Fantasías


71-fantasia

Nunca ponga en duda que el día que nos acose el amor, pasaremos a vivir la eterna fantasía, pues no nos importará dejar de lado el sentido social de una conmoción que revela todo ese conjunto de prodigios, situaciones, sucesos e ideas que formarán parte de nuestra fértil imaginación, y que nunca tendrán correlato verídico con la realidad.

Mismo que pueda resultar parecido, ese sentimiento que se arraigará pérfidamente en un huequito del corazón, poco tiene a ver con esa prenda de vestir de colores variados que lleva muchos adornos o dibujos demasiado imaginativos y poco corrientes que también llamamos de fantasía, al igual que una aderezo de bisutería más requintada, puesto que el despertar de nuestro amor será más que una alhaja que nos regaló la vida.

Por veces, claro está, esa sensitiva pasión causada por el despertar de un impoluto amor, nos incitará a escribir con frenesí loas, elegías, versos, poemas o coplas. Pero, en tal caso, nuestra alucinante fantasía tampoco hará parte de lo que coloquialmente llamamos literatura fantástica, ya que éste es un tema de contenido extraordinariamente confuso debido a la gran divergencia de criterios respecto a su aplicación.

Cuanto a esto último, hasta puede que pulse parecido en nuestra mente embaucada por un delirio apasionado, pues lo que usualmente conocemos por literatura fantástica, es lo que atañe a cualquier relato en que participan fenómenos sobrenaturales y extraordinarios, por lo que poseerían una diferencia rotunda con nuestra musa inspiradora de carne y hueso, ya que esos prodigios habitan en la magia o admiten la intervención de criaturas inexistentes.

Sin embargo, el hecho de ser estas meras imaginaciones o creaciones del consiente o inconsciente de un individuo, eso no significa que no tenga valor, o que el valor nos falte cuando nos apasionamos. Por el contrario, de acuerdo a lo que establecen diferentes ramas de la psicología, la fantasía es el modo en que un individuo expresa sus incontenidos intereses, deseos, objetivos, miedos, y hasta perversiones.

En esencia, la fantasía siempre tendrá que ver con la creación de situaciones a nivel mental o imaginativo que pueden o no llegar a darse en la vida real, o que ciertas veces han de permanecer reprimidas por causa de ciertas pautas morales o sociales.

No obstante a lo mencionado, en el lenguaje pueblerino común, la idea de la fantasía del amor siempre tiene una connotación sexual, como sucede con la idea de fantasías sexuales o eróticas no cumplidas de un individuo, pero, la verdad, es que la noción de fantasía se puede aplicar a diversos tipos de situaciones o realidades imaginadas. La fantasía deja de ser tal, cuando llevada a la práctica, porque es ahí donde pierde su carácter de imaginación o irrealidad.

Por supuesto que, por las noches, cuando la fantasía del enamorado suele jugarse su principal carta, ésta resulta ser la aliada fundamental de la imaginación y el delirio, ya que eso pertenece a la capacidad cognitiva humana que permite abstraerse y representar imágenes en nuestras mentes a partir de datos o experiencias conocidas, y que dividen la reacción de personajes, objetos, entre otros.

Queda evidenciado pues, que la fantasía es una facultad mental típica y exclusivamente humana del apasionado, que le permite elaborar imágenes que jamás existieron, excepto en su mente febril, y reelaborar cuestiones ya sabidas aportándoles condiciones singulares, o su efecto puede consistir en anticipar situaciones que aún no han sucedido. Y, respetando lo aquí disertado, no puedo decir que ella es la mujer de mis sueños, pero seguro es simplemente la más dulce de mis realidades.

Anuncios

Los Paraguas no Sirven para Excretas Lluvias


Sé que no queda muy bien que haga una declaración como ésta, pero una vez que me enteré de la noticia, pienso lo mismo que deben haber deliberado los dirigentes de la empresa sobre su empleado, ya que considerando que todos los padres fueron hijos de alguien, muchos hijos acaban siendo padres un día. Pero también es sabido que muchos se olvidan que lo fueron, y a los otros no hay nadie que pueda explicarles que tipo de hijo serán un día cuando se les ocurra ventilar sus oportunas intenciones. Aunque todos entendamos que para ello existe un término muy claro en el vocabulario popular.

Pero si analizamos mejor tal pensamiento, veremos que el oportunismo es una forma específica de responder a las oportunidades, la cual implica priorizar el interés propio y obviar “principios éticos relevantes” para lograr ciertas metas o para resolver preocupaciones compartidas por un grupo social. Así pues, el oportunismo o comportamiento oportunista, es un concepto importante en campos tales como la biología, economía, teoría de juegos, ética, psicología, sociología, ciencia política y demás etcéteras.

Pero a veces el oportunismo es definido como la habilidad de capitalizar los errores de otros, ya que utilizar oportunidades creadas por los errores, debilidades o distracciones de los oponentes, se transforma en ventaja de uno mismo.

Otras veces, el oportunismo es redefinido por hombres de negocios simplemente como la teoría de descubrir y seguir oportunidades. Tales hombres de negocios están motivados por su desagrado a la idea de que no puede haber nada “malo” en querer capitalizar las oportunidades. Así que, según esta redefinición, el oportunismo es un eufemismo para “emprendimientos”.

Sin embargo, los especialistas en asuntos pueblerinos dicen que, como un estilo de comportamiento humano, el oportunismo tiene la connotación de una falta de integridad. La idea subyacente es que el precio de la búsqueda desenfrenada del egoísmo es la inconsistencia del comportamiento, es decir, en última instancia, es imposible ser egoísta y continuar siendo coherente al mismo tiempo. Por lo tanto, el oportunismo consiste en comprometer una parte u otro principio generalmente respetado; sin embargo, el límite entre el “legítimo interés propio” y “el egoísmo no deseable o anti-social” puede ser difícil de definir: la definición puede depender de un punto de vista o posición en la vida.[] Una postura oportunista puede ser valorada positivamente como una opción legítima, en caso sea el mal menor.

Explicado en detalles la filosofía sobre eso de querer utilizar oportunidades, es que llegamos al asunto en cuestión: Aparentemente, una supuesta “lluvia de excremento” que estaba aconteciendo dentro de un edificio de Chicago, USA, revolvió más de un estómago en la red. Todo, porque un video con las líquidas imágenes de deyecciones ajenas llegó a ser publicado por un pertinente y gracioso trabajador de una renombrada agencia de publicidad situada en la mencionada ciudad estadounidense.

Por supuesto que en la grabación se ve un muy poco agradable líquido marrón que está chorreando del cielorraso de una oficina. Pero la cantidad del disolución es tanta, que llega a formar un enrome charco en el suelo.

El referido video, que fue publicado bajo el nombre de “explosion poo”, se encarga de recoger los desastrosos resultados del estallido por congelación de las cañerías del rascacielos “Leo Burnett”, debido al intenso frío de los últimos días. En todo caso, la oficina que fue filmada se encuentra en el piso 15, según informara el noticiero “The Business Insider”.

Evidentemente que sin perder tiempo, los participantes de las redes sociales pronto hicieron eco del título del video, y sin tapujos reprodujeron y comentaron largamente la supuesta y desagradable lluvia de aguas inmundas.

Al notar la balumba que alcanzó el repugnante aguacero en las redes sociales, un vocero del edificio salió al cruce de las afirmaciones, negando que el líquido vertido “contuviera heces”. No en tanto, ese mismo emisario de la empresa sostuvo: “Valoramos la creatividad de la gente, pero pueden estar seguros de que lo que aparece en el video no es más que agua y tierra”.

Y aún más, dicho portavoz dijo que todavía no se sabía con certezas cuantas oficinas habían sido afectadas dentro del rascacielos, que cuenta 50 pisos.

Pues bien, en oposición a las tensiones mundiales del momento y frente a la aparente puerilidad que envuelve el mencionado acto, creo que eso me permite hablar del asunto con una autoridad casi tan severa cuanto la del arzobispo de Canterbury, para quien, por señal, en la oscuridad, todos los gatos eran pardos… ¡Hilarante asunto!

(*) Dentro de la misma línea y condición de este Blog, dese una vueltita por “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog que contiene apenas instantáneas del cotidiano. Disfrútelo visitando http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ y pase por mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: