Mujer Madura


84-mujer-madura

Uno debe estar muy atento a esas mujeres maduras que andan campantes caminando por las calles con su atrevido miedo, llevando sus años de experiencia a cuestas, lindas, leídas, viajadas, sensibles, prácticas.

Digo, cuidado, porque muchas de ellas vienen de cerrar una puerta con decisión extrema, pero sin pizca de olvido. Son mujeres que amaron, construyeron, parieron, y con eficacia inaudita cumplieron con la vida.

Ya han agasajado con respeto a su hombre, han dado alas a sus crías y ahora desentumecieron las suyas, por lo que se las ver intactas, brillantes, soberbias, majestuosas, listas para el vuelo, que ciertamente no ha de ser el de un horneros y sí el de una gaviota, soberana, curiosa.

Es de suponer que ellas saben de la vida y de su hambre porque con su cuerpo han sabido saciarla. Pero al tornarse expertas en todo nivel de estupidez en sus más variados matices, se reconocieron inmersas en ella hasta el estupor y soportaron mucha hasta el dolor.

Luego, lo sabrán distinguir, no lo dude nadie. Por eso que una vez que alcanzaron su madurez, se han vuelto versadas en economía; la aplican en el gesto, en el andar y en su exacta sensualidad. En el movimiento rítmico de sus caderas, las que ya se estiraron y contrajeron más de mil veces, se estremecieron y agitaron.

Saben del amor, en todos sus colores, desde el rojo resplandor al mustio gris. Sus piernas fuertes arrastran raíces todavía. Y prontas a sentir la vida, van con una vieja canción en los labios, profunda intensidad en la mirada y delicada seguridad en su sonrisa.

Sin embargo, por si acaso esta advertencia llega tardía, y alguien descubre que ya no puede dejar de pensar en ella, entonces, lo recomendable es cuidado de ahora en más. No caiga en el mismo error de los inmaduros, no se equivoque, no lo arruine todo, no le mande mensaje de texto. Lo mejor sería invitarle a un café con tiempo.

No recurra al correo electrónico, ya que ellas preferirán sin duda un poema en servilleta. No le haga promesas, no les venda imagen, ya que es mejor exhibir su autenticidad más despojada. No caiga, por querer rellenar el momento, en aturdido vacuo. Deje que ella respire un silencio común.

No se olvide que vienen de quemar las naves y cambiar la comodidad indolente por riesgo vital. Avanzan por un camino incierto, pero elegido.

Seguramente, en su cartera, habrá fotos, un perfume y unas cuantas lágrimas. Pero en su mirada habrá, con toda certeza, una decisión.

Anuncios

Esencia de Amor


70-ecencia-de-amor

Como si fuese la trompeta alada que el viento trae y que suena y pasa cantando melodías mientras la noche oscura gira en mi alma, el soplo de tu voz toca mi oído y su onda me sabe a poema, así como a la hierba verde la acaricia el rocío de la noche en primavera.

Eres la sutil visitadora de mis caprichos sofocados que mi corazón marchito busca en el cielo, en la luna y en las estrellas durante mis perpetuas noches mal dormidas, eres, mismo cuando toco el lado vacío y gélido de mi cama, la que igual siento ahí, acurrucada en mis brazos, soñando delirios de amor en el lado izquierdo de mi pecho.

Es tu indivisa belleza la que aprecio y sueño durante mis sueños sin dormir. Es tu individual elegancia la que me enamora y seduce mis ojos con todo tu pleonasmo. Es tu inteligencia la que en silencio admiro, pero es tu esencia la que en verdad con locura amo.

Eres la suma perfecta de un vino de uvas frescas, miel de abeja caprichosa, espiga de trigo maduro que se mece suave en el viento que la despeina, rosa de tallo largo sin espinas, puro ímpetu y emoción de mis delirios, torrente de sensaciones, canción en fiesta, materia prima de mil otras cosas por decirte y tan pocas de ellas son las que logran salir de mi boca, que tu deberías aprender a leer mis ojos cuando te miro y sueño.

Mientras tus ojos de lucero reflejen estos tristes ojos que abismados hoy te admiran, mientras me respondan suspirando tus tibios labios a estos tiesos labios que hoy anhelan, o quién sabe cuando logremos unir en cientos de besos nuestras dos almas confundidas, vivirá en ti y en mí un infinito amor que permute perpetuas caricias y mimos.

Todo será ciertamente poesía, si al menos logro un día musitar en tu oído un buenas noches en cuanto nos ciñe un abrazo eterno.

Lázaro: Levántate y Anda


Conceptúo que el más humilde terráqueo ya conoce la historia de Lázaro, cuyo nombre pertenece a un tema iconográfico del arte cristiano. En todo caso, buscando aclarar la adormilada mente del leyente, dicho cuyo fue aquel a quien Cristo le ordenó: “Levántate y anda”. Pero lo que aquí se busca contar, es tan solamente una similitud de procedimientos, pues la expresión de Jesús “Levántate y anda”, que en realidad aparece en otro milagro referido en los evangelios sinópticos (Mateo 9:5, Marcos 9:9 y Lucas 5:23), está asociada popularmente con este episodio, y en gran parte por el poema de Gustavo Adolfo Bécquer: “El arpa”.

Pero también se escucha decir que a los cleptómanos cerebrales a veces se les da por imitar la historia. Y todo en esta nueva fábula se debe a que después de haber sido dispensado por su novia, el músico argentino Roberto Lázaro terminó por crear el primero “club de hombres abandonados por una mujer”, el cual en menos de un año ha llegado a reunir más de 1.700 hombres que vivieron una experiencia similar a la suya, y con lo cual procura romper de alguna forma con los estereotipos machistas que andan por ahí, no permitiendo que su asunto quede muerto, enterrado y sepultado.

En todo caso, a este Lázaro se le dio por relatar a la agencia Efe: “Me quedé muy abatido con el abandono de mi mujer después de siete años de noviazgo. Éramos casi una pareja consumada, ella era casi mi esposa. Íbamos a tener hijos y todas esas cosas. Pero uno nunca piensa que esa persona un día lo abandonará sin más ni menos”.

Dicho sujeto, que es vocalista de la banda pop “Sinusoidal”, explica que su relación marital se deterioraba porque habían reiteradas “injurias sin sentido” y “silencios profundos”, y que su fin ocurrió de una forma repentina, cuando, al volver para su casa después de una discusión, vio todas sus cosas apiladas contra una pared.

“Le pedí una explicación, pero por causa de mi orgullo, traté de irme lo más rápido posible. Fui para la casa de mis padres, y el día siguiente fue muy difícil, porque yo estaba acostumbrado a compartir con mi mujer las actividades cotidianas, ese pequeño mundo tan gigante para una pareja”, acrecentó, sin llegar a explicar que tal vez la trataba a ella como si fuese una sirvienta.

Pues bien, resulta que en medio de toda esa angustia, el productor artístico llegó a componer una canción que la subió en “YouTube” para que pudiese ser escuchada por otros hombres (descornados) que también estuviesen pasando por una desilusión amorosa… Y ahora buscaban resolver sus carencias manualmente.

Lázaro cuenta que la música tuvo grande repercusión en las redes sociales, y que comenzó a recibir varios contactos de personas que querían saber “si se trataba de un club de abandonados”, lo que lo encorajó a transformar su dolor en una realidad.

“Al principio tuve que soportar algunas burlas, pero yo tenía certeza de lo que quería concebir. Quería extender un lazo -no para ahorcarse- entre los hombres que estaban pasando por algo similar, para evitar situaciones de violencia contra esa mujer que no lo quería más. Más bien, para que dicho hombre pudiese aceptar el abandono y ayudarlo a reconstruir su vida”.

Pues resulta que el fundador del nuevo “club de Tobi”, -el amigo de Lulú cuyo lema era: No se admiten mujeres-, sustenta que la página de su club en “Facebook” no es un lugar para expresar posturas machistas, y que si algún integrante se manifiesta de forma “violenta”, él intenta convencerlo a no insultar a la mujer; pero si su actitud subsistir, ese sujeto acaba por ser bloqueado.

Empero, también destaca: “Lo que yo pregono, es que la mujer continúe siendo una inspiración para la vida, y no un objeto”… ¡Ah! Menos mal.

A cada dos semanas, esa comunidad promueve reuniones itinerantes en diversos puntos de Argentina, pero Lázaro niega que el club use técnicas iguales a las utilizadas por los grupos de autoayuda, así como destaca que él tampoco es “un terapeuta que dice a los hombres lo que tiene que hacer”… Hasta porque ni las mujeres de ellos lo lograron

“No somos como los Alcohólicos Anónimos, que abren una rueda, cuentan sus experiencias y comienzan a llorar en cuanto los otros integrantes lo escuchan. Evito hacer eso porque es muyo cruel. Nosotros preferimos juntarnos para hacer cosas como asistir a un partido de futbol, tomar unos tragos. Pueden parecer insignificantes, pero son muy importantes para el momento que esa persona está atravesando”, indica.

En todo caso, Lázaro se muestra orgulloso de que el club haya ayudado a muchos hombres a compartir su abandono con otros, lo que, según su opinión, significa el rompimiento de un “estereotipo machista”, ya que habitualmente los hombres tienden a ocultar su desilusión por miedo o vergüenza… O que le hagan: ¡Muuuuu”.

“Admiro a esas parejas que permanecen juntos por 40 años, como mis abuelos o mis padres, pero estamos en una época mucho más individualista, y eso hace con que las parejas duren poco y que no trabajen para superar sus crisis. Pero también acredito que es posible encontrar una socia para toda la vida, y busco eso”, concluye en su discurso para EFE… En todo caso, para el asombro de los lánguidos, pienso que si debemos encarar la verdad un día, mejor que eso ocurra de forma indolora y no inodora.

(*) No se apoque, mi amigo lector, pues mis libros impresos o e-book ahora están disponibles a través del sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante … ¡Ah! ¡Gracias por adquirirlos!

A %d blogueros les gusta esto: