Existen Peleas de Carácter Testicular


Suena extraño, pero suele ser muy común que, en una relación de pareja, las dos partes tengan debilidades y fortalezas; si bien existen relaciones en las que uno de los miembros asume ser el débil, mientras el otro se manifiesta de forma agresiva y parece el más fuerte.

Por ejemplo, sin ir más lejos, hace pocos días, cuando estaba en la rueda del bar junto con amigos, uno de ellos comentó con entonación sorprendida al ver lo avanzado de la hora: ¡Bien, amigos, ya me tengo que ir!

¿Por qué?, quisimos saber todos al instante, por lo que él simplemente contestó: Mi esposa me pega si no lavo los platos. Evidente que a nosotros nos asombró muchísimo su disculpa, por lo que luego indagué: ¿Y vos te dejas pegar?

Ese amigo me miró enseguida con ojos de lechuza y dijo: Obvio que no. ¡Yo siempre los lavo!

En realidad, de alguna manera eso se explica, ya que la gente que no es feliz por veces rompe mucho las pelotas. Con todo, desde el punto de vista científico, en ciertos casos, es el hombre débil el que teme dejar un lugar infantil donde se creía omnipotente con su madre. Eso ocurre porque él no ha podido aceptar los límites que el crecimiento adulto impone, ni construir una virilidad que le haga dirigir su deseo hacia otra mujer fuera de la familia. Su posición entonces es de una dependencia excesiva hacia su pareja. Por consiguiente, este tipo de hombre suele encontrar a una mujer que le controla e incluso, a veces, es agresiva con él.

Por su vez, este tipo de mujer se pelea mucho con esa clase de varón -con minúscula- porque lo ve “poco hombre”… Literalmente: “le faltan bolas”. Aunque no sabe que ese “poco” de él es lo que a ella le permite sentirse fuerte. Afirman los entendidos que eso es lo que le gusta inconscientemente, aunque también finalmente le canse la situación. El deseo de someterlo está promovido por la fantasía inconsciente de que el hombre es más que ella. Si logra dominarlo, se demostrará a sí misma lo contrario.

Una vez comprendido lo que aseveran los estudiosos del comportamiento ajeno, cuando existe esta combinación de pareja, la mujer necesita sentirse poderosa para evitar reconocer sus debilidades; él, sentir que lo manejan para no asumir su fuerza como adulto. Por tanto, él deja a la mujer, en cierta forma, sola; ella lo rechaza aunque necesite controlarle. Elemental decir que como el resto de parejas similares, Marinela e Ionel, crea el leyente o no, ya han hecho su elección guiados inconscientemente por su historia emocional.

Me refiero a Marinela Benea, una ama de casa de 40 años, que simplemente arrancó los testículos de su marido con las propias manos. Empero, a pesar de practicar esa brutal agresión, ella no se siente ni un poco arrepentida. En una entrevista que fue concedida a la prensa local, ella dijo: “Él tuvo lo que merecía”… Mismo que sus criadillas tuviesen pocos años de uso.

Por su vez, Ionel Popa, el desbolado marido de 39 años, fue encaminado de inmediato para un pronto atendimiento de emergencia después de sufrir el deshonroso ataque femenino. Con todo, se comenta en el pueblo que dicha agresión habría sido motivada después que ese día Ionel se recusara a ayudar a Marinela en las tareas domésticas y se olvidara de darle aunque más no fuese un ramo de flores por el “Día Internacional de la Mujer”.

El caso ocurrió en la pequeña villa de Dragomiresti, en el interior de Rumania. Para lograr prestarle un mejor atendimiento, la víctima fue derivada para un hospital de la ciudad de Vaslui, donde entonces pasó por una operación para reconstrucción de la bolsa escrotal… Que sin duda quedará como un saco plástico usado de supermercado, toda arrugada y surcada, prestes a reventar si un día la vuelve a utilizar.

Como sea, en sus declaraciones a las autoridades, esta belicosa rumana afirmó que no conocía su propia fuerza. A más, declaró que su marido llegaba todas las noches en casa embriagado y se recusaba ir a trabajar al día siguiente, motivando entonces una permanente discusión. Mismo así, la pareja está junta desde hace 15 años y tienen un hijo… Por lo que indica que en ese tiempo no ahorraron ejercicios nocturnos.

Pese al tremendo impacto de la noticia, necesito volver cuanto antes a la llamada “Realidad Vulgar” que nos rodea, mientras, aun atónito, me restan fuerzas para ponerme a meditar acerca de los problemas de la longevidad, un momento deletéreo en que se van los dientes y permanecen las encías desnudas… ¡Doloroso Tema!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Gatos Persiguen una Maldita Herencia


El destino no siempre ordena mal las cosas, aunque tampoco es difícil observar que cada día existen más y más mascotas abandonadas, ya sea porque sus dueños intentan driblar la crisis que se les vino encima o porque ya les molesta su compañía y sus hábitos. No hablo apenas de los gatos. Infelizmente, tanto gatos como perros son abandonados a los millares a cada año que pasa, en cada ciudad de nuestro planeta.

Quizás sea la pérdida de ese vínculo que existe desde tiempos inmemorables entre el hombre y la naturaleza, lo que está provocando que algunas personas crean que sus mascotas son objetos que pueden ser tratados de la misma manera como tratan el televisor, el teléfono o el horno de microondas… Las compran, las usan y, cuando se cansan, las tiran.

El mundo está lleno de historias que narran sobre algunas personas que dejan sus perros atados en el camino hacia el sitio donde pasarán las vacaciones o simplemente los pierden antes de partir, o de los que abandonan los gatos en jardines y arrojan los peces por el inodoro, o hasta los que sueltan sus hámsteres en un terreno baldío, tan solo porque consideran objetos a sus mascotas.

Hoy es común distinguir que gran cantidad de mascotas están siendo sacrificadas simplemente porque ellas causan pequeños inconvenientes a sus dueños. De hecho, el mayor número de animales abandonados se registra durante la época de las vacaciones.

Pienso que todos deberían mentalizar por un momento la tremenda injusticia y la fatalidad que cometen al abandonar un animal por el motivo que sea. Por lo que también intuyo que para muchos de nosotros, los terráqueos con cerebro pensante, tal actitud es algo inconcebible. A bien verdad, para cualquier mente con un poco de sentido común, el abandono por el motivo que sea es una atrocidad.

Especialistas en el tema afirman que los animales tienen sentimientos, por lo que si ellos hablasen, imagino que dirían que es un emoción muy triste ver como las personas que consideraban como su familia, que pensaban que lo amaban, de repente se van y lo dejan así porque sí. Pienso que debe ser muy duro ver como las personas se apartan de uno y percibir que nunca más los volveremos a ver… Algo así, o quizás peor, como cuando se rompe el idilio en la relación de pareja y cada ex marcha por su lado.

Muy pocos suelen tener suerte y ser rescatados, aunque a posterior la suerte les falle, como ocurrió con algunos gatos norteamericanos, aunque ahora los moradores de una ciudad del estado de Maine, junto a un grupo de cuidadores de gatos huérfanos, han procesado a los administradores de los bienes de una mujer, cuyo último deseo antes de fallecer, fue dejar todas sus economías al cuidado de gatos abandonados.

El caso es tan viejo como la humedad, porque Barbara Thorpe falleció en 2002, momento en que dejó la mayor parte de su patrimonio, estimado en US$ 200 mil, para proveer comida, abrigo y cuidados veterinarios a los gatos de la calle de Dixfield.

Sin embargo, en sus páginas, el periódico “The Sun Journal” relata que apenas algunos millares de dólares fueron dedicados hasta entonces al cuidado de los desamparados felinos. Se detalla que los abogados recibieron más de US$ 16 mil y los administradores de los bienes de la fallecida recibieron más de US$ 22 mil.

Con base en esa realidad, hace algunas semanas atrás, los vecinos de la calle Dixfield y otras cinco mujeres que cuidan de los animales abandonados de la ciudad, procesaron judicialmente a los depositarios. En los autos del proceso mencionan que los administradores cobraron tasas excesivas por sus servicios y no realizaron los deseos de Thorpe. Por su vez, el oportuno abogado de los agentes fiduciarios dijo que ellos “niegan vehementemente cualquier irregularidad en el uso del dinero que les fue confiado”.

No es de dudar que algunos piensen que su mascota es un engorro, un obstáculo, un estorbo, algo inútil, palabra esta que lo dice todo cuando tenemos que clasificar lo que supuestamente ya no sirve para nada, y son esos mismos los incapaces de producir una idea cuya bondad intrínseca está de antemano demostrada por el hecho de que otros la han tenido antes y puesto muchas veces en ejecución… ¡Piénselo!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

El Deseo Irracional del Hombre


Por lo común, expertos en el tema suelen afirmar que el miedo a la pérdida es lo que impide relacionarse mejor. Un encuentro que llega a sorprender, con alguien diferente que produce placer y que de repente hace latir el corazón más rápido, si no es taquicardia, entonces puede ser la vivencia que estaba esperando. No obstante habría que subrayar que si la soledad es la única compañía de un individuo, antes de éste entregarse de lleno a esa nueva experiencia, de inmediato comienza a levantar una barrera automática ante cualquier señal de peligro, por lo que adopta la clásica postura del no compromiso.

Con todo, eso de negar a comprometerse no representa solamente una actitud egoísta de no querer compartir su vida con nadie porque le resulta más cómodo, sino que también tiene un significado psicológico con raíces más profundas: “el miedo a sufrir”.

Ni bien dos personas se encuentran, cada una de ellas comienza a especular y a tratar de bucear en el intrincado interior del otro para conocerlo mejor, y así poder desplegar toda una gama de artilugios para conquistarlo y si es posible dominarlo. Pocos son los que se dejan llevar pasivamente frente a un fenómeno tan común y difícil como lo es la relación de pareja y se atreven a ser como son.

Claro que la química del primer encuentro no es casual, porque no somos sólo seres materiales sino también sociales y espirituales, atributos que no sólo están relacionados sino que conforman una unidad armónica, por lo tanto, lo natural tendría que ser que la persona, tal como es, provoque la misma atracción. Sin embargo, el fenómeno actual es que las personas estén disociadas, y tampoco se comprometan consigo mismos ni con valores, porque ellas viven en un permanente relativismo, reflejando una apariencia que no concuerda con su forma de pensar, de hacer o de decir.

Aunque algunos no concuerden, eso puede aceptarse como normal. Con todo, no es necesario llegar al extremo del narcisismo monetario, como resultó ser el caso de un joven inglés que acabó siendo dispensado luego en el primer encuentro que tuvo con una chica. Lo cierto es que él resultó ser caradura al extremo, al pedir de vuelta el dinero del cafecito para esa muchacha con quien saliera no bien había acabado de conocer. Y no pensemos que era un valor tan alto así: estamos hablando de algo en torno de U$ 5.

El caso que trata de este bípede mano de vaca, aconteció en Islington, un barrio de la región metropolitana de Londres, Inglaterra, con Lauren Crouch, quien no perdiera oportunidad de dar una de vieja chismosa y acabó contando todo el episodio en su blog.

Lauren, de 28 años, -o sea, ya estando cerca de la fecha de vencimiento- se encontró de repente con el referido hombre en una estación del subterráneo que queda cerca de su casa. Luego de intercambiar miraditas, caídas de ojos y permutar no más que media docena de palabras, ellos decidieron ir a charlar juntos mientras tomaban un café. La cosa iba bien, hasta el momento que el sujeto la convidó para un segundo encuentro: una cena en su casa, a lo que ella se negara… Tal vez porque no habrían velas en la mesa.

Recatada y cumpliendo lo que su mamá le enseñara desde chiquita, Lauren todavía le dio alguna satisfacción. “Disculpe, pero yo no iría a la casa de alguien mal conociendo a esa persona. Infelizmente, yo soy muy romántica y acredito en un gran sentimiento y no en una chispa luego de primera. Mismo así, le deseo todo lo que hay de mejor en este mundo”, escribió ella en un mensaje que le envió enseguida por celular.

“OK, es justo. ¿Usted podría darme de vuelta el valor de su café? A mí no me gusta gastar dinero porque sí. Prefiero usarlo para encontrarme con otra persona”, le respondió el descornado joven luego de ser contrariado. A seguir, le envió el número de su cuenta bancaria vía SMS.

Inconformada, por no decir algo más pesado, Lauren resolvió contar todo lo que aconteció en su blog personal, si bien se abstuvo de informar si en verdad devolvió el dinero o si apenas ignoró al miserable.

Sin duda hay que reconocer que algunos hacen lo que hacen sin darse cuenta, como nos ocurre muchas veces, que damos los dos primeros pasos por devaneo o distracción, y luego no tenemos más remedio que dar el tercero, incluso sabiendo que es errado o ridículo, ya que el hombre es, realmente, y afirmémoslo como verdad irrevocable, un animal irracional… ¡Apasionante!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

A %d blogueros les gusta esto: