El Sol da Para Todos


Conforme consta en el “Dios Google”, el Sol es una estrella del tipo espectral G2 que se encuentra plantada en el centro del sistema solar y constituye la mayor fuente de radiación electromagnética del sistema planetario donde estamos ubicados. La Tierra y otros cuerpos (incluidos otros planetas, asteroides, meteoroides, cometas y polvo -como el que se deposita encima de la tv de su casa) orbitan alrededor del Sol; y por sí solo, él representa alrededor del 99,86 % de toda la masa del sistema solar… El resto es algo así como “chiken shit” en el universo todo.

Yo no la medí, pero afirman que la distancia media del Sol a la Tierra fue definida exactamente por la “Unión Astronómica Internacional” en 149.597.870.700 metros[], algo aproximado a 150 millones de kilómetros. Más alígera que un rayo, su luz recorre esta distancia en 8 minutos y 19 segundos; y se sabe que la energía del Sol, en forma de luz solar, sustenta a casi todas las formas de vida en la Tierra -incluidos los holgazanes y los vagos- a través de la fotosíntesis, y determina el clima de la Tierra y la meteorología… Menos en la política, o quizás sí, depende.

Por tanto, siendo éste una la estrella del sistema planetario en el que se encuentra la Tierra, se afirma que es el astro con mayor brillo aparente -mientras otros lo hacen en la farándula-, y su visibilidad en el cielo local determina, respectivamente, el día y la noche -incluso para aquellos que no saben en qué día viven- en diferentes regiones de diferentes planetas.

Es más, en la Tierra, la energía radiada por el Sol es aprovechada por los seres fotosintéticos que constituyen la base de la cadena trófica, siendo así la principal fuente de energía de la vida -la otra depende de plata y está disponible en el supermercado de la esquina-, como también aporta la energía que mantiene en funcionamiento los procesos climáticos.

Esta estrella para allá de lúcida, se formó entre 4567,9 y 4570,1 millones de años -un poco antes del lector y yo nacer- y se habla que permanecerá viva en la secuencia principal aproximadamente 5000 millones de años más -lo que estaría demás decir que ni yo ni el leyente lograremos ir a su entierro.

Muchos científicos acreditan que el Sol está compuesto de hidrógeno, magnesio -no exactamente de la leche- y otros elementos, no obstante un grupo de especialistas haya creado una teoría que ahora puede estremecer los cimientos de la ciencia espacial. En verdad, dicho astro -tal cual como muchos de los que circulan hoy día por la farándula- sería una estrella hueca y abrigaría un mundo gigantesco dentro de él.

Todo tomó volumen para viajar en la mayonesa, cuando una imagen registrada por el “Observatorio Solar de la Nasa” (Soho por su sigla) muestra lo que podría ser una enorme puerta se abriendo para la entrada y salida de naves alienígenas -más o menos como las de la peli Star Wars.

El responsable por tan descocado avistamiento fue el cazador de alienígenas identificado como “The Watcher 252” en “Youtube”. Según él, tal flagrante fue realizado el día 14 de marzo del corriente año del Santísimo. Poco después, Scott C. Waring, creador del portal “UFO Sightings Daily”, compartió el descubrimiento y luego vio su postaje en las redes tornarse viral.

De acuerdo con sus palabras, este evento puede confirmar la teoría de que el Sol es hueco; ya que esa idea viene siendo debatida por astrónomos durante años, los mismos que acreditan que la estrella puede morir y parar de producir luz y calor.

Sin embargo están los otros, los que siempre hacen fe de creer idiotices, quienes acreditan que esta estrella sea nada menos que una estructura artificial creada por alienígenas, mientras acreditan que su camuflaje flameante del lado de afuera es lo que impediría que otros pueblos intentasen invadir su calentito planeta. Como también existe la otra teoría que da cuenta que la supuesta puerta sería en verdad una enorme estructura alienígena de captación solar.

¿Cómo? ¿Que el abuelito de Heidi no se llamaba Dimetú? ¡Toda la vida es un error!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Ese Día, ni Noé nos Salvará


Antes, esa multitud claudicante que habita como puede en este orbe pernicioso para la salud mental de muchos, perdía su tiempo mirando hacia el cielo con temor de que a “Ceres”, el más pequeño de los planetas enanos existentes dentro del sistema solar y que se ubica entre las órbitas de Marte y Júpiter, se le ocurriese cometer alguna travesura gigantesca… Un hecho de por si antagónico con su tamaño.

Es que a éste, inicialmente se lo consideró como un cometa, luego como un planeta, para posteriormente ser considerado el mayor asteroide ya descubierto por el hombre, hasta la creación de la categoría de “planeta enano”, en 2006; y ya se desconfía que bien puede refugiar el alma de “Gruñón”, el más intempestivo y cabeza dura de los “Siete enanitos” de Blancanieves… Cosas que sólo pueden ocurrir en la mente imaginativa de Walt Disney.

Sin embrago, eso de que el planeta Tierra puede ser atacado y desaparecer, todos ya lo saben desde antes de nacer. Empero, lo que en realidad muda en esta historia que no es cinematográfica, es el contenido de las diversas teorías acerca de cómo eso acontecería… Ataques de seres desconocidos, cometas, meteoritos y, ahora, explosiones que vendrán de las estrellas… No necesariamente fugaces.

Por lo menos esa es la más nueva teoría construida luego a seguir de desvendado un estudio que fue conducido por el investigador Bailer-Jones, del “Instituto Max Planck”, de Alemania.

Pese a ello no hay que alarmarse con anticipación. Habría tiempo suficiente de uno prepararse, pues de acuerdo con el contenido del estudio, la tragedia solamente acontecería en las próximas centenas de millares de años… O sea, un poquito más que pasado mañana.

No obstante a cuando ocurra la efeméride, ello podría afectar apenas el planeta y no a la humanidad -la que ya se encuentra afectada por el fundamentalismo desquiciado que la rodea-, pues según el sabio perito de Bailer-Jones, con lo que contienen las noticias periodísticas, es imposible prever su continuidad en tanto tiempo.

En todo caso, su tesis se apoya en que el estudio propone que la fuerza gravitacional de algunas estrellas podría empujar en dirección de la Terra muchos cometas de una sola vez… Y ahí, mi diáfano amigo, será un desbarajuste.

Es que como las estrellas están en constante movimiento, Bailer-Jones acredita que dos de ellas pueden “perturbar el orden” y acabar afectando la Tierra. La primera sería la “Hip 85605”, que tiene 90% de chances de llegar a 0.13 años-luz (aproximadamente 15 trillones de kilómetros) de distancia de la Tierra entre 240 mil e 470 mil años. La otra sería la “GL 710”, aunque esta llevaría tres veces más tiempo para aproximarse de nosotros, lo que de por sí la descarta como un posible “agente causador del caos”.

Así como suele suceder en todo cuento infantil, el lado bueno de la historia, es que además del tiempo que esto llevaría para acontecer, es que el propio investigador admite que su estudio llevó mucho tiempo para quedar pronto y por eso fue realizado encima de datos obtenidos en la década de 1990. Por cuenta de ese factor, él considera que puede haber imprecisión en sus números. Por tanto, ahora Bailer-Jones ira rehacer su estudio para dar más precisión a los datos.

Como es fácil de imaginar, tanto la intuición como la habilidad de observación de Sr. Bailer-Jones no es extensa en cantidad ni excelsa en calidad de detalles. Puede que eso se deba a que su biblioteca cuente con dos o tres centenas de libros colocados en la estantería, viejos unos cuantos, en la media edad otros, y éstos son la mayoría, los restantes más o menos recientes, pero todos sin excepción, deben contener fábulas literarias para inglés ver… ¡Imaginativo!

(*) Visite el blog “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, http://guillermobasanez.blogspot.com.br/

Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: http://www.bubok.es/

A %d blogueros les gusta esto: