Por Causa del Maldito Rayo


Abra sus ojos y no se eluda, mi amigo, porque al contrario de los vaticinios augurados por los que hacen profesión de azarar la vida de los demás, en verdad, el rayo puede caer dos veces en el mismo lugar.

Ha quedado más que confirmado que cosas así suelen acontecer con cualquiera, como es el reciente caso del atentado al teatro Bataclan, en Paris, acontecido el viernes 13 de noviembre último. Allí, un ciudadano americano que antes huyera para salvar su propia vida cuando desequilibrados terroristas atacaron las torres gemelas del “World Trade Center” el 11 de setiembre de 2001, también se encontraba presente para vivir otra azarada jornada de su vida.

Este hombre, de 36 años, identificado como Matthew -“alias el suertudo”-, contó cómo fue que sobrevivió al ataque al teatro Bataclan. Esa noche él acabó siendo baleado en la pierna durante la presentación musical que acontecía en la casa de espectáculos. Como se sabe, el teatro Bataclan fue uno de los puntos en que los dementes terroristas del Estado Islámico dejaron varias decenas de víctimas.

Una vez recuperado en parte del nuevo julepe -y de calzoncillos nuevos-, Matthew contó que estaba en la platea asistiendo a los californianos de la banda “Eagles of Death Metal” cuando hombres armados irrumpieron y comenzaron a disparar contra la multitud. Como él reconoció inmediatamente el sonido de tiros, corrió para la salida.

“Tal vez sea mi cultura paranoica americana”, comentó en entrevista dada al “The Telegraph”… “Aquel día yo corrí como loco por casi mitad de Manhattan, pero lo que yo pasé ahora en el Bataclan, fue mil veces peor”, confiesa… Una vez cambiada la ropa interior.

Como sea, en el último ataque que estuviera presente, Matthew fue derribado después de haber sido atingido por una bala. Sin embargo, él relata que consiguió arrastrarse lentamente para la salida cada vez que los asesinos paraban para recargar las armas Kalashnikovs, siendo que en el momento del ataque él estaba a cerca de tres o cuatro metros de los extremistas, y aprovechó los cuerpos de otras personas para protegerse.

“Yo avancé para adelante arrastrándome centímetro a centímetro. En un punto, vi el borde de la salida al alcance de mi brazo. Fui capaz de agarrarme a ella con un dedo, después con otro y luego con la mano entera”.

Una vez en la calle, agotado -y recagado-, se desmayó en la vereda, cuando Daniel Psenny, un periodista del “Le Monde” y otro hombre no identificado lo ayudaron.

Después de conseguir arrastrar a Matthew para dentro do su edificio, Psenny también fue baleado en el brazo al cerrar la puerta de calle para evitar la entrada de terroristas. Una vez abrigados, los vecinos ayudaron a contener el flujo de sangre de las dos víctimas que estaban demasiado asustadas y confesaron tener miedo de sangrar hasta la muerte, ya que permanecieron por cerca de tres horas esperando socorro. Matthew quedó tan atolondrado con lo acontecido, que llevó dos horas más para recordar el número de teléfono de su esposa y así contarle que estaba vivo.

Esta es la segunda vez que este norteamericano escapa vivo de un ataque terrorista. En 2001, él estaba casi en la puerta del “World Trade Center” yendo a una reunión de trabajo cuando un avión de la “United Airlines” atingió una de las torres gemelas… Lo que deja claro que algunas veces reuniones de trabajo suelen ser mortales.

Por tanto, mismo que la multitud aún no distinga las diferencias entre el “ad ovo” de Horacio, el ilusionismo hexaclorofeno de Colón o las extraordinarias joyas de Fabergé, lo importante mismo es uno saber que no se pueden hacer omelets sin quebrar huevos… ¡Espantoso!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Efectos de la Turgencia Craneana


Es lógico que un disgusto por más pasajero que sea, como lo puede ser una jaqueca, incluso de las más soportables, sea capaz de trastornar inmediatamente el curso de los astros y perturbar la regularidad de las mareas. Otros dicen que conforme ocurra, hasta pueden retrasar el nacimiento de la luna y, sobre todo, desajustar las corrientes de aire, el sube y baja de las nubes y otras cosas por el estilo… Por supuesto que si el dolor es de guampas, ahí ya no hay tu tía que valga.

Dirán los escépticos, esos que hacen profesión de dudar de todo incluso sin pruebas en contra o a favor, que esta proposición es indemostrable, pero ya verán ellos que no es bien así como lo piensan e intuyen. Quien diga que la naturaleza se muestra indiferente a los dolores y preocupaciones de los hombres es porque no sabe ni de hombres ni de naturaleza… Cuanto más de mujeres.

A causa de esas inmoderaciones, recuerdo que hubo una época en que el propio Harpócrates, el austero dios del silencio en tierras helénicas, ordenara que las criaturas fuesen comedidas al expresarse en el relacionamiento interpersonal para con los que tienen el propósito de imitar la honestidad. Con todo, además de los violadores de sepulturas, que bien sabemos les gusta tocar viola sobre los túmulos de lo Verosímil, estamos rodeados de las estupideces habituales que nos llegan con un ruido ensordecedor de onomatopéyicos discursos que buscan defender códigos recontra ultrapasados.

Que lo diga una mujer que vive en Arabia Saudita, ya que ella ahora corre el riesgo de ser presa por un motivo impetuoso y audaz -a su favor, claro-. Ocurre que cuando ella flagró a su marido besando a la empleada doméstica, no dudó dos veces y filmó el cariñoso momento y lo luego lo postó en internet… Todo por causa de la repentina y fuerte puntada que ella sintió en la frente superior de su cabeza.

Como esos no son malestares que uno los solucione con Mejoral o Aspirina, como resultado de ímpetu, en la grabación, el hombre aparece en la cocina de su casa con la mimosa empleada. Después de una breve conversa, el marido comienza a pasar su mano boba en el cuerpo de la mujer antes de abrazarla y besarla.

De acuerdo con el periódico árabe “Sada”, la acorneada esposa ya sospechaba de la traición y decidió usar una cámara escondida para flagrar el apasionado momento. Con todo, su identidad y la de su marido no fueron reveladas por la prensa local.

“La punición mínima para su marido es escandalizarlo”, exclama la mujer engañada en la descripción del video que fue postado en “Youtube” para el deleite de los internautas.

Sin embargo, mismo delante del flagrante incontestable de la traición, la mujer con espíritu vacuno puede ser condenada a un año de prisión o arcar con una multa de casi U$ 150 mil. Todo, porque según la ley del mencionado país, cualquier persona que usar celulares o cámaras fotográficas con el intuito de difamar a alguien por la razón que sea, deberá cumplir la punición establecida en la legislación.

Luego de dar cuenta de lo ocurrido, los internautas del mundo entero pasaron a criticar la posibilidad de la condenación de la esposa que le salieron guampas. Entre tanto, como ocurre en la vapuleada democracia, otras personas acreditan que la difamación, a pesar de la traición del marido, debe ser castigada.

Por tanto, para apacentar el espíritu y crear un clima de absoluto suspenso, hago caretas “Kabuki” y respondo al amado lector que simplemente saltaré ventanas de la conciencia para penetrar de vez en esa cuestión de la altisonancia innoble que nos rodea… ¡Tremebundo!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Surge un Nuevo Placer Aeronáutico


He oído durante mucho tiempo, que los factores que llevaban a la prostitución eran de carácter biológico debido a que la mujer estaba llena de sexualidad, o como símbolo de decadencia general, mientras otros pensaban que lo que llevaba a la prostitución era la falta de madurez sexual. Sin embargo, hoy en día se sabe que hay muchos tipos de factores que pueden inducir a la prostitución.

Dudo que el gentío ya no lo sepa, pero arriesgo y digo que la prostitución consiste en la venta de servicios sexuales a cambio de dinero u otro tipo de retribución. Y cuando la mujer es quien otorga el servicio -con o sin placer-, vulgarmente desde lo antiguo suele denominársele “prostituta”, “dama de compañía”, o simplemente “ramera”.

Etimológicamente, una disciplina relacionada con la filología y con la lingüística histórica -no necesariamente utilizada durante el acto carnal-, se sabe que el término “prostitución” viene del latín “prostituiré”, que literalmente significa “estar expuesto a las miradas del público, estar en venta, traficar con el cuerpo”. Cuanto al término “ramera”, éste tiene su origen en los adornos colocados en una rama de árbol que se instalaba en el frontis de las casas donde se ejercía la prostitución… Pero como hoy vale eso de querer preservar la naturaleza, ahora le ponen sólo una lucecita roja.

Evidente que como nada es nuevo en el huerto del Señor, parecería que el origen de la prostitución en la historia se ubica en la época en que se efectúo el cambio de la “Familia Matriarcal” a la “Familia Patriarcal”; época en que la mujer sufre una pérdida total del poder que poseía, pues anteriormente era ella, como “Jefa de Familia”, la encargada del sustento y protección de los hijos. Como consecuencia de este cambio, la mujer perdió el derecho de ejercer alguna profesión que no sea la de atender al esposo y los hijos, aunque por suerte en gran parte del mundo eso ya mudó bastante.

Con todo, el periódico “Sada” acaba de divulgar esta semana, una materia periodística que informaba el caso de una comisaria de bordo que consiguió facturar nada menos que cerca de un millón de dólares nada más que practicando sexo con los pasajeros dentro de los baños de los aviones durante los viajes… Divertimiento no incluido en el coste del billete, obvio.

Según la publicación, y para desconsuelo de muchos provisionales viajantes que les gusta andar en esos modernos pájaros fierro con alas, el nombre de la funcionaria, bien como el de la empresa en la cual ella trabajaba, no fue divulgado. Entre tanto, ellos mencionan que la ruta realizada era entre los Estados Unidos y la región del Golfo Pérsico, donde obviamente están localizados países como los Emiratos Árabes, Arabia Saudita, Catar, Bahréin, Kuwait, Irak e Irán, donde abundan los petrodólares.

Como sea y fuere, parece que cada programa lujurioso y carnal, a ella le rendía por lo menos U$ 2 mil, aproximadamente. A más, en cálculos superficiales, estiman que la comisaria habría mantenido esa rutina -placentera pero desgastante- entre las dos jornadas de trabajo durante el periodo de dos años.

Esto da que pensar que la cosa anda realmente difícil en esa profesión, y todo hace creer que los sueldos no son tan buenos como parece. Por ejemplo, este mismo año, otro caso de prostitución envolviendo funcionarias de empresas aéreas llegó a ser ventilado, cuando el periódico nipón “Shukan Post” notició que algunas aeromozas en Japón estarían precisando recurrir al meretricio para complementar su renta. De acuerdo con el periódico japonés, 90 minutos de sexo podría llegar a rendirles hasta mil dólares.

Enterado de estas cosas, se hace difícil poder identificar claramente cuál es el factor que induce al acto, pero, ¿es entonces el dominio del varón quien empuja a la mujer a ejercer el único oficio que le place: la prostitución?

No tengo una respuesta clara para esto, pero cuando la noche llega, en el momento más íntimo dedicado a visiones y otros cocodrilos surreales, pienso que la musa colocará, así como lo hacía Vermeer, headphones en sus oídos, y se pondrá a contar paisajes interiores hasta ambos desfallecer, virtualmente consumidos por lo que los franceses llaman simplemente de “rien, bon-songes”… ¡Cosas típicas del Mago de Oz!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

La Inconciencia Puede Afectar su Oficio


La libre elección de una profesión u oficio será en definitiva la actividad a la que una persona se dedicará, y que tal vez la lleve a la opción futura de una carrera; o sea aquellos estudios que lo capacitarán para la profesión elegida. Sin embargo, en dicho proceso entrarán en juego distintas variables como motivaciones, intereses, aptitudes, etcétera, que condicionarán la elección.

Por ejemplo las motivaciones que, con sus determinaciones inconscientes que se establecerán a partir de la historia del sujeto, se relacionarán con los intereses conscientes: “…Siempre sentí cierta inclinación hacia la enseñanza, no sé por qué, pero me interesaría ser maestra jardinera…”… Aunque le paguen un sueldo de mala muerte.

Empero, las aptitudes de los individuos desempeñarán un papel importante: “…Tengo habilidad para los deportes y quisiera hacer una carrera afín…”. O puede suceder que haya oposición entre aptitudes e intereses: “… Tengo facilidad para las matemáticas, pero me gusta la historia…” o “… me gusta Farmacia, pero no me llevo bien con las fórmulas…”. De igual modo, también pueden establecerse conflictos entre intereses no convencionales y mandatos familiares y sociales internalizados: “…Me gusta la pintura, pero es difícil vivir del arte y además en mi familia son todos profesionales…”.

Por tanto, mi laborioso leyente, el resultado del interjuego de estas fuerzas, la resolución o no de los conflictos que se generen, que en definitiva siempre son entre el sujeto y los mandatos y demandas internalizadas, determinarán su elección.

Como sea, al escoger la profesión u oficio que se le antoje, no se olvide de los muchos aspectos a considerar. ¿Qué tipo de profesión me gustaría? ¿Cuánto tiempo llevará estudiar esa profesión o aprender ese oficio? ¿Estará vigente esta profesión en cinco años?… ¿Qué sucederá conmigo si yo soy dueño de un espíritu alegre?

Bueno, no todos tienen dos dedos de frente para auto responderse, y evidente que ello puede ocasionar ciertos contratiempos, como es el caso de un sepulturero del cementerio de Guardamar de la Segura, en la ciudad española de Alicante, que perdió su empleo por causa un motivo inusitado y macabro… Bien de acorde con su oficio, claro está.

Es que el hombre posó con un cadáver momificado, junto con un pariente del muerto, según informa el periódico español “Publico”. La foto fue muy difundida en redes sociales como Twitter y Facebook.

El extravagante registro fotográfico ocurrió a fines de agosto de 2014, cuando los familiares abrieron el panteón para enterrar a la esposa del difunto en el mismo local. Entonces, el sepulturero y un pariente del muerto resolvieron registrar el momento con un selfie a la altura de los hechos. Ahora, la municipalidad apartó el sepulturero de su trabajo en cuanto decide cual deberá ser la medida disciplinar a ser tomada.

¿Quiere otro ejemplo? Un guardia real inglés fue flagrado danzando y haciendo piruetas en frente al Palacio de Buckingham, y puede que ahora sea punido con una multa de £ 1.000 o con tres semanas de prisión. Eso, porque sus oficiales superiores acreditan que el guardia, apellidado de “soldado bailarín”, debe ser punido por “conducta prejudicial al buen orden y la disciplina del servicio”, lo que podría llevarlo a horas de testes y prácticas físicas en una prisión militar en Colchester, Essex, al este del Reino Unido. Además, fuentes de la defensa confirman que el Ejército está procurando consejo jurídico antes que una audiencia disciplinar sea convocada.

“No hay ninguna multa en los manuales disciplinares para caminadas bobas y danzas durante un desfile, porque nadie en sano juicio tuvo coraje de hacerlo”, dijo una fuente militar al “Daily Mail”, el domingo pasado… “Está siendo discutida una sentencia de prisión de 21 días, dijo la misma fuente… “Los jerarcas desean establecer un marco para que ningún guardia se atreva a danzar del lado de afuera del Palacio de Buckingham nuevamente.

En el video postado en “YouTube” el mes pasado, el guardia es visto girando en torno de sí mismo en cuanto anda, mezclando los pasos durante su tradicional andar altivo. La grabación postada en agosto ya fue vista más de dos millones de veces y ocurrió mientras la reina Elizabeth estaba en su residencia de Escocia.

Al final de cuentas, lectores cautivos, mujeres inteligentes y vírgenes incautas, todo esto me parece un tanto complejo para lograr entenderlo porque sí, y quizás exija un esfuerzo intelectual para lograr asimilarlo. En todo caso, jamás me hurtaré de dividir con los demás esos flashes de insanidad que existen en medio de tanta lógica distribuida por el orbe… ¡Laborioso tema!

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: