Hemos Destrozado Nuestro Planeta


Por si el amigo leyente no se ha enterado, sepa que pocos días atrás se reunió en Estocolmo el “Grupo de Trabajo I” del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático. De por sí, este título parece no decir mucho, pero el propósito de la reunión fue aprobar el resumen destinado a los responsables de políticas, del informe completo que fue realizado sobre los aspectos científicos del cambio climático.

El proyecto forma parte del proceso de elaboración del quinto informe de evaluación sobre el cambio del clima global; y las conclusiones del estudio del Grupo I son tan importantes, que el Secretario General de las Naciones Unidas ha decidido convocar a los líderes mundiales para el año próximo, a participar de una cumbre para tratar específicamente sobre el cambio climático.

Así pues, ya que el Panel sobre el Cambio Climático es un organismo internacional de carácter científico y asesor, establecido en 1988 por la Organización Meteorológica Mundial y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, su misión es elaborar, con una sólida base científica, evaluaciones periódicas de los cambios del clima, sus impactos, los riesgos futuros y las opciones que existen para adaptarse a esos cambios o mitigarlos. Asimismo, los estudios del Panel sirven de fundamento para las negociaciones entre los gobiernos que se realizan adentro de la estructura de la “Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático”. Este tratado multilateral fue suscrito en 1992.

En su preámbulo, el tratado señala la preocupación porque “las actividades humanas han ido aumentando sustancialmente las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera, y porqué ese aumento intensifica el efecto invernadero natural, lo cual dará como resultado, en promedio, un calentamiento adicional de la superficie y la atmósfera de la Tierra y puede afectar adversamente a los ecosistemas naturales y a la humanidad”… En todo caso, ya han pasado dos décadas y, a decir verdad, los gobiernos no han avanzado mucho desde esas y otras declaraciones de buenas intenciones.

Como aclaración adicional, el Panel funciona con tres Grupos de Trabajo: el Grupo I, sobre aspectos científicos del sistema del clima global y de sus cambio; el Grupo II, sobre la vulnerabilidad al cambio climático de los sistemas naturales y socio-económicos; y, el Grupo III, sobre las opciones para mitigar el cambio climático. No en tanto, es el Grupo I, el que tiene la misión de diagnosticar el problema básico y es el que suministra los datos básicos para los otros dos.

Por consiguiente, el resumen aprobado la semana pasada sostiene, entre otras cosas, que “el calentamiento del sistema climático es indudable”; donde muchos de los cambios observados desde 1950 no tienen precedentes en períodos prolongados, desde décadas hasta milenios; lo que ha aumentado la temperatura de la atmósfera y de los océanos; ha hecho disminuir la cantidad de nieve y de hielo, incluyendo la capa de hielo polar; constatándose que el nivel del mar ha subido a una tasa superior a la de los últimos dos milenios; y se ha comprobado que ha aumentado las concentraciones de gases de invernadero (especialmente del CO2, producto de la combustión de combustibles fósiles) en la atmósfera.

Otras de las conclusiones funestas a la que llegaron, es que las proyecciones indican que para fines de este siglo, las temperaturas globales excederán considerablemente las que predominaron en el período 1850-1900, lo que supone el riesgo de que el clima global pase el umbral que conduce a cambios profundos en el clima de nuestro planeta.

Al leer las entrelíneas, lo que todo esto nos recuerda, por así decir, es sobre el viejo juego infantil de “juguemos en el bosque mientras el lobo no está”…

Pues bien, juzgo que por lo visto, hasta ahora hemos actuado con tanta imprudencia, que todo lleva a creer que el lobo finalmente llegó… ¡Así que, aguantémonos el chaparrón!

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: