Un Dios Vengativo nos Influencia


¿Por qué a lo largo de la historia de la humanidad tantas sociedades acreditaban en la existencia de dioses vengativos que enviaban castigos violentos a sus propios devotos?

En primerísimo lugar, cuando hablo de una “civilización” me refiero a una sociedad que ha alcanzado un gran desarrollo tanto en su economía como en su organización política, su producción cultural y su religión. Siendo así, la civilización pasa a ser el grado más alto de desarrollo que puede alcanzar una sociedad.

Sabemos que a lo largo y ancho de la historia se ha ido creando gran cantidad de civilizaciones y cada una de gran relevancia: Civilización Romana, la Civilización Griega, la Civilización Maya, la Incaica, o la Civilización China… Mismo así permanece una duda: ¿qué es exactamente una Civilización?

Pues bien, una civilización implica una eficaz adaptación al medio, ya que debe alimentar a enorme población. Dicha adaptación puede lograrse a través de agricultura de roza (como los Mayas) o de agricultura intensiva (Egipto, Incas, Aztecas, etc.). De acuerdo a las características particulares del medio ambiente en que cada civilización se ha desarrollado, fueron implementadas diversas técnicas para favorecer los cultivos y superar los obstáculos naturales propios de la región.

Cuanto a las creencias y religión de esas multitudes, muchas de las creencias de los pueblos primitivos se basan en las creencias mesopotámicas. El convencimiento de que los astros como el sol o la luna eran seres superiores a los hombres, hicieron de estos dioses los mayores junto con los cinco planetas más importantes, Marduk o Beli, Dios de Júpiter y de babilonia e Ishtar, diosa del planeta venus, que representaba la guerra y el amor que era especialmente venerada en Nínive. Los dioses eran considerados como seres terribles que solo protegían a los pueblos que los adoptaban y que veían con agrado como sus fieles mataban a los hombres. En las elecciones de reyes, estos siempre se referían a sus hazañas bélicas y a como peleaban en nombre de sus dioses.

Luego los dioses fueron reemplazados por figuras animales, aunque en la época babilónica estos tenían forma humana y solo los brujos y los dioses malos tenían la cabeza en forma de animal. Por ejemplo, los babilónicos creían que la voluntad de los dioses podía interpretarse por el vuelo de los pájaros, por los sueños, por la posición de los astros.

En la China antigua coexistieron e interactuaron el confucionismo, el taoísmo y el budismo. Las dos primeras surgieron en China, y la tercera fue importada desde la India.

Los egipcios, por ejemplo, eran politeístas ya que creían en varios dioses como Amón, Anubis, Apis, Bastet, Bes; Cnum, Hathor, Horus, Isis, Neftis, Osiros, etc.. Y en los Mesopotámicos la religión era politeísta, y en cada ciudad se adoraba a distintos dioses, aunque había algunos comunes. Entre estos podemos ver a: Anu, Enki, Innanna, Ea, Enlil.

Con todo, en relación a la pregunta inicial, se afirma hoy día que una de las razones puede residir el hecho de que la creencia en un Dios con esas características -y el miedo que adviene con ella- parece inspirar a las personas a dejar el egoísmo de lado y trabajar juntas en un fin común… Inclusive a los políticos, afanosos en común por la plata.

Ese fundamento que ahora se alega, resulta del estudio de unos científicos de la “Universidad de British Columbia”, en Vancouver, Canadá, quienes se encargaron de entrevistar a 600 personas de comunidades indígenas con varias creencias y religiones diferentes, incluyendo el cristianismo y el budismo.

Para tal fin, los estudiosos solicitaron que los entrevistados jugasen un tipo de juego en el cual deberían distribuir monedas -de mentirita- entre los otros participantes, incluyendo personas que compartían la misma fe, pero que ellas aún no se conocían.

El caso es que las personas que acreditaban en la existencia de los castigos de Dios mostraron una probabilidad mayor de dividir sus monedas con los de su misma fe, de que con personas de religiones diferentes.

Como consecuencia, los investigadores afirmaron: “Nuestros resultados apoyan la hipótesis de que la creencia en dioses moralistas y punitivos es lo que aumenta el comportamiento imparcial direccionado a personas que comparten la misma religión, y por tanto eso puede contribuir para la expansión de la sociabilidad”.

Opino que luego aparecerán los mismos escépticos de siempre para querer probar lo contrario. Sin embargo, ha de quedar siempre en suspenso si la Realidad existe mismo o sería solamente un músculo de los medios para atiborrar nuestros cerebros con pretensas ideas de algún placer engañador… ¡Habría que ver!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Por si Hoy no le Huele Bien


¿Se acuerda del viejo término lingüístico por el que de nada decimos: “no me huele bien”? Pues todo indica que tal adverbio ya tendría los días contados. Es innegable que cuando percibimos un mal olor, salvo algunas raras excepciones, eso nos dice que hay algo por cerca que no anda bien, pensamiento que de por sí viene de la expresión: “Algo me huele mal”, que quiere dar a entender que algo no está bien a nuestro alrededor; aunque si se trata de un olor agradable, entonces su significado es bueno.

En todo caso, los conocedores de las cabalísticas interpretaciones de los sueños nocturnos, avisan que si soñamos que alguien a quien conocemos nos da a oler billetes de dinero, eso significaría que si esa persona llega a sospechar o saber que tenemos dinero, de alguna forma nos va a causar problemas en lo económico, lo que de por sí nos aconseja ser discretos.

Igualmente, si soñamos que somos “flatulentos” cuando hay personas cerca, eso significaría que estamos dirigiendo nuestras energías y esfuerzos hacia el lado equivocado. Aunque también puede tratarse de un consejo que nos dice que debemos aprender a decir lo que sentimos en vez de actuar de forma hostil.

Elemental decir que si percibimos un “olor fétido”, significaría que hay algo que no está bien. Del mismo modo que si en nuestro sueño percibimos “olor a excremento humano”, fuera del hecho de que podemos estar cagados de verdad, eso significa que se aproxima una oportunidad para tener algún ingreso de dinero extra.

Una vez que el flatoso lector se ha enterado de estos acaecimientos olorosos, agregue entonces a su reciente y tardío conocimiento, que el biogás proveniente del excremento humano puede igualmente representar de ahora en más una importante fuente potencial de energía para producir electricidad para varios millones de hogares, al mismo tiempo que podría mejorar la higiene en los países en desenvolvimiento.

La información -mismo que parezca excrementicia- proviene de un estudio que fue divulgado la semana anterior por la “United Nations University Institute of Water, Environment and Health”. Por su sigla “UNU-INWEH”, entidad con sede en Canadá.

Estos estudiosos de la mierda ajena, afirman que por contener 60% de metano, el biogás puede ser extraído del excremento humano gracias a la descomposición del material fecal por medio de bacterias, y que a su vez podría valer hasta 9,5 mil millones de dólares en equivalencia al gas natural… Lo que deja claro que una cagada puede valer mucho.

Pues bien, de acuerdo con ese instituto de la ONU para “Agua, Medio Ambiente y Salud”, los residuos, ya secos y carbonizados, serían capaces de producir combustible para calderas industriales, ya que la mierda endurecida sería equivalente al carbón, con lo que permitiría una reducción de la destrucción de florestas, una de las principales fuentes de calefacción y de cocimiento de alimentos en los países en desenvolvimiento… Siempre y cuando a estos no les falte lo qué poner en la olla.

Como sea y fuere, según las estimativas de la ONU, cerca de mil millones de habitantes en todo el mundo no utiliza vasos sanitarios -cerca del 60% de estos en la India-, y hacen sus necesidades a cielo abierto… Y, lo que parece peor, después de realizado el sacrificio, ni se limpian.

Otro dato de carácter menos higiénico, es que tanto la cloaca como los nutrientes contenidos en los excrementos humanos ya están siendo reutilizados en diversos lugares del mundo para producir fertilizante para la agricultura, como también para recuperar agua para irrigación, llegaron a acrecentar estos especialistas en estas cosas malolientes.

“Cada vez más, el agua de cloaca está siendo tratada para ser usada en la extensión de tierras agrícolas en las regiones áridas, al mismo tiempo que este producto tendría potencial técnico, principalmente en las zonas rurales y en pequeñas localidades habitadas, para producir energía de excremento en los países en desenvolvimiento”, llegó a destacar la principal autora del estudio, Corinne Schuster-Wallace.

Una vez enterado de estos apriscos literarios que infectan la Patria, y sabiendo que este es el único Blog a divulgar sus crónicas siempre acompañadas de un “air bag” emocional, de ahora en más, lo que nos queda es el raro placer de tener que vivir entre el polimorfismo genético de una población de múltiples alelos de un gen, mientras elevamos escenografías imaginarias para que la Realidad se suavice… ¡Hediento asunto!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Llegó el “Pene-Drive” para Espasmódicos


Pienso que el gentío ya lo sabe, pero siento que es necesario reafirmar que no siendo un pastor de almas descarriadas, mismo así cargo en lo intrínseco mi espíritu el perfecto conocimiento de la impenetrabilidad Divina; aliento éste que llevo pleno de purezas para que mi íntimo exhale algunas loas destinadas a glorificar la existencia de los más ambiguos, mismo que con frecuencia mis palabras lleguen a martirizar la combustibilidad burguesa… ¡Factible!

Es redundante decirlo, pero todos sabemos que el mundo está repleto de inutilidades que dispensan protección y, mismo que vez que otra barramos para lejos las podredumbres que tanto perturban nuestro existir, siempre surgirán otras con la intención de mantener la estética con diferentes ropajes.

Siendo así, ya pasó el tiempo en que vibradores eran simples réplicas de un pene, con todas sus características, pelos y de tamaños diversos. Hoy en día, mi amigo, los vibradores son más de que unos simples aparatitos útiles para momento inútiles. Ahora parecería que son más bonitos e interesantes también.

La última onda de este tipo de fecundos aparatos del placer, tenía un estilo de “toy art” –aquel juguete para adultos descolados–, que podía ser colocado encima del aparador de la sala sin que nadie jamás desconfiase del verdadero uso y función que se les daba en las horas más nostálgicas de la vida. No es necesario que los explique, pues hay suficientes sitios en la web que muestran una galería con algunos modelos mega fofos de acuerdo con la predilección de cada consumidor espasmódico.

¡Ah! Casi me olvidaba. También pasamos por la onda de los vibradores ecológicamente correctos. Con formatos inspirados en la naturaleza, -tipo banana, pepino, etc.-, que son hechos con materiales que no dañan el medio ambiente (cavernoso) y tienen una batería que ayuda a disminuir la emisión de gas carbono -aunque no el fétido-. Entonces valía aquel eslogan: ¡si es bueno para usted, debe ser bueno para el medio ambiente!

Pero la evolución en nuestro orbe no para. Ahora una empresa resolvió innovar aún más y acaba de crear un “vibrador-pen drive”…, aunque yo no consigo librarme de la infame voluntad de llamarlo de “pene-drive”.

Pues bien, los creadores de fantasías dicen que la idea inicial era de que el aparatito pudiese ser cargado vía USB, pero resulta que ya que éste tendría que ser ligado al computador, ¿por qué no tener una buena memoria? Mejor aún: ellos resolvieron que el aparato tenía que tener un diseño moderno e innovador, y para ello se inspiraron en el iPhone para lograrlo.

Mismo que usted, mi ignaro lector, no sea del tipo que halle un iPhone sexy, debe reconocer el avanzo de las cabezas pensantes; pues el “Duet”, de Crave, es el único en el mercado a almacenar datos, lo que, de acuerdo con su necesidad, usted lo puede escoger entre 8 e 16 GB.

Pero esta empresa no para por ahí, ellos quiere innovar aún más. El próximo paso será lanzar productos con memoria y capacidad wireless. Entonces es ahí que usted se pregunta cuál sería la utilidad de un aparato inalámbrico, ¿no?

Bueno, ellos dicen que la idea es que el aparatito pueda ser controlado a la distancia, llevando los juegos sexuales para un otro nivel… O para utilizarlo debajo del despacho, o mientras va de subte, de ómnibus, en el taxi, en el coche, etc.

Y así, grisáceo de preocupación por causa de los enervados que amenazan en este instante con fritarse los testículos utilizando funciones multimedia de manera surreal e inalámbrica, cabe preguntar: ¿Qué tal comprar uno de esos pene-drive para salpimentar sus entretenimientos solitarios, o los pasatiempos a dos?

(x) Para adquirir las obras de este autor en ediciones impresas o e-book, solicítelas en el sitio www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: