¡A Rusia con Amor!


Dígame: ¿la verdad está en las cosas o sólo en el entendimiento?… ¿Está o no está sólo en el entendimiento que compone y divide? Elemental decir que las respuestas pueden ser varias, pero aquello de lo que depende una cosa es más que ella.

No en tanto, tal como dice el Filósofo en Praedicamentis: De que una cosa sea o no sea depende que una opinión u oración gramatical sea verdadera o falsa. Luego la verdad está más en las cosas que en el entendimiento. Contra esto está lo que el Filósofo dice en VI Metaphys: “Lo verdadero y lo falso no están en las cosas, sino en el entendimiento”.

Así como se llama “bien” aquello a lo que tiende el apetito, se llama “verdadero” aquello a lo que tiende el entendimiento. La diferencia entre el apetito, el entendimiento o cualquier otro tipo de facultad, está en que el conocimiento es tal según está lo conocido en quien lo conoce; y el apetito es tal según el que apetece tiende hacia lo apetecido. De este modo, el fin del apetito, que es el bien, está en lo apetecido; pero el fin del conocimiento, que es lo verdadero, está en el mismo entendimiento.

Como el bien está en la cosa, en cuanto que está relacionada con el apetito; y por eso la razón de bondad deriva de la cosa apetecida al apetito, por lo cual, si es apetito del bien se llama apetito bueno; así también, como lo verdadero está en el entendimiento en cuanto que hay conformidad entre éste y lo conocido, es necesario que la razón de verdadero derive del entendimiento a lo conocido, como también se llama verdadera aquella cosa conocida en cuanto que tiene alguna relación con el entendimiento… Esta definición parece un trabalenguas de chiflados.

Platón consideraba que todo el conocimiento es reminiscencia: cuando un hombre nace, su alma contiene todas las ideas que ha conocido en el mundo de las ideas, sólo que las ha olvidado temporalmente. Los sentidos le proporcionan vagos reflejos de las ideas que le ayudan a recordar. Así, por ejemplo, un círculo trazado en la arena es una imagen imperfecta de la idea de círculo, pero cuando alguien ve por primera vez un círculo en la arena le viene a la mente la idea de círculo perfecto, pese a que no está viendo, ni podrá ver jamás, un círculo perfecto.

Aristóteles, por el contrario, consideraba que el alma de un recién nacido es como una hoja en blanco en la que la experiencia va escribiendo poco a poco. Las ideas como la de círculo perfecto se forman por abstracción. Quien ve un círculo en la arena puede formarse la idea de círculo perfecto haciendo abstracción de las imperfecciones accidentales de la figura que está contemplando.

Parece difícil de entender y hasta capaz de dar un nudo en los sesos de los distraídos pensativos, pero si más o menos le han quedado claros los conceptos filosóficos, puede entonces que comprenda porqué razón Rusia adoptó una ley que prohíbe travestis, sadomasoquistas y cleptomaníacos de dirigir vehículos, decisión que, como esperado, provocó una onda de críticas por parte de los defensores de los derechos de los homosexuales… Sí, porque los de derechos torcidos aún no se conocen.

El caso es que la ley que entró a vigorar la semana pasada, prohíbe la conducción de vehículos por cualquier persona que sea dueña de “problemas mentales y de comportamiento”, entre los cuales se incluye “identidad de género y preferencias sexuales”. Por ende, la mencionada lista incluye a travestis y transexuales, así como a todos los fetichistas, pedófilos, exhibicionistas, practicantes de voyerismo y los sadomasoquistas… Menos los adoradores del Sr. Putin, obvio.

Parece que los inhábiles parlamentares que aprobaron la ley, pretendían disminuir con ella el número de muertes en accidentes de tráfico, pero ésta terminó siendo severamente criticada por los defensores de los derechos humanos.

“No entiendo el motivo por el cual fetichistas, así como cleptomaníacos y transexuales, no pueden dirigir”, opinó en su blog Elena Masiouk, una integrante del “Consejo de Derechos Humanos” frente al Kremlin… “Es una violación a los derechos de los ciudadanos rusos”, denunció a todas letras.

Por su vez, la asociación de abogados de Rusia por los derechos humanos, consideró que la medida “muestra la invasión progresiva de las autoridades en la vida privada”… “Ella contradice de forma fragrante las leyes internacionales y rusas”, indicó un vocero de la asociación.

Pero no olvidemos que en Rusia, la homosexualidad fue considerada crimen hasta 1993 y una enfermedad mental hasta 1999; y que en 2013 el parlamento adoptó sanciones con multas y varios años de cárcel para cualquier tipo de propaganda homosexual para menores… Lo que es comprensible.

Claro que existe el entendimiento especulativo y el entendimiento práctico, y eso me recuerda que Jesús ha querido enviarnos el Espíritu Santo para que nosotros tengamos este don, para que todos nosotros podamos entender las cosas; sólo que Él no previó que los políticos a veces lo estropean todo, ya que piensan que la vista de los ciegos es capaz de ver por lo que sus dedos están tocando, aunque para los videntes los dedos, sin tocar, consiguen sentir lo que los ojos están viendo… ¡Filosófico tema!

(*) Visite el blog “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, http://guillermobasanez.blogspot.com.br/

Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: http://www.bubok.es/

Anuncios

El Primer “Sex Shop” Ecológico


Dicen que el muro que separa a los vivos unos de otros, no es menos opaco que el que separa a los vivos de los muertos. Para los que piensan así, debe ser algo insignificante si todo es visto desde el lado de la muerte, pues estar vivo es significante. Aunque en realidad, cuando dicho de esta manera, me parece una filosofía insignificante… Pero en fin, es lo que hay.

No obstante, contrariando a esos mismos apocalípticos con petulancia cursi, afirmo que en Berlín abrió una tienda alternativa de sexo llamada “Other nature” (Otra naturaleza). Las noticias cuentan que este bazar lascivo-voluptuoso-erótico está enfocado “principalmente” para el público homosexual femenino aunque sin discriminar a nadie por su clase social u orientación sexual… Una posición políticamente correcta con los afectados y afines.

Pero queriendo ser diferente, esta tienda ofrece prendas eróticas de cuero vegano, de manera de conjugar el sadomasoquismo con los derechos de los animales… Otro punto más a  favor de estos emprendedores en el ramo del amor.

Sin embargo, los lectores se preguntarán: ¿Son compatibles el respeto a los derechos de los animales y el uso del cuero en las prácticas sadomasoquistas? Yo no sabría responderles, pero parece que ahora sí, tras la apertura de este primer “sex shop” ecológico y vegano de Alemania, donde látigos, esposas y consoladores son de uso políticamente correctos.

En “Other nature”, la tienda alternativa de sexo, como reza su eslogan, se pueden encontrar tampones biológicos, preservativos y vibradores ecológicos, y prendas eróticas del denominado “cuero vegano” -una imitación de la piel animal- o fabricadas a partir de cámaras de bicicleta… Supongo que el uso de este material es para que todo marche sobre ruedas.

Empero, Anne Bonnie Schindler, la copropietaria de este libídine negocio berlinés, explicó al reportero de la agencia Efe, que: “Al principio, el objetivo de la tienda era facilitar la exploración del sexo a través exclusivamente de productos ecológicos, y luego decidimos hacer un “sex shop” puramente vegano”… ¡Ma-ra-vi-llo-so!

A su juicio, el veganismo -una ideología que rechaza el consumo de productos de origen animal-, la ecología, el desarrollo sostenible, el consumo responsable, el feminismo y la curiosidad por explorar todos los rincones de la sexualidad, no son ideas independientes y estancas. “No veo ninguna diferencia entre ellas. De alguna forma, son todo lo mismo”, señala esta madame sicalíptica.

La joven afirma, además, que la tienda tiene un carácter “feminista” y está “orientada a mujeres, aunque abierta a los hombres”, ya que los juguetes eróticos que ofrece “pueden utilizarse como a cada uno le plazca”… Es de imaginarse que en la oreja, en la nariz, o en donde al consumidor más le agrade.

Ella también reconoce que el público al que apunta son las mujeres jóvenes y homosexuales, pero asegura que a “Other nature” entran clientes “de todas las clases sociales” y “de todas las opciones sexuales”… Y claro, como no va a ser así, si en la fauna humana se encuentra de todo.

“Aquí viene gente de todo tipo. Las más jóvenes han sido una pareja de lesbianas de 18 años -niñas precoces-, que vinieron a comprar su primer juguete. Y la mayor fue una mujer de unos 60 años -una abuela tarada- que se había quedado sola y buscaba algo nuevo con que pasar las horas”, explica Schindler, que califica de “fascinante” la acogida.

Los artículos más demandados en este establecimiento berlinés son unos tampones de silicona para la menstruación (¿marca PIP?),  y distintos ejemplares de su amplia y colorida selección de vibradores… ¿Vio? Descarte ya los juguetitos que usted tiene guardado en el ropero, porque estos no son ecológicos ni políticamente correctos.

Pero quizá lo más llamativo del primer “sex shop” ecológico y vegano de Alemania es su aspecto, “un poco como de dormitorio”, según lo describe su propietaria, quien asegura haber estudiado durante mucho tiempo cómo diseñarlo… Supongo que por la decoración estimulante, si el comprador está muy apurado, puede experimentar las piezas que comprar, allí mismo.

“Quería acabar con el tabú que rodea a estos establecimientos. Evitar los espacios oscuros, invitar a la gente a hablar. Quería un sitio abierto y luminoso donde la gente se sintiese como en casa”, recalca ella ingenuamente… Llevando al pie de la letra, es posible que algunos hasta se queden en bolas.

En efecto, se trata de un espacio conformado por dos salas diáfanas, con amplias ventanas, iluminación cálida, sofás y una decoración desenfadada que lo hace parecerse más a las cafeterías de la escena alternativa de Kreuzberg, el barrio en que se asienta, que al prototipo de “sex shop” con fluorescentes rojos y cristales de espejo. “El concepto es totalmente distinto”, agrega la declarante.

El proyecto, en el que Schindler y su colega canadiense Sara Rodenhizer han trabajado durante más de dos años y medio, abrió definitivamente sus puertas el pasado 22 de octubre y tiene potencial para seguir desarrollándose y evolucionando “durante años”, según su principal impulsora… Claro, si consideramos que este es el segmento que más crece en la sociedad hoy en día en un mundo repleto de turbados, no hay dudas que ellas tendrán mucho éxito.

Pero además de los artículos clásicos de todo sex shop, “Other nature” ofrece también una selección de libros y catálogos que tratan diversos aspectos sobre el sexo y la sexualidad, y tiene previsto incorporar en breve una sección de alquiler de vídeo pornográficos destinados para mujeres… Un departamento muy sugestivo para niños en su pubertad.

Asimismo, y, tras la organización de dos talleres el año pasado, esta iniciativa tiene previsto realizar en los próximos meses cursos divulgativos sobre el sadomasoquismo, el empleo de juguetes eróticos y el punto G… ¿A ver? ¿A ver?…  ¿Quién se anota?

A %d blogueros les gusta esto: