionamiento de la sociedad.

Como el lector puede notar, se trata de dos profesiones muy diferentes, aunque entre ellas siempre haya existido una frontera porosa. Es que muchos académicos han encontrado atractiva la idea de influir sobre las decisiones políticas, ya sea asumiendo el carácter de asesores, ocupando cargos con fuerte contenido técnico o convirtiéndose en políticos ellos mismos. Por otro lado, muchos políticos, por su parte, han encontrado atractiva la idea de fortalecer los lazos con el mundo académico, con el fin de mejorar la calidad de sus propuestas y su propio desempeño personal.

Como ve, hasta el último parágrafo no hay en esto nada de nuevo. Nos basta con recordar que ya en 1918, Max Weber publicó dos célebres conferencias que suelen editarse bajo el título conjunto de “El político y el científico”, en las que reflexiona acerca de las tensiones existentes entre esos dos mundos.

Evidente que esas tensiones mencionadas por Max Weber sin duda existen, hasta el punto de que una de las partes tienen que hacer un esfuerzo para entenderse con la otra. Eso se debe, en parte, a que políticos y académicos tienen lógicas de trabajo diferentes.

El político es por definición un constructor de acuerdos. Sólo si logra hacer converger opiniones inicialmente distantes podrá impulsar propuestas transformadoras.

El académico, en cambio, podríamos sintetizarlo como un elemento que cultiva el desacuerdo. Es en el choque de ideas y en la crítica entre colegas donde los problemas muestran toda su complejidad y donde puede esperarse que surjan respuestas sofisticadas. Para un académico de raza, la frase “estoy en desacuerdo con usted” sólo genera satisfacción profesional. Para un político, en cambio, se trata de una dificultad a superar.

En todo caso, hay otra diferencia importante entre ambos mundos. Uno de los principales talentos que debe tener un político es un agudo sentido de la factibilidad. Ninguna sociedad está dispuesta a aceptar cualquier cambio en cualquier momento. Independientemente del valor que tenga cada propuesta, en todo tiempo hay un límite que distingue a las iniciativas realizables de aquellas que no lo son. El talento del político con voluntad transformadora consiste en saber cuánto puede acercarse al límite de la resistencia a la innovación.

La tarea del académico no consiste en realizar a corto plazo lo que hoy es factible, sino en volver factibles a mediano plazo iniciativas que hoy no lo son. Su función consiste en lanzar ideas, aun sabiendo que en el momento de hacerlo va a estar en minoría y aun en soledad. Lo que lo mueve es la esperanza de que, si la idea realmente es valiosa, llegará un momento en que la sociedad -y los políticos- dejarán de verla como exótica y considerarán la posibilidad de ponerla en práctica. Pero eso nunca pasará si alguien no rompe el fuego.

Si es así como lo expongo, creo que sin lugar a duda es posible afirmar que los políticos y los académicos se necesitan mutuamente aunque se trate de dos profesiones disparejas pero igualmente respetables, visto que cada una con su propia capacidad de aporte. Por supuesto, el hecho de que ambos personajes logren trabajar en conjunto, depende en buena medida la capacidad de cambio de una sociedad… ¡Aguardemos!

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Jueces Fallan Sobre los Derechos de Cada Uno


Considero que algunas veces, eso de querer emitir un juicio parece no ser justo, porque los tempos no son los nuestros y porque no se puede censurar lo que ocurre desde la lejanía sin entender muy bien cuáles son las leyes y la cultura local que rige una determinada sociedad; aunque de todos modos igual me siga pareciendo horrible y odioso que algunos individuos tengan aun tanto poder sobre las vidas ajenas.

Por ejemplo, me entero que en Marruecos, seis personas acaban de ser condenadas a penas de hasta tres años de prisión por el simple hecho de ser homosexuales, y aun lo que es peor, después que el padre de una de ellas presentara una denuncia a la policía.

Pues bien, el abogado Ahmed Amin Chaabi, quien actuó como parte civil contra los acusados, declaró el último jueves a la “Agencia Efe”, que el Tribunal de Primera Instancia de Fqih Bensalah, en el centro del país, condenara el lunes anterior a seis personas por “libertinaje, mediación en la prostitución y homosexualidad” y, a una de ellas, también por embriaguez.

Todo este hecho deriva de un primer joven que fuera detenido después de ser denunciado por su propio padre, y quien, mientras se encontraba declarando en la comisaría, recibiera un mensaje en su teléfono celular a través del cual se permitió que la policía detuviese a los otros.

Es que por allí, la práctica de homosexualidad es expresamente condenada en el Código Penal marroquí con penas de hasta tres años de prisión, además de ello significar grande reprobación social.

En todo caso, una semana antes, un grupo de activistas pro-derechos humanos había divulgado un video para condenar la homofobia en el país, pero curiosamente esta representación no contaba con ninguna persona que se declarase homosexual, por causa de la tamaña recriminación pública del tema.

En consecuencia, la divulgación del referido video llevó al “Partido Justicia y Desenvolvimiento”, de orientación islamita y a la cabeza del gobierno marroquí, a pedir explicaciones al ministro de Asuntos Islámicos, Ahmed Tawfiq, quien respondió que la mejor manera de enfrentar “este tipo de cuestión” era “la sabiduría y la predicación”.

Su declaración y consejo parece algo absurdo e incoherente, pero en todo caso, no muy lejos de allí se acaba de divulgar que un tribunal de Sudan condenara a muerte ese mismo día a una mujer médica de nombre Mariam Ishaq, de 27 años, embarazada de ocho meses, por el simple hecho de ella haberse convertido al cristianismo, aunque la pena sólo le será aplicada dentro de dos años, según informaron a la Agencia EFE fuentes de la Defesa.

El abogado Ahmed Abdallah afirmó que el plazo de tres días determinado por otra corte para que la mujer rectificase su creencia, terminara ese día sin que su cliente tuviese rechazado renunciar a la religión cristiana.

Un tribunal ya había condenado el domingo anterior a la sudanesa a pena capital por apostasía y adulterio, una decisión que fue confirmada el último jueves por la Corte Penal del este de Cartum, presidida por el juez Abbas al-Khalifa.

“Le dimos tres días para abjurar de su fe, pero usted insistió en no volver al Islam. Yo la “condeno a pena de muerte en la horca”, declaró el juez Abas Mohamed al-Khalifa, que se dirigió a la mujer por el sobrenombre de su padre, que es musulmán… Y conforme dicta la sentencia, Ishaq recibirá ahora 100 azotes como castigo para sólo después ser ahorcada.

La joven permaneció impasible al oír el veredicto, y el magistrado decidió atrasar el cumplimiento de la sentencia hasta dentro de dos años, para dar tiempo a que la mujer dé a luz al hijo que está esperando y termine de amamantarlo durante ese tiempo.

Ishaq, que está casi llegando al fin de una gestación y tiene otro hijo de casi dos años, había mudado su nombre de Abrar por el de Mariam y es hija de un hombre de la región de Darfur, al oeste de Sudan, y de una mujer de la vecina Etiopia.

Por su vez, el domingo pasado, su marido cristiano fue absuelto de la acusación de adulterio por falta de pruebas, después de éste argumentar que se había casado con la joven cuando ella ya había mudado su religión.

Pero de acuerdo con lo divulgado por la “Amnistía Internacional”, Ishag fue creada en el cristianismo ortodoxo, la religión de su madre, ya que el padre, musulmán, estuvo ausente durante su infancia. Algunos años después, la joven se casó con un cristiano de Sudan del Sur.

El mismo tribunal hizo cuestión de recordar que la ley sudanesa prohíbe la conversión del islam al cristianismo y que, por tanto, la acusada había cometido adulterio por su casamiento como cristiana ser “nulo”.

Varios diplomáticos occidentales y representantes de grupos de derechos humanos estuvieron presentes en la audiencia, y advirtieron sobre el riesgo que ese tipo de juicio representa para la tolerancia religiosa y para los derechos humanos en Sudan… Las condenaciones occidentales no demoraron en aparecer, y un grupo de manifestantes garantió que el movimiento de protesta continuará hasta que la joven sea liberada… Es lo menos que se puede hacer… ¿No le parece?

(*) Si desea seguir la misma línea y enfoque de este Blog, dese una vueltita por “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog que contiene apenas instantáneas del cotidiano. Disfrútelo visitando http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ y pase por mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: