Snowden, un Alien Poliglota


¿Existen seres extraterrestres? Si esto es verdad, ¿por qué ellos no se comunican con la Tierra? Parece difícil querer responder a estos y otros cuestionamientos por el estilo, si antes uno no acompaña tal polémica y meditación con unas buenas dosis de vodka original… Aparentemente similares no sirven.

Al trepidar frente a esta licorosa suposición, el soplón de Edward Snowden fue ingiriendo de sorbo en sorbo una famosa marca rusa, hasta obtener una respuesta para esas preguntas de carácter sideral.

El nombre y apellido de este individuo de carácter respondón ya es conocidos de todos. Se trata del ex analista de sistemas que hace un par de años trabajaba para la CIA, y se tornó famoso por confesar cuál era el esquema de espionaje realizado por los Estados Unidos. Pues este mismo sujeto ahora volvió a dar con la lengua en los dientes, y se le ocurrió ponerse a hablar sobre la comunicación de las alienígenas con nuestro planeta.

Para él es un hecho cierto que seres extraterrestres existen, y tiene motivos para creer que ellos se comunican asiduamente con los seres humanos. Pero como parece que muchos no los escuchan, Snowden dice que la culpa no es de la sordera, y sí a causa de algo bastante simples: la criptografía de datos utilizada por esos seres.

Según él, eso es lo que impide que sus mensajes lleguen hasta nosotros. Snowden acredita que cualquier civilización bastante avanzada tiene tendencia a criptografar sus datos para proteger las informaciones que consideran más importantes. Por tanto, los mensajes que nos llegan desde afuera de la Tierra sólo podrían ser reveladas si alguien tuviese la “clave” cierta para descriptografar lo que es enviado en cualquier frecuencia en cuestión.

En una entrevista que fue dada por él al “podcast StarTalk”, explicó: “Si tuviésemos una civilización alienígena, de otro planeta, intentando oír otras civilizaciones, o mismo nuestra civilización tentando oír los extraterrestres, necesitamos comprender que aún nos separa un pequeño periodo de desenvolvimiento frente a esas sociedades, cuando entonces sí, toda su comunicación será enviada desprotegida a través de los medios más primitivos”.

Resumiendo el palabrerío todo, Snowden acredita que si la raza extraterrestre existir y fuese inteligente, difícilmente esta será identificada en la Tierra justamente por ella no utilizar medios rudimentales de comunicación.

Cuando cuestionado si él acreditaba que los alienígenas tienen el mismo sistema de protección de informaciones que los humanos -cosa que los muchachos de Barak no descubrieron-, afirmó acreditar que “ellos están un paso al frente de los humanos”… Por no decir zancadas, y sí gansadas.

Pues bien, al paso que Snowden, el responsable directo por revelaciones gigantescas y escatológicas en el ámbito político mundial, abrió el juego sobre lo que ocurre sobre las criaturas alienígenas, los especialistas de esta área ya se dedican a rebatirlo.

Para ellos, es imposible prever cómo es que seres que ni siquiera sabemos cómo se comportan, se comunicarían con los humanos. Para estos mismos especialistas, sin pruebas, Snowden habló apenas de nada concreto… Puro efecto residual de una noche de bebedera.

Desmenuzando un poco más las creencias teologales de Snowden, luego recapacito sobre el tema para visar la sobrevivencia de la especie y exorcizar cualquier manifestación contraria de quien sea, concluyendo entonces que lo que vale es la sabiduría milenaria de los que saben que contra el mal de la muerte no hay remedio en los jardines para anticipar un final no previsto… ¡Tenebroso!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Reventó el ¡Bullshit! Alemán


Elemental decir que existen asuntos o noticias que sirven para reanimar nuestras memorias pasadas, las que, obviamente, fuimos de a poco archivando ingenuamente en los esenciales compartimientos de nuestros craneanos. Es allí donde guardamos relatos, historias, mensajes, leyendas y todo aquel tipo de crónicas usuales y cotidianas.

Como que sin querer, las fuimos almacenando en sectores específicos y ocultos del subconsciente hasta que, de pronto… ¡Zás! Alguna cosa sale a flote casi que por nada. Pues le diré que este es mi caso al enterarme de la presente noticia, ya que repentinamente me vino a la cabeza un dictado que era pronunciado por un oportuno antiguo jefe mío hace como dos décadas atrás… ¡Bullshit! Todo para él, si contrariaba su expectativa, significaba un sonoro ¡Bullshit!, dicho sin más ni menos.

No en tanto, hoy pienso que él no sabría exactamente lo que ese acúmulo de ¡Bullshit! puede ser capaz de ocasionar en determinados procesos. En todo caso, ya que hablamos de expresiones idiomáticas de la tierra de la nonagenaria reina, entiendo que si “Overrated” se podría definir como un “acabador de conversaciones” y “get a life” como “un acabador de personalidades”, “Bullshit” estaría en un nivel superior de desprecio hacia los demás. Claro que esta es una palabra que definitivamente NO la vamos a encontrar en los libros que desasnan mentes, pero efectivamente es la que nos soluciona la papeleta cuando nos hemos quedado sin argumentos y sin escrúpulos.

Empecemos por la traducción literal de bullshit: mierda de toro. Si es la primera vez que usted ve la palabra, seguro que esto no le está dando muchas pistas. Una traducción no literal podría ser “vender duros a cuatro pesos” o “vender la bicicleta”. Es decir, se le espeta a alguien que trata de colarte algo, o que trata de enjabonarte por alguna razón. Así que “bullshit” se suma a la ya amplia lista de palabras y frases útiles que nunca vamos a encontrar en los libros y que estoy investigando en esta abnegada y desinteresada labor por el bien de la comunidad hispanohablante.

Así pues, esta es una de las palabras que se suelen -no siempre- traducir mal, y aunque literalmente este vocablo signifique “mierda vacuna de las grandes”, nada está más lejos de su verdadera acepción. Su significado real no tiene que ver en absoluto con la mierda, sino que sería una “mentira”, ficción, disfraz, tapujo, fingimiento y un monte de adjetivos más de igual calaña. Claro que en numerosas ocasiones veremos que se traduce por “mierda”, lo cual está muy errado, pues ni siquiera se acerca a lo que quiere decir en inglés.

Es cierto también que traducirlo simplemente por “mentira” o las demás aseveraciones, no tiene la fuerza insultante y malhablada de la expresión original. Y casi peor sería si se nos da por añadirle adjetivos para llegar a las frases “mentira cochina”, “mentira podrida” u otras similares, pues obviamente que eso nos quedaría muy infantil.

En fin, creo que he viajado un poco en la mayonesa, pues lo que tenía intención de comentar, es que el techo de un establo de una hacienda de engorde de ganado que está localizada en la ciudad alemana de Rasdorf, casi se vino abajo después de una explosión provocada por gas metano.

Resulta que el acúmulo del mencionado gas fue resultado, nada menos, de la “flatulencia, eructos y excremento” de cerca de 90 vacas que estaban confinadas en aquel local…, o sea, puro ¡bullshit!

En todo caso, la policía local llegó a informar en un sucinto comunicado que “aparentemente un foco de energía eléctrica estática fue lo que detonó la explosión”. Por consiguiente, el techo del establo quedó ligeramente dignificado y una de las vacas sufrió quemaduras leves. No en tanto, por suerte, ninguna persona resultó herida.

Dentro del el estudio de la física, se aprende que el impacto ambiental de la defecación pecuaria es elevado. Y eso, porque el ganado es capaz de libertar grande cantidad de gas metano por medio de sus eructos, flatulencia y las literales cagadas que se mandan… Entonces imagine lo que ocurre si confinado en un local cerrado.

De acuerdo con la fuente informativa de la “Associated Press”, la policía no llegó a informar cual era la cantidad de gas acumulado en el establo de Rasdorf, pero contó que las 90 vacas estaban en el abrigo probablemente por causa del intenso frio.

Por consiguiente, deduzco que la textura cremosa del queso Gruyere, delicioso subproducto de la leche de la vaca, tiene menos viscosidad filosófica que el beneficio de la expresión verbal dicha por mi ex jefe. Y esto es lo que, de manos juntas, me lleva a suplicar sin ojos lagrimosos: ¡Señor, haz de mí lo que quieras, excepto privarme todos los días de delirar!… Excrementicio dictado.

(*) Siguiendo la misma línea y estilo del presente Blog, surge ahora “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, conteniendo apenas instantáneas del cotidiano. Disfrútelo en: http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ Conjuntamente, continúa a su disposición mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Ahora, el Maniático Espía por el Celular


Supongamos que una amiga le encamina un link para que usted pueda bajar un aplicativo que promete rastrear los pasos de su novio. No es nada del otro mundo. Funciona así: uno baja el “app” en el celular de la persona que uno pretende espiar, catastra su número de teléfono como “receptor” de las informaciones y define los códigos que le permitirán tener acceso a la localización física y a los mensajes que el referido aparato recibirá en el futuro. El programa también le permite la elección de una seña que hará con que el telefonito te ligue, así usted podrá oír lo que está aconteciendo al redor del aparato.

Pues resulta que pesquisando en internet, descubrí que existen varios de estos programas que ofrecen ese tipo de “servicio escatológico”, y que un montón de gente excrementiciamente desvariada ya lo ha bajado y recomienda el aplicativo… Es como para quedar asustado… ¿O no?

Pero vamos despacio, que es para ver si usted me entendió derecho. Por alguna razón misteriosa e indescifrable, cierta persona con escasos sesos se halla dueña de la vida de un otro ser caminante, de tal forma que llega al disparate de pretender instalar un programa en el celular que le informará la localización del sujeto y le re-direccionará los mensajes que él recibe… Eso todo sin su consentimiento… ¿Comprendió?

Vea bien, mi huero amigo, no se trata de un programa que ha sido compartido en secreto entre amigos. Este lance es comercializado por internet y está al alcance de cualquier uno sin dos dedos de frente que tenga un Smartphone, una tarjeta de crédito y ninguna ética… Simple como sumar dos más dos.

Además, el sitio del programa tiene una lista de personas sin cerebro que curtieron el aplicativo y han postado un montón de comentarios hablando bien del “app”. O sea, hay gente que asume con la cara más larga y deslavada que tiene, que no se importa en faltar con el respeto de su pareja en busca de informaciones… En todo caso, se auto responda: ¿Cuándo fue que invadir la privacidad del otro viró práctica una normal entre las parejas?

Por otro lado, no sé hasta qué punto la legislación de un país protege nuestra vida privada contra ese tipo de ataque y, por tanto, si el uso del aplicativo se configura un crimen o no. Como sea, eso no torna el acto menos absurdo… Es algo muy serio, mi investigador amigo, pues actitudes como estas van más allá de los celos.

En realidad, actitudes como estas son actos enfermizos de controle de dominación, e independiente de las justificativas que uno de a sí mismo, si es que hace uso de alguna “herramienta” como esta. Si éste es su caso, mi amigo, lo que en realidad usted precisa de manera urgente, es de tratamiento psiquiátrico a la vez que su pareja necesita mantener distancia de usted.

Empero, si usted desconfía tanto así de la persona con quien escogió dividir la vida y las sábanas al punto de querer espiarlo on line, entonces responda si es capaz: ¿por qué cargas de agua usted todavía está estacionado en ese relacionamiento?…

Si esa persona efectivamente le da motivos para dejarlo con una pulga de ese tamaño atrás de la oreja, ¿no sería mejor que ustedes se separen? Así, además de librarse de la preocupación que le quita el sueño, usted todavía estará disponible para encontrar a alguien en que pueda confiar. Ahora, si por otro lado los caracoles están sólo en su cabeza, ¿qué tal parar de actuar como un loco y procurar ayuda? Tal vez así todavía tenga tiempo de salvar su relacionamiento.

Por su vez, independiente de las pulgas colocadas atrás de la oreja ser verdaderas o falsas, nada justifica pretender espiar a su pareja e invadir la privacidad de él.  Difícilmente usted va conseguir construir un relacionamiento saludable sin grandes dosis de confianza; por consiguiente, usar aplicativos de rastreo como este, es como querer correr en dirección contraria en la carretera que lleva a una convivencia feliz.

No estoy diciendo que nunca habrá dudas en un relacionamiento. Por veces, usted va sentir aquella voluntad insoportable de querer entrar en la cabeza del otro para saber lo que él piensa y todas las cosas que acontecen con él cuando ustedes no están juntos. Ese es uno de los efectos colaterales de haberse apasionado.

Pero eso no tiene por qué ser un motivo para querer ultrapasar todas las barreras del buen censo y algunas barreras legales. Si hacer la cosa correcta no es lo suficiente para ayudarlo a tomar la decisión, entonces piense en lo que le puede acontecer mañana caso el otro descubra lo que usted hizo con su telefonito. Quien ya tuvo su correo invadido por un ex, puede afirmar con certeza que la sensación es pésima y el episodio es bien difícil de superar. Algunos, por ejemplo, no consiguen jamás olvidarlo… No sea un esquizofrénico… Los celulares sirven para asuntos más nobles.

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: