La Fe ya no Mueve Montañas


Qué quiere que diga, si hojeando la biblia encuentro en Mateo 17:20, que Jesús dijo: “Muchos creen que la Fe para Mover las Montañas, no se puede obtener”. Sin embargo esta fe no es algo fenomenal, sino más bien una Fe persistente, una Fe que se sostiene y que no se debilita bajo las pruebas. Es una Fe que rechaza el testimonio de los sentidos naturales y mira a la “Palabra de Dios” como la única evidencia suprema de que algo es verdad o no.

Así es la fe sencilla del grano de mostaza, que Cristo dijo que era suficiente para mover montañas… Como sea, lo que se ve y nota hoy día, es que en lugar de mover montañas, lo que ahora se mueven son montículos de tierra.

Pienso que es así, luego de enterarme que el pastor presbiteriano canadiense Hyeon Soo Lim, de 60 años, fue condenado en Corea del Norte a prisión perpetua y obligado a realizar trabajos forzados. Este mismo individuo llegó a afirmar en una entrevista que concedió a la “red de televisión CNN”, que todos los días cava agujeros en un establecimiento penitenciario en el cual es el único recluso.

Además declaró que le costó bastante tener que adaptarse a esa nueva vida después de sufrir condenación el mes pasado por una supuesta tentativa de querer derribar el régimen que gobierna Pyongyang.

“Como nunca fui operario, entonces al inicio estos trabajos me resultaron muy duros”, alcanzó a explica Lim en la entrevista que fue grabada en un hotel de Pyongyang. Vestido con un traje gris de presidiario y marcado con la matrícula “036” -un bonito y cabalístico número para jugar a la quiniela-, Hyeon Soo Lim, con la cabeza raspada, llegó al cuarto y fue conducido enérgicamente a su asiento por dos militares norcoreanos de gestualidad mecánica. Luego los dos guardias dejaron el aposento.

Lim, que nasció en Corea del Sur pero que habla y entiende inglés, explicó que le pidieron que realizase la entrevista en coreano, lo que llevó al reportero a pensar que sería estrechamente vigilado.

El caso es que Lim fue detenido en enero de 2015 por las autoridades norcoreanas después de él entrar al país a partir de la frontera China. Con todo, los hechos concretos que sustentaron la acusación nunca fueron debidamente esclarecidos.

Según la Iglesia presbiteriana coreana la “Luz de Toronto”, donde él actuaba, Lim estaría realizando una misión puramente humanitaria en Corea del Norte. Era un hombre que ya estaba acostumbrado a realizar ese tipo de viajes al país del norte, donde actuaba principalmente en orfanatos.

Por su vez, Pyongyang afirmó que Lim había reconocido todas las acusaciones que pesaban contra él, incluyendo haber “difamado abominablemente” el sistema y el líder supremo norcoreano… Lo que de por si no es nada del otro mundo.

Mismo así, durante la entrevista a la CNN, Lim explicó que es obligado a trabajar ocho horas diarias, seis días por semana, y que su trabajo consiste en cavar agujeros en una huerta… Lo que hace creer que allí se cumplen estrictamente las normas que rigen las jornadas laborales internacionales.

Además, él afirma que también recibe tratamiento médico, tres refecciones diarias, y que espera obtener pronto la biblia que pidió… “Todos los días rezo por este país y por su población, rezo para que el Norte y el Sur se reunifiquen, para que una situación como la mía no vuelva a acontecer nunca más”, declaró, satisfecho, porque si ese milagro suceder, no necesitará mover una montaña de lo que sea.

Lo cierto, es que Pyongyang encara los misionarios extranjeros con gran sospecha, no obstante permita algunas actividades humanitarias en el país. Sin embargo, por su parte, Canadá condenó el mes pasado la pena “excesivamente severa” que fue aplicada contra su conciudadano.

No olvidemos que cierto número de religiosos cristianos, en su gran mayoría norteamericanos de origen coreana, fueron detenidos en Corea del Norte en los últimos años. Algunos de ellos pudieron retornar a su país después de la intervención de políticos americanos de alto escalón.

Esto me induce a pensar que el día que Lim recupere la libertad querrá recuperar también el tiempo perdido con la palita, palabras estas insensatas entre las que más lo sean, expresión absurda con la cual suponemos engañar la dura realidad de que ningún tiempo perdido es recuperable, como si creyésemos, al contrario de esta verdad, que el tiempo que juzgábamos para siempre perdido hubiera decidido quedarse parado detrás, esperando, con la paciencia de quien dispone del tiempo todo, que sintiésemos su falta… ¡Pura falta de fe!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

El Amor Puede Más que la Pena de Muerte


Como si fuese una historia retirada de dentro del baúl de la felicidad, resurge hoy día un caso que aconteció en 2008, época en que Jodi Arias fue condenada por asesinar a su novio Travis Alexander, de 30 años, con tiros y cuchilladas durante una crisis de celos, acto muy común en mujeres con los nervios a flor de piel. Como consecuencia de su peripatético desequilibrio telúrico-emocional, al principio ella estaría predestinada a la pena de muerte; sin embargo, gracias a la resolución del jurado popular a que fue sometida, su sentencia fue reducida y hoy Jodi cumple prisión perpetua.

En un libro escrito por el promotor público Juan Martínez, quien en la época tomara cuenta del caso, y que será oficialmente lanzado en 2016 para el público en general que adora estas minucias jurídicas de carácter idólatra-pasional-filantrópico, consta una teoría sobre el reblandecimiento de la pena y ya está dando que hablar en los Estados Unidos.

Como novedad, esta autoridad coloca en las páginas de su obra, que Arias no llegó a ser condenada a muerte por su crimen, porque uno de los hombres que componían la banca del jurado popular se habría apasionado perdidamente por la criminosa.

Martínez no especifica exactamente en su libro cuál de los integrantes sería el responsable por la absolución parcial. Sin embargo, Tara Harris Kelley, una de las juradas que hizo parte de la banca, cuenta que tiene certeza que el hombre a quien el promotor se refiere sería el “guardacostas” Bill Zervakos, -que evidentemente no era un Kevin Costner ni ella se parece en nada a Whitney Houston en la película homónima de 1993-, conforme lo ha dicho en una entrevista que fue dada por la propia Tara al “Daily Mail”.

Conforme relata esta señora de 70 años, Zervakos quería absolver secretamente a Arias, y además comentó que este individuo siempre se alardeaba de ser un mujeriego y en todas las ocasiones que podía, hacía contacto visual y no le quitaba el ojo de encima de la rea durante las diversas etapas del juicio.

Con todo, en 2013 Arias fue condenada por el asesinato, pero el jurado a que Kelley era sometida y en el que el ardiente Zervakos estaba presente, no consiguió decidir realmente si debía condenarla a pena de muerte. En una segunda tentativa, la pena de muerte también no alcanzó un fallo unánime, y por eso Arias no fue condenada a pena máxima.

El libro de Martínez promete traer aún más detalles picarescos a respecto del caso en cuestión, a pesar del autor contar que mantendrá en secreto el nombre del masculino apasionado por la criminosa.

Como es fácil de imaginar, supongo que la biblioteca de los futuros los adquirientes de esta chismosa obra de Martínez no ha de ser extensa en cantidad ni excelsa en calidad.

Sospecho que ha de tratarse de personas populares, ya que en hogares como estos, apartado de la sabiduría, no cabría esperar excesos de sapiencia, pero, a pesar de ello, tal vez puede que encontremos en sus casas dos o tres centenas los libros colocados en las estanterías, viejos unos cuantos, en la media edad otros, y éstos son la mayoría, los restantes más o menos recientes, aunque sólo algunos recientísimos… ¡Habría que ver!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Puede que no Sea Olvido Sino Confusiones


No importa que el individuo en cuestión ocupe el cargo de mandatario de un país poco relevante o no en el escenario mundial, pero él no es una excepción a la regla y juzgo que olvida cosas que no debería olvidar. En realidad, parecería que no son estrictamente olvidos sino confusiones y poca noción del tiempo en que vive, y quizás haya utilizado esa procesadora no muy aceitada con la cual su cerebro licua y disuelve fechas, nociones, hechos y contextos, produciendo por así decir un cocktail catastrófico que se parece más a un puré ideológico sin sabor que a un trago largo.

Tan filosófica manifestación de opinión, se debe a que el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, sancionara el lunes 24 de febrero una ley que pune con prisión perpetua actos homosexuales “con agravantes”, una ley que endurece la persecución de su gobierno a una orientación sexual que por allí ya es tipificada como crimen.

En todo caso, retrocediendo un poco en la historia de éste asunto, la “Ley Homofobia” ya fuera aprobada por el Parlamento en diciembre de 2013, pero el presidente decidió adiar su entrada en vigencia hasta saber los resultados de un estudio que fue encargado a un grupo de 14 científicos.

Después de estos estudiados quemar un poco las pestañas y exprimir los sesos, llegaron a la conclusión de que la homosexualidad “no es genética”, y si una opción de los individuos derivada de una conducta social “anormal”.

Así pues, el estudio que fuera solicitado por el presidente Museveni después de las varias críticas recibidas por parte de la comunidad internacional, llevó a que el grupo sustentara que “el homosexualismo no es una enfermedad, y sí un comportamiento anormal que es aprendido a través de las experiencias que le otorga la vida a cada sujeto”.

Con eso tenemos que a través de la sanción firmada, la cual fue transmitida por la televisión pública ugandesa, el señor presidente terminara por refrendar la tesis de estos científicos, y dijo que “la homosexualidad es producto da la educación recibida por cada uno, y por tanto un factor que puede ser corregido”.

El propio Musaveni alcanzó a argumentar que el decreto también estaba siendo otorgado por motivos económicos, ya que prefirió llamar a los homosexuales de “mercenarios y prostitutas”.

“No hay dudas de muchos de nuestros homosexuales son mercenarios… En verdad, ellos son heterosexuales que se transforman por dinero, por tanto, ellos son como las prostitutas”, declaró el gobernante en su pronunciamiento televisivo.

A su vez, el presidente afirmó, incluso, que no está preocupado con el efecto que la nueva ley podrá tener en las relaciones internacionales de Uganda.

“Las relaciones entre países deben basarse en la igualdad, no en el servilismo. Por consiguiente, puedo muy bien aconsejar a nuestros amigos occidentales a no transformar este asunto en un problema mayor, porque cuanto más ellos lo hagan más perderán”, afirmó enfático.

Una semana antes de ser firmada de la nueva ley, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ya lo habría advertido de que la firma de esa ley sería un retroceso en la protección de los derechos humanos que complicaría la relación entre los dos países… Pero todo lleva a creer que el alerta no funcionó.

En todo caso, la minuta del polémico proyecto, transformado ahora en ley, fue presentada en 2009 incluyendo penas tan severas como la condenación a muerte por la comisión de actos de “homosexualidad con agravantes”. Eso incluiría el estupro homosexual, las relaciones homosexuales con menores de edad o incapacitados, o cuando el acusado sea portador de HIV. Circunstancialmente, la revisión del viejo texto terminó substituyendo la pena de muerte por la de prisión perpetua.

En este caso, no importa mucho qué lado de la hinchada el lector ocupe, pero recordando lo que mencioné en la frase inicial de este texto, entiendo que las confusiones mentales del mandatario no se restringen a este neto relato, pues pocas semanas antes, el presidente ugandés ya había firmado una otra ley contra la pornografía que, entre otros comportamientos “insidiosos”, prohíbe y pune el uso de la minifalda.

Creo que de nada sirve que en dicho país se busque utilizar sanciones métrico-filosóficas en ritmo historiográfico, pues a pesar de la estrechez de raciocinio demostrada por este oscuro comandante, su mediocridad camina a pasos largos… Bueno, quizás aún no sepa que vivimos en el siglo XXI… ¡Lamentable!

(*) Si desea seguir la misma línea y enfoque de este Blog, dese una vueltita por “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog que contiene apenas instantáneas del cotidiano. Disfrútelo visitando http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ y pase por mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Cuidado con la Ira de la Mujer Casada


Sin duda alguna es incompatible, como resulta ser en este caso, existir en algunas personas un comportamiento de delicadezas o con el gusto por las buenas maneras que normalmente distinguen a las clases elevadas actuales. Quizás ello se deba por ya estar olvidadas o ser desde el nacimiento ignorantes de la brutalidad de sus tatarabuelos y de la bestialidad de los tatarabuelos de ellos, que por ello resultan en personas que no aprenden bien lo que se les enseña y no son capaces de usarlo después para aprender mejor lo que la vida les ofrece.

En todo caso, pienso que al momento presente, el crepúsculo todavía ha de durar el tiempo necesario para que esta mujer pueda rezar sin susto de los fuegos fatuos o de las almas en pena su padrenuestro y su media docena de avemarías, con la intensión de que el alma de su finado marido en su paz se quede y en su paz descanse.

Es que conforme fue publicado en el lenguaraz periódico “Daily Mail”, doña Jordan Graham, una joven norteamericana de apenas 22 años, acabó de ser colocada en libertad la semana retrasada luego después de pagar fianza por la supuesta acusación de haber empujado a Cody Johnson desde un peñasco. Es que en la opinión del piadoso juez que lleva el caso, la ira de ella no representa riesgo para otras personas.

Esta macabra historia nada más comienza cuando a ella se le ocurrió empujar a su marido desde lo alto de una montaña, nada menos que una semana después del tan soñado casamiento de ambos, y todo habría ocurrido porque ella estaría en dudas sobre su reciente unión matrimonial con Cody.

En todo caso, esta pareja de flamantes palominos, sin saber por qué, tuvo una acalorada discusión el 7 de julio pasado, en cuanto ambos caminaban plácidamente por el “Glacier National Park”. No en tanto, por algún motivo o razón aún no esclarecida, el bien educado Cody intentó afirmar a su querida Jordan -como la buena instrucción indica- tomándola de repente por el brazo.

Sin embargo, desavisado de que esos tipos de gestos de intención dudosa al ser practicados con una mujer celosa pueden resultar muy peligrosos, el hecho implicó en que su amada y abrasadora esposa tuviese un acceso violento de rabia y lo empujase con ambas manos por la espalda.

Como consecuencia, el incauto muchacho murió después de la caída del peñasco. No obstante, inicialmente, la llorosa Jordan habría declarado al personal del FBI que su marido estaba desaparecido.

En todo caso, al principio, Cody fue dado como desaparecido el 8 de julio, más que nada por no haber comparecido al trabajo. Sin embargo, poco después, aparentemente arrepentida por la falta de compañía de su media naranja, Jordan mudó su declaración y admitió haber matado a su marido.

Ahora ella responde por el crimen de homicidio en segundo grado y puede ser condenada a prisión perpetua. Por su vez, viejos amigos de Cody se dicen aliviados con la condenación.

No obstante a la orfandad de las siguientes semanas y meses sin su amado Cody, pienso que Jordan, una vez en libertad provisoria, se haya entregado a la agotadora tarea de organizar cosas, almacenar conceptos, recordar parámetros, acondicionar ideas y, por fin, meditar sobre detalles y esas proporciones que ahora lleva dentro de su cabeza… Principalmente tratándose de la proporción anatómica de Leonardo da Vinci, o la divina proporción filosófica de Bertrand Russell… ¡No hay por qué dudar!

(*) Siguiendo la misma línea y estilo del presente Blog, surge ahora “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, conteniendo apenas instantáneas del cotidiano. Disfrútelo en: http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ Conjuntamente, continúa a su disposición mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: