El Impactante Sexo con Olas


-¿Qué tal, como le va, mi amigo?… ¿Ya se enteró de la última?

-¿Qué?… ¿Cayó el gobierno?… Eso sí que sería extraordinario, doctor.

-¡Cómo usted es ingenuo, hombre!… Esos que están ahí, no van a largar el hueso así nomás. Todavía nos ha de doler bastante, antes que el agua se lleve esa escoria.

-Aunque creo que dará igual, doctor, porque de la manera que votamos, cambiaremos seis por media docena…

-Por fin lo escucho decir algo sensato, ¡hombre!

-Está bien, pero déjese de comadreos políticos, doctor, y vaya directo al grano. ¿Qué noticia tenía para contarme?

-Una pavadita, nomás, mi amigo. Pero ya que usted insiste, acabo de ver las escenas de una pareja de ballenas que fue filmada mientras hacía sexo, y, de por sí, eso se tornó un descubrimiento que puede mudar lo que se pensaba sobre la vida sexual de los mayores mamíferos del mundo.

-¡Qué viejo verde! ¿No me diga que ahora se le ha dado por ver filmes porno con escenas de sexo explícito?

-No me confunda, que nosotros no somos astilla del mismo palo.

-Fue usted, quien comenzó, doctor.

-Mi amigo, sólo quise comentarle un tema que me impactó bastante, pero usted ya agarró para el otro lado… Como siempre.

-¡Ya sabía! Usted primero muestra el caramelo, y enseguida lo esconde… ¿Por qué no termina de contar lo que vio?… O, entonces, no diga nada.

-Usted, que es un jodón, hombre. Siempre interrumpiendo lo que pretendo contar.

-Está bien, cuente nomás. Me quedé curioso para saber que ocurrió con las ballenas.

-Parece que esta pareja de ballenas fue filmada en cuanto hacía sexo, y eso se tornó un develamiento que puede mudar lo que se pensaba sobre la vida sexual de estos mamíferos.

-Sí, ¿pero a dónde fue? ¿O es un truque cinematográfico?

-Calma, que ya le digo. El registro es verídico y fue realizado por biólogos, y las imágenes de las dos gigantes de los mares en su momento íntimo de apareamiento, fueron captadas en el mar de Argentina.

-La costa Argentina es muy grande, doctor. ¿Podría ser más específico?… Si sigue así, su chisme será más largo que esperanza de pobre.

-Pues le digo que el grupo de científicos realizaba estudios en la región sur del país, en Puerto Pirámides, cerca de la provincia de Chubut. Pero mientras filmaban, una de las biólogas dejó escapar un: “¡Increíble!”, en un suspiro atónito que en ese momento quedó registrado en el video.

-Me imagino cual no habrá sido la estupefacción de su suspiro, especialmente, porque esa mujer se habrá asustado con el tamaño del “birgulino” de la ballena.

-No sea mentecato, hombre. Usted tiene cada ocurrencia…

-Fue usted quien dijo que ella se impactara bastante. Yo sólo supuse lo podría haber sido… Nada más.

-Yo lo dije, porque la filmación es importante debido a un detalle de la escena, que no era exactamente esa parte que usted pensó.

-Ah, no… ¿Cuál, entonces?

-Es que uno de los hijos menores de la madre estaba presente, y eso contraría lo que se pensaba al respecto sobre el periodo de reproducción de las ballenas.

¿Se puede saber lo que esos doctos pensaban? Y no me venga con que ellos creían que los hijos se los traía una cigüeña ballenera.

-No joda, hombre. Antes, los científicos opinaban que estos animales sólo se reproducían de cuatro en cuatro años, pero, con la presencia del pequeño bebe ballena junto a la hembra más vieja, es bastante probable que la madre haya apareado con más frecuencia de lo que se pensaba hasta este momento.

-¡Una crueldad!… Algo así como la hiena. ¿Ya pensó doctor?

-¿Pensar, el qué, exactamente?

-En la hiena… Me gustaría verlo a usted en esa situación.

-Lo mínimo, debe ser alguna gansada suya, mi amigo.

-Es que yo no sé bien de qué se ríe la hiena, ya que come mierda y sólo copula una vez por año… Ni que decir de la pobre ballena… A cada cuatro años…

-¡Yo sabía!… Sí, que lo sabía… De la boca de un menguado como usted, sólo podrían salir tales cosas… Déjese de joder… Chau, me voy.

-Vaya con Dios, doctor… Y, de paso, pídale que lo absuelva de sus pecados morbos… ¿Dónde se vio, impactarse con esas cosas? De mi parte, opino que esos animales le estaban dando un aula práctica de sexo a su crío.

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Conviértase en un Versado Lunático


Ponerse a platicar sobre los sentimientos personales en la horizontal es un asunto tan amplio, que para algunas personas es difícil entender el motivo de uno tratar sin ambigüedad ciertos temas del cotidiano. Puede que sean los mismos que desconocen o se tapan los ojos, por no creen que el ápice del momento de la relación íntima sea aquel en que existe el toque, el cuerpo y todo lo demás. Empero, también están los otros, los que entienden que para alcanzar ese magnífico momento a dos, debe existir el sexo que vive en su imaginario y el cual está formado por diversas esencias. Óptimo, porque sin la imaginación, nadie llegaría a la parte física de tan delicado asunto.

Por tanto, parece ser importante hablar sobre el tema; porque es hablando que uno hace su imaginación trabajar, que se crean ideas, se descubren deseos y curiosidades. Mantener ese sentimiento en un ámbito restricto, es disminuir las chances de placer. Tal vez sea por eso los hombres consiguen tener más satisfacción en la horizontal de que las mujeres. Es que ellos hablan sobre el tema, y hasta cuentan más de lo que hacen, mientras que las mujeres hablan poco o nada, mismo que hagan mucho.

Explorar las opciones existentes en sus emociones, es un multiplicador que aumentará las chances de tener placer. Pero no piense que estoy hablando como un desmedido, como suele acreditar mucha gente. Estoy hablando sobre entender de que el asunto sexo es mucho más que pene, vagina y penetración. Y eso suele ocurrir, porque el cuerpo humano es todo sensual, porque cada pedacito nuestro produce sensaciones cuando tocado de la manera correcta, y creo que desperdiciar eso es algo triste… Para no decir trágico.

Una relación íntima en la que existe escasamente penetración, es sin duda una relación incompleta. Evidente que eso es lo que uno aprende en la escuela -cuando aprende-, y tal vez se deba a que allí sólo se habla de reproducción y no de placer; mismo que el acto contenga esos dos momentos.

Reflexione, pues para reproducir es bastante con encontrar una manera de unir óvulos y espermatozoides. Pero para tener placer, mi amigo, es necesario encontrar dónde está escondida esa llavecita mágica que liga diversas áreas del cerebro. Y ese pasa a ser su gran desafío.

Hacer el cerebro trabajar, es el primer paso para poder obtener una relación íntima mejor. Es necesario imaginar lo que ira suceder para uno comenzar a preparar el cuerpo. Claro que no necesita imaginar todo, pero ¿sabe de aquel frio que da en la barriga antes del primer día en la escuela? Bueno, es más o menos igual, es lo que uno necesita sentir para dejar su cuerpo alerta para lo que está por acontecer.

Existen otras cosas que influencian mucho, como los ojos, por ejemplo. Es que uno mira para la persona con quien pretende tener un momento íntimo y se le cae la baba. Uno desea a aquella persona. Quiere tener la oportunidad de verla de una manera íntima. Luces prendidas. Ropas en el piso. Por tanto, mirar al otro es tan importante cuanto tocarlo. Pero, claro, esa es una de las mayores trabas que existen: dejarse mirar y observar otra persona nos causa apremio, y evidente que se pierde mucho con ello.

Además, está la piel, que da una infinidad de oportunidades para dar y sentir placer. Es que el cuerpo entero tiene terminaciones nerviosas y son ellas las que envían los estímulos para el cerebro y activan las áreas ligadas al placer. Por consecuencia, si tiene esa materia gris entre oreja y oreja, toque, sea tocada o tocado, sienta intensidades diferentes, temperaturas diferentes, texturas diferentes. Tenga en cuenta que salir de la rutina es mucho más simple de lo que parece ser.

Así pues, con toda esa preparación preliminar, puede ser que usted alcance el éxtasis antes mismo de llegar el momento de la penetración. El cuerpo tiene mucho más a ofrecer de que ese tipo de sexo limitador que nos venden en los tiempos de escuela.

En todo caso, ni llegué a mencionar otras partes específicas o le di ideas objetivas; pero recuerde que la imaginación no tiene límites y que cada persona puede descubrir sola lo que más la excita.

Cuando al fin entienda que el acto va mucho más allá de la introducción carnal, usted pasará a comprender porque es necesario hablar de tantos asuntos correlatos. Sólo siente placer quien es libre. Sólo se siente a gusto para dar placer, quien se siente seguro en hacerlo bien. Y esa debe ser su búsqueda, que va más allá del amor propio, pues consiste en retirar las amarras que la sociedad coloca en las personas, es uno salir del cuadradito que le fue designado y buscar algo que lo emocione de verdad.

El acto íntimo es descubrimiento, es zambullirse en lo desconocido. Pasar la vida apenas repitiendo un acto de reproducción, es ofrecer apenas lo mínimo a uno mismo. Y creo que uno merece más, mucho más… Merece sentir placer, utilizando todos los sentidos… ¡Diviértase!

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

El Síndrome del Hombre Bajo


¿Qué quiere que le diga? No sé, pero lo que es yo, por mi parte, continúo en duda, mismo que la multitud insista en decir a mí alrededor, que los “bajitos” tienen fama de ser unos “calentones”. No obstante por otro lado, si analizamos el asunto con una mayor profundidad ocular, uno puede entender por qué: hombre odia ser mirado de arriba hacia abajo; por ende, es factible raciocinar que la llamada “Síndrome del Hombre Bajo” realmente existe.

Ante esa misma incertidumbre, y para confirmar la veracidad de tal síntoma, fue que media docena de investigadores de la “Universidad de Oxford” descubrieron, utilizando instrumentos de realidad virtual para reducir la altura de voluntarios por medio de un software, que los individuos estudiado resultaban más propensos a pensar que los otros estaban mirándolos, o hablando por sobre ellos.

Si esta sintomatología se confirma, cabe preguntar: ¿ya paró para pensar lo qué más su altura puede decir sobre usted? No obstante otros opinen que, ni siempre aparente, la diferencia de estatura puede revelar mucho más de aquello que constatamos luego de cara cuando nos topamos con un sujeto. Como por ejemplo:

Larga Vida – Diversos estudios nos muestran que personas más bajas viven más tiempo. Uno de esos análisis acompañó la vida de 500 hombres nascidos entre 1866-1915 en la isla italiana da Cerdeña, y reveló que aquellos abajo de 1,64 m vivían en media dos años a más en relación a los más altos. Según científicos de la “Universidad de Cagliari”, los motivos que justifican la conclusión, se encuentran en al reducida tasa de daño de DNA, excelente potencial de reposición celular y una mayor eficiencia del corazón. No en tanto, las mujeres bajas también viven más: las japonesas, cuya altura media no pasa de 1,58 m, se mantienen invictas en relación a cualquier otro ser humano en el quesito longevidad… Aunque no lleguen a la edad de Matusalén.

Inteligencia – Quedó confirmado que individuos más altos tienen tendencia a ser más inteligentes. En 2006, la “Universidad de Princeton” descubrió que a los tres años de edad, los niños más altos ya se destacaban en testes cognitivos. Y un otro estudio realizado por la “Universidad de Colorado”, reveló que la relación altura e inteligencia está asociada a la reproducción. Por lo que según Matthew Keller, personas inteligentes buscan compañeros literalmente a su altura… Y largura.

Dinero – Claro que no necesita ponerse taco alto, pero resulta que arriba de 1,82 m, los hombres pueden llegar a ganar 1.5% más de que un colega de 1,55 m, por lo menos así lo garante un estudio específico. Es que los investigadores de la “Universidad de Sídney”, compararon los paquetes salariales de 20 mil personas usando indicadores que incluían peso y altura, y observaron que la altura elevada se traducía, en media, en más dinero; no obstante ello tenga quedado más evidente entre hombres de que en mujeres.

Ambición – Si usted está de ojo en una mujer, decídase antes. Es que de acuerdo con los académicos de las universidades “St. Andrews” y “Stirling”, las mujeres bajitas son menos ambiciosas. Además, ellas son más propensas a iniciar una familia en vez de focalizarse en la carrera. El estudio que envolvió a 1.220 mujeres del Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Australia, descubrió que las más altas son menos fértiles, generalmente tienen menos hijos y dan a luz en edad más avanzada…, pero son más ambiciosas… Así que, ya sabe.

Mejor compañero – No se entusiasme mucho, mujer, porque mismo que hombres más altos ganen más, sean más inteligentes y tengan más hijos, quedó confirmado que los más bajos son mejores maridos… O sea, defina antes para lo que lo quiere.

En todo caso y por su vez, otro estudio publicado por el periódico “Biological Psychology”, concluyó que los hombres altos son dos veces más populares entre aquellas féminas que buscan relacionamientos de corto plazo. Durante la investigación, las mujeres tuvieron que escoger cual era el par ideal para la célebre “una noche y nada más” y otro para un noviazgo largo, a través de fotos que revelaban la altura del pretendiente… Lea bien, no dije largura.

En todo caso, le recomiendo no se reproche ahora por lo que tiene a su lado, ya está. Y digo esto, mi ocular leyente, mismo sabiendo que algunos ya se estarán mirando el uno al otro, desconcertados y con ojos bovinos, ante la gárrula tarea de extraer conocimientos párvulos, cuando bien sabemos todos que tal operación de quinta esencia, simplemente, no es posible… ¡Alargado asunto!

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Unos con Mucho, Otros con Poco


Elemental decirle al amigo lector, que tengo bien claro que el título transcrito es una expresión que hace referencia a la injusticia natural que se produce en muchos ámbitos de la vida (economía, belleza…) cuando determinadas personas son más favorecidas que otras, pero que de acuerdo con otras arbitrajes, también se aplicaría muy bien en otras cuestiones y circunstancias que detallaré un poco después de ensancharme algo más sobre esta epígrafe.

En realidad, el significado de la frase alude a la desigualdad en los bienes, inclusive los anatómicos. Por tanto, suele decirlo quien está falto de bienes a modo de queja, cuando se le ocurre comparar su situación con la de otros que tienen mucho más desahogo. También se menciona en ocasiones con cierta envidia, como si fuese un lamento por una situación que se juzga injusta… Pero como verá, aquí no es el caso.

Hasta hace poco yo mismo me hacia la misma pregunta, pero reflexioné y llegue a la conclusión que solo me estaba fijando más en esas cuestiones, en lo que algunos tenían y otros renegaban, y les confieso que hasta sentí cierta envidia… Pero, claro, siempre que me hago esa pregunta, mi conclusión es que los seres humanos somos individuos injustos, defendemos lo nuestro, tomamos posesión de ello y, lo que es peor, somos codiciosos, puesto que los que tienen mucho no quieren perderlo y los que tienen poco sólo les queda luchar para sobrevivir con lo que les quedó.

Acortando un asunto que se hace tan largo como esperanza de pobre, para ejemplificar todo lo dicho aquí le reproduciré dos casos que ilustran muy bien esos opuestos que menciona el rótulo de cabecera:

En primer lugar, tenemos a una pareja que está siendo buscada por la policía por toda la gélida estepa rusa, nada más por causa de estos haber turbado la vida de los pedestres que circulaban por una plaza pública de la ciudad de Samara… ¿El motivo de la demandada? Es que esos dos angelitos del Diablo decidieron mantener relaciones sexuales sobre el parapeto de la fuente que existe en dicho local, y, lo que parece ser más sorprendente, hacerlo nada menos que durante 15 minutos y en plena luz del día.

De acuerdo con el reportaje del periódico “Life News”, la pareja estaba sentada al borde de la fuente en cuanto se entretenía con besuqueos y manoteos idílicos. Poco después, cuando por lo visto les hirvió la sangre, el hombre se acostó sobre el borde de la fuente y su compañera, ya sin la parte de bajo de su ropa, dio inicio al prosaico acto.

El responsable por realizar el registro en un video casero, Aleksey Doubhov, de 26 años, afirmó que los jóvenes no se mostraron intimidados con la reacción -celosa- de las personas que estaban al rededor en la plaza. No en tanto, después de la divulgación de las sicodélicas imágenes, los agentes de la policía rusa busca encontrar la extraña pareja para que presten los debidos esclarecimientos y, si posible, reconstruir el pecaminoso acto… Que por lo que se imagina, será fantástico.

El segundo ejemplo, y todo lo opuesto al caso anterior, se refiere a un ciudadano norteamericano de nombre Andre Johnson, quien tuvo un pensamiento magnánimo y un tanto diferente para poder dar fin a sus problemas.

Resulta que durante una noche regada a drogas, Andre descubrió que su pene era la raíz de todas sus preocupaciones, por lo que entonces se lo cortó. Una vez repuesto del sangrado suceso, el último lunes 14 habló por primera vez sobre el asunto en una entrevista publicada en el sitio “E!Online”.

“Sí, yo estaba usando drogas en aquel día. Pero estaba en completo control de mis actos… Me lo corté, porque mi pene era la raíz de todos mis problemas. Mi solución radical, fue la percepción de que sexo es sólo para mortales, y yo soy un Dios… Esas actividades extracurriculares ya me causaron varios problemas, y yo estoy aquí para ser un Dios”, afirmó el propio Andre Johnson en la -reducida- entrevista.

Su actividad profesional es la de rapper musical y hasta puede afirmarse que Andre tiene un cierto éxito en su país. Pero por cuenta de su castrador acto, su historia repercutió bastante en los medios. No obstante, en la época de la mutilación, rumores afirmaban que los médicos le habían reimplantado el pene con éxito, hecho que fue negado por Andre… Y confirmado “in loco”.

En la entrevista, anunció: “Los médicos no fueron capaces de reparar nada. Pero el pequeño ‘resto’ que tengo todavía se pone duro… Aún tengo un pedazo de pene que funciona. Pero de cualquier forma, últimamente yo no estaba transando mucho. Mis días de reproducción llegaron a su fin… Ahora soy un hombre renacido”.

Pues bien, puede que para muchos, estos asuntos sean sólo recuerdos que a veces lo asaltan y que, de tanto acariciarlos, de a poco esas mismas evocaciones terminan por tomar consistencia material… ¡Bueno, mi caso ya es otro!

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: