No Use el Joystick Para lo que no Debe


Los entendidos hablan de que el fanatismo es una actitud o actividad que se manifiesta con pasión exagerada, desmedida y tenaz en defensa de una idea, teoría, cultura, estilo de vida, etc. Con todo, hoy en día se usa mayormente para designar las personas profusas en su proselitismo hacia una causa religiosa o política, hacia un deporte, pasatiempo o hobby, o mismo hacia una persona a quien idolatra.

Sin embargo, la importancia de dar con una buena definición de fanatismo, estriba en los problemas éticos que genera en la mayoría de los casos que serán considerados. Cabe señalar que en este sentido, el fanatismo no se define tanto por la racionalidad o irracionalidad del pensamiento de la persona fanática ya que eso atañe más propiamente a la locura, arte que es estudiada por la Psicología, a la Lógica y a otros campos de conocimiento, sino más bien por sus actitudes o comportamientos, ya que son éstos los que producen problemas éticos.

Con todo, como ya veremos más adelante, existe el caso del fanatismo positivo -no en contra de algo o alguien-. Empero, para poder hablar de ello, primero es necesario definir otro término, tomado del inglés: “fan”.

Un fan, simpatizante, aficionado, seguidor, admirador de lo que sea, no es más que una persona que siente gusto y entusiasmo por otra persona/s o por cierto objeto/s. Por lo común, el término se utiliza en particular en el deporte y el arte, nada más para referirse a admiradores de una persona o grupo de personas. En inglés, los fans de algo o alguien son llamados “fandom”. Estos demuestran en ocasiones su afición integrando un club de fans, creando fanzines, y promoviendo lo que les interesa o de otras maneras más.

Yo no entiendo mucho de esta parte del tema que se sigue, pero ya he escuchado decir que una persona a la que le gusta por demás una determinada consola con la cual puede entretenerse con videojuegos, muchas veces puede ser considerada un “fanboy”.

Sin embargo, hay casos y casos, y el extremo de ello es lo que ocurrió en una tienda especializada en comercializar ese tipo de juegos y los accesorios que los complementan. Por lo menos es lo que ha quedado demostrado en un reciente video divulgado en las redes sociales, cuyas imágenes parecen extrapolar cualquier definición que esa pasión por un videogame puede asumir.

Mismo que no haya quedado claro por qué eso aconteció, las imágenes no lo niegan, acredite: un hombre fue pego acariciándose las partes pudendas en frente a un “PlayStation 4” en una tienda de electrónicos.

Como dije, las escenas bizarras fueron capturadas por las cámaras de seguridad del establecimiento, y estas registraron el momento en que un individuo de campera negra y gorro rojo comienza a masturbarse frente al estante donde era exhibido el juego de la Sony.

El video muestra que el acto dura apenas algunos segundos -los suficientes para alcanzar el alivio manual-, más qué suficientes para asustar algunos distraídos clientes, lo que obligó a los empleados de la tienda a intervenir e interrumpir la acción cuando el individuo estaba en lo mejor de lo mejor… Algo que puede resultar peligrosísimo cuando no se llega al fin.

De alguna manera el video terminó siendo publicado en el sito “LiveLeak”, aunque no es posible identificar en cual tienda ese incidente aconteció. Para suerte de todos los demás presentes, se ve claramente que el excedido hombre no consiguió terminar de demonstrar todo su amor por el “PlayStation 4”… No obstante supongo que si los empleados de la tienda no cambiaron la consola, mañana o después un desavisado puede comprar lo que fue bautizado por el semen de un descontrolado.

Como se ve, no es aconsejable esa perturbadora necesidad de manipular lo lúdico en lugar de lo sagrado, pues eso nos coloca frente a la edificante y olvidada arte de ser diferente, lo que de por sí no incomoda a la mayoría de los alienados, o sea, aquellos que insisten en solo usar la cabeza para separar la orejas… ¡Impresionante!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Cómo Evitar Nalgas Cuadradas


-¿Qué tal, doctor? Disculpe que hoy me atrasé un poco. Me quedé viendo un filme extraordinario que estaban pasando en la TV.

-Cada uno con sus manías, mi amigo. Todos tienen sus caprichos, pero es bueno que sepa que además del culo quedarle cuadrado con esa rareza que usted tiene, recientemente ha salido un estudio que seguramente lo hará saltar del sofá.

-¿Qué puedo hacer, si soy un cinéfilo empedernido? A más, mirar televisión es un excelente pasatiempo… No se paga nada por ello, doctor.

-No estoy de acuerdo con lo que dice, hombre, pues, en términos generales, el cinéfilo es una persona que tiene un gusto especial por el cine. Algo muy diferente de lo que hace usted, que se estira en el sofá y pone cara de bobalicón mirando cualquier bodrio.

-Se engaña, doctor. Me acuesto en el sofá, porque esa es una manera cómoda de asistir la TV.

-Por mí, haga lo que le parezca, ya se lo dije antes. Las consecuencias las pagará usted mismo cuando la salud le pase factura, mi amigo.

-¿Por acaso mirar TV deja alguna secuela?

-Claro que sí, pues además de dejarlo lelo, según lo ha informado el periódico “Telegraph”, unos investigadores de la “Universidad de Osaka”, en Japón, han develado que las personas que asisten más de cinco horas de TV por día, están seis veces más propensas a formar coágulos en la sangre.

-Yo bien podría responderle que me importa un bledo lo que ellos hayan descubierto, pero como usted siempre trae buenos chismes, ¿qué tal si larga el resto del cuento?

-No es un cuento, mi amigo. Es un estudio científico que acaba de ser presentado a la “Sociedad Europea de Cardiología”, donde muestra que hombres y mujeres con edades entre 40 y 79 años, que asisten TV más de cinco horas por día, tienen dos veces más probabilidades de sufrir una embolia pulmonar fatal causada por la formación de coágulos sanguíneos, de que alguien que asiste TV durante menos de dos horas y media por día.

-¡Qué ridiculez! Dónde se vio…

-Y le digo más, esas probabilidades aumentan en hasta seis veces entre las personas con menos de sesenta años.

-Entonces, ya estoy libre de esas extravagancias niponas.

-No son incongruencias, mi amigo, puesto que uno de los investigadores llegó a revelar que la explicación para ello puede ser atribuida, en parte, a la “poca movilidad de las piernas cuando la persona asiste televisión”.

-¿Qué quiere que le diga? No le creo… ¿Cómo él llegó a esa definición?

-Porque él es el autor de un estudio que analizó 86.000 participantes por más de 18 años, en Japón. Y así llegó a la conclusión que existe el peligro de formación de coágulos sanguíneos en las piernas, y que estos pueden obstruir el flujo de sangre para el corazón.

-Nunca escuche tamaña payasada…

-Usted siempre con sus desconfianzas, ¿no?… ¿Sabe por qué usted nunca escuchó hablar de ello? Porque ese fue el primer estudio a relacionar el hábito de ver TV durante muchas horas con la formación de coágulos en la sangre.

-¿Qué trascendencia puede llegar a tener su descubrimiento?

-Según lo destaca el periódico “Independent”, es una importancia enorme en esta era de tanto sedentarismo frente de la TV. Además, estos investigadores afirman que el hábito de jugar videogames o pasar muchas horas sentado frente al computador, también puede ofrecer los mismos riesgos para la salud.

-Mire que usted repite cada cosa, doctor. Si fuese así, más de medio mundo ya estaría muerto o a camino del cementerio.

-Puede que no sean tantos así como usted supone, pues en un comunicado a la prensa, los investigadores dijeron que los que quedan colados frente a la TV deben seguir las mismas orientaciones propias de los largos vuelos de avión: levantarse, caminar, y beber mucha agua.

-Usted menudea como un loro, doctor. Repite cualquier cosa.

-Yo le aviso, nada más. Para que esté atento a lo que le pueda ocurrir mañana. A más, si sigue las recomendaciones, su mujer se lo agradecerá.

-¿Por qué? ¿Qué tiene que ver ella con todo esto?

-Porque dicen que eso de salir del sofá y circular, es muy bueno para la producción de espermatozoides. Cosa que seguramente a usted ya le estarán faltando.

-Déjese de joder, doctor… Mire, me tengo que retirar, porque dentro de instantes trasmiten un partido de futbol que no quiero perder… Nos vemos mañana.

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Un Hobby Puede Llegar a ser Matador


Uno no debe equivocarse al imaginar que una afición no es sinónimo de hobby, aunque muchas veces confundamos la historia y la etimología de ese término. En realidad, esa inclinación no es más que una actividad cuyo valor reside en que aquél que la ejecuta lo haga por su interés o amor hacia la actividad en sí misma y los frutos intelectuales, artísticos, deportivos o materiales que ella genera… Aunque no se puede negar que ciertos memos inclinan su afición para el lado equivocado.

En todo caso, cabe entonces preguntarse: ¿qué es un hobby? Pues bien, según indica la “Real Academia de la Lengua”, significa un “pasatiempo o entretenimiento que se practica habitualmente en los tiempos de ocio”.Su importancia radica en que, al hacer aquello que a uno lo apasiona, podemos alejar de la mente por algún rato las preocupaciones y el estrés, enfocándonos en una actividad que nos relaja y nos convierte en un ser creativo… No en tanto se diga que algunos exageran a tal punto y con tamaña perfección, que la logran practicar en la horizontal.

Pero claro, el tiempo pasó y quizás algunos se olvidaron de eso. La maldita rutina, los hijos, las deudas y el afán de cada día terminaron por alejarlos de aquello que amaban hacer en sus ratos de ocio. ¡Gran error!, mi amigo, pues son esos espacios de asueto los que nos conectan con uno mismo, los que nos alejan del estrés diario y los que nos recuerdan el eterno niño que uno lleva dentro, aquel que, aunque no lo crea, puede ser nuestro salvador ante las preocupaciones del día… O a veces el causador de nuestra propia muerte.

Claro que ésta última especulación mencionada se debe más bien al hecho de que una mujer, coleccionadora compulsiva de 66 años, terminó muriendo luego después de ser aplastada por una pila de objetos que ella acumulaba por afición dentro de su casa en Cheshire, Londres, Reino Unido.

De acuerdo con el periódico “The Mirror”, Beverly Mitchell fue rebasada por un enorme montón de botellas, diarios, revistas y otros residuos. En realidad, por causa de su compulsiva manía, afición o hobby -llámelo como quiera-, el primer piso de la casa cedió debido al excesivo peso de los materiales allí acumulados.

Cabe agregar que como ella vivía sola con sus excesos de despojos, su cuerpo fue encontrado solamente una semana después del derrumbe, cuando la policía invadió la residencia luego de ser alertada por el cartero, quien desconfió del elevado número de correspondencia que se acumulaba en el buzón.

El sargento Kevin O’Donnell, coordinador del grupo de agentes que irrumpieron en la vivienda, comentó: “Es pura basura…. Simplemente, ella nunca tiraba nada fuera. Era una montaña de correspondencias, paquetes, botellas, lotes de papeles, periódicos y revistas”, explicó sin remilgos.

Sin embargo, una vez que ha quedado comprobado que la afición puede llegar a matar, agregaré que la manía o afición no es una exclusividad de los humanos, hecho que fue corroborado por los vecinos de una villa de Ludernalp, en Berna, capital de Suiza, en esa misma semana, puesto que ellos pudieron comprobar “in loco” la veracidad del apotegma: ¡Sólo cuando la vaca vuele!

Bueno, si ella volaba o no, no sé, pero sí es verdad que ellos se llevaron un tremendo julepe al encontrar a una aficionada vaca parada arriba de un tejado… Cuyo hobby era dejar parte de su rumiante apetito allí depositado.

Según informó la prensa local, la vaca trepadora huyó de su rebaño y saltó al tejado de una residencia de la mencionada villa luego después de ser perseguida por su dueño. Como la cumbre del techo de la hacienda queda próxima a un promontorio del terreno, el animal consiguió saltar con facilidad… O tomó “Red Bull”, que le dio alas.

Pues bien, el dueño de la vaca intentó utilizar una escalera con el propósito de tirar el animal del techado, pero falló y se cayó durante las tentativas… “Tuve que mirar tres veces para acreditar que realmente había una vaca en el techo”, le confesó más tarde al reportero del periódico, “Rolf Steiner”.

En todo caso, la vaca alpinista no se hirió, y luego después bajó por cuenta propia del techado y sin necesidad de contar con la ayuda de los vecinos. Entre tanto, el dueño de la residencia relató diversos daños en las tejas de la casa… Además de la bosta allí defecada, evidente.

Con todo, recapacito sin necesidad de afición a traumas de cualquier índole, que frente a este conjunto de turbaciones metabólicas, sólo Girolamo Acquapendente, el gran anatomista del Renacimiento, fue quien, a partir de un retrato de su sobrina, concluyó sin sistemática erudición, que los bebes se parecen con los embriones que fueron y con los viejos que se tornaran… ¡Fantástico!

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: