Dele Antes que Venga ¡Nibiru!


Por las dudas renuevo la confidencia de que una “teoría conspirativa” puede ser fácilmente definida como la tentativa de explicar un acontecimiento o una cadena de acontecimientos, sucedidos o todavía por suceder -principalmente como el que puede ocurrir dentro de poco con el desgobierno brasileño-, ya sean éstos percibidos o reales, pero comúnmente todas ellas de importancia política, social, económica o histórica, por medio de la existencia de un grupo secreto muy poderoso, extenso, de larga duración y, generalmente, malintencionado.

La hipótesis general de las teorías conspirativas es que sucesos importantes en la Historia han sido controlados por manipuladores que organizan los acontecimientos desde “detrás de escena” y con motivos nefastos. Por tanto, el hecho de que una aseveración conspirativa particular pueda tildarse de teoría conspirativa de forma imparcial o neutral genera controversia.

Por ejemplo, algunos de esos “teóricos de la conspiración” alegan que un planeta se chocará con la Tierra el 28 de setiembre de este año… En un par de meses, nomás.

Fuera del ruido que esto pueda ocasionar, tal afirmación fue comunicada por el sitio israelí “Breaking Israel News” con la información de que el planeta “Nibiru” (o Planeta X) destruirá la vida existente aquí en la Tierra para siempre.

Claro que la novedad suena repetitiva a los oídos de todos, ya que el año pasado fue anunciada la misma historia de que ese mismo planeta iría colidir con el nuestro, y, como se vio, nada aconteció… Por lo menos aquí en casa nada sucedió.

En vista de la ocurrencia, nuevamente la “NASA” tuvo que salir a público para desacreditar totalmente la historia de que tal colisión ocurrirá.

Como se ve, los días pasan, pasan los años, y ese cotorreo es de nunca acabar: siempre aparece alguien hallando que la Tierra acabará. Con todo, ahora es diferente porque el “inculpado” ya tiene nombre y apellido y sobre él recae la culpa. Y lo que se aprecia, es que en internet circula desde la última semana el rumor de que “Nibiru” causará el fin de la Tierra… Mismo que él no traiga un plumero.

Según los pronosticadores de plantón, tal hecho acontecerá, claro, este año, conforme alegación comunicada en el citado sitio israelí que pronto se desparramó por el mundo todo. Conforme lo afirman estos profetas videntes, Nibiru vendrá en forma de cometa y colidirá con la Tierra con grande impacto capaz de causar su destrucción total. Mismo así no habría porqué preocuparse, pues a pesar de los rumores haber circulado con una velocidad impresionante en internet, todo indica que ellos son falsos. Inclusive, como mencioné, la propia Nasa ya se pronunció sobre el caso.

“Hoy día no hay ningún tipo de base factual que nos haga acreditar que ese tipo de acción acontecerá este año o en cualquier espacio de tiempo menor”, afirmó la agencia espacial de los Estados Unidos.

Basta recordar que en 2015 no fueron pocos los rumores que daban cuenta del final de nuestro planeta. Todos ellos, desde los más variados e imaginativos tipos, estaban, no es preciso decirlo, completamente errados.

Creo que es hora de no discutir más ciertas cosas que no deberían ser motivo de controversias y desastres que nos hacen gastar el tiempo y las energías que deberíamos conservar para mejores y nuevos temas. Por ejemplo, la sexualidad y sus ejercicios coadyuvantes es uno de ellos, pues para qué perder tiempo en otros asuntos si para setiembre falta poco… ¡Magnífico!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Jugando a Oscuras a la Cabra Ciega


Profeso que ya es hora del gentío prestar más atención en lo que hace y a lo que recurre para declarar sus virtuosos sentimientos platónicos ahogados. En especial lo digo por toda esa gente que sale poniendo “Te amo” en las paredes, ya que debería especificar a quién… Sé de un montón que ha leído ese tipo de mensaje al punto de ilusionarse y luego salió lastimado.

Hago tal referencia no por acaso, pues es notorio que otras personas apelan a actitudes más trastornadas y por veces se les va la mano, como es el caso específico de doña Gayle Newland, de 25 años.

Por causa de su pasión arrebatadora, esta mujer fue condenada hace unos días por un tribunal británico a pasar ocho años en la prisión, dando una de pajarito atrás de las rejas. En verdad, ella terminó siendo acusada de un crimen que se inició en los medios virtuales después de ella se hacer pasar por hombre para engañar una “amiga” y así poder realizar sexo con ella… Exactamente de la forma que el leyente imagina.

El caso es que Gayle quedó amiga de la víctima en la plataforma “Facebook”, en 2011, usando un nombre masculino en su perfil, “Kye Fortune”. Luego de pasar un tiempo intercambiando palabras dulces y románticas, las dos pasaron a una etapa superior en la que sustituyeron la escrita por conversaciones telefónicas de nivel más íntimo, aunque Newland continuó fingiendo ser un hombre.

Finalmente, después de gastar mucha saliva por el auricular, ellas concordaron en encontrarse en 2013. Circunstancialmente, Newland insistió para que la amiga se vendase los ojos para el encuentro.

Lo que suena extraño, es que ellas pasaron más de cien horas juntas, en las cuales la víctima siempre estuvo vendada… Lo que no sería necesario, pues ya da para sacar que era ciega de cerebro.

En fin, como si fuese poco, ya que el propio amor es ciego, durante algunos encuentros ellas mantuvieron relaciones sexuales, algo así como diez veces, hasta que la mujer abusada decidió tirar la venda y vio que Newland usaba en verdad una prótesis en lugar de pene… Cosa que nos hace suponer que a más de ciega era manca.

Sin embargo, contrariando a su ahora ex amiga, durante la audiencia Newland alegó que la víctima siempre supo que ella fingía ser un hombre y ambas se entretenían haciendo juegos lujuriosos para explorar la sexualidad. También negó que ella la tuviese forzado a usar vendas o cualquier otra cosa para esconder su rostro… Quizás queriendo reinventar algo parecido a “50 tonos de gris”.

Mismo así, el juez del caso, que no tuvo su identidad revelada, describió a la condenada como siendo “una mujer mentirosa, intrigante y muy determinada”.

El juez llegó a registrar en la sentencia, que “la señora acusada mantuvo esa línea de conducta durante un largo período de tiempo en el cual jugó con los sentimientos de otros, actuando únicamente para su propia satisfacción sexual sin llevar en cuenta el impacto devastador que el descubrimiento de la verdad tendría sobre la víctima”… Pero se atuvo de condenar a la acusadora por el simple hecho de ser “estúpida”.

Verdaderamente, a pesar de todos los defectos, la vida ama el equilibrio, pues si mandara sólo ella, haría que el color oro estuviera permanentemente sobre el color azul, que todo cóncavo tuviese su convexo, que no sucediese ninguna despedida sin llegada, que la palabra, el gesto y la mirada se comportaran como gemelos inseparables que en todas las circunstancias dijeran lo mismo… ¡Es de dudar!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

¿Cómo Juegan los Et´s?


¿Por uno de esos acasos conoce aquel dictado: “la curiosidad mató al gato”, que muy bien podría traducirse en otro orden: “la curiosidad mata al hombre”?… Entonces intentaré explicarlo sin necesidad que suene socrático a los oídos de un sordo.

De inicio, uno no puede olvidarse que la curiosidad es, sobre todo, un instinto natural. Algo que de por sí confiere una ventaja de supervivencia a ciertas especies y que es posible encontrarlo en sus genomas. Un hecho que de por sí permite afirmar que as algo natural que le ocurre a la humanidad y a los animales, especialmente a los individuos más jóvenes. No obstante para ciertos doctos los seres humanos son considerados particularmente muy curiosos… Principalmente si se trata de investigar la vida de los demás.

Como sea y queriendo evitar ser un maldiciente, le diría que la curiosidad humana acerca de una posible vida extraterrestre no viene de ahora. Con todo, es más que evidente que si envuelve curiosidad humana, el fisgoneo también incluye sexo, uno de los asuntos que más despierta la atención de las personas, hecho de por sí innegable. Entonces, ¿y si mesclamos las dos cosas?… ¿Qué pasaría?

Como no soy perito es este asunto, no tengo una respuesta en la punta de la lengua. Empero, en este caso, a los especialistas en esos asuntos que envuelven curiosidades y rarezas se les ha dado por afirmar que, en caso de nosotros encontrar a los notorios extraterrestres un día, tendríamos que estar bien preparados. Al final de cuentas ellos lograrían reproducirse de una manera completamente diferente de lo que tal vez nosotros lo podamos imaginar hoy día… Inclusos en los faltos de imaginación que sólo saben hacer “papá y mamá” en la horizontal.

Quien habla de estos asuntos astrales es Sarah Otto, de la “Universidad Británica de Columbia”, quien comenta: “No es algo en lo que paramos para pensar todos los días, pero puede ser interesante cogitarlo. Para eso, tenemos que tener en mente los billones de años de evolución en la Tierra. Nuestra forma de reproducirse mudó, evolucionó. Pues entonces, eso nos hace pensar que ellos también pueden haber avanzado dentro de sus especies”.

Elementar decir que el caso envolviendo extraterrestres y su sexualidad tampoco es un asunto nuevo. En la década de 1980 hubo un boom de filmes eróticos con ese tipo de contenido. En esos rollos, no en tanto, quizás por falta de imaginación del guionista, los alienígenas hacían sexo y se reproducían de la misma forma que los humanos.

Sin ir más lejos, recientemente una ex oficial de los Estados Unidos afirmó que por diversas veces fue estuprada por alienígenas, y también describió el acto sexual de los ETs de forma bastante parecida con la nuestra, destacando, no obstante, que ella tuviera la impresión de haber hecho parte de un espectáculo ensoñado por estar delante de una platea psicótica por sexo.

Otra cuestión, es que Sarah Otto ha rechazado también la idea de que especies alienígenas pueden perpetuarse a través de clonaje. Para ella, eso hasta puede suceder, pero no de una manera exclusiva -porque obviamente perdería toda la gracia del juego-. Su pensamiento se debe a que el clonaje es simplemente un tipo de práctica que, en teoría, breca la evolución natural de las especies, hablando siempre de forma de vidas terráqueas.

En todo caso, aun estamos lejos de encontrar… ¿o sería sólo de anunciar? la existencia de vida extraterrestre. Si bien el comportamiento humano deje claro que cuando eso acontecer, nuestra curiosidad será mucho más sin límites de lo que… el Universo.

Frente a lo aquí expuesto y bajo el amenazador ruido de trompetas que se aproximan, lo que en verdad nos resta es trancar de la mejor manera posible puertas y ventanas -si dable otros agujeros también-, pues en medio del pánico general estaremos siendo invadidos por los Hunos celestiales… ¡Alienígeno tema!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Surge un Nuevo Placer Aeronáutico


He oído durante mucho tiempo, que los factores que llevaban a la prostitución eran de carácter biológico debido a que la mujer estaba llena de sexualidad, o como símbolo de decadencia general, mientras otros pensaban que lo que llevaba a la prostitución era la falta de madurez sexual. Sin embargo, hoy en día se sabe que hay muchos tipos de factores que pueden inducir a la prostitución.

Dudo que el gentío ya no lo sepa, pero arriesgo y digo que la prostitución consiste en la venta de servicios sexuales a cambio de dinero u otro tipo de retribución. Y cuando la mujer es quien otorga el servicio -con o sin placer-, vulgarmente desde lo antiguo suele denominársele “prostituta”, “dama de compañía”, o simplemente “ramera”.

Etimológicamente, una disciplina relacionada con la filología y con la lingüística histórica -no necesariamente utilizada durante el acto carnal-, se sabe que el término “prostitución” viene del latín “prostituiré”, que literalmente significa “estar expuesto a las miradas del público, estar en venta, traficar con el cuerpo”. Cuanto al término “ramera”, éste tiene su origen en los adornos colocados en una rama de árbol que se instalaba en el frontis de las casas donde se ejercía la prostitución… Pero como hoy vale eso de querer preservar la naturaleza, ahora le ponen sólo una lucecita roja.

Evidente que como nada es nuevo en el huerto del Señor, parecería que el origen de la prostitución en la historia se ubica en la época en que se efectúo el cambio de la “Familia Matriarcal” a la “Familia Patriarcal”; época en que la mujer sufre una pérdida total del poder que poseía, pues anteriormente era ella, como “Jefa de Familia”, la encargada del sustento y protección de los hijos. Como consecuencia de este cambio, la mujer perdió el derecho de ejercer alguna profesión que no sea la de atender al esposo y los hijos, aunque por suerte en gran parte del mundo eso ya mudó bastante.

Con todo, el periódico “Sada” acaba de divulgar esta semana, una materia periodística que informaba el caso de una comisaria de bordo que consiguió facturar nada menos que cerca de un millón de dólares nada más que practicando sexo con los pasajeros dentro de los baños de los aviones durante los viajes… Divertimiento no incluido en el coste del billete, obvio.

Según la publicación, y para desconsuelo de muchos provisionales viajantes que les gusta andar en esos modernos pájaros fierro con alas, el nombre de la funcionaria, bien como el de la empresa en la cual ella trabajaba, no fue divulgado. Entre tanto, ellos mencionan que la ruta realizada era entre los Estados Unidos y la región del Golfo Pérsico, donde obviamente están localizados países como los Emiratos Árabes, Arabia Saudita, Catar, Bahréin, Kuwait, Irak e Irán, donde abundan los petrodólares.

Como sea y fuere, parece que cada programa lujurioso y carnal, a ella le rendía por lo menos U$ 2 mil, aproximadamente. A más, en cálculos superficiales, estiman que la comisaria habría mantenido esa rutina -placentera pero desgastante- entre las dos jornadas de trabajo durante el periodo de dos años.

Esto da que pensar que la cosa anda realmente difícil en esa profesión, y todo hace creer que los sueldos no son tan buenos como parece. Por ejemplo, este mismo año, otro caso de prostitución envolviendo funcionarias de empresas aéreas llegó a ser ventilado, cuando el periódico nipón “Shukan Post” notició que algunas aeromozas en Japón estarían precisando recurrir al meretricio para complementar su renta. De acuerdo con el periódico japonés, 90 minutos de sexo podría llegar a rendirles hasta mil dólares.

Enterado de estas cosas, se hace difícil poder identificar claramente cuál es el factor que induce al acto, pero, ¿es entonces el dominio del varón quien empuja a la mujer a ejercer el único oficio que le place: la prostitución?

No tengo una respuesta clara para esto, pero cuando la noche llega, en el momento más íntimo dedicado a visiones y otros cocodrilos surreales, pienso que la musa colocará, así como lo hacía Vermeer, headphones en sus oídos, y se pondrá a contar paisajes interiores hasta ambos desfallecer, virtualmente consumidos por lo que los franceses llaman simplemente de “rien, bon-songes”… ¡Cosas típicas del Mago de Oz!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Caen por Tierra Viejos Mitos Escolásticos


A diversos pensantes con poco seso se les ha dado por salir por ahí mencionando mitos que ni siempre son correctos, Unos dicen las mujeres hacen parte del sexo más justo, que ellas adoran casamientos y simplemente son mejores que los hombres cuando el asunto es monogamia. Otros afirman que bastaría con que uno les proporcione un buen orgasmo para que ellas se apasionen. Imagino ante esto lo que el sabio leyente puede responder, pero igual insisto: ¿Cree que es cierto?

No exactamente, ya que buena parte del censo común sobre la sexualidad de las mujeres no pasa de bobadas Sí, porque según el “Huffington Post”, existen seis mitos sobre la sexualidad femenina que ya pueden ser llamados de antiguos. Confiera:

Mito 1: Las mujeres nascieron para casar – En su libro “¿What Do Women Want? Adventures in the Science of Female Desire” (“¿Lo qué las mujeres quieren? Aventuras en la ciencia del Deseo Femenino”), Daniel Bergner desmitifica: “una de nuestras presunciones más reconfortantes, la de que el eros femenino fue realizado para la monogamia en vez de la libido masculina, no pasa de un cuento de hadas”. Para él, es “casi cómico” el tiempo que este mito fue considerado ley.

Bergner cita un estudio alemán realizado en 2006 con 2500 parejas, el cual determinó que las mujeres se aburren sexualmente en relacionamientos monógamos más temprano que los hombres. Otra investigación realizada en Canadá en 2012, confirmó que el deseo femenino está volcado para relacionamientos de largo plazo, en cuanto el masculino no presenta cualquier tipo de queda. La monogamia también no es nada fácil para las damas.

Mito 2: Mujeres piensan en sexo tanto cuanto los hombres – Las personas tiene por costumbre pensar que los hombres sienten más ganas de hacer sexo de que las mujeres. Sin embargo, de acuerdo con Bergner, ellas no apenas tienen la libido tan aguzada cuanto la de ellos, como son más “fluidas” en su atracción sexual y posiblemente más biológicamente programadas para buscar sexo con compañeros diferentes. Infelizmente, las convenciones románticas dictan que la mujer debe esperar pasivamente las investidas sexuales masculinas. La verdad es que ellas tienen libertad de procurar por sexo cuando bien entienden.

Mito 3: Ellas no son tan seducidas por la imagen cuanto ellos – Hasta parece. No en tanto, las mujeres son más afectadas por el visual de que los hombres. De hecho, ellos tienden a hablar menos de eso. Meredith Chivers, una investigadora y profesora de la “Universidad de Queen”, observó la respuesta de hombres y mujeres a material erótico, y descubrió que las mujeres se excitan con una gama bien más amplia de imágenes eróticas de que los hombres. No obstante las mujeres recurran menos a la pornografía de que ellos, la actividad cerebral es la misma en los dos sexos.

Mito 4. Mujeres llevan más tiempo para excitarse – Los hombres exigen aproximadamente 90 segundos de preliminares, en cuanto ellas necesitan de mucho más tiempo para estar prontas, ¿cierto? No de acuerdo a científicos de la “Universidad McGill”. Estos se sorprendieron al descubrir que hombres y mujeres experimentan más o menos el mismo nivel de excitación sexual, con ambos sexos llevando cerca de 10 minutos para alcanzar el ápice en cuanto asisten pornografía. No obstante la excitación física no esté siempre vinculada al deseo emocional de transar, el descubrimiento derriba el mito de que las mujeres llevan más tiempo para quedar excitadas.

Y lo mismo vale para el orgasmo femenino: las mujeres no necesitan de más tiempo para gozar. Por lo menos ellas llevan el mismo tiempo que ellos cuando estos se masturban. Lo que acontece, entretanto, es que el orgasmo de ellas demora más cuando van para la cama con hombres. La diferencia puede tener origen en nuestra cultura, que prioriza actos sexuales que favorecen orgasmo de cara, como la penetración vaginal.

Mito 5: Con el tiempo, ellas van perdiendo el interés sexual – No existe nada más cliché de que la esposa de 40 y pocos desinteresada sexualmente frente a la TV. Pero eso no pasa de ficción: de acuerdo con un estudio realizado por el psicólogo David Buss, de la “Universidad de Texas”, mujeres entre los 30 y 40 en verdad tienen la libido más activa de que adolescentes y mujeres de veinte. Lo más interesante es que las cuarentonas también reportaron orgasmos más poderosos, los cuales también tienden a ser múltiplos, según un informe de salud publicado por la “Universidad de Harvard”.

Mito 6: Orgasmos hacen que las mujeres se apasionen  – La sabiduría convencional sustenta que los hombres consiguen separar las cosas, por tanto pueden tener sexo por placer y sin cualquier compromiso. Ya las hormonas femeninas responden a los orgasmos haciendo que las mujeres se apasionen o sientan conexión emocional. ¡Bobada!… Barry Komisaruk, profesor de psicología de la “Universidad de Rutgers”, afirma que el orgasmo hace que hombres y mujeres liberten ocitocina, el “harmonio del amor”; pero que no existen evidencias de que la substancia haga que alguien se apasione de verdad. Según Komisaruk, no obstante la ciencia carezca de más investigación sobre el asunto, descubrimientos recientes sugieren que el orgasmo produce un efecto parecido en ambos sexos.

¿Vio? Esto me lleva a pensar en las congénitas virtudes de la noche, recordar a los hombres del Renacimiento y a Alan Turing, el matemático británico pionero en la teoría de la computación que, no poseyendo paz y no sabiendo cómo solucionar los mitos de su propia sexualidad, fue asolado por una ginecomastia y acabó matándose… ¡Lamentable!

(*) Visite el blog “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, http://guillermobasanez.blogspot.com.br/

Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: http://www.bubok.es/

El Impacto del Sexo en la Tercera Edad


Si usted es uno de los tantos vivientes que anda por los veinte o treinta años de vida, y hoy por hoy adora practicar sexo cada vez que puede, le valdría preguntarse si de aquí a treinta o cuarenta años más, aun estaría interesado en ejercitarse diuturnamente en ese asunto. Le diré que mucha gente hace de cuenta o piensa, que parejas más viejas son asexuales, que no sienten o existe más tesón entre ellos o se interesan apenas por cuerpos más jóvenes… Mero engaño, mi amigo.

En verdad, la tecnología y la medicina tornaron el proceso de envejecimiento mucho menos afligido y doloroso para el ser humano. Así que, envejecer, hoy, no es apenas ver pasar los años desde la ventana. Por tanto, un individuo viejo puede llegar a tener una salud increíble y una calidad de vida igual a la de personas jóvenes… Todo dependiendo de acuerdo con lo que uno quiso plantar en su juventud en la huerta del Señor, claro.

Por tanto, el sexo no queda fuera de esa nueva vejez. Las parejas que envejecen juntas continúan teniendo tesón uno por el otro, aunque eso les lleve un poco más de tiempo… Principalmente después de asistir a un filme porno. Y todo aquel que tuvo la mala suerte de quedarse solo o nunca llegó a encontrar una persona para dividir la vida y el catre, mismo siendo viejo aún tiene la última chance de encontrarla.

La fotógrafa holandesa Marrie Bot, creó, en 2004, la serie “Geliefden – Timeless Love”, en la cual muestra parejas ya con sus cabellos blancos y edad avanzada, entreveradas en momentos de intimidad. Su intención fue quebrar el tabú de que el sexo acaba conforme el tiempo pasa… Aunque al pánfilo de mi vecino se le ha dado por decir que esas fotos eran una armazón escenográfica para inglés ver.

Como sea, el brasilero Chico Batata también tiene una serie de fotos que ilustran el amor en la tercera edad… Hasta porque si fuese fotos de niños, él sería procesado judicialmente por pedófilo. Entonces, como les decía, intitulada en “tupi-guaraní”, la serie se llama “Iucãcas Toriba”, -o en traducción literal al español: Lazos de Felicidad-, muestra la vida de 17 parejas que ya dejaron atrás la juventud hace mucho tiempo, pero que aun así mantienen la sexualidad viva… Aunque no se sabe si lo hacen con auxilio medicamentoso o no, si es que me entiende.

En todo caso, estos trabajos fotográficos convergen hacia un mismo punto: mostrar que la sexualidad, -que aún es tabú para algunos jóvenes y muchísimos viejos-, no puede ser tenida en cuenta de manera relegada. Fuimos, somos y seremos seres vivos sexuales, y según los estudiosos del asunto, no necesitamos limitar nuestras opciones por causa de la edad, género, raza o religión. Todos deben buscar la felicidad y complementarse, y el sexo hace parte de ello… Y como no.

Evidente que mantener la curiosidad y la voluntad de experimentar cosas nuevas, no es fácil cuando uno llega a viejo. Sin embargo, es la mejor manera de ver los años pasar y todavía divertirse con la vida. Le diré, por ejemplo, que la inglesa Doris Deahardie, hace poco completó 100 años, y mismo con las encías desnudas y los pechos por la rodilla, quiso de regalo que le hicieran una fiesta con “stripper”… O sea que, para ser calavera o lujurioso, no hay edad que valga.

Tenga en cuenta que nuestra expectativa de vida sólo aumenta. Y eso de tener que pasar cada vez más tiempo por aquí es también sinónimo de tener más tiempo para vivenciar todo aquello que a uno se le da la gana, y eso es lo que hace con que uno se sienta bien consigo mismo. Por tanto, jóvenes de media edad que pairan por este mundo, tiren ahora los tabús da su vida e prepárense para envejecer llenos de voluntad de vivir de vez en cuando corcoveando en la horizontal.

Luego de todo lo aquí mencionado, pienso que las palabras sólo nacieron para jugar unas con las otras, que no saben hacer otra cosa, y que, al contrario de lo que se dice, no existen palabras vacías, y sí sentenciosas. Pero de igual modo, muchos, que no son mudos, hacen igual que un perro de casa, se enroscan debajo de la mesa, fingiéndose indiferentes a los deseos que surgen en su mente… ¡Tristísimo!

(*) Siguiendo la misma línea y estilo del presente Blog, surge ahora “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, conteniendo apenas instantáneas del cotidiano. Disfrútelo en: http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ Conjuntamente, continúa a su disposición mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A Ellas les Inquieta sus Fobias Sexuales


Hay individuos que no viven abierta y plenamente su sexualidad, ya que día y noche les persiguen fantasmas relacionados con creencias e ideas que despiertan en ellos una terrible aberración a todo lo relacionado con el sexo.

Pero quien cree que la sexualidad es sinónimo de placer al máximo, está en un error, ya que hay muchas personas que padecen diversos trastornos que no les permite disfrutar de ella por completo, como por ejemplo las llamadas fobias sexuales que atacan principalmente a las mujeres.

Como indica “apalcomunidad.org”, estos miedos y temores lo único que provocan es que la relación con la pareja se enfríe, se entorpezca y al cabo del tiempo llegue a romperse, provocando infelicidad en aquella persona que quizá por pena, no se atrevió a hablar con alguien de esa problemática.

Ante tales casos, exhibiendo mi carácter humanitario y desprendido de siempre, y con la ayuda de diversos sitios, entre ellos “parasaber.com” y “blog.juguetesvenus.com”, plasmo aquí y ahora un listado con las fobias sexuales más comunes, que a continuación dadivosamente les presento:

Vaginismo. Sucede cuando las mujeres experimentan mucho temor de ser penetradas, lo que provoca la contracción involuntaria de los músculos perivaginales. El sitio “mujeractual.com” explica que esta situación no siempre está relacionada a un trastorno mental, sino que también pueden existir diversas causas orgánicas que lo provoquen, tales como cicatrices en la zona, desórdenes hormonales, infecciones, entre otras… inclusive aquellas que morbosamente usted está pensando ahora.

Erotofobia. Se le denomina de esta manera al miedo o malestar que pueden experimentar tanto hombres como mujeres al momento de entablar una conversación relacionada con la sexualidad. La erotofobia significa un problema de pareja, pues como explica “tamaraespumademar.blogspot.com”, las personas no consiguen comunicar abiertamente sus deseos e incluso rechazan la idea de tener experiencias sexuales, optando por una vida célibe… Y se contentan con revistitas y actividades manuales.

Venustrafobia. Este miedo es exclusivo de los hombres y lo experimentan cuando se acercan a una mujer a la cual la consideran sumamente hermosa. Los caballeros experimentan escalofrías, taquicardia, tartamudez y sudor excesivo cuando se encuentran al lado de una bella dama, según indica “planetaneutro.blogspot.com”. Los especialistas concluyen que los hombres que la padecen son aquellos que experimentaron un rechazo que los dejó marcados de por vida y, para superarlo, se recomienda acudir a psicoterapia… O a un burdel, que es más barato.

Gimnofobia. Tal y como indica “noticiasdesalud.blogspot.com”, se trata del miedo que una persona puede llegar a sentir de verse a sí misma o alguien totalmente desnuda. Puede sucederles tanto a hombres como a mujeres y hombres, y los especialistas coinciden en que este miedo fue infundado por un aprendimiento mal adquirido del cuerpo cuando se es niño. Es común que las personas con gimnofobia presenten problemas respiratorios o taquicardia a la hora de ir al médico y tener que mostrarse sin ropa y, por lo tanto, es prácticamente improbable que puedan sostener una relación sexual… Mejor es hacer lo que indica el Talmud, se visten con un camisón agujereado y pronto.

Fetichismo. Es el uso recurrente de diversos objetos y juguetes al momento de una relación para alcanzar el máximo placer; hay a quienes esta práctica se les vuelve una obsesión y uno de los individuos que sostiene dicha relación se verá afectado, pues desarrollará sentimientos negativos contra los hechos de sometimiento y para con la otra persona… Por lo tanto, nunca le regale a los chicos, soldaditos de chumbo o muñequitas con cara depravada, no son nada recomendables.

Heterofobia. Originalmente, es el terror o miedo que puede desarrollar una persona hacia las otras del sexo opuesto. La gente que la padece desarrolla cierto rechazo hacia el otro género, aunque el término en los últimos años se ha tergiversado, pues comúnmente lo usan los homosexuales para referirse de esta manera a todos aquellos heterosexuales que excluyen y no aceptan a la comunidad gay… Todo recurrente de la falta de experiencia y uso de sus partes pudientes, claro.

Genofobia. Según “fobias.net”, es el miedo extremo que alguien puede llegar a sentir de tan sólo imaginarse teniendo relaciones sexuales. Puede derivarse por varias cosas, entre ellas que la persona haya sido víctima de una agresión o bien, que haya presenciado un acto sexual traumático. Esta gente cree que el sexo simplemente es una cosa asquerosa y horrorosa… No en tanto, masturbarse, parece que no los afecta tanto.

Medomalacufobia. Este miedo es exclusivo de los hombres y se trata del pánico que pueden llegar a experimentar de tan sólo pensar que en el momento más álgido y placentero de la relación, pierden la erección, lo que podría generarles una mala imagen y posterior rechazo de sus parejas… Lo más recomendable, es que ellos pasen antes por la farmacia y compren algunas pastillitas de viagra.

Itifalofobia. Otra exclusiva de los caballeros y resulta ser todo lo contrario a la medomalacufobia, pues se trata precisamente del miedo que origina el ver o tener una erección. Según lo publica “sexologia.net”, el mayor pánico se desencadena de tan sólo pensar que otros pudieran llegar a enterarse de que la estás teniendo, un miedo que se generó siendo niño, al ser excesivamente reprimido por llevar a cabo este acto de manera involuntaria… O lo agarraron con la mano en la masa.

Falofobia. Es el terror que les causa a las mujeres ver o tocar un pene. Las chicas que sufren de esta fobia y llegan a entrar en contacto con el miembro viril sufren ansiedad, sudor excesivo, temblores en el cuerpo e incluso podrían llegar a perder el conocimiento.  La falofobia es todo un reto para la psicología, ya que hasta ahora no se sabe qué puede originarla, pues ha quedado descartado que derive de un abuso o de un acto violento… En todo caso, si en lugar de acostarse con un osito de peluche, tuviesen un falo de felpa, pronto se recuperarían de su fobia…

Y así, completamente nostálgico y totalmente palimpsesto este pedagógico artículo, aunque siempre preocupado en exhibir el lado adverso de los tapetes en los cuales enterramos nuestros trastornos sexuales y todas las malezas del oficio, creo haber develado la Nada y estar más próximo de los dioses, y claro, mordisquear la perfección, mismo sabiendo que esta es intragable… ¿No es formidable?

A %d blogueros les gusta esto: