El Dedo de Dios Tocó al Indigno Obispo


Finalmente ha surgido alguien con el suficiente coraje de tomar determinaciones correctivas para expurgar de sus filas a todos aquellos seres fatídicos, nefastos e inconvenientes que abusaban de sus funciones para practicar actos indecorosos y obscenos… Por ahora, el fatalismo ha tocado a tres prelados de altas posiciones.

En sentido corriente, el fatalismo se refiere a la creencia en el determinismo de los acontecimientos, dirigidos por causas independientes de la voluntad humana, sea este determinismo procedente de fuerzas sobrenaturales como Dios, de las leyes naturales, del ambiente o de las experiencias adquiridas en el pasado. No es tanto un principio religioso como científico y filosófico, teniendo en cuenta que el dios estoico no es otro que la razón. Así pues, el destino de la determinación no puede ser otro que la cadena causal de los acontecimientos: lejos de excluir el principio de causalidad, supone su misma esencia.

Sin embargo, no conforme con lo que sintió al ser tocado por el dedo inexorable de Dios, el obispo paraguayo que acabó de ser destituido por el papa Francisco, declaró el viernes último, que el Sumo Pontífice “irá prestar cuentas a Dios” a causa de su exención de los cuadros de la Iglesia, de acuerdo con una carta publicada por la prensa local, después de él haber sido acusado de mala gestión y protección de un padre pedófilo.

En la larga carta publicada primeramente en el sitio de la diócesis y dirigida al cardenal Marc Ouellet, prefecto del Congregación para los Obispos, Don Rogelio Livieres Plano, el reciente ex obispo de Ciudad del Este (Paraguay), miembro del Opus Dei, acusa directamente al Papa con palabras extremamente incomunes y graves de parte de un obispo.

El tempestuoso ex obispo escribió: “Como un hijo obediente de la Iglesia, acepto esta decisión, mismo que yo la considere infundada y arbitraria, y sobre la cual el Papa prestará cuentas a Dios”. El Vaticano abdicó a comentar esta carta incendiaria.

Pocos días antes, Livieres Plano fuera recibido en Roma por el cardenal Ouellet, pero lamentó no haber tenido oportunidad de explicarse frente al Papa.

Reconociendo “erros humanos”, el prelado paraguayo acredita ser víctima de una “perseguição ideológica”… Y da que pensar que, debido a ello, pasó a actuar como el ex presidente Fernando Lugo, otro ex obispo paraguayo de tristes recuerdos.

No obstante, el ex obispo Livieres Plano, cuya reputación era de ser un sujeto muy conservador, denunció lo que llamó de una “nueva irregularidad en un proceso de por sí anormal”: el anuncio de su destitución por el nuncio apostólico en Asunción antes de la notificación por escrito. Con todo, el ahora ex obispo enfatiza aun el apoyo que le es manifestado abiertamente por sus fieles… Quizás sin tener en cuenta que ciegos y desmemoriados existen en todo lugar.

Por su vez, el Vaticano no mencionó oficialmente las acusaciones contra Livieres Plano, pero según el sitio “Vatican Insider”, él es acusado de haber quebrado, por una serie de acusaciones, la harmonía entre los obispos paraguayos, además de haber ordenado seminaristas sin formación suficiente y de haber promovido al polémico sacerdote argentino, Carlos Urrutigoity, sospechoso de haber cometido abusos sexuales contra menores.

Existen también sospechas de que Livieres tendría utilizado parte de las donaciones destinadas a las obras de caridad para construir un nuevo seminario.

El Vaticano realizó el anuncio de la destitución en la víspera, por medio de una nota oficial, en la cual el Papa reconoce que fue “una decisión ardua tomada por razones pastorales”…

Creo que ya está en la hora de cumplir de una vez con el pedido del papa Francisco al exhortarnos: ¡recen por mí!, para ver si él logra de una vez por todas sacar todo los escombros que han sido escondidos debajo del tapete, y expurgar de la Iglesia a todos aquellos hediondos y obscenos que se esconde dentro de una sotana… ¡A obedecer, pues!

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

¡Por Favor! Cuiden a la Nena


Bajo el nombre de Francisco, el Papa ha resultado ser un pontífice políticamente activo que se ha involucrado públicamente en esfuerzos para destrabar los conflictos de Palestina e Israel, Siria y Venezuela, aunque aparentemente ha adoptado un perfil bajo en lo que hace por su Argentina natal. Es que contrariamente a lo que muchos esperaban cuando fue designado Papa en marzo del 2013, Francisco no se ha enfrentado a la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner, con quien tenía una tensa -sino hostil- relación durante los años en que fue arzobispo de Buenos Aires.

Basta recordar que cuando Francisco fue elegido Papa, el gobierno argentino reaccionó fríamente a la noticia y tardó dos días en festejarla, en cuanto el resto de la región celebraba la elección del primer Papa latinoamericano. En ese momento, se especuló que Francisco se convertiría en una piedra en el zapato del gobierno argentino, así como el papa polaco Juan Pablo II lo había sido con el gobierno comunista de Polonia en la década de 1980.

Sin embargo, todo indica que Francisco ha desarrollado lo que parece ser una relación muy cordial con la Sra. Fernández. Se ha reunido tres veces con ella, se han intercambiado regalos, incluyendo -además de las epistolares estampitas de siempre- un par de escarpines de bebé que Francisco le regaló a Fernández cuando nació su primer nieto… Tejido vaya uno a saber por quién.

En Argentina, donde -además de Maradona y Perón- Francisco ya es una de las figuras más admiradas de la historia, los analistas políticos señalan que el sumo pontífice le está dedicando mucho más tiempo a Fernández de Kirchner que a cualquier otro líder mundial… Si no, veamos: cuando Fernández de Kirchner visitó el Vaticano el 17 de marzo, el Papa le concedió dos horas y media de su tiempo. Comparativamente, cuando el presidente de Estados Unidos Barack Obama visitó el Vaticano el 27 de marzo, la audiencia entre ambos líderes duró 55 minutos, y la audiencia del Papa con la reina de Inglaterra en abril duró apenas 20 minutos. Además, el Papa ha recibido docenas de grupos argentinos… Incluyendo a los jugadores de San Lorenzo, su cuadrito de corazón.

No en tanto, y según varias personas que han hablado con el Papa, Francisco está pidiendo lo mismo a todos sus visitantes argentinos: “Cuiden a Cristina”. Es un pedido de ayuda para que la presidenta argentina -cuya popularidad se ha desmoronado en los dos últimos años- pueda terminar su mandato tal como está previsto en diciembre del 2015. Es que en un país que ha tenido terribles experiencias con los golpes militares y salidas forzosas de presidentes electos, parecería que Francisco quiere garantizar que la democracia no sufra otro golpe. Por lo menos eso dicen los entendidos.

Según señaló Carlos Pagni, un respetado analista político del diario “La Nación”, su comentario incluye: “Tengo al menos 10 amigos que han recibido llamados telefónicos del Papa en las horas más insólitas, porque Francisco quiere charlar con ellos, porque extraña la Argentina, y a todos ellos les dice lo mismo: Cuiden a Cristina”.

Pero cuando uno pregunta qué otra cosa hay detrás de la buena relación de Francisco con Fernández -quien ni lo recibía cuando el Papa era arzobispo de Buenos Aires-, fuentes que jugaron un rol en el acercamiento de ambos líderes afirman que los dos se han apoyado mutuamente desde el día en que Francisco fue elegido.

Cuando Francisco fue electo, la prensa mundial se hizo eco de las alegaciones del periodista argentino Horacio Verbitsky -muy cercano a los Kirchner- según las cuales Francisco no había denunciado las violaciones a los derechos humanos durante la dictadura militar argentina de 1976-1983.

“Ese fue un problema serio para el Papa durante los primeros días después de su elección”, dijo un ex funcionario argentino que desempeñó un rol clave en acercar a la presidenta argentina con Francisco. “Algunos de nosotros empezamos a buscar quién podía desmentir lo que estaba diciendo Verbitsky, y convencimos a Alicia Oliveira, una respetada activista de derechos humanos, de que hiciera una defensa del Papa”.

Oliveira era, también, una muy cercana amiga del Papa en Argentina. Días más tarde, cuando Fernández fue al Vaticano, llevó con ella a Oliveira. “Oliveira ayudó a romper el hielo entre los dos, y así fue como se inició la relación entre ambos”, dijo el ex funcionario. Mi opinión: Tal vez el Papa no haga declaraciones públicas sobre Argentina, pero está practicando una diplomacia silenciosa muy activa en su país.

En todo caso, su mensaje de “Cuiden a Cristina” se debe, entre otras cosas, a que cree en la democracia, a que ambos se han ayudado políticamente, y a que posiblemente compartan opiniones sobre temas que son centrales para Francisco, como el aborto.

Pero creo que hay otra razón tanto o más importante: el Papa quiere que Argentina esté en paz, porque difícilmente lograría credibilidad como mediador en conflictos más complejos como el de Medio Oriente si ni siquiera pudiera mantener la armonía social en su propio país, donde probablemente tiene más autoridad moral que en ningún otro lado… Sin embargo, pienso que sean cuales fueren sus razones, da la impresión de que su diplomacia privada está funcionando en Argentina.

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: