Ponga los Tubérculos en la Bolsa Correcta


Ejercitando un poco esa delicada materia deleznable que uno tiene acondicionada entre una oreja y otra desde que nació -mismo que algunos solo tengan en el cráneo un alambre para sujetarlas-, es fácil imaginar lo que ocurre si uno va a la verdulería y compra un par de kilos de papas o boniatos, y el imprevisor verdulero las coloca en una bolsa chica. Luego, luego, con el movimiento, la bolsa revienta y adiós papas y boniatos.

Pues yo conjeturo que debe ser más o menos así lo que está ocurriendo en Uganda, mismo que no hablemos de tubérculos y si de sugerentes bananas o pepinos ugandeses.

A raíz de ello, los negligentes legisladores de Uganda han pasado a recibir una enormidad de reclamaciones de sus conciudadanos, a quienes se les ha dado por demandar que los preservativos que están siendo vendidos en ese país del este de África son muy pequeños, y por tanto les advierten que tal problema resulta en un obstáculo en la lucha contra el Sida.

En vista de lo que está ocurriendo, el diputado Tom Aza, miembro del “Comité Parlamentar para HIV/AIDS”, pasó a insistir que apenas un tamaño no es adecuado para todos, señalando que en un reciente viaje que el realizó por las zonas más afectadas por el virus, pudo revelar que algunos hombres “tienen órganos sexuales mayores y, por tanto, deberían recibir preservativos mayores”… Aunque no llegó a explicar cómo alcanzo a constatar las tallas de los “cohombros” negros.

En entrevista a la “NTV Uganda”, declaró: “Cuando se trata de poner manos en la masa, o sea que cuando ellos practican actividades sexuales, naturalmente, con la presión que hace el susodicho, el globito explota”… Y allá se van las papas y los boniatos.

Merard Bitekyerezo, una integrante del Comité, expuso en su declaración: “Algunos jóvenes se quejan de que los preservativos que reciben son muy cortos, y que sus órganos no caben en ellos”… Mención que realizo después de ella verificar “in loco” el tamaño de dichos armóniums oscuros.

Otra integrante del comité, Sarah Netalisile, afirmó que el problema del tamaño “expone nuestros hombres y mujeres más jóvenes, y todos aquellos que utilizan preservativos, a contraer HIV”… Porque es evidente que por la noche nadie querrá dejar de jugar con muñecos así.

Por su vez, la “NTV” afirmó que los legisladores pedirán de ahora en adelante el suministro de preservativos mejores y mayores, visto que el Sida aumentó en Uganda después de años de retroceso, y está provocando la muerte de 80.000 personas a cada año.

En todo caso, fuera de estas epifanías considerables y extraordinarias de carácter hilarante y jubiloso, no me puedo hurtar de alertar al leyente, que cerca de 1,8 millón de personas viven actualmente en Uganda con el virus HIV, y que un millón de niños quedan huérfanos después que sus padres mueren debido al Sida… ¡Por suerte, ya están tomando medidas!… No longitudinales.

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Rock, Sexo y Drogas Rinden Mucho Dinero


Conjeturo, así como cualquier viviente también lo deberá suponer, que ante la incertidumbre que se abatía sobre la cabeza de estos galeses hombres, ellos deben haber conversado mucho sobre cómo llevar adelante el desafío que les propusieron, la idea de cómo hacerlo progresar, así como también las dudas, los temores y las esperanzas que ocuparon sus juicios en aquellos momentos y, pasando a cuestiones prácticas, habrán calculado los tiempos necesarios para cada fase de la tarea y los respectivos factores de seguridad que ésta demandaba, ya que sobre seguro serían diferentes unos y otros de las cuestiones a que ellos estaban comúnmente habituados a sondear.

Por supuesto que ellos ya sabían que el “rock and roll”, o todo el “rock music” que mueve la farándula valía la pena en ese asunto de generar recursos para los siempre sedientos cofres del Gobierno. Pero como a los administradores les faltaba algo más -de plata-, les pidieron a los encargados de realizar las recensiones en Gran Bretaña, que ellos comenzasen a analizar el “comercio del sexo y las drogas” en una tentativa de obtener una visión más amplia del tamaño de la economía en la tierra de la longeva reina y sus ridículos sombreros.

Lógicamente que el resultado de tan afanosa investigación estadística logró apuntar que las ventas de drogas ilícitas y de los llamados “servicios sexuales de terceros”, adicionan cerca de 10 mil millones de libras (16,7 mil millones de dólares) para la actividad económica del país a cada año, y que ello representa poco menos del 1 por ciento de la producción total de la economía.

Resumiendo y aclarando la cuestión, tenemos que el instituto nacional de estadísticas británico, el “Office for National Statistics” (NOS por su sigla), llegó a divulgar los números hace apenas una semana junto con un informe donde detallaron los métodos utilizados, y en una preparación para adecuar las cuentas públicas de Gran Bretaña al modelo de la Unión Europea, en septiembre.

Indudablemente que eso de querer encontrar las estimativas precisas del consumo de drogas y prostitución de los súbditos británicos, probó ser la parte más complicada del trabajo… “Las estimativas están basadas en datos de cualidad variable, con las estimaciones de la actividad ilegal relacionada a las drogas marcadamente más fuertes de que las de la prostitución, pero definitivamente ambas son más enjutas que las estimativas de actividades legales”, llegó a informar el portavoz del NOS.

Todo se debe a que la prostitución es considerada legal en Gran Bretaña, pero los burdeles, los proxenetas y la publicidad no lo son, lo que en realidad dificultó la evaluación del número de prostitutas… Oficiales y no oficiosas, claro está.

Por tanto, los de la NOS dicen acreditar en la existencia de por lo menos 58 mil prostitutas en toda Gran Bretaña en 2004 -número que tomaron por base en las estimativas de una institución benemérita sobre el número de prostitutas que actúan en Londres-, y que esas cifras, desde entonces, habrían aumentado en línea con la demanda, considerándose el aumento del número de británicos hombres con edad superior a los 16 años… Siempre y cuando estos no encuentren soluciones manuales para aliviarse las penas.

Sin embargo, para las otras cifras citadas en el informe, los de la NOS se apoyaron en investigaciones holandesas sobre el número de clientes de una prostituta por semana, bien como cuánto es lo que ellas o ellos gastan con ropas para el trabajo y los preservativos: 125 euros (170 dólares) por año y 50 centavos por cliente, respectivamente… Descartando por tanto la siempre posible duda de que las ropas sean de segunda mano y los preservativos lavados y reutilizados.

En fin, a pesar de la hostilidad de los retóricos, sofistas y moralistas profesionales que apuntaron a Sócrates como corruptor de menores, llevándolo a la muerte, confieso que he descubierto en ésta ardua jornada arqueológica por el submundo de la farándula anglosajona, un tesoro “orgásmico-filosófico” con el cual regularé mi actual equilibrio existencial… ¡Opíparo!

(*) Si le parece, dese una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

¿Cómo Sabe si es una Profesional del Sexo?


Quizás algún sabio leyente de cerebro requintado sepa responder al dedillo este tipo de cuestionamiento con sólo echar una mirada por la ventana, pero ciertamente el dictamen puede variar de hombre para hombre, y estoy seguro que hasta mi vecino se equivoca cuando me apunta -según él- quién es y quién no. No en tanto, el “busilis” de la cuestión es saber descifrar sin equivocarse: ¿cuál es el perfil de una prostituta?… ¿Cómo se sabe que una mujer está ofreciendo servicios sexuales?

Comprendo que han de surgir miles de respuestas -algunas escatológicas, otras ni tanto-, pues le diré que para mí… ¿sabe aquella escena de filme en que una mujer es presa apenas por usar el tipo de ropa equivocada en el lugar errado y estar siendo simpática demás con los hombres? Por tanto, es exactamente esa imagen la que a mí me vino a la cabeza cuando me enteré cómo es de fácil elucidar ese juicio.

En todo caso, así que ni un Sherlock Holmes de los Pampas -pero sin aquel sombrero ridículo-, le daré ya la pista para que usted se fíjese hasta qué punto puede llegar la esquizofrenia de algunos omnipotentes de la gran nación del Norte. Es que me entero que en Nueva York, en pleno 2014, como la prostitución por esos aledaños es considerada crimen, parece que han encontrado una manera de probar legalmente que la mujer estaba ofreciendo sexo pago, tan sólo con revisar en plena calle sus pertenencias -físicas y materiales- para ver si ella lleva consigo preservativos.

Por tanto, independiente de todo el avanzo de la libertad femenina y sin querer entrar en el mérito de la legalización de una de las profesiones más antiguas de la humanidad -que ha sacado del apuro a muchos, pero que igualmente explora mujeres desde entonces-, parece que el caso por allí es un problema de salud pública. Las mujeres no pueden ejercer su trabajo si no se protege y evitan correr riesgos, independiente del tipo de sexo que hagan… Y juzgo que debido a la existencia de varios modelos de sexo, ha de llamar la atención de muchos el tipo de protección que se utilice.

Así pues, en la ciudad de la gran manzana, la oferta de sexo mediante pagamento puede generar una multa de US$ 500 y hasta tres meses de prisión. Para la mujer, claro. El hombre que utiliza esos sicalípticos servicios no sufre ninguna represalia… Aunque después se arrepienta cuando le pique la blenorragia.

Circunstancialmente, la policía y el Estado de Nueva York señalan que el foco de esos abordajes es el combate a las grandes redes de prostitución y al tráfico de mujeres. Y hasta el propio prefecto de Nueva York, Bill de Blasio, asegura que esos chequeos irán reducir drásticamente esas aprensiones como prueba de venda de sexo. Por tanto, todo lleva a creer que los abordajes a mujeres no serán extintos tan temprano, ya que esta práctica continuará siendo usada como una manera de producir pruebas en casos considerados graves, según apunta el periódico “Folha de São Paulo”.

Por supuesto que en una sociedad en que las mujeres son culpadas por abusos sexuales, en que usar ropas cortas, ser bonita o sexy demás es visto como una manera de provocar a los incautos hombres, y en que asedios fantaseados de elogios son totalmente aceptos -todas esas cosas acontecen en el mundo entero, y no solamente en el quintal de casa-, opino que esa práctica nuevayorkina dice mucho más sobre el papel de la mujer en la sociedad de que a penas de la prostitución en sí.

Por consiguiente, también noto que no es necesario uno tener que dislocarse hasta los pueblos de Oriente, para ver que la libertad sexual de la mujer es totalmente limitada y su patrón de comportamiento aun es dado por hombres y no por ellas mismas.

Luego, hablar sobre sexo y discutir los estereotipos y los atrasos legislativos parece ser algo mucho más importante para lograr crear una sociedad más justa… En todo el mundo, obvio.

(*) Si le parece, dese una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: