Campanas Suena Entre Pedófilos y Aprovechadores


El largometraje “Spotlight”, último vencedor del “Oscar de Mejor Película”, se basa en una historia real: un grupo de periodistas de un rotativo de Boston, Estados Unidos, pasó meses reuniendo documentos que probasen el envolvimiento de padres católicos en el abuso sexual de jóvenes. Durante mucho tiempo la Iglesia se esforzó para amortiguar esos escándalos temiendo, naturalmente, que ellos manchasen aún más la reputación de la institución como un todo. Sin embargo, habría sido más inteligente, transparente y eficaz asumir los crímenes, apartar con punición severa a los culpados, discutir cómo prevenir la violencia sexual, combatir la generalización…

Por la importancia relevante del momento ese terminó siendo el tema de una entrevista realizada con el padre Ronaldo Zacharias, con doctorado en “Teología Moral” (Weston Jesuit School of Theology – Cambridge), actualmente rector del “Centro Universitario Salesiano de São Paulo” (UNISAL), y profesor de ética en cursos de pos graduación en educación sexual. A bien verdad, el padre Ronaldo debate normalmente en sala de aula, sin cualquier restricción, tópicos que son polémicos para la Iglesia, como lo es la prostitución, aborto, diversidad sexual, sexo fuera del casamiento, etc. Por tanto, no deja de ser inusitado y loable que un religioso (alguien que vive el celibato) se debruce sobre el estudio de la sexualidad humana.

“La renuncia a un determinado modo de satisfacer el deseo no es una cuestión meramente de querer, y sí de poder. Ni todos los que quieren vivir así pueden y consiguen alcanzar esa aspiración”, afirmó Zacharias durante la entrevista.

En determinado momento el reportero preguntó: El filme “Spotlight”, vencedor del Oscar de este año, retrata la investigación de periodistas para denunciar casos de pedofilia en la Iglesia. ¿Usted concuerda que, si los padres pudiesen casarse y/o ser sexualmente activos, podría prevenirse ese tipo de crimen escandaloso?

El padre Ronaldo respondió: No concuerdo, pues la pedofilia no tiene nada a ver con el celibato sacerdotal o el voto de castidad. El número de pedófilos, personas que, cuanto al deseo sexual se sienten atraídas predominante o exclusivamente por jóvenes, es muy pequeño en el contexto de las denuncias realizadas, En la mayoría de los casos, los acusados no son pedófilos, y sí abusadores, aprovechadores de la situación. Eso no disminuye la gravedad de los hechos y de las acusaciones, pero debemos ser precisos en la comprensión de tal fenómeno, si no acabamos siendo injustos. Vale aquí, también para el pedófilo, lo que vale para todos: celibato sacerdotal o consagración religiosa no son opciones de vida realizadoras para muchos que las abrazan; y creo que más aun, pueden ser opciones desastrosas para muchas personas.

¿Cuál es la diferencia entre la castidad y el celibato?, fue otra de las preguntas realizadas durante la entrevista.

El celibato -respondió el padre- es un estado de vida que se caracteriza por el hecho de la persona vivir como soltera. El sacerdocio, por ejemplo, implica el celibato: renuncia al matrimonio, a la conyugalidad y a la paternidad biológica. La castidad, por su vez, es la integración de la sexualidad en la propia personalidad y en el propio proyecto de vida del humano. Si bien no todas las personas son vocacionadas al celibato, sea él sacerdotal o no, todas son llamadas a la castidad; cada una en su estado de vida. Pero si el celibato puede ser opcional, la castidad no; ella es un imperativo ético para quien desea crecer en humanidad y se realizar como gente.

Otro cuestionamiento fue: ¿Por qué la Iglesia Católica exige el celibato y la castidad por parte de los padres e monjas?

La respuesta del sacerdote fue: Quien hace el voto de castidad, como es el caso de las religiosas y de los religiosos, escoge vivir el amor como soltero en una vida que desea expresar la radicalidad del seguimiento de Cristo en el servicio a Dios y a los hermanos. Quien es ordenado, como es el caso de los padres, no escoge de antemano renunciar al matrimonio; debe hacerlo por ser esta condición “sine qua non” para poder ser padre. Se trata de una norma disciplinar de la Iglesia, que puede ser derogada. No obstante, mientras no eso no ocurra, quien quiere ser padre sabe, de antemano, que debe vivir como soltero y, por tanto, renunciar al matrimonio, a la conyugalidad y a la paternidad biológica para dedicarse de forma más exclusiva al ministerio, o sea, al servicio del pueblo y de Dios.

La retórica suena bien, lo que me lleva a recordar lo que ocurriera con Adán y Eva después de su expulsión del Edén, cuando la puerta les fue cerrada para siempre, porque ella le había dado la manzana, que se la ofreció sin intención de malicia ni consejo de serpiente, porque estaba desnuda. Por eso se dice que sólo cuando mordió la manzana se dio cuenta Adán que él también estaba desnudo, como Eva, sin tiempo aun de vestirse, por lo que a partir de ese momento pasaron a ser como los lirios del campo que no hilan ni tejen… ¡Que Dios me perdone!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Surge un Nuevo Placer Aeronáutico


He oído durante mucho tiempo, que los factores que llevaban a la prostitución eran de carácter biológico debido a que la mujer estaba llena de sexualidad, o como símbolo de decadencia general, mientras otros pensaban que lo que llevaba a la prostitución era la falta de madurez sexual. Sin embargo, hoy en día se sabe que hay muchos tipos de factores que pueden inducir a la prostitución.

Dudo que el gentío ya no lo sepa, pero arriesgo y digo que la prostitución consiste en la venta de servicios sexuales a cambio de dinero u otro tipo de retribución. Y cuando la mujer es quien otorga el servicio -con o sin placer-, vulgarmente desde lo antiguo suele denominársele “prostituta”, “dama de compañía”, o simplemente “ramera”.

Etimológicamente, una disciplina relacionada con la filología y con la lingüística histórica -no necesariamente utilizada durante el acto carnal-, se sabe que el término “prostitución” viene del latín “prostituiré”, que literalmente significa “estar expuesto a las miradas del público, estar en venta, traficar con el cuerpo”. Cuanto al término “ramera”, éste tiene su origen en los adornos colocados en una rama de árbol que se instalaba en el frontis de las casas donde se ejercía la prostitución… Pero como hoy vale eso de querer preservar la naturaleza, ahora le ponen sólo una lucecita roja.

Evidente que como nada es nuevo en el huerto del Señor, parecería que el origen de la prostitución en la historia se ubica en la época en que se efectúo el cambio de la “Familia Matriarcal” a la “Familia Patriarcal”; época en que la mujer sufre una pérdida total del poder que poseía, pues anteriormente era ella, como “Jefa de Familia”, la encargada del sustento y protección de los hijos. Como consecuencia de este cambio, la mujer perdió el derecho de ejercer alguna profesión que no sea la de atender al esposo y los hijos, aunque por suerte en gran parte del mundo eso ya mudó bastante.

Con todo, el periódico “Sada” acaba de divulgar esta semana, una materia periodística que informaba el caso de una comisaria de bordo que consiguió facturar nada menos que cerca de un millón de dólares nada más que practicando sexo con los pasajeros dentro de los baños de los aviones durante los viajes… Divertimiento no incluido en el coste del billete, obvio.

Según la publicación, y para desconsuelo de muchos provisionales viajantes que les gusta andar en esos modernos pájaros fierro con alas, el nombre de la funcionaria, bien como el de la empresa en la cual ella trabajaba, no fue divulgado. Entre tanto, ellos mencionan que la ruta realizada era entre los Estados Unidos y la región del Golfo Pérsico, donde obviamente están localizados países como los Emiratos Árabes, Arabia Saudita, Catar, Bahréin, Kuwait, Irak e Irán, donde abundan los petrodólares.

Como sea y fuere, parece que cada programa lujurioso y carnal, a ella le rendía por lo menos U$ 2 mil, aproximadamente. A más, en cálculos superficiales, estiman que la comisaria habría mantenido esa rutina -placentera pero desgastante- entre las dos jornadas de trabajo durante el periodo de dos años.

Esto da que pensar que la cosa anda realmente difícil en esa profesión, y todo hace creer que los sueldos no son tan buenos como parece. Por ejemplo, este mismo año, otro caso de prostitución envolviendo funcionarias de empresas aéreas llegó a ser ventilado, cuando el periódico nipón “Shukan Post” notició que algunas aeromozas en Japón estarían precisando recurrir al meretricio para complementar su renta. De acuerdo con el periódico japonés, 90 minutos de sexo podría llegar a rendirles hasta mil dólares.

Enterado de estas cosas, se hace difícil poder identificar claramente cuál es el factor que induce al acto, pero, ¿es entonces el dominio del varón quien empuja a la mujer a ejercer el único oficio que le place: la prostitución?

No tengo una respuesta clara para esto, pero cuando la noche llega, en el momento más íntimo dedicado a visiones y otros cocodrilos surreales, pienso que la musa colocará, así como lo hacía Vermeer, headphones en sus oídos, y se pondrá a contar paisajes interiores hasta ambos desfallecer, virtualmente consumidos por lo que los franceses llaman simplemente de “rien, bon-songes”… ¡Cosas típicas del Mago de Oz!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

El Jardín del Infierno Está Fertilizado


Pienso que sí, porque hace muy pocos días el papa Francisco fue bastante enfático e hiperbólico al mencionar, durante una audiencia que fue realizada en el Vaticano, que el dinero ha sido siempre uno de los grandes problemas mundiales. De acuerdo con las presunciones del pontífice, “el dinero es el estiércol del Diablo que se torna el ídolo que comanda las elecciones de los hombres”… Un vocablo que incluye también a toda fémina gastadora de plata o no.

En todo caso, su postura condice con toda la trayectoria de Francisco desde el inicio de su pontificado. Conocido como el “papa de los pobres”, él ya se ha colocado más de una vez contra la postura de adoración al capital, además de haber comenzado a dar más atención a los países más pobres… ¡Ojo! Sólo atención, plata no.

“Necesitamos luchar contra la prostitución de las entidades que viven engañando a la población… Pero sí la economía cooperativa es auténtica, cuando ésta quiere llevar adelante una función social fuerte, se convierte en una economía de honestidad”, afirmó el Papa, que obviamente no llegó a revelar su cuenta bancaria.

Siempre pidiendo por la unión de los cristianos, Francisco afirmó durante su pronunciamiento improvisado, que su discurso era un llamado a los cristianos, a la vez que se abstuvo de comentar algunos incidentes que fueron causados por la película “Cincuenta Tonos de Gris”, la que ya registró algunas situaciones que son como mínimo curiosas tanto en Brasil como en otros países.

Dese cuenta el lector, por ejemplo, que en São Paulo algunos padres llevaron a sus hijos para asistir el filme, cuya clasificación es de 16 años. Ya en Escocia, tres mujeres fueron presas por estar incomodando en el auditorio y después agredir a un hombre… De puro desespero nomás. No obstante lo más inaudito ocurriera en Méjico, donde una mujer fue retirada de la sala de exhibición luego de una exitosa sesión de masturbación, flagrada al vivo y todo color por los demás presentes.

Así pues, mientras el Papa discursaba sobre la fertilización de los campos de Satanás, una mujer flagró a su marido con las manos en la masa y otras cositas más, al encontrarlo con la amante durante una sesión de la referida película, donde evidente se “armó un temporal”. El flagrante, registrado en video, no demoró a caer en internet y viralizar.

Tan esdrújula escena fue apuntada por el periódico “Diario de Pernambuco”, el cual relata la confusión que aconteció en la capital de ese Estado, al noreste de Brasil, en una sala del cine ubicado en el “Plaza Shopping Recife”. En las imágenes que aparecen en el video, es posible ver a una trastornada mujer tirando de la camisa y agrediendo a un hombre… Supuestamente su marido.

En cuanto una parte del público prefirió no dar pelota al asunto y decide continuar asistiendo tranquilamente la película, los demás presentes paran todo lo que están haciendo para acompañar la pelea y colocar un poco más de leña en la hoguera. Algunos de los espectadores llegaron a reclamar al taquillero, irónicamente, y le pidieron para asistir nuevamente el filme en otra sesión.

De acuerdo con el diario, el Shopping Plaza Recife confirmó el tumulto, diciendo que la mujer estaba en la sesión del filme y allí dentro vio a su marido con la amante. La pelea habría durado unos dos minutos hasta que llegaron los agentes de seguridad, los que fueron llamados para retirar la pareja peleadora. La proyección continuó hasta el final sin que se registrasen nuevos incidentes.

Por tanto, buscando apacentar el espíritu de algunos y crear un clima de absoluto suspenese dramático, creo que lo mejor es ponerme de cuclillas y hacer unas caretas “Kabuki” para responder al colorido lector de las no siempre cenicientas tonalidades, que ante ciertos casos lo mejor es saltar por las ventanas de la conciencia para penetrar en la cuestión de la altisonancia innoble… ¡Cinematográfico!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Rock, Sexo y Drogas Rinden Mucho Dinero


Conjeturo, así como cualquier viviente también lo deberá suponer, que ante la incertidumbre que se abatía sobre la cabeza de estos galeses hombres, ellos deben haber conversado mucho sobre cómo llevar adelante el desafío que les propusieron, la idea de cómo hacerlo progresar, así como también las dudas, los temores y las esperanzas que ocuparon sus juicios en aquellos momentos y, pasando a cuestiones prácticas, habrán calculado los tiempos necesarios para cada fase de la tarea y los respectivos factores de seguridad que ésta demandaba, ya que sobre seguro serían diferentes unos y otros de las cuestiones a que ellos estaban comúnmente habituados a sondear.

Por supuesto que ellos ya sabían que el “rock and roll”, o todo el “rock music” que mueve la farándula valía la pena en ese asunto de generar recursos para los siempre sedientos cofres del Gobierno. Pero como a los administradores les faltaba algo más -de plata-, les pidieron a los encargados de realizar las recensiones en Gran Bretaña, que ellos comenzasen a analizar el “comercio del sexo y las drogas” en una tentativa de obtener una visión más amplia del tamaño de la economía en la tierra de la longeva reina y sus ridículos sombreros.

Lógicamente que el resultado de tan afanosa investigación estadística logró apuntar que las ventas de drogas ilícitas y de los llamados “servicios sexuales de terceros”, adicionan cerca de 10 mil millones de libras (16,7 mil millones de dólares) para la actividad económica del país a cada año, y que ello representa poco menos del 1 por ciento de la producción total de la economía.

Resumiendo y aclarando la cuestión, tenemos que el instituto nacional de estadísticas británico, el “Office for National Statistics” (NOS por su sigla), llegó a divulgar los números hace apenas una semana junto con un informe donde detallaron los métodos utilizados, y en una preparación para adecuar las cuentas públicas de Gran Bretaña al modelo de la Unión Europea, en septiembre.

Indudablemente que eso de querer encontrar las estimativas precisas del consumo de drogas y prostitución de los súbditos británicos, probó ser la parte más complicada del trabajo… “Las estimativas están basadas en datos de cualidad variable, con las estimaciones de la actividad ilegal relacionada a las drogas marcadamente más fuertes de que las de la prostitución, pero definitivamente ambas son más enjutas que las estimativas de actividades legales”, llegó a informar el portavoz del NOS.

Todo se debe a que la prostitución es considerada legal en Gran Bretaña, pero los burdeles, los proxenetas y la publicidad no lo son, lo que en realidad dificultó la evaluación del número de prostitutas… Oficiales y no oficiosas, claro está.

Por tanto, los de la NOS dicen acreditar en la existencia de por lo menos 58 mil prostitutas en toda Gran Bretaña en 2004 -número que tomaron por base en las estimativas de una institución benemérita sobre el número de prostitutas que actúan en Londres-, y que esas cifras, desde entonces, habrían aumentado en línea con la demanda, considerándose el aumento del número de británicos hombres con edad superior a los 16 años… Siempre y cuando estos no encuentren soluciones manuales para aliviarse las penas.

Sin embargo, para las otras cifras citadas en el informe, los de la NOS se apoyaron en investigaciones holandesas sobre el número de clientes de una prostituta por semana, bien como cuánto es lo que ellas o ellos gastan con ropas para el trabajo y los preservativos: 125 euros (170 dólares) por año y 50 centavos por cliente, respectivamente… Descartando por tanto la siempre posible duda de que las ropas sean de segunda mano y los preservativos lavados y reutilizados.

En fin, a pesar de la hostilidad de los retóricos, sofistas y moralistas profesionales que apuntaron a Sócrates como corruptor de menores, llevándolo a la muerte, confieso que he descubierto en ésta ardua jornada arqueológica por el submundo de la farándula anglosajona, un tesoro “orgásmico-filosófico” con el cual regularé mi actual equilibrio existencial… ¡Opíparo!

(*) Si le parece, dese una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

La Pesadilla de ser Negro en la India


Primeramente, el leyente debe considerar que el asunto en cuestión no es una exclusividad ocurrente de aquella región oriental de nuestro vilipendiado planeta, pero me da la impresión -al igual de lo que ocurre en otros países- que la incompetencia y el descaso de las autoridades gubernamentales de la India forjan aún más la acentuación de este melancólico tema de odio premeditado hacia los seres humanos de otras razas.

Es evidente que la razón de lo antes mencionado se debe a las recientes revistas nocturnas que son realizadas en casas de subsaharianos en Nueva Delhi, las que son lideradas por un miembro del gobierno de la capital y sin permiso judicial, que trajeron a flote la discriminación y el preconcepto que es practicado en la India contra la gran comunidad negra que allí reside.

Por ejemplo, Mek, un estudiante nigeriano, llegó a explicar a la “Agencia Efe”: “Para mí, es muy difícil vivir aquí porque somos negros. Cuando alguien te ve por la calle te ataca con piedras. Salir después de las ocho de la noche es complicado. Además, las mujeres negras son perseguidas… ¿Por qué eso acontece? ¡No sé decir! Pero en mi país le preguntamos (a la numerosa población indiana) si para ellos es difícil vivir en Nigeria, y nos responden que no. ¿Entonces, por qué para nosotros es difícil vivir aquí?”, cuestionó Mek.

El relato de este estudiante, que cursa gestión de negocios en la capital indiana, se repite con frecuencia entre los negros que se arriesgan a hablar, pues desde que las casas comenzaron a ser revistadas a partir del 15 de enero, lo que predomina es el silencio.

En la noche del 1º de marzo el hecho volvió a suceder. Es que el abogado y ex consejero de Justicia del gobierno de Nueva Delhi, Somnath Bharti, realizó una incursión acompañado de la policía y de cámaras de televisión por un barrio de la capital con gran emigración subsahariana, ya que Bharti y otros acusan a los vecinos negros de dedicarse al tráfico de drogas y la prostitución.

Esa noche, Bharti ordenó a los policías para que entraran en una de las casas, no en tanto ellos se negaron ya que no portaban orden judicial. Delante de la recusa, él, junto con algunos seguidores y moradores del barrio, actuó por cuenta propia.

Fue cuando Bharti obligó a cuatro ugandeses a comparecer al hospital para realizar un test por consumo de drogas -que dio negativo-, e, inclusive, exigió a una de ellas a orinar en público, según el abogado de las víctimas, Harish Salve.

Pero el relato de otro de los subsaharianos va más allá: “Ninguno de ellos usaba uniforme. Batieron en la gente, me golpearon en el ojo y por todos lados. Pensé que me iban a matar. Después me llevaron para la comisaría”, alcanzó a declarar uno de los ugandeses al canal indiano “NDTV”.

Es conveniente destacar que el tema de la percepción de los negros como gamberros, vulgares y traficantes de drogas, parece ser algo generalizado en barrios como Krishna Park, en el cual existe una gran comunidad de nigerianos.

Por ejemplo, Anil Kumar, de 51 años, acompañado de su perro, y quien afirma orgulloso que sólo late para negros, declaró: “Los negros salen en grupos y pasean hasta de madrugada, pero la policía no les hace nada. Sentimos que somos nosotros los que vivimos en Nigeria y no al contrario… Sentimos miedo de ellos”.

Al igual que Kumar, Vijay Sharma, de 54 años, protesta, junto a otras vecinas del barrio, explicando que se siente escandalizada por la forma como se visten las nigerianas… “No tienen noción de quien es el pueblo que vive aquí”, comentó, acrecentando que los negros no se importan en hacer barullo cuando las otras personas están durmiendo.

“Los malos tratos a los cuales sometemos a los africanos, es producto de nuestra actitud con el color de la piel. No nos gustan aquellos que son más oscuros que nosotros, en cuanto ansiamos por una piel más clara”, discurrió el prestigiado periodista Karan Thapar, que comanda un programa de entrevistas en la TV.

En la obra “India: retrato de una sociedad”, el psicoanalista Sudhir Kakar y la antropóloga Katharina Kakar, basan esa obsesión por la piel más blanca al sistema de castas, en el cual “un brámame será más claro que un intocable”.

“Hay pruebas por toda parte de esa preferencia indiana por la piel clara y el menosprecio, que fronteriza el desprecio a los de piel oscura. (…) Un africano de piel oscura recibirá, en general, un tratamiento condescendiente y será, inclusive, sometido al ridículo”, sentencian estos autores en su libro.

Kim Barringhton Narisetti, una editora afroamericana que vive en Nueva Delhi, llegó a escribir un artículo que fue publicado a fines de enero en el diario indiano “The Economic Times” sobre los continuos ataques y provocaciones que ella sufre por causa del color de su piel… “Un niño de unos ocho años me tiró una piedra y me tendría golpeado en el ojo si yo no estuviese con lentes de sol. (…) Otro día, en un hotel, un otro niño saltaba y hacía gestos imitando un mono, en cuanto apuntaba para mí y para mi hija, mientras sus padres se reían”, recordó ella en su artículo.

Claro que cualquier viviente puede extrapolar esta situación de intolerancia hacia prójimos de distintas razas y otros credos en su propio país, ya que casos similares ocurren con más o menos incidencia de que en la India… Y es eso lo que me lleva a preguntar al considerado leyente: ¿No estaría en la hora de bajar los decibeles, no declamar tanto, y pasar a valorizar un poco más tantas cosas positivas que existen en medio de los desastres y de las actitudes segregacionistas y discriminatorias que todavía conservamos, y pasar a luchar todos juntos para desterrar de nuestro planeta la violencia, el racismo xenófobo y la mala fe?… Bastaría con un pequeño esfuerzo para cada uno contribuir con un poco… ¿No le parece?

(*) Si desea seguir la misma línea y enfoque de este Blog, dese una vueltita por “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog que contiene apenas instantáneas del cotidiano. Disfrútelo visitando http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ y pase por mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: