Su Sueldo Depende del Sexo


Es sabido, en efecto, que una de las tesis fundamentales que el filósofo Immanuel Kant formuló, fue el “imperativo categórico” del ser humano. Conocido por haber sido un hombre metódico y de salud frágil, Kant nunca se casó y pasó toda su vida en su pequeña ciudad natal, Königsberg, donde entre otras cosas, se ocupó del problema de la moral. Por consiguiente, en su obra “Crítica de la Razón Práctica”, publicada en 1788, discute los principios de la acción moral, la acción del hombre en relación a los otros y la conquista de la felicidad.

Pero al estudiar la cuestión del conocimiento, e investigando sus límites, sus posibilidades y sus aplicaciones, Kant elaboró una otra obra capital, la “Crítica de la Razón Pura”, publicada en 1781, la que principalmente consiste en afirmar que las categorías e ideas de la razón, por más que sean principios reguladores y formas “a priori” del conocimiento, nada nos enseñan acerca de la realidad de los objetos, a la cual sólo podemos llegar en la experiencia y por medio de la experiencia.

En todo caso, ahora acaba de surgir otro de aquellos estudios divertidos que no sirven ni para ayudarnos a encarar una semana seria por delante. Resulta que a un investigador griego se le ha dado por afirmar que cuanto más sexo las personas realizan, mejores serán sus salarios. Y nada del íntegro lector ponerse a pensar en calidad o cualidad, pues el profesor habla de cantidad mismo.

No preciso ni decirles que la base científica de dicha pesquisa me parece ser casi nula. Pero resulta que este sujeto conversó con 7,5 mil personas con edades entre los 26 y los 50 años. Claro que ese elevado número parece ser una buena base para legalizar cualquier acotación, pero la manera como esas personas respondieron a una pesquisa, apenas, opino que no da para concederle tanta credibilidad como se merece.

Pues en realidad, el profesor de la “Arglia Ruskin University” acredita que quien practica sexo, por lo menos cuatro veces por semana, termina por recibir un sueldo mayor que aquellos que no son tan activos así en la horizontal. Según él, la diferencia de salario entre quienes no hacen sexo es de 5% con relación a quien sigue la regla de las cuatro veces semanales y de 3% con quien lo hace de vez en cuando.

Por supuesto que su extravagante teoría se apoya en que al no tener una vida sexual activa, las personas quedan más solitarias, además de ponerse ansiosas y depresivas. Al mismo tiempo, al hombre se le ha dado por hablar sobre el amor, lo que muestra que él se basó, teóricamente, en relacionamientos estables. Y en realidad, eso comprueba que la investigación es un gran lío.

Juzgo que, en efecto, la mayor práctica de sexo no es por sí sola un sinónimo de éxito, y eso de optar por no tener una vida sexual activa no quiere decir que uno quedará solitario y triste. Uno debe tener en cuenta que existen millares de maneras de llevar la vida cuesta arriba, y sólo cada individuo puede saber cuál es la mejor para su caso.

¡Ah! Sobre los salarios, mayores y mejores, basta con que uno sea competente, enfocado en su trabajo y saber aprovechar las oportunidades que surgen en su empleo…

Pero ya que iniciamos hablando del prestigioso filósofo, agrego que además de obras sobre el conocimiento, la moral y la religión, Kant escribió varias otras obras sobre estética, siendo la más importante la “Crítica de la Facultad de Juzgar”… Materia que este profesor griego parece no haber estudiado.

(*) Siguiendo la misma línea y estilo del presente Blog, surge ahora “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, conteniendo apenas instantáneas del cotidiano. Disfrútelo en: http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ Conjuntamente, continúa a su disposición mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: