Las Armas las Carga el Diablo


Casi ningún individuo del planeta tiene recelo sobre tal dictado. En verdad, este dicho es muy famoso en España, y desde siempre se asocia con otro que dice “del mango de una escoba salió una vez un tiro”… Ideas de español, vaya uno a saber.

Con todo, metafóricamente hablando, se dice que “las armas las carga el diablo”, porque se las relacionan con muertes y todo tipo de agresiones sobre otras personas. Es como una advertencia de que no conviene tocar las armas. Por ejemplo, cuando alguien está limpiando o manipulando un arma, quien lo ve siempre dice: “cuidado que las carga el diablo”. Esto ha surgido por los tantos accidentes involuntarios que han causado las armas cuando alguien las manipula pensando que no están cargadas pero en verdad ha quedado con alguna bala en la recamara, y esa bala es la causa del accidente.

Por su vez, como entorno a las armas siempre hay una “energía” o algo “negativo”, los más cristianos suelen echarle la culpa al diablo cuando, en realidad, todo no pasa de imprudencia o despiste del hombre. Esos mismos que tienen por profesión satanizar cualquier cosa que ocurre a su vuelta, afirman que sucede porque el “diablo” es malo, y entonces él quiere que todos se suiciden y se vayan al infierno con él.

En suma, la muchedumbre cree que las armas tienen un uso bien definido, y ese uso es quitar o dañar la vida, ya sea de un animal o de un ser humano, porque evidente que no conocen otra función que pueda tener un arma; por lo que debe ser verdad, pues yo no creo que nadie utilice un arma para destapar una botella… Salvo que ya esté mamado.

Sumado a lo antes dicho, siempre existe la posibilidad de que entorno a un arma ocurra un accidente, así como sucede con todas las cosas que son mal concebidas por quien las inventa.

En todo caso, en algunos países del mundo la caza de ciertos tipos de animales, además de ser legalizada, es considerada como un “deporte relajante”. Mismo frente a posiciones contrarias de varias ONG´s, la práctica de ese insalubre recreo suele tomarles horas a sus participantes, y no siempre puede acabar bien.

Fue exactamente lo que ocurrió en una pequeña ciudad de Cataluña, España, donde un hombre cazaba al lado de su compañero de deporte, cuando ellos decidieron apartarse uno del otro y dieron inicio al enredo de una tragedia que ahora es investigada por la policía.

Durante el momento de la caza en que ellos estaban apartados, el hombre en cuestión tiró sin querer en su compañero. Todo, porque confundió a su amigo con el jabalí que ambos pretendían cazar y llevar para casa.

Los disparos que causaron la muerte, según relato del propio cazador, comenzaron después de él notar un movimiento extraño en un arbusto. Sin excitar, tiró pensando que se trataba del jabalí. Al escuchar el grito desesperado de la víctima, el hombre entró en desespero pero mismo así permaneció junto al victimado aguardando el rescate.

A pesar de ágil, el rescate no consiguió llegar a tiempo para salvar la víctima, una vez que los dos cazadores estaban en una parte de la mata bastante cerrada, lo que dificultó bastante la llegada de los socorristas. En consecuencia, el cazador atingido no resistió y murió en el mismo local donde fue abatido.

La policía está investigando el caso, y hasta el momento tiene apenas la versión que fue dada por el cazador, que es el único testigo presencial del hecho. Ahora, si los exámenes de balística dieren respaldo a lo que él dice, éste deberá ser indiciado por homicidio culposo, sin la intención de matar… A su amigo, pero no al jabalí.

Pienso que antes del catastrófico hecho, estos amigos se trataron como dos generales pacíficos estudiando el mapa de operaciones, elaborando la estrategia y la táctica, calculando las probabilidades, evaluando los sacrificios… Sin embargo, el enemigo no era un furibundo jabalí, y si el diablo… ¡Lástima!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Los Misterios del Árbol de la Vida


Puede ser, por qué no. No es de dudar que si aún estuviese vivo, en vista de sucesos más recientes, al famoso director de cine David Selznick se le antojaría solicitar a la premiada Margaret Mitchell y Sidney Howard, para que ellos mudasen el viejo el guion para él poder dirigir una nueva versión de su famosa y premiada película, ahora bajo otro título: “Lo que el viento no se llevó”.

Explicado de otra manera, ocurre la incuestionable razón de que hay misterios que sólo son solucionados apenas por la mano de la suerte. Pero cuando ocurre, uno hasta se asusta al no reconocer en sí ningún sentimiento. Tal vez eso es lo que llaman “el destino”, saber lo que va a ocurrir, saber que no hay nada que pueda evitarlo, y quedarnos quietos, mirando, como puros observadores del espectáculo del mundo, al tiempo que imaginamos que ésta será también nuestra última mirada, porque con el mundo acabaremos nosotros.

Como mencioné, muchos de los misterios pasan largos años sin solución alguna. Que lo diga Cristo y uno que fue solucionado recientemente en Irlanda después de haber pasado casi mil años.

Pero ahí aparece otra vez la proverbial mano de Dios -y no la de Maradona-, ya que por cuenta del desplome de un árbol de 200 años, fue posible descubrir finalmente el esqueleto de un individuo cierto y no sabido que tuvo una muerte brutal hace casi un milenio. Elemental agregar que eso sólo aconteció por cuenta de una tempestad del cielo.

Con todo, luego después del derrumbamiento del bicentenario árbol, un equipo de especialistas que trata de esas cuestiones del huerto del Señor, fue llamado para el lugar a fin de analizar el descubrimiento que estaba aparente luego abajo de la raíz. Como el reputado árbol había caído por entero, todo de una vez, los arqueólogos, entonces, se sorprendieron con lo que allí vieron… Además de las lombrices y otros vermes, obvio.

“Cuando una trata con excavaciones y trabajos arqueológicos, por veces suelen ocurrir cosas extrañas, pero ésta es una situación bastante fuera de lo común. La parte superior del esqueleto acabó por ser levantada junto con la raíz, quedando prendida en el sistema radicular del árbol. Efectivamente, cuando el árbol cayó, partió el esqueleto en dos”, afirmó el arqueólogo Marion Dowd.

De acuerdo con estos expertos que tuvieron acceso a la osamenta, se trata de un hombre de 1,78m, tamaño y altura poco común para la época. Pero lo más importante para ellos, sin embargo, son los descubrimientos que ese esqueleto puede desencadenar de ahora en más. Los arqueólogos garanten que existe la posibilidad de que se descubra una villa antigua en ese mismo lugar.

Según ellos, el cuerpo milenario fue enterrado en el lugar donde más tarde crecería el árbol, dando a entender que allí puede haber un cementerio. Si la suposición es correcta, decenas de cuerpos con millares de años pueden ser encontrados en el lugar. Aconteciendo, ese descubrimiento sería importantísimo para entender algo más sobre las sociedades más arcaicas… Mismo que aún no comprendamos las actuales.

Y tratándose de descubrimientos, esto me despierta otro asunto. Sabiendo ahora que existe hielo en Marte, sólo falta la confirmación de la existencia de wiskis para que uno se pueda mudar a ese planeta, evitando así tener que recordar seguidamente todas estas ferreterías emocionales… ¡Forestal asunto!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Snowden, un Alien Poliglota


¿Existen seres extraterrestres? Si esto es verdad, ¿por qué ellos no se comunican con la Tierra? Parece difícil querer responder a estos y otros cuestionamientos por el estilo, si antes uno no acompaña tal polémica y meditación con unas buenas dosis de vodka original… Aparentemente similares no sirven.

Al trepidar frente a esta licorosa suposición, el soplón de Edward Snowden fue ingiriendo de sorbo en sorbo una famosa marca rusa, hasta obtener una respuesta para esas preguntas de carácter sideral.

El nombre y apellido de este individuo de carácter respondón ya es conocidos de todos. Se trata del ex analista de sistemas que hace un par de años trabajaba para la CIA, y se tornó famoso por confesar cuál era el esquema de espionaje realizado por los Estados Unidos. Pues este mismo sujeto ahora volvió a dar con la lengua en los dientes, y se le ocurrió ponerse a hablar sobre la comunicación de las alienígenas con nuestro planeta.

Para él es un hecho cierto que seres extraterrestres existen, y tiene motivos para creer que ellos se comunican asiduamente con los seres humanos. Pero como parece que muchos no los escuchan, Snowden dice que la culpa no es de la sordera, y sí a causa de algo bastante simples: la criptografía de datos utilizada por esos seres.

Según él, eso es lo que impide que sus mensajes lleguen hasta nosotros. Snowden acredita que cualquier civilización bastante avanzada tiene tendencia a criptografar sus datos para proteger las informaciones que consideran más importantes. Por tanto, los mensajes que nos llegan desde afuera de la Tierra sólo podrían ser reveladas si alguien tuviese la “clave” cierta para descriptografar lo que es enviado en cualquier frecuencia en cuestión.

En una entrevista que fue dada por él al “podcast StarTalk”, explicó: “Si tuviésemos una civilización alienígena, de otro planeta, intentando oír otras civilizaciones, o mismo nuestra civilización tentando oír los extraterrestres, necesitamos comprender que aún nos separa un pequeño periodo de desenvolvimiento frente a esas sociedades, cuando entonces sí, toda su comunicación será enviada desprotegida a través de los medios más primitivos”.

Resumiendo el palabrerío todo, Snowden acredita que si la raza extraterrestre existir y fuese inteligente, difícilmente esta será identificada en la Tierra justamente por ella no utilizar medios rudimentales de comunicación.

Cuando cuestionado si él acreditaba que los alienígenas tienen el mismo sistema de protección de informaciones que los humanos -cosa que los muchachos de Barak no descubrieron-, afirmó acreditar que “ellos están un paso al frente de los humanos”… Por no decir zancadas, y sí gansadas.

Pues bien, al paso que Snowden, el responsable directo por revelaciones gigantescas y escatológicas en el ámbito político mundial, abrió el juego sobre lo que ocurre sobre las criaturas alienígenas, los especialistas de esta área ya se dedican a rebatirlo.

Para ellos, es imposible prever cómo es que seres que ni siquiera sabemos cómo se comportan, se comunicarían con los humanos. Para estos mismos especialistas, sin pruebas, Snowden habló apenas de nada concreto… Puro efecto residual de una noche de bebedera.

Desmenuzando un poco más las creencias teologales de Snowden, luego recapacito sobre el tema para visar la sobrevivencia de la especie y exorcizar cualquier manifestación contraria de quien sea, concluyendo entonces que lo que vale es la sabiduría milenaria de los que saben que contra el mal de la muerte no hay remedio en los jardines para anticipar un final no previsto… ¡Tenebroso!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Afirman que Mujer Mata Más que Hombre


Por supuesto que me refiero a esos asuntos de carácter ventoso que suelen ocurrir dos por tres en nuestro planeta; pero tampoco es de dudar, mi apacible lector, que de cierta manera el sexismo se cuele en todas las fisuras de nuestro comportamiento hasta alcanzar niveles tan infinitesimales, al punto que apenas somos conscientes de que ello ocurra. Incluso los bípedes más ecuánimes con el otro sexo, probablemente tropezarán en alguna clase de sesgo sexual. Por ejemplo, no hace mucho que ciertos expertos en la materia explicaban cómo las mujeres eran más incompetentes en matemáticas porque creían que así debía ser, y que, sin embargo, eran mucho más solventes si en las pruebas matemáticas se evitaba en lo posible el sesgo sexual.

Por tanto, si se pregunta: ¿Daniela puede llegar a ser más asustadora que Daniel?, opino que muchos no sabrán responder, pues todo dependerá de las circunstancias; en todo caso parecería que es verdad, al menos cuando estamos hablando de huracanes.

Todo, porque ahora descubrimos que bautizar a un huracán con nombre de mujer influye en el número de víctimas que éste produce. Es que al designarlo con un nombre dulce de mujer (Azucena, por ejemplo) en vez de uno contundente de hombre, parecería que la gente toma menos precauciones para su supervivencia porque considera que será menos peligroso, según demuestra el reciente estudio que acaban de publicar en “Proceedings of the National Academy of Science” los investigadores de la Universidad de Illinois, en Arizona.

Para llegar a esa tergiversada conclusión, dichos sabios analizaron los huracanes y el número de víctimas producidas por los mismos en el intervalo de 1950 hasta 2012. De hecho, descubrieron que de los 47 huracanes más letales, los femeninos tuvieron el doble de víctimas que los masculinos: 45 frente a 23. Además, constataron que si el nombre femenino sonaba particularmente suave, entonces el número de víctimas podía llegar a triplicar, como es el caso de Charley o Eloise.

Para llevar a cabo el referido estudio, un grupo de voluntarios calificaron en una escala de 1 al 11 el nombre del huracán (1 igual a muy masculino, 11 muy femenino). Pero tuvieron el cuidado de suprimir el “Katrina” (2005) y “Audrey” (1957)de la ecuación, porque éstos fueron muchísimo más letales que los promedio yse salían de todos los valores por su monstruoso efecto.

Como conclusión del ejercicio, parece que el sexo huracán afectó en cómo los encuestados dijeron que se prepararían para tal huracán. Con base en ello, Sharon Shavitt, la coautora del estudio y profesora de marketing en la Universidad de Illinois, se metió en el ojo del huracán para buscar una razón. Según ella, este desbaratado fenómeno de la naturaleza trae consigo “sexismo implícito”, ya que se toman decisiones por razones de “género” sin analizar el peligro real que conlleva, pero matiza: “Los estereotipos que subyacen a estos juicios son sutiles y no necesariamente hostiles hacia las mujeres: pueden implicar considerar a las mujeres como más cálidas y menos agresivas que los hombres”.

¿Cuál es el resultado de ello? Pues todo indica que cuando el huracán es bautizado con el nombre de un hombre, las poblaciones de las áreas atingidas tienden a tomar más precauciones o hasta mismo evacuar las regiones por donde el huracán pasará. Empero, cuando el huracán tiene nombre femenino, las personas tienden a permanecer en la región, pues suponen que el fenómeno va a ser menos intenso por sonar más inofensivos a los oídos del público.

En todo caso, un meteorólogo australiano del siglo XIX, Clement L. Wragge, fue el primero a quien se le ocurrió bautizar a los huracanes. Al principio eligió nombres bíblicos, como Zaqueo, Uza o Tamar. Sin embargo, se sabe que hasta 1979, la Comisión Meteorológica de Estados Unidos sólo otorgó nombres femeninos a los huracanes, aunque en el mismo periodo el servicio meteorológico australiano comenzara a asignar nombres de ambos sexos.

No en tanto, en la actualidad se reúne una comisión y prepara los nombres que se pondrán a cada tifón, empezando por la A y finalizando por la Z. Por ejemplo, en 2011, el primer ciclón se llamó Arlene, el segundo Bret, el tercero Cindy, el cuarto Don, el siguiente Emily…

Pese a estos detalles de aparente sexismo, mi amigo leyente, y en consonancia con el buen sentido que nos acostumbramos a ver diariamente en la prensa, lo mejor es relajar en la reconfortante certeza de que el futuro será brillante y prosperidad ira florecer… Por lo menos hasta el próximo huracán llegar.

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

El Perfil del Tonto Contemporáneo


Ya está más que manyado eso de que los tiempos cambian, pero no hay dudas que los tontos aun permanecen habitando en nuestro espacio sideral. Pero para que uno no lo venga a pisotear si se tropieza accidentalmente con él, se hace necesario detallar cuales son las versátiles características del tonto contemporáneo.

En primer lugar, cabe decir que éste no es un delincuente que descarga -roba- películas de la red. Pero sí paga 5 dólares para ir a un cine incómodo y frío, lugar donde se reúnen a hablar las personas que no saben ver la televisión en silencio. Su tontería llega al extremo de sufragar el vicio ajeno. Avergüenza confesarlo, pero éste triste mamífero bípede tampoco obtiene la música ilegalmente de internet. Compra los CDs, y hasta es plausible advertir que el animalejo en cuestión exhibe un comportamiento pornográfico.

El tonto contemporáneo se dirige al quiosco para satisfacer su sed de información. Allí adquiere periódicos y revistas, porque no considera abusivo pagar una cantidad módica a cambio de escuchar el rumor del planeta. Es tan tonto que no posee ni casa, porque no quería endeudarse o porque no se la podía permitir. Ni siquiera los persuasivos mafiosos, que disfrazados de ejecutivos de instituciones financieras, lo convencieron con la vana promesa de que ellos avalarían la operación.

Simultáneamente, el estúpido paga las desgravaciones tramposas por la compra de vivienda -delincuencia de Estado, denunciada por la UE y la OCDE- que han llegado a sumar varios por ciento del PIB. Por si esto fuera poco, el muy tonto da hoy su dinero a los bancos que concedieron hipotecas irresponsables a quienes se las podían permitir todavía menos que él.

El tonto contemporáneo es religiosamente pagano, paga por todo. Deposita sus ahorros en una caja de seguridad de una imprudente Institución insolvente, la que después termina por amenazar al tonto con guillotinarlo si éste entra en números rojos. Y como si fuera poco, también vota al partido que mantiene en sus cargos a los mismos autores del atropello anterior.

Igualmente paga el precio real de billetes aéreos y habitaciones de hotel, sin salirse del presupuesto -los amigos de las gangas dicen que el tonto se equilibra pero siempre tiene el agua al cuello-. El muy imbécil también siente la obligación moral de restituir una deuda, así que empieza por no endeudarse. Algunos aun no se dieron cuenta, pero al tonto contemporáneo, antes se le llamaba de ciudadano.

Sin embargo, también los hay de otros mentecatos arquetipos, como por ejemplo, éste individuo, que para saber “qué se sentía”, le pidió a un amigo que lo baleara. Ahora, el timorato -o súper retonto-, está internado y su compañero preso.

Cuentan que el hecho ocurrió hace un par de domingos en el pequeño paraje de Stockholm, en Wisconsin, EEUU, una intrascendente localidad perdida en el mapa, ya que cuenta con una población de sólo 75 personas.

Quizá, aburrido por la rutinaria vida pueblerina y fútil, el joven dio en procurar para sí experiencias nuevas. Y no tuvo mejor idea que pedirle a un amigo que le pegara un tiro para “ver qué se siente” después del estampido.

Según consigna la agencia noticiosa AP, el amigo en cuestión -Shaw Mossow, de 25 de edad- acabó por ceder al absurdo pedido de su compañero, y le disparó en una pierna con un rifle calibre 22. La policía local no reveló el nombre del herido, pero indicó que los informes médicos son favorables y que el joven se recuperará pronto. Mientras tanto, su amigo Shawn pagó caro su acto de buena voluntad: fue puesto tras las rejas y se le fijó una fianza de 10.000 dólares.

En todo caso, juzgo que a estos dos tontos les debe de haber faltado un “poka-yoke”, palabra que literalmente se traduce del japonés como “a prueba de errores”, y es un dispositivo que los nipones han creado, generalmente destinado a evitar cagadas.

Sin embargo, algunos autores manejan el “poka-yoke” como un “sistema anti-tonto”, el cual garantiza la seguridad de la maquinaria ante los usuarios, proceso o procedimiento, con en el cual los idiotas se encuentren relacionados, y de esta manera, ellos no vengan a provocar accidentes de cualquier tipo.

Se apunta que originalmente en Japón las piezas mal fabricadas seguían en proceso con el consiguiente costo que ello ocasionaba. Entonces, con estos dispositivos que fueron introducidos en Toyota en la década de los 60 por el ingeniero Shigeo Shingo, casi de inmediato pasó a lo que se conoce como Sistema de Producción Toyota.

Aunque con anterioridad ya existían tontos-idiotas y poka-yokes, no fue hasta su introducción en Toyota que ellos se convirtieron en una técnica, hoy común, de calidad.

Sí, ya se. Todo esto puede parecer un poco ambiguo para los neófitos, no obstante, en un mundo tan absolutamente cuadrado, como hurtarme de la satisfacción de lograr exhibir otras formas que, por su propia y mágica sinuosidad, no se contrapongan a los cuadriláteros síntomas de la estupidez actual… ¿Alguien es capaz de explicarlo mejor?

A %d blogueros les gusta esto: