Continúan Limpiando el Armario


Hasta el momento no han surgido comentarios oficiales del Vaticano o del papa Francisco sobre ésta nueva ocurrencia de desvío de conducta por parte de un ungido por Dios, aunque nos deje la impresión de que el sujeto en cuestión fue, en este caso, investido por el propio Satanás.

En todo caso, la justicia norteamericana ordenó que el sacerdote de la Iglesia católica Joseph Maurizio Jr. permanezca en la cárcel hasta que sea juzgado por las acusaciones de pornografía infantil y de haber mantenido relaciones sexuales con niños durante sus viajes misionarias a Honduras… Nombre que de por sí suele sonar muy sugestivo para un clérigo depravado.

En realidad, Maurizio, de 69 años, terminó siendo preso el jueves de la semana pasada por agentes de inmigración y de aduana por causa de una queja criminal que alega que el padre dio golosinas y dinero a menores a cambio de poder molestarlos o asistirlos haciendo sexo, incluyendo un acto sexual con un adolescente de 14 años en una capilla. Estos tristes episodios acontecieron durante sus viajes misionarias a Honduras en 2009 y en años anteriores.

Por el momento, la Curia local determinó que el sacerdote sea apartado de la iglesia “Somerset County”, donde predicaba.

De acuerdo con las informaciones disponibles, Stephanie Haines declaró al juez Judge Keith Pesto, que autoridades policiales habían encontrado “material erótico infantil” en la cámara fotográfica del sacerdote cuando él volvía de viaje a otro país de América Central, en julio; y que en el presente los agentes federales están analizando otras 18.000 imágenes y deben decidir si éstas son criminales en un plazo máximo de tres semanas.

En la acusación presentada al juez, el caso de pornografía infantil está basado en dos fotografías de un jovencito hondureño con poliomielitis y desnudo, que fueron encontradas en el computador de la residencia parroquial. Otros agentes están revisando varios computadores y dispositivos de almacenamiento de datos.

La misma Haines dijo que dos niños de Pennsylvania, con edades de 7 y 5 años, formalizaron novas alegaciones de abuso sexual durante el final de semana siguiente a la prisión de Maurizio, pero tales acusaciones aún están siendo investigadas.

Por su vez, el abogado de defensa -o quizás abogado del Diablo-, Stephen Passarello, argumentó que el caso es frágil por estar basado solamente en dos fotografías y en acusaciones de abuso de por lo menos cinco años atrás.

Además, Passarello citó que de acuerdo con testigos de la defensa, el sacerdote es “un individuo absolutamente comprometido en querer ayudar algunas de las personas más desesperadas en el mundo”… Por lo que no es de dudar, sólo que practicando una ayuda de manera equivocada.

En vista de este Septiembre negro para la Santa Sede, es oportuno recordar algunos refranes, como: “La vida te da sorpresas”; o ¿Quién te ha visto y quién te ve?… O posiblemente se encaje mejor: “El éxito no es eterno”; y hasta un “¡Cuidá la flauta que la serenata es larga!

En todo caso, todo lleva a creer que ya no se está barriendo la basura para debajo del tapete… ¡Aguardemos los próximos capítulos!

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Sin Sello, Una Carta no es Auténtica


No me atrae mucho repetir ciertos temas redundantes, pero en este caso no logré contener mi deseo frente a lo vano del asunto. Ello se debe a que hace poco, y por el periodo de unas horas, el “papelón” de una carta falsa del Papa hizo estallar las redes. Frente a esto -y aligero que ni galgo corriendo atrás de liebre-, un estrecho colaborador del papa Francisco la calificó de falsa. Sin embargo, las sorpresas para los curiosos del tema no terminaron allí: “la propia Santa Sede terminó por certificar que era verdadera”.

Fue cuando, tajante, el padre Federico Lombardi, vocero del Vaticano, puso así un punto final a una carta que desató una enorme batahola en Buenos Aires: “Se trata del mensaje enviado a la jefa de Estado, la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner, a nombre del Santo Padre en ocasión de la fecha patria”.

Es que, luego de que uno de sus representantes calificara a la misiva de apócrifa, la Santa Sede aseguró que en verdad esa carta enviada a la presidenta argentina por el Papa, es real… “Como es habitual, se envió desde la Secretaría de Estado a través de la Nunciatura del país”, aclaró el prelado Lombardi.

Fue desde la Ciudad del Vaticano y en vísperas del viaje que el papa Francisco realizaría a Tierra Santa, que el portavoz de la oficina de prensa de la Santa Sede les dijo a periodistas que se trataba de un acto “ordinario, simple”, que el Papa hace para cada día de fiesta nacional en un país… “No entiendo por qué de esto se hizo un caso”, completó.

Así pues, con el misterio epistolar aclarado, tanto la Santa Sede como el Gobierno argentino dieron por zanjado el malentendido que creó perplejidad en gran parte de los vivientes de Buenos Aires, y que a su vez estuvo en las portadas de todos los diarios del país, que tildaron de “escándalo” al asunto.

En verdad, el contenido de la misiva -un saludo de Francisco a Fernández de Kirchner por la fiesta patria del 25 de mayo- fue dado a conocer por la Presidencia argentina, pero la polémica se desató pocas horas después, cuando monseñor Guillermo Karcher, un estrecho colaborador del Papa en la Santa Sede, le dijo a un canal de televisión argentino que “la carta era falsa”.

En esas mismas horas después, el Ejecutivo argentino informó que el mensaje había sido recibido a través de la Nunciatura Apostólica en Buenos Aires por los canales “normales y habituales” y que no haría “conjeturas” sobre la autenticidad o no de la correspondencia oficial. Aunque admitió, sin embargo, que no reparó en ciertos detalles llamativos, como la falta de un sello, el estilo no coincidente del todo con otros mensajes del Sumo Pontífice y hasta un error de ortografía.

Pues bien, quien aclaró finalmente el asunto fue el propio papa Francisco, quien en la mañana siguiente se comunicó por teléfono con el embajador argentino ante la Santa Sede, Juan Pablo Cafiero. Francisco le manifestó al embajador que la carta “es auténtica y se corresponde con los telegramas que suelen enviar a otras naciones cuando celebran sus fiestas patrias”, según dijo en rueda de prensa el secretario general de la Presidencia argentina, Oscar Parrilli.

En realidad, Cafiero indicó en el reporte que envió a Buenos Aires sobre su conversación con Francisco y que la Fernández subió a su cuenta en Twitter, que “el Santo Padre se lamentó por los que sembraron dudas de la autenticidad de la carta y se manifestó molesto con algunos medios que quisieron sacar agua de la tierra árida para generar conflictos, sin tener el rigor de informar con la verdad a la sociedad”, agregando que el Papa le había pedido que le comunicara al Gobierno argentino que ratifica “de manera terminante que la carta es auténtica” y que reitera “su afectuoso saludo al país y a la presidenta”. Por tanto, ante esto Parrilli concluyó: “El Gobierno argentino, frente a este comunicación, no tiene ningún comentario más que realizar”.

En todo caso, la desconfianza persistía en las primeras horas del día siguiente. Un diplomático que fue jefe de Gabinete de la Cancillería argentina durante la gestión de Rafael Bielsa, comentó a una radio capitalina que Francisco lo había contactado y le había confirmado la autenticidad: “Estoy abriendo el mail en este momento, pues le escribí anoche, (ayer), al Papa, y me acaba de contestar, hace dos horas”, relató el diplomático Eduardo Valdez a radio La Once Diez.

El exfuncionario relató: “Yo le dije que acá había toda una confusión, le mandé la carta escaneada, la que había recibido Cancillería, porque me la habían mandado”… “Y él me acaba de poner: “Estimado Eduardo, gracias por tu correo, la carta es auténtica y es el modelo que habitualmente se envía en forma de telegrama a los jefes de Estado para la fecha nacional”… “Acabo de hablar con el embajador y le pedí que oficialmente dijera esto; el embajador es el nuncio”, dijo Valdez.

No sé, mi apoplético lector, pero frete a este hecho no puedo dejar de mencionar que “no toda virtud está siempre donde más se busca o en el lugar menos lógico”… ¡Epistolar tema!

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: