El Vampiro de una Secta


Es comprensible que muchos sólo hayan oído hablar de las “sectas” por primera vez a través de noticias aparecidas en los medios de comunicación. Con todo, para otros ateos en la materia surgirá siempre una pregunta de forma espontánea: ¿qué es una secta?

Fuera estos impíos pensamientos, es difícil dar una definición precisa: por un lado, una secta puede considerarse un grupo de personas que defienden o comparten la misma doctrina dentro de una religión o creencia; por otro lado, se dice que cuando en el seno -en este caso tanto da que sea el derecho como el izquierdo- de un determinado grupo el lado mayoritario o solamente un sector se escinde de ese grupo como un todo, la otra parte lo considera, a veces, como una secta.

Por su vez, a una infinidad les resulta difícil comprender por qué alguna gente queda atrapada en una secta considerada falsa. Sin embargo, posiblemente sea más fácil apreciar y compadecerse de la situación de esos “prisioneros espirituales”, pues es sabido que todo eso cautiva, seduce, hipnotiza y finalmente atrapa a muchos.

Luego surgen más dudas: ¿Cómo es posible que gente sincera crea lo que en realidad es una mentira? ¿Por qué quienes están en una secta o en una situación de abuso no se dan cuenta y simplemente salen de ella?

En primerísimo lugar, gran parte de quienes recurren a las sectas es gente crédula, que sinceramente busca cómo apaciguar la ira de Dios por sus fracasos y pecados, cómo aliviar su culpa y cómo hallar el camino de una vida mejor. Evidente entonces que gran parte de las sectas prometen todo esto y más todavía: sanidad física, financiera y emocional; la divulgación de “misterios” antes ocultos y ahora revelados al “ungido”.

Es indudable también, que para muchos es más sencillo dejar que otro (los líderes del grupo) tome las decisiones y que les digan qué creer y qué hacer. Entonces la secta ofrece una manera visible (externa) de medir la espiritualidad. Como el legalismo es externo, eso demanda obediencia a reglamentos humanos. Nunca olvidemos el poder y la astucia del enemigo de nuestras almas.

Con todo, en lo referente a “sectas satánicas”, después de estudiar en la biblia casi todos los pasajes relacionados con el diablo, llegué a la conclusión con las lecturas de ciertos fragmentos, de que Satanás pasa la mayor parte de su tiempo en engaños y mentiras en busca de un camino que apela al ego humano; de que éste cuestiona la salvación de los fieles y los acusa haciéndolos sentir culpables; y que edifica grupos falsos que en realidad son “sinagoga de Satanás”.

No imagine el cófrade leyente que hablo de cosa antigua, pues se sabe que la policía de México arrestó, no hace mucho, a tres personas acusadas de matar a un amigo al intentar transformarlo en “vampiro” durante una ceremonia satánica.

El bárbaro crimen ocurrió en la ciudad de Chihuahua, en el norte del país, -la misma urbe que fabrica esos perritos minúsculos de igual nombre-, donde el funcionario de un restaurante, Edwin Juárez Palma, de 24 años, acabó muriendo luego de ser golpeado, torturado y estrangulado dentro de un cyber café llamado “Freak Shop”.

Los responsables serían la adolescente Iveth López, de 18 años, que está entre los presos, mientras los otros dos reclusos son Gustavo Dorantes, también de 18 años y Omar Sánchez, de 25 años. Por lo que ellos pueden llegar a ser sentenciados a pena de hasta 40 años de prisión.

Por su lado, la policía afirma que Edwin fue muerto después que aceptara participar de una especie de “ritual macabro de iniciación” para ingresar en una secta satánica. Durante el proceso de admisión, él fue convencido de que precisaba ser sacrificado para retornar a la vida como un vampiro.

Un compañero de trabajo de Edwin lamentó su muerte y afirmó que no se preocupó nunca con los gustos de su amigo… “Él era una persona honesta y siempre tentaba mantenerse lejos de los problemas. Su interés en vampiros era apenas un hobby y nada más”, anunció.

Actualmente, una cuarta persona está siendo procurada por la policía. Según las autoridades, ella sería el jefe de la secta satánica conocida como “Hijos de Baphonet 1”… O quizás “hijos de mala madre”.

Puede que todo esto no ayude en nada a comprender la Nada en que vivimos, pues lo cierto es que no podemos olvidarnos de la importancia de las contradicciones, donde se puede llegar al punto de admitir que la esclavitud era una ley natural de la vida en las sociedades sanas y que los vampiros -excepto los de la saga Crepúsculo-, me lleva a pensar sobre lo que pienso y lo que entonces pensaba y me llevó a escribirlo… ¡Qué audacia!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Las Monjitas de Satanás


Para facilitar la comprensión de todo corto de ideas, aclaro que una “monja” es una mujer que ha sido consagrada dentro de una orden religiosa que sigue habitualmente una vida monástica, y se acoge a una serie de reglas, entre las cuales suelen estar el celibato, la obediencia, la pobreza, la castidad y, en algunos casos, aislamiento total de la vida civil, conocida como clausura… No obstante las confiese un cura.

Normalmente estas suelen vivir en monasterios o conventos, si bien hay casos en que ellas viven en comunidades insertadas dentro de la sociedad en la que trabajan y rezan. Incluso, como existen monjas que participan de la sociedad, ocupándose desde esfuerzos altruistas, hasta la dirección de organizaciones sociales y caritativas o administración de universidades y establecimientos de enseñanza, para este tipo de monjas de “vida activa” sería más correcto utilizar la palabra religiosa, ya que la palabra “monja” es más propia de las hermanas contemplativas.

Pues bien, como el mundo está mudando a zancadas, para no caer en el ostracismo, maldito primo hermano de la relegación, ahora ha surgido un ejército de fervorosas monjas religiosas que acabó por ser transformado en un gran grupo de “falsas prostitutas” con el objetivo de infiltrarlas en burdeles y prostíbulos para descubrir lugares que realizan trabajo esclavo y tráfico de niños… Y de paso, aprender esas cosas que no se cuentan en detalles en el catecismo.

Excepto los que los ojos de ellas ven y otras partes registran envidiosas, en la actualidad, esa organización de pías y caritativas monjitas ya se expandió para 140 países, de acuerdo con une declaración dada por el presidente de esa entidad.

Diferente de esos suspicaces que piensan y dicen lo contrario, John Studzinski en un banquero y filántropo lleno de plata y no un cura experto. Por tanto, como decía antes, John preside la “Talitha Kum”, y apuntó que una red de 1.100 piadosas monjitas del Señor opera actualmente junto a 80 países, aunque la demanda por esfuerzos para combatir el tráfico y le esclavitud está subiendo globalmente… No necesariamente a causa de la carestía.

Con todo, el grupo, creado en 2004, estima que 1% de la población del mundo es traficada de alguna forma -inclusive por los políticos coimeros-, lo que representa un total de 73 millones de personas en números estimados. De esos, el 70% son mujeres y más de la mitad tienen 16 años o son aún más jóvenes.

“Yo no estoy queriendo ser sensacionalista, estoy intentando destacar el hecho de que este es un mundo que ya perdió la inocencia… -¡Increíble que recién lo haya descubierto ahora!-… Donde las fuerzas de las tinieblas está activa”, afirmó Studzinski en su soflama.

“Estos son los problemas causados por la pobreza y la falta de igualdad, pero no nos engañemos porque van mucho más allá de eso”, dijo él en la “Conferencia de Confianza a las Mujeres” durante una entrevista concedida a la agencia “Reuters”.

Al detallar algunos casos envolviendo tráfico y esclavitud, Studzinski dijo que el tratamiento de algunas víctimas es horrible. Citó, por ejemplo, una prostituta esclavizada que estaba presa desde hacía una semana sin comida al punto de verse forzada a comer sus heces, cuando ella dejó de tener relaciones sexuales y no alcanzó más la meta de 12 clientes por día… Porque en época de vacas flacas una docena ya es suficiente.

Aun así, Studzinski indicó que las monjas religiosas que están trabajando para combatir el tráfico van a todos los lugares para rescatar esas mujeres, muchas veces vistiéndose como prostitutas y salen a la calle para integrarse en los burdeles… Sólo que no se persignan para que no las deschaven.

“Estas hermanas no confían en nadie. Ellas no confían en gobiernos, ellas no confían en corporaciones y no confían ni en la policía local. En algunos casos, ellas no pueden confiar ni en el propio clero masculino”… Y pienso que mucho menos en el diablo.

Como sea y fuere, Studzinski acrecentó que el grupo prefirió concentrarse en su trabajo de rescate en vez de la promoción… “Ellas trabajan en burdeles. Nadie sabe que ellas están allí”, completó.

Asombrado, esas que de lejos se nota que no son carmelitas descalzas y si unas pías espías que por acaso veo entrar en el lupanar, y por ese mismo acaso me veo frente a estas monjas disfrazadas usando un sombrerito a la 14-Bis observándome obsesivamente, ya temeroso de que esa visión medieval me traiga futuras molestias persecutorias, en una actitud corajosa me siento obligado a caer de rodillas inflando el pecho y escondiendo la barriga, entonando todo el segundo acto de “Rigoletto”, que es para ver si me salvo de sus miradas atávicas, piadosas, extasiadas y devocionales contra mi humilde persona… ¡Excéntrico tema!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Continúan Limpiando el Armario


Hasta el momento no han surgido comentarios oficiales del Vaticano o del papa Francisco sobre ésta nueva ocurrencia de desvío de conducta por parte de un ungido por Dios, aunque nos deje la impresión de que el sujeto en cuestión fue, en este caso, investido por el propio Satanás.

En todo caso, la justicia norteamericana ordenó que el sacerdote de la Iglesia católica Joseph Maurizio Jr. permanezca en la cárcel hasta que sea juzgado por las acusaciones de pornografía infantil y de haber mantenido relaciones sexuales con niños durante sus viajes misionarias a Honduras… Nombre que de por sí suele sonar muy sugestivo para un clérigo depravado.

En realidad, Maurizio, de 69 años, terminó siendo preso el jueves de la semana pasada por agentes de inmigración y de aduana por causa de una queja criminal que alega que el padre dio golosinas y dinero a menores a cambio de poder molestarlos o asistirlos haciendo sexo, incluyendo un acto sexual con un adolescente de 14 años en una capilla. Estos tristes episodios acontecieron durante sus viajes misionarias a Honduras en 2009 y en años anteriores.

Por el momento, la Curia local determinó que el sacerdote sea apartado de la iglesia “Somerset County”, donde predicaba.

De acuerdo con las informaciones disponibles, Stephanie Haines declaró al juez Judge Keith Pesto, que autoridades policiales habían encontrado “material erótico infantil” en la cámara fotográfica del sacerdote cuando él volvía de viaje a otro país de América Central, en julio; y que en el presente los agentes federales están analizando otras 18.000 imágenes y deben decidir si éstas son criminales en un plazo máximo de tres semanas.

En la acusación presentada al juez, el caso de pornografía infantil está basado en dos fotografías de un jovencito hondureño con poliomielitis y desnudo, que fueron encontradas en el computador de la residencia parroquial. Otros agentes están revisando varios computadores y dispositivos de almacenamiento de datos.

La misma Haines dijo que dos niños de Pennsylvania, con edades de 7 y 5 años, formalizaron novas alegaciones de abuso sexual durante el final de semana siguiente a la prisión de Maurizio, pero tales acusaciones aún están siendo investigadas.

Por su vez, el abogado de defensa -o quizás abogado del Diablo-, Stephen Passarello, argumentó que el caso es frágil por estar basado solamente en dos fotografías y en acusaciones de abuso de por lo menos cinco años atrás.

Además, Passarello citó que de acuerdo con testigos de la defensa, el sacerdote es “un individuo absolutamente comprometido en querer ayudar algunas de las personas más desesperadas en el mundo”… Por lo que no es de dudar, sólo que practicando una ayuda de manera equivocada.

En vista de este Septiembre negro para la Santa Sede, es oportuno recordar algunos refranes, como: “La vida te da sorpresas”; o ¿Quién te ha visto y quién te ve?… O posiblemente se encaje mejor: “El éxito no es eterno”; y hasta un “¡Cuidá la flauta que la serenata es larga!

En todo caso, todo lleva a creer que ya no se está barriendo la basura para debajo del tapete… ¡Aguardemos los próximos capítulos!

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: