Imposible


No tiene sentido decirlo, pero junto a ti me gustaría escribir un diccionario de locuras, un manual de abrazos, una enciclopedia de besos y una colección de recuerdos nuevos. Me gustaría escribir una vida contigo. La tuya, la mía y la que hagamos nuestra.

No tiene sentido que te lo diga, porque es imposible convertirlo en realidad. En verdad, lo imposible no pasa de una burla sarcástica de los dioses, los que quieren que nuestra obsesión nos invada la conciencia y nos robe la sensatez. Quiera o no, todos venimos a este mundo con la contumacia de utopías, y pretendemos poseer siempre lo que no se puede, mismo que la utopía tenga el garbo de sus mitos, el prodigio de las quimeras.

Frente a ese desafío de lo imposible, yo sigo aquí, en la resaca de un cupido que no madura; sentado en el borde extenso de una cama solitaria; soñando con todos los besos mudos que nos debemos, y con tus caricias, que se equivocaron de estación.

Anuncios

Vegetando Entre Piojos y Vampiros


Lo que la gran mayoría de hombres y mujeres aprendió, tal vez muchos de ellos por experiencia propia de la época que iban a la escuela, es que los piojos no pasan de una infestación inocua que en realidad no produce ningún impedimento serio, ya que esos minúsculos bichitos no transmiten ninguna enfermedad, salvo tener que rascarse. Con todo, existe una serie de mitos y creencias que preocupan a los niños, sus familias y sus maestros.

Por su vez, hago constancia de que el adjetivo “piojoso” suele ser aplicado no solamente a la persona o animal que tiene muchos piojos, sino que usualmente se emplea hacia la persona que merece desprecio, generalmente porque esta no ayuda a los demás. Pero si mal no recuerdo, este término inclusive suele utilizarse para referirse a la persona sucia y cubierta de trapos, así como a todos los harapientos, desastrados, zarrapastrosos y andrajosos que vemos por la calle… Excepto los políticos, claro, por estos estar incluidos en una categoría especial en la fauna de nuestro globo terráqueo.

Dejando un poco de lado todos estos deméritos hacia la imagen de cualquiera, lo que ahora se sabe, es que un caso extremamente raro de ser registrado, sucedió con una mujer que quedó gravemente anémica después de sufrir con una infestación de piojos. El detalle a tener en cuenta, es que estos vampirisimos bichitos simplemente le chuparon buena parte de su sangre. Y por si el cenceño leyente no lo cree, el registro de esta enfermedad rarísima fue realizado hace poco en la arenosa Arabia Saudita.

Esta succionada mujer, que tuvo su identidad preservada, descubrió qué era lo que la aquejaba después que fueron realizados diversos exámenes. De acuerdo con el periódico “Daily Mail”, los hambrientos piojos causaron la perdida de hierro en el organismo de esta joven de 22 años a través de la succión de las células rojas de la sangre.

Es de no creerlo, pero lo que se sabe, es que los síntomas de la enfermedad en la joven fueron bastante graves. Comenzaron con pequeños devaneos, los que de a poco se transformaron en palpitaciones, tontura, fatiga y, finalmente, en un fuerte dolor en el pecho. Empero, por ser inusitada, la causa de la anemia demoró para ser encontrada.

Antes de la causa real de los síntomas ser descubierta, se sospechaba que la joven apenas se alimentaba mal -en todos los sentidos-. Con todo, cuando finalmente dio entrada en el hospital, ella misma afirmó que pasó años tomando antidepresivos luego que su madre falleciera. Para sorpresa de todos los que la atendieron, los médicos se dieron cuenta que su depresión no tenía ningún tipo de relación con los piojos.

Así que, luego de realizar un examen minucioso en todo el cuerpo de la joven, lo único que los médicos encontraron fueron arañones considerablemente grandes en la cabeza de la paciente, además de millones de bichitos. Fue cuando descubrieron que estaba infectada de piojos y liendres que chupaban literalmente la sangre a través de las heridas que ellos mismos habían hecho en la región.

De tan raro, su caso acabó siendo registrado en la revista médica “BMJ Case Reports”. A continuación del inusitado descubrimiento, ella pasó por un tratamiento con champú especial, acompañamiento psicológico e ingestión de suplementos alimentares. Como resultado, pasadas algunas semanas, ella ya presenta una mejora considerable en relación a su peor periodo.

Esto me hace creer que un problema no es el problema. El problema es nuestra actitud frente al problema. Y por su vez razono que cada uno tendrá sus razones, y, como de costumbre, esas razones sólo cada uno las conoce, por lo que a veces es preferible no responder, ya que la boca es un órgano que será de más confianza cuanto más silencioso se mantenga. Así que, con estas u otras palabras se ha recordado aquí que todos los días pasados fueron vísperas y todos los días futuros lo han de ser también… ¡Famélico!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Caen por Tierra Viejos Mitos Escolásticos


A diversos pensantes con poco seso se les ha dado por salir por ahí mencionando mitos que ni siempre son correctos, Unos dicen las mujeres hacen parte del sexo más justo, que ellas adoran casamientos y simplemente son mejores que los hombres cuando el asunto es monogamia. Otros afirman que bastaría con que uno les proporcione un buen orgasmo para que ellas se apasionen. Imagino ante esto lo que el sabio leyente puede responder, pero igual insisto: ¿Cree que es cierto?

No exactamente, ya que buena parte del censo común sobre la sexualidad de las mujeres no pasa de bobadas Sí, porque según el “Huffington Post”, existen seis mitos sobre la sexualidad femenina que ya pueden ser llamados de antiguos. Confiera:

Mito 1: Las mujeres nascieron para casar – En su libro “¿What Do Women Want? Adventures in the Science of Female Desire” (“¿Lo qué las mujeres quieren? Aventuras en la ciencia del Deseo Femenino”), Daniel Bergner desmitifica: “una de nuestras presunciones más reconfortantes, la de que el eros femenino fue realizado para la monogamia en vez de la libido masculina, no pasa de un cuento de hadas”. Para él, es “casi cómico” el tiempo que este mito fue considerado ley.

Bergner cita un estudio alemán realizado en 2006 con 2500 parejas, el cual determinó que las mujeres se aburren sexualmente en relacionamientos monógamos más temprano que los hombres. Otra investigación realizada en Canadá en 2012, confirmó que el deseo femenino está volcado para relacionamientos de largo plazo, en cuanto el masculino no presenta cualquier tipo de queda. La monogamia también no es nada fácil para las damas.

Mito 2: Mujeres piensan en sexo tanto cuanto los hombres – Las personas tiene por costumbre pensar que los hombres sienten más ganas de hacer sexo de que las mujeres. Sin embargo, de acuerdo con Bergner, ellas no apenas tienen la libido tan aguzada cuanto la de ellos, como son más “fluidas” en su atracción sexual y posiblemente más biológicamente programadas para buscar sexo con compañeros diferentes. Infelizmente, las convenciones románticas dictan que la mujer debe esperar pasivamente las investidas sexuales masculinas. La verdad es que ellas tienen libertad de procurar por sexo cuando bien entienden.

Mito 3: Ellas no son tan seducidas por la imagen cuanto ellos – Hasta parece. No en tanto, las mujeres son más afectadas por el visual de que los hombres. De hecho, ellos tienden a hablar menos de eso. Meredith Chivers, una investigadora y profesora de la “Universidad de Queen”, observó la respuesta de hombres y mujeres a material erótico, y descubrió que las mujeres se excitan con una gama bien más amplia de imágenes eróticas de que los hombres. No obstante las mujeres recurran menos a la pornografía de que ellos, la actividad cerebral es la misma en los dos sexos.

Mito 4. Mujeres llevan más tiempo para excitarse – Los hombres exigen aproximadamente 90 segundos de preliminares, en cuanto ellas necesitan de mucho más tiempo para estar prontas, ¿cierto? No de acuerdo a científicos de la “Universidad McGill”. Estos se sorprendieron al descubrir que hombres y mujeres experimentan más o menos el mismo nivel de excitación sexual, con ambos sexos llevando cerca de 10 minutos para alcanzar el ápice en cuanto asisten pornografía. No obstante la excitación física no esté siempre vinculada al deseo emocional de transar, el descubrimiento derriba el mito de que las mujeres llevan más tiempo para quedar excitadas.

Y lo mismo vale para el orgasmo femenino: las mujeres no necesitan de más tiempo para gozar. Por lo menos ellas llevan el mismo tiempo que ellos cuando estos se masturban. Lo que acontece, entretanto, es que el orgasmo de ellas demora más cuando van para la cama con hombres. La diferencia puede tener origen en nuestra cultura, que prioriza actos sexuales que favorecen orgasmo de cara, como la penetración vaginal.

Mito 5: Con el tiempo, ellas van perdiendo el interés sexual – No existe nada más cliché de que la esposa de 40 y pocos desinteresada sexualmente frente a la TV. Pero eso no pasa de ficción: de acuerdo con un estudio realizado por el psicólogo David Buss, de la “Universidad de Texas”, mujeres entre los 30 y 40 en verdad tienen la libido más activa de que adolescentes y mujeres de veinte. Lo más interesante es que las cuarentonas también reportaron orgasmos más poderosos, los cuales también tienden a ser múltiplos, según un informe de salud publicado por la “Universidad de Harvard”.

Mito 6: Orgasmos hacen que las mujeres se apasionen  – La sabiduría convencional sustenta que los hombres consiguen separar las cosas, por tanto pueden tener sexo por placer y sin cualquier compromiso. Ya las hormonas femeninas responden a los orgasmos haciendo que las mujeres se apasionen o sientan conexión emocional. ¡Bobada!… Barry Komisaruk, profesor de psicología de la “Universidad de Rutgers”, afirma que el orgasmo hace que hombres y mujeres liberten ocitocina, el “harmonio del amor”; pero que no existen evidencias de que la substancia haga que alguien se apasione de verdad. Según Komisaruk, no obstante la ciencia carezca de más investigación sobre el asunto, descubrimientos recientes sugieren que el orgasmo produce un efecto parecido en ambos sexos.

¿Vio? Esto me lleva a pensar en las congénitas virtudes de la noche, recordar a los hombres del Renacimiento y a Alan Turing, el matemático británico pionero en la teoría de la computación que, no poseyendo paz y no sabiendo cómo solucionar los mitos de su propia sexualidad, fue asolado por una ginecomastia y acabó matándose… ¡Lamentable!

(*) Visite el blog “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, http://guillermobasanez.blogspot.com.br/

Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: http://www.bubok.es/

Mitos y Mentiras que Asombran Octubre


Al gentío le gusta decir que las elecciones tienen mucho en común con un partido de fútbol. No es de dudar, porque aquí en Latinoamérica parece que todo lo que ocurre tiene mucho en común con un partido de fútbol. En todo caso, pretendiendo evaluar la nueva jornada electoral que se aproxima, algunos “expertos” están aportando conceptos que, muy al estilo de lo que sucede en el principal deporte de masas, suelen estar basados en falacias y mitos. Por tanto, lo invito a que repare en algunos de los más habituales que ocurren, y ciertamente sucederán en la recta final electoral.

1) “En esta campaña no hay propuestas”. Esta frase ha sido habitual en casi todas las campañas de las que uno ha sido testigo, pero en pocas como la presente ha sido menos real. Si algo abundada en ésta, son propuestas de todo tipo, pelo y color, desde la lanzada prometiendo reducir el Ejército y destinar esos recursos a la educación, hasta el planteo que propone crear una nueva guardia nacional militarizada para reducir la inseguridad. Evidente que los candidatos no son bobos, ya que se tratan de propuestas bien específicas en los temas que generan mayor preocupación ciudadana.

2) “El bolsillo es lo más importante a la hora de votar”. Otra frase trillada desde tiempos inmemoriales, pero que hoy recibe un duro desmentido. Si bien la economía nacional da síntomas de estar estancada en una meseta preocupante, la situación de los bolsillos de los ciudadanos, en general, hace mucho que no era tan positiva. Sin embargo, lo que vemos, es que las encuestas están mostrando que el oficialismo ha venido perdiendo terreno en las preferencias populares, y que la oposición unida no solo la supera nominalmente, sino que ésta tiene buena chance de derrotarla en octubre. Al menos, mucha más chance de la que nadie le daba hace uno o dos años.

3) “La división interna oficialista no despierta demasiado interés”. Incluso la señora presidente ha estado apoyando esta visión afirmando que “será como bailar con la hermana”. Lejos de eso, es mucho lo que parece jugarse en la próxima elección. O al menos así lo hace sentir la masiva apelación al voto de algunos sectores, especialmente aquellos vinculados ex gobernador minero, con el argumento de que lo que se decida en octubre será determinante para el equilibrio de fuerzas entre sectores. Un equilibrio que ha sido muy conflictivo estos años, y que a su vez promete ser vital para saber qué tipo de gestión tendría un cuarto gobierno petista, si es que ganan.

4) “Al pueblerino le encanta votar”. Este es otro clásico de las previas electorales que parece bastante devaluado. Según predicen los encuestadores, la participación en la próxima elección será la más baja desde su instauración, donde se presiente que rondará entre un 60 y 70%… Lo que es pésimo para los resultados finales.

5) “La política no genera interés en la gente”. Esto es más complicado, porque afirmar que esa frase no es cierta, parece contradecir el punto anterior. Pero no es tan así, ya que una cosa es la política en general, y otra es la política interna partidaria. En una sociedad donde los vínculos de pertenencia con los partidos parecen ir perdiendo furor con cada generación, no es raro que menos gente se sienta tentada a participar en las definiciones internas de los mismos. Sin embargo, hay señales que muestran que “la gente” sí tiene interés por los temas políticos en general. Basta ver las listas de noticias más leídas en las versiones web de los diarios, o el rating de los informativos de TV (mayormente dominados por noticias políticas) para notar que el interés ciudadano por la cosa pública todavía está vivo. Si a eso sumamos la orfandad de propuestas periodísticas y hasta humorísticas políticas, abundantes hace unos años en la TV, que tanta gente siga interesada resulta meritorio.

De hecho, cada extranjero que llega al país en estas fechas, expresa su sorpresa por el grado de participación política que se ve por las calles, algo inimaginable en Europa o EE.UU. Visto por otro ángulo, la realidad es que todas las teorías que he expuesto no dejan de ser puras especulaciones de mi parte, ya que quien tiene la autoridad para decir mañana cuáles son verdad y cuáles son mentira, será el propio ciudadano que se encontrará a solas con su conciencia y con su voto en el cuarto oscuro… ¡Menos mal! Pues por lo visto, la bandera del ganador de la contienda de octubre no tendrá el mismo color de aquel submarino ruso que capitaneaba Marko Ramius, interpretado en el cine por Sean Connery… ¿Recuerda el nombre?

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

¿Ya le Llegó la Maldita Disfunción Eréctil?


Informes dan cuenta de que 150 millones de hombres en el mundo, viven hoy en día una afección llamada de disfunción eréctil, (léase fallecimiento del mejor amigo). No es un tema, por tanto, simple, y los investigadores se encargan de desentrañar cada día más los misterios de esta afección que llega a lo más íntimo de las vidas privadas: la alcoba, el catre, la cucha, o donde miércoles usted practique este deporte.

Diversas razones se asocian a la disfunción eréctil, muchas de ellas de origen científico pero muchas otras también se han convertido en mitos de la cultura y el imaginario popular que las más chismosas se encargan de desparramar por ahí.

No hay duda de que este un tema de suma importancia para la pareja ya que cuando el hombre lo sufre, la mujer lo vive también a su lado. Por tanto, la disfunción eréctil afecta a los dos al mismo tiempo de manera física, psicológico y emocional.

Algunos se desesperan y se preguntan en silencio, o a los gritos: ¿Como tratarlo entonces y que hacer cuando este tema supera a la pareja y puede desencadenar en una crisis al centro del núcleo amoroso?… Un angustiadísimo momento.

Para prevenirla, para tratarla una vez que se padece, o para afrontar el camino del tratamiento, lo ideal, señalan los investigadores, es apegarse a la realidad y dejar de lado los mitos y falsedades. Por ello, expongo aquí y ahora
una lista de los mitos y verdades de la disfunción eréctil, para ver si los afectados de los nervios se tranquilizan un poco:

¿La disfunción eréctil (DE) es una falta de deseo? No, la DE es una afección en la que el pene no se llena con la sangre suficiente como para endurecerse y agrandarse cuando el hombre está excitado sexualmente, pero no es una falta de deseo… Es una ley de la física… Todo lo que sube, un día baja.

La DE siempre tiene causas psicológicas. Falso. La mayoría de los casos (80%) de DE tiene causas orgánicas, es decir, alguna otra enfermedad asociada o alteración física, como diabetes, hipertensión o dislipidemias… o vejez.

La DE es causa de un estrés pasajero, por eso no debo acudir al médico. Mentira. La DE, cuando llega, es poco probable que se vaya de manera mágica. Lo recomendable seria acudir a un especialista para tratar el caso y recomendar el tratamiento médico adecuado. Cuanto más tarde se visite al doctor, habrá más reacciones secundarias de tipo emocional al interior de la pareja… Ahí, mi amigo, ni el viagra lo ayudará.

¿Es verdad que los medicamentos para tratar la DE tienen muchos efectos secundarios? No. La mayoría de los tratamientos ayuda a aumentar el flujo sanguíneo hacia el pene, y puede también ayudar a los hombres con DE a lograr y mantener una erección satisfactoria para la actividad sexual. Pero llevado el caso con un especialista que recomiende lo indicado para cada caso, el éxito será mayor… Pero recuerde que después que llega esa maldita, ya nada será como antes.

Los medicamentos para DE crean adicción. Falso. Estos medicamentos, por su mecanismo de acción, se pueden utilizar de forma segura a largo plazo, el médico es quien puede indicar cómo se deben utilizar… Hasta que se muera.

Al tomar un medicamento para la Disfunción Eréctil puedo tener una relación sexual inmediatamente. Falso. Hay algunos que empiezan a actuar desde los 30 minutos después de su ingesta y otros a la hora, siempre y cuando se tenga estímulo sexual… Pero si así mismo no le funciona, en ciertos casos, se recomienda vichar revistas o filmes XXX, o como último recurso, cambiar de pareja.

¿Es verdad que la diabetes puede causar DE? Si, algunas enfermedades físicas pueden tener como consecuencia DE. Entre ellas se encuentra la diabetes causada por la obesidad, y otras como enfermedades cardiovasculares, problemas hormonales, enfermedades crónicas, efectos secundarios por consumo de licores, drogas,  medicamentos, etc… Y la vejez, claro.

¿La falta de erecciones matutinas frecuentes son síntoma de DE? Si, es un síntoma importante a tomar en cuenta, pero no necesariamente indica DE. Se trata de un conjunto integral de sensaciones y causas… Falta de ganas de orinar, por ejemplo.

¿La DE puede curarse con remedios naturales o con tratamientos tópicos? Los remedios naturales no funcionan en un caso extremo de DE y los tratamientos tópicos como cirugías, bombas al vacío deben ser prescritas por un especialista luego de haber analizado el caso en particular… Pero cuidado, no se enoje y empiece a castigarla a cachetazo limpio.

¿La DE se puede combatir con terapia de pareja? Cuando influyen factores psicológicos o de problemas al interior de la vida de pareja puede ayudar, pero solo aumenta la eficacia si se combina con otras formas de tratamiento… Dicen que la manual es la más indicada por ser totalmente gratis.

Como ven, ¿existe en esa misma línea de comedia-alegórico-escatológica, algo para imaginase de más sublime ente mundo?… Es de pensar.

A %d blogueros les gusta esto: