El Amor Por Veces es Corto de Vista


Unos tal vez más, otros quizás menos, pero probablemente más de alguna vez el encandilado leyente ya ha escuchado el dicho “el amor es ciego”. Y puede que tal frase haga sentido, ya que cuando nos enamoramos percibimos las cosas de forma distinta.

Lo cierto es que se trata de mucho más que un dicho popular. La propia ciencia ha dado pruebas cabales de que el amor sí es ciego, ya que la naturaleza y nuestro cerebro se encargan de que en un principio no veamos los defectos del otro. Se trata más bien de un rasgo evolutivo, que en su esencia contribuye a preservar la especie subiendo las posibilidades de procreación.

La propia doctora Frances Cohen ha estado quemando sus pestañas estudiando desde hace tiempo el tema del amor desde una perspectiva orgánica, y llegó a la sabia y asombrosa conclusión que en el inicio de una relación amorosa, el cerebro tiende a desactivar los mecanismos de alerta ante una serie de defectos que, comúnmente, cualquiera consideraría desagradables en un individuo.

Eso tendría origen en los químicos que se liberan en el enamoramiento, maldito artificio que termina por activar la llamada “sensación de euforia”, que, además de hacernos sentir bien, desactivan los instintos que nos ayudan a evaluar a las personas. La sensación de bienestar se produce en el “sistema límbico” del cerebro, que regula la liberación de hormonas y neurotransmisores que provocan sensaciones de placer, en este caso ante una emoción… La otra conmoción nocturna después se verá.

Resulta que en el sistema límbico se encuentra la llamada “amígdala”, una estructura encargada de coordinar emociones en el cerebro; en algunas personas tal agalla puede amplificarlas, disminuirlas o bloquearlas, tal como ocurre en el enamoramiento… En algunos casos, torna a la persona ciega (de amor por los billetes).

Caso típico de lo que se ha expuesto ocurre en Argentina, puesto que allí ha sido deschavado el noviazgo entre la modelo y actriz de producciones eróticas Viky Xipolitakis y el político del partido peronista José María Ottavis Arias, que últimamente está dando mucho paño para manga en el país.

La gentuza del pueblo da cuenta que la diferencia de altura entre los dos llama bastante la atención de quien los ve (a él cargando con un banquito). Lo cierto es que en las redes sociales, por ejemplo, por causa de su diminuta altura corporal, el vicepresidente de la “Cámara de Diputados de Buenos Aires” está siendo llamado de “enano”… Además de otros apelativos más conmovedores que no valen la pena perder tiempo en comentar, visto que el lector ya los descubrió.

Por su vez, Viky, que mide 1,72m de altura, no abre mano de sus tacos altos. A más, ella reveló a la prensa argentina, que “sólo ama hombres feos”. Se cuenta también que la modelo ya habría tenido un caso de pasión incontenida con Diego Maradona.

“Estoy perdidamente apasionada… Nunca ame tan intensamente en mi vida… El amor venció el preconcepto”, comentó la rubia modelo argentina en su desahogo explicativo. Con todo, esta celebridad de la farándula ya estuvo enredada en diversas polémicas. Por ejemplo, el año pasado, dos pilotos de la empresa aérea estatal “Aerolíneas Argentinas” fueron despedidos de su trabajo y tendrán que responder a proceso judicial después de permitir que la Viky fuese a la cabina de la aeronave durante un vuelo. En un video, aparentemente realizado por la propia actriz, constan las imágenes de la mencionada visita que llegaron a viralizar en las redes sociales.

No es necesario rebanarse los sesos para encontrar respuesta a lo que dice el vulgo, pues cada existencia tiene sus propios vaivenes, que es como decir sus pormenores. El tiempo es como el viento, empuja y genera cambios para de pronto sentirnos prisioneros de una circunstancia que no buscamos sino que nos buscó… ¿Será?

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Efectos de la Turgencia Craneana


Es lógico que un disgusto por más pasajero que sea, como lo puede ser una jaqueca, incluso de las más soportables, sea capaz de trastornar inmediatamente el curso de los astros y perturbar la regularidad de las mareas. Otros dicen que conforme ocurra, hasta pueden retrasar el nacimiento de la luna y, sobre todo, desajustar las corrientes de aire, el sube y baja de las nubes y otras cosas por el estilo… Por supuesto que si el dolor es de guampas, ahí ya no hay tu tía que valga.

Dirán los escépticos, esos que hacen profesión de dudar de todo incluso sin pruebas en contra o a favor, que esta proposición es indemostrable, pero ya verán ellos que no es bien así como lo piensan e intuyen. Quien diga que la naturaleza se muestra indiferente a los dolores y preocupaciones de los hombres es porque no sabe ni de hombres ni de naturaleza… Cuanto más de mujeres.

A causa de esas inmoderaciones, recuerdo que hubo una época en que el propio Harpócrates, el austero dios del silencio en tierras helénicas, ordenara que las criaturas fuesen comedidas al expresarse en el relacionamiento interpersonal para con los que tienen el propósito de imitar la honestidad. Con todo, además de los violadores de sepulturas, que bien sabemos les gusta tocar viola sobre los túmulos de lo Verosímil, estamos rodeados de las estupideces habituales que nos llegan con un ruido ensordecedor de onomatopéyicos discursos que buscan defender códigos recontra ultrapasados.

Que lo diga una mujer que vive en Arabia Saudita, ya que ella ahora corre el riesgo de ser presa por un motivo impetuoso y audaz -a su favor, claro-. Ocurre que cuando ella flagró a su marido besando a la empleada doméstica, no dudó dos veces y filmó el cariñoso momento y lo luego lo postó en internet… Todo por causa de la repentina y fuerte puntada que ella sintió en la frente superior de su cabeza.

Como esos no son malestares que uno los solucione con Mejoral o Aspirina, como resultado de ímpetu, en la grabación, el hombre aparece en la cocina de su casa con la mimosa empleada. Después de una breve conversa, el marido comienza a pasar su mano boba en el cuerpo de la mujer antes de abrazarla y besarla.

De acuerdo con el periódico árabe “Sada”, la acorneada esposa ya sospechaba de la traición y decidió usar una cámara escondida para flagrar el apasionado momento. Con todo, su identidad y la de su marido no fueron reveladas por la prensa local.

“La punición mínima para su marido es escandalizarlo”, exclama la mujer engañada en la descripción del video que fue postado en “Youtube” para el deleite de los internautas.

Sin embargo, mismo delante del flagrante incontestable de la traición, la mujer con espíritu vacuno puede ser condenada a un año de prisión o arcar con una multa de casi U$ 150 mil. Todo, porque según la ley del mencionado país, cualquier persona que usar celulares o cámaras fotográficas con el intuito de difamar a alguien por la razón que sea, deberá cumplir la punición establecida en la legislación.

Luego de dar cuenta de lo ocurrido, los internautas del mundo entero pasaron a criticar la posibilidad de la condenación de la esposa que le salieron guampas. Entre tanto, como ocurre en la vapuleada democracia, otras personas acreditan que la difamación, a pesar de la traición del marido, debe ser castigada.

Por tanto, para apacentar el espíritu y crear un clima de absoluto suspenso, hago caretas “Kabuki” y respondo al amado lector que simplemente saltaré ventanas de la conciencia para penetrar de vez en esa cuestión de la altisonancia innoble que nos rodea… ¡Tremebundo!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

¡Toquetear Puede, Mirar No!


Reconozco que al inicio, así que comencé a leer el contenido de la noticia, pensé que era un “haiku”, o sea, un tipo de poesía japonesa que en español frecuentemente se conoce como “jaiku” si es que se sigue la transcripción fonética directa. En realidad, profeso que mi engaño se debe a que el haiku consiste en un poema breve que generalmente se basa en “el asombro y el arrobo” que produce en el poeta la contemplación de la naturaleza…, no siempre muerta. Pero asiento que estaba rotundamente engañado al fallarme el “ojo de buen cubero”.

A bien verdad, esta última expresión campestre se ajusta mucho más al tema en cuestión, ya que equivaldría a decir: “aproximadamente, al tanteo”, mismo que en su origen, el tanteo era la destreza que necesitaba el cubero encargado de fabricar cubas, puesto que el sujeto debía tener buena vista para elaborarlas perfectas.

Pues bien, como iba diciendo al inicio, de principio agarraré para el lado de los tomates, pero igual pienso que no le erré por mucho, porque las palabras, como si ellas hiciesen parte de un juego de puzzle lingüístico, se encajan entre ellas dentro del contexto: asombro, arrobo, naturaleza muerta, tanteo, cuba y tomates.

Evidente que el lector pensará que todo esto no es más que un delirio poético-alcohólico de mi parte, y lo comprendo porque sé que luego entenderá que no es así, puesto que la noticia leída menciona que un grupo de jueces federales norteamericanos acabó de defender una nueva política que permite que los guardias del centro de detención de Guantánamo, en Cuba, el que últimamente viene siendo utilizado por los Estados Unidos en su “guerra contra el terror”, puedan revistar sin problema la región genital de los presos antes y después de las reuniones de estos con sus abogados queridos.

Evidente que mencionado así en seco hasta puede significar querer “borrar con el codo lo que se escribió con la mano”, pero el caso es que el “Tribunal de Apelaciones” en Washington DC, decidió la semana pasada, por unanimidad, que esas revistas constituyen “medidas de seguridad razonables” que promueven “la seguridad de los guardias y la de los presos para la prevención más efectiva de aprehensión de medicamentos y de contrabando de objetos peligrosos”.

No obstante a lo que el escrupuloso leyente piense en este instante, agregaré que en la mencionada decisión, que ocupa tan sólo 14 páginas, el juez Thomas Griffith, terminó por anular una decisión de 2013 que fuera decretada por el juez del Distrito, Royce Lamberth, por la que ordenaba suspender las revistas intrusivas en los presos.

“Las preocupaciones surgieron porque no revistar la región genital representaba una amenaza para la seguridad… Esas preocupaciones aumentaron con el suicidio de un detenido que tomó una súper dosis de medicamentos y con el descubrimiento de una llave inglesa y otras armas que no fueron detectadas por los controles”, justificó Griffith… Sin aclarar lo qué hacían los presos con la llave inglesa.

En realidad, los procedimientos de revista que se realizaban en Guantánamo fueron revisados en 2013, pero rápidamente suspensos por decisión del juez Lamberth… Ya que a éste no le gustaba que los guardias anduviesen con las manos en las entrepiernas.

Sin embargo, con esa nueva política toqueteante que fue aprobada, los guardias ahora están autorizados a inspeccionar la ingle y las nalgas a través de la ropa… “En ningún momento la ingle del detenido quedará visualmente expuesta para el guardia”, garantió Griffith en su sentencia… Por lo que se entiende que: ¡se puede tocar, pero mirar no!… ¡Santa Simplicitá!

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Los Deseos se Cumplen en Vida


Para comprender esta cuestión no sólo de manera superficial sino profundamente, uno debe primero comprender la naturaleza del deseo y de la voluntad y también la naturaleza del conocimiento propio. Fue así que al enterarse de éste tema, el in-deseado de mi vecino me preguntó: Si uno no tiene el impulso, que es parte del deseo y la voluntad, ¿cómo puede tener lugar el florecimiento de lo que a uno se le antoja forjar?

Como me resultó medio complicado encontrar una respuesta, me atuve a decirle que la voluntad es la suma del deseo, el fortalecimiento del deseo, el impulso de lograr, de expresar el propio deseo y de adquirir; ya que ésa es la operación del deseo reforzado por la voluntad. De modo que el deseo y la voluntad marchan siempre juntos.

Quizás esto pueda justificar en todo o en parte ese desenfrenado deseo que tuvo una mujer al desnudarse por completo en la Plaza Nelson Mandela, en Johannesburgo, para luego agarrarse con uñas y dientes a una enorme estatua del héroe nacional bajo la mirada perpleja de una multitud que pasaba por el lugar, conforme lo ha declarado la prensa local… Según los testigos, la joven surafricana -muy educada-, primero saludó la estatua del famoso expresidente antes de desvestirse por completo.

La mesera de un restaurante próximo declaró al periódico “The Star”, que las acciones de la mujer, realizadas alrededor de las 16 horas de un lunes con mucho movimiento, provocaron frenesí, ya que mozos anotaron de modo errado los pedidos y un cliente llevó un sopapo de su esposa por levantarse para observar la escena inusitada.

Por su vez, Megan Meas, gerente de marketing de la plaza Nelson Mandela, declaró que un agente de seguridad pidió a la mujer que colocase sus ropas, lo que ella hizo antes de dejar la plaza sin responder ninguna pregunta… “Este fue un incidente no autorizado realizado por una ciudadana en su capacidad personal en nuestra propiedad”, comentó Meas.

En todo caso, una foto que fue postada en Twitter mostró a la mujer desnuda y con la cabeza inclinada -lo que muestra que aun la llevaba sobre los hombros- apoyada contra la rodilla de la dura estatua que está localizada en un local lujoso de la capital comercial da África del Sur… O sea, la duda radica en saber si fue impulso o voluntad.

No en tanto, en otro lado del mundo y según medios de comunicación que citan fuentes policiales, una joven japonesa declaró que asesinó y decapitó a una compañera de clase el fin de semana pasado, alegando: “Quería matar a alguien para ver (como era)”. Tal incidente ocurrió en la ciudad de Sasebo, Nagasaki (oeste de Japón), la noche del último sábado; y, conforme cita la prensa, la joven de 16 años hizo esta increíble confesión a los investigadores sin mostrar ningún remordimiento.

Los padres de la víctima, Aiwa Matsuo, alertaron a la policía, inquietos al ver que su hija no volvía a casa. En la mañana del domingo, la policía encontró el cuerpo de la joven de 15 años, en la vivienda de la criminosa, que vivía sola, a pesar de ser muy joven, afirma diarios y emisoras de televisión.

Poco después de su prisión, la precoz asesina, cuya identidad no fue revelada por ser menor de edad, reconoció el crimen, declarando que después de estrangular a su colega, el sábado, la golpeó, decapitó y le cortó la mano izquierda “con herramientas y una especie de cuerda”… Aunque según la prensa, la homicida también abrió el abdomen de la víctima.

Por su vez, el periódico “Yoiuri” menciona que la policía encontró varias herramientas en la casa de la joven maniática, como martillos y una sierra, lo que refuerza la tesis de premeditación. Que según afirma el tabloide, la adolecente habría declarado: “Yo misma compré todo eso, quería matar a alguien”.

Como la policía también descubrió cuatro mensajes en un fórum de internet con la imagen de una mano ensangrentada, la asesina será sometida a exámenes psiquiátricos.

Aparentemente, esta joven ya habría tenido un comportamiento preocupante años atrás. Es que mismo con un alto rendimiento en la escuela y en los deportes, ella colocó agua sanitaria en la comida de sus compañeras cuando aún estaba cursando primario… “Estaba muy molesta con ellas porque me denigraban, se reían de mí en la clase”, habría dicho a su profesora, así como también tendría disecado porque sí a varios animales.

Es lamentable uno enterarse de dichos asuntos desequilibrados, pero por en cuanto nadie sabe con certeza por qué surgen estos delirantes deseos, no obstante parece que pueden deberse a una combinación de factores bioquímicos, psicológicos y culturales, o bien probable a causa de la naturaleza del deseo y de la voluntad del deseo reforzado por la voluntad de querer aparecer, todo sumado y mezclado en aquella concavidad que existe entre oreja y oreja del viviente… No en tanto, cuando la Historia se torna fábula, lo mejor en este caso es adormecer… ¡Vaya avidez de algunos!

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: