Falsificaron al “Hombre de Hierro”


La actividad, que en español clásico atiende por el sinónimo de “estraperlo”, es más vieja que la ruda, por lo que la conducta humana denominada contrabando se inscribe en el marco del derecho penal económico de todos los países del continente. Siendo así, se considera que comete contrabando aquel que ejerce acciones u omisiones, mediante una conducta tramposa o engañosa, con el objeto de lograr que una determinada mercadería eluda el control del servicio aduanero evadiendo los aranceles, es decir evadiendo los impuestos… Ya que termina por quitar dinero para los políticos poder robar más.

Mismo así, sabiendo que estaba corriendo el riesgo que esta profesión sujeta, un hombre se aventuró en ella al intentar traficar “94 iPhones” de última generación, pero la suerte lo abandonó cuando las autoridades chinas lo detuvieron en el momento que los aparatitos estaban siendo contrabandeados, ya que él los llevaba presos a su cuerpo.

Conforme lo registra el “Diario del Pueblo”, el traficante, procedente de Hong Kong, fue detenido en Shenzen, el gran puerto chino situado enfrente a la ex colonia británica. Sin embargo, al atender la orden de desnudarse, su apariencia lo dejó parecido con el superhéroe “Hombre de hierro” (falsificado al mejor estilo paraguayo), hecho que la semana pasada terminó por rendirle innúmeras bromas en las redes sociales.

Su intención de contrabandear estaba basada en que los productos tecnológicos son más baratos en Hong Kong en comparación con los de China continental debido a la existencia de un régimen de impuestos diferente… Al igual como sucede en nuestro continente, lo que termina por alimentar un gran tráfico de contrabando.

Dejando de lado estos delincuentes pareceres y concentrándonos en las picardías que la actividad exige, resulta que este hombre había suspendido los teléfonos en las piernas y en el tronco gracias a una cinta adhesiva y al uso de un filme plástico, según muestran las fotos divulgadas por los medios de comunicación del país de la gente de ojos oblicuos…

Pero de acuerdo con la información dada por un portavoz no identificado al “Diario del Pueblo”, la travesura fue descubierta cuando el defraudador pasó por el pórtico de seguridad, “ya que se activó un fuerte señal sonoro”.

Cuando las imágenes fueron divulgadas por la prensa, la ironía de los internautas chinos no demoro en exteriorizarse, y entre otros comentarios jocosos, está el de uno que menciona: “No puedo evitar pensar que este hombre intentó imitar al Hombre de hierro”… Bueno, parece que incluso había preguntas de aquellos que querían saber si él llevaba el cargador de batería escondido en algún orificio decúbito-posterior corporal.

Mientras algunos dicen “sí” en cuanto otros obstinados dicen “no”, pienso que al enterarnos de tan espasmódica revelaciones, uno puede constatar estupefacto que al final, además de tan perfumistas verdades habituales, nada ha mudado en el cosmos. ¡Exuberante!

(*) Visite el blog “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, http://guillermobasanez.blogspot.com.br/

Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: http://www.bubok.es/

A %d blogueros les gusta esto: