De Piedra en Piedra Llegamos a Marte


Hace muy pocas semanas el pétreo monumento “Stonehenge”, bastante atractivo por sí y situado cerca de la ciudad de Amesbury, en el condado de Wiltshire, Inglaterra, a unos quince kilómetros al norte de Salisbury (para una mejor localización recomiendo que consulte su agente de viajes), tuvo un nuevo momento de gloria después de la descubierta de su primo hermano monolítico: el “Super-henge”.

A bien verdad, allí está, piedra sobre piedra, una de las primeras manifestaciones del ser humano con espíritu de esclavo; un lugar ceñido de historia y hasta de aspectos místicos por así decir. Se comenta que la finalidad que tuvo la construcción de este gran mausoleo es ignorada, pero se supone que se utilizaba como templo religioso, monumento funerario u observatorio astronómico que servía para predecir las estaciones. En el solsticio de verano, el Sol salía justo atravesando el eje de la construcción, lo que hace suponer que los afanosos constructores tenían conocimientos de astronomía. Estudios han mostrado que el mismo día, el Sol se ocultaba atravesando el eje del Woodhenge, donde ya se han encontrado multitud de huesos de animales y objetos que evidencian que se celebraban grandes fiestas, probablemente al anochecer… Que nada más era que para aprovechar la orgia madrugada adentro.

En todo caso es de pensar: ¿Y si ese monumento fuese “algo más”?

Esta pétrea duda surge ahora, porque en una de las tantas fotos que fueron tomadas por la Nasa del planeta Marte, abrió recientemente una discusión bastante profunda sobre el pedregoso monumento. En verdad, una serie de piedras organizadas prolijamente que fueron fotografiadas de cima en el “Planeta Rojo”, fueron suficientes para que muchos escatológicos afirmasen que se ha encontrado el “Stonehenge marciano”.

Sin embargo, la gran diferencia de las piedras del Reino Unido con las que aparecen en las fotos recientes que la Nasa ha divulgado de Marte, es la fecha en la cual ella fue obtenida. En todo caso, especialistas acreditan que se trata de una imagen antigua, obtenida aun en la década de 1970, cuando se desenvolvieron los primeros contactos con el planeta.

El propio Scott Waring, periodista del “UFO Sightings Daily” explica: “Acreditamos que descubrir esa imagen fue algo bastante relevante que lógicamente ira generar mucha discusión y gresca científica. Eso, porque el tal monumento está compuesto por dos círculos de piedras y un cuadrado en el centro, bien parecido con la disposición de Stonehenge”.

Ergo, durante los últimos meses, las imágenes de la Nasa han logrado con que muchos teóricos soltasen al viento -como si fuesen “pedos” hipotéticos- diversas afirmaciones sobre Marte. Las suposiciones van desde la presencia de espíritus a la presencia de vida en el planeta, y hasta acreditan mismo que una mujer fue ‘identificada’ en las imágenes. La agencia espacial, no en tanto, no ha divulgado opinión alguna sobre la presencia de esa ‘Stonehenge’… Mucho menos de la acólita mujer.

Esos mismos hipotéticos de siempre, acreditan que, sí confirmada la presencia de algo así en Marte, bien podría afirmarse que Stonehenge, además de un monumento, pueda ser una manera de demonstrar que vidas extraterrestres ya estuvieron de paso por aquí… No necesariamente por la madrugada.

Juzgo que estos tipos de pensamientos, sin la necesidad de acudir a inverosímiles teorías de tal calaña, sin embargo, sólo sirven para dar mucho paño a la elaboración de considerables teorías conspiratorias al mejor estilo de las desarrolladas por los “Illuminati”, ese grupo de gentes que antiguamente realizaban sus planos de infiltración en diferentes gobiernos, particularmente a partir de revoluciones, y en otras organizaciones internacionales y sociedades secretas, incluyendo la Masonería… ¡Quien dudar es chiflado!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

El Taj Mahal Está con Ictericia


Para evitar que sea tomado definitivamente por el mencionado achaque, las autoridades de Agra, ciudad al norte de India, acaban de prohibir la quema de estiércol de vaca -la popular boñiga-, ampliamente utilizada como combustible, con la intención de reducir la polución que deja amarillo el mármol blanco del Taj Mahal, una de las siete maravillas del mundo… Aunque un montón indique la existencia de otra maravilla que no es mencionable para menores de 80 años.

Como sea, uno de los responsables por la conservación del monumento, Pradeep Bhatnagar, llegó a declarar a la agencia local de noticias “PTI”, que un reciente estudio publicado en una revista norteamericana, acabó por demostrar que debido a las partículas de carbono, el mármol blanco estaría tornándose amarillo… Y lo deja con aspecto de estar sufriendo de ictericia.

El mismo Bhatnagar acrecentó que al tener en cuenta dicho estudio, decidieron prohibir el uso de la defecación de vaca, un producto muy utilizado para cocinar en la mencionada ciudad del estado de Uttar Pradesh, y cuya área urbana tiene cerca de dos millones de habitantes… Y bosta en cantidad.

Como consecuencia, la quema de este combustible tradicional ahora será punida con multa y las autoridades de la ciudad estimularán el uso de gas butano, tanto domésticamente como en vehículos… Por lo que las bicicletas quedan exoneradas ya que ellas usan sangre humana para tracción.

Don Bhatnagar justificó la resolución, diciendo: “Esas partículas de polución no son lavadas por las lluvias y es difícil montar andamios alrededor del Taj Mahal para tratar los mármoles químicamente, por eso no había otra opción más allá de tomar esta iniciativa”.

El estudio que alertó sobre el tono ambarino de la piedra fue elaborado por especialistas del “Instituto de Tecnología de Georgia” y de la “Universidad de Wisconsin, ambos en los Estados Unidos, junto con gentes del “Instituto Indiano de Tecnología-Kanpur” y del “Servicio Arqueológico de India”.

Por ahora las autoridades de la ciudad estudian prohibir también la quema de carbón, otra de las causas de emisión de partículas de carbono en la atmosfera que rodea el monumento “Patrimonio de la Humanidad”, ya que este combustible es muy utilizado en Agra para elaborar pulseras e cocinar dulces típicos… Lo que dejaría el monumento con la cara del mastodonte de Idi Amin Dada.

En todo caso, el estudio apuntó que el 59% de la descoloración es causada por el polvo, el 38% por el carbono orgánico o marrón y el 3% por el carbono elementar o negro; a causa de que cerca de 700 millones de los 1,25 mil millones de habitantes de India carecen de fuentes de energía como electricidad o gas y dependen de madera, carbón o estiércol, según un estudio de las Naciones Unidas… Y eso da que pensar por qué los hindúes tienen la piel verde.

No olvidar que el Taj Mahal, uno de los monumentos más visitados del mundo, ya fue objeto en 1994, 2001 y 2008 de tratamientos con un barro cuja composición se basa en un cosmético tradicional, para evitar la mudanza de color y la pérdida del brillo del mármol.

Dicho edificio fue construido por orden del imperador mongol Shah Jahan entre 1632 y 1654 para servir de mausoleo de su esposa favorita, Mumtaz Mahal, que murió durante el parto de una de sus hijas.

Visto de esta forma, este cosmético acto pasa a tener la misma ambivalencia que tenía la manteca para Marlon Brando en la película “Último tango en Paris”, por la mañana para untar el pan de su desayuno; por la noche, para empalar sus víctimas sonrientes… ¡Primor de sabiduría!

(*) Visite el blog “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, http://guillermobasanez.blogspot.com.br/

Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: http://www.bubok.es/

A %d blogueros les gusta esto: