La Boda


108-la-boda

Las historias suelen contarse por centenas, pero en este caso en particular ella será única, como también es único es el proceder del personaje.

…Cierta tarde Roberto estaba sentado en el café, cabeza apoyada sobre una de las manos, pensando seriamente en la manera de solucionar sus problemas. En eso, Francisco entra y, sin decir nada, se sienta frente a él.

-¡Qué suerte que apareciste!… ¡Estaba necesitando de una segunda opinión!

-Qué… ¿Tienes algún problema de salud?

-No, pero déjame que primero te cuente qué es lo que está ocurriendo conmigo, y luego verás que me encuentro en un callejón sin salida.

-¿Tan grave así es tu situación?

-Depende del ángulo lo mires, Francisco. Pero el caso, es que tengo dos novias: Olga, que tiene una par de piernas espléndidas, y Eva, con ese busto insinuante y adorable… Pero hasta aquí no hay misterio, pues doy cuenta de las dos sin problema alguno… Sin embargo, verás que surgió una traba enorme, puesto que para complicarme la vida, las dos resolvieron que quieren casarse este año, y yo ya no sé qué hacer, con cuál de las dos debo hacerlo.

-Si tú no me estás tomando el pelo, sin duda el caso es más que complicado. Creo que sólo te lo puede resolver un psicólogo. ¿Ya has consultado con alguien?

-No, pero tengo una conocida… Creo que tienes razón. Mejor lo consulto con la psicóloga, para que ella me ayude a resolver este dilema.

Pasadas algunas semanas, los dos amigos se encuentran nuevamente, momento en que Francisco le pregunta:

-¿Y ahí, resolviste tu problema? ¿Con cuál de las dos te casarás?

-Sí, lo resolví. Me voy a casar con las dos el 29 del mes que viene. Con Olga en la capilla que está cerca de su casa, a las tres de la tarde, y con Eva a la siete, en la Iglesia de San Pancracio.

-¿Estás loco? ¿Dónde se vio, a alguien casarse con dos? Te vas a convertir en bígamo… ¡Iras a la cárcel!

-Esa es la única solución que encontré para resolver este problema crucial, mi amigo. Mi psicóloga piensa que es una óptima idea. Dijo que conviviendo con las dos, al fin voy a resolver a quien amo más y con quien me adaptaré mejor al matrimonio.

¡Enloqueciste de vez! -Gritó Francisco, que se levantó y se marchó del lugar, abalanzando la cabeza, inconformado con tanta idiotez.

El día que estaba marcado para la realización de las dos ceremonias de casamiento, Roberto se vistió como manda el figurín. Se había comprado traje oscuro, como indica la moda, y una corbata plateada.

Cuando estaba cerca de la hora del primer compromiso, él mudó de idea y resolvió que primero debía despedirse de su psicóloga para agradecerle su apoyo.

No fue exactamente una consulta clínica, pero en medio de la conversación, ambos se subieron al coche de Roberto y se fueron a pasar la Luna de Miel en un balneario. A la psicóloga le gustaba la playa: la encontraba más excitante que las montañas.

Anuncios

El Engañador


42-el-engano

Supuestamente, un sinnúmero acredita que con el pasar de los años, el amor y el matrimonio se van convirtiendo en costumbre, en un hábito perverso, una rutina insulsa.

Incluso podría hablar de este asunto de una forma más sencilla, sin necesidad de dar al tema una imagen falsa, una especie de fotografía que ha sido retocada, o hacer igual a esos tipos de personas que forman solitarios con las barajas y se estafan a sí mismos.

Lo cierto, es que en estas cosas, a mi edad, uno anda como desconcertado, aturdido, confuso, qué sé yo; pero igual percibe que la costumbre conyugal va como lavando despacito el interés entre la pareja así como el agua lava la yerba del mate.

De a poco, marido y mujer van tomando las cosas con cierta desaprensión, como que la novedad del noviazgo ha desaparecido y perdió su magia. En suma, es como que el amor, el entusiasmo, y la pasión, se han ido encasillando cada vez más hasta convertirse tan solamente en números del almanaque, en fechas, en gestos, en horarios, en rutinas machaconas e insustanciales.

Cuando la pareja cae justamente en esos vicios, es que un tercer extraño suele dar la cara y aprovecharse de la circunstancia; puede ser hombre o mujer, dependiendo a quien le toque, aunque más adelante ese mismo individuo que de inicio nos pareció original esté condenado a caer en idéntico hábito rutinero y terco, mismo que al principio se tenga la ventaja de la novedad.

Es precisamente ahí, que el que comienza a engañar vuelve a sentirse joven, aunque no discuto que a cierta altura de la vida, de vez en cuando, es como que un hecho necesario. Es el momento crucial en que el iluso vuelve a esperar con ansia cierta hora del día, una cierta puerta que se abre, un cierto ómnibus que llega, un cierto auto que aparca, una cierta cortina que se corre sutil para espiar quien viene, un cierto encuentro clandestino en alguna esquina con poca luz, y hasta llega a poner cierta poesía en la mirada, se enamora de las canciones, de las flores y la luna y sus estrellas, miente cautelosamente, y hasta vuelve a emocionarse nuevamente en los atardeceres.

Sin embargo, cuando uno de los dos conyugues cae en ese disparate, es inevitable que la conciencia pesada de adultero surja el día menos pensado y le pase la cuenta, quizás cuando él o ella vayan a abrir la puerta de calle, o cuando se él se está afeitando o ella maquillando y de repente se mira distraídamente en el espejo.

Puede que yo no le haya dado a las frases y palabras el cariz necesario. No sé si me explico. No sé si es fácil entenderlo. Pero el que engaña, primero tiene una idea de cómo será la felicidad, para luego después ir aceptando correcciones a esa idea, y sólo cuando ha hecho todas las correcciones posibles, cuando frena a tiempo, el engañador se da cuenta de que lo único que está pretendiendo hacer es trampa. Al final de cuentas, antes de ser infiel, hay que pensar que se está traicionando la confianza de alguien que nos quiere de verdad, por alguien que tal vez nos olvide mañana.

Comprobado, los Cibercafés no Matan


Recientemente mi amigo me comentó que de nada notara que su mujer andaba muy quieta por la casa, por lo que se le ocurrió preguntar: -¿Te pasa algo, mi vida?

Como era de esperar, su sorprendida consorte le declaró con esa ingenuidad supuesta que toda esposa tiene: -No mi amor… ¿Por qué? Formulada la nueva pregunta, él no se aguantó y le reveló: -Porque no me has jodido en todo el día… Evidente que su argumento fue suficiente para que comenzara la pelotera.

Elemental decir que los mitos almibarados que a menudo describen el matrimonio como la fuente de “eterna felicidad”, dan por sentado que las trifulcas y los desacuerdos no forman parte del matrimonio sano. Sin embargo, a través de los años hemos aprendido paulatinamente un hecho difícil de aceptar: “el almíbar pronto se derrite bajo la presión del calor de la realidad”, y los conflictos resultantes sólo determinan la velocidad con la que la relación se mueve hacia la grandeza o hacia la destrucción… Dependiendo siempre del lado cóncavo o convexo de la cuestión.

Tal vez eso venga de cuna, ya que es normal que los padres no estén de acuerdo en todo y discutan de tanto en tanto con sus hijos. Puede ser que los progenitores no estén de acuerdo en asuntos relacionados con el dinero, las tareas domésticas o en cómo pasar el tiempo. Tal vez discrepen en cosas importantes como son las decisiones que necesitan tomar sobre la familia. Pueden incluso no estar de acuerdo en pequeñas cosas que carecen de importancia como puede ser: qué hay para cenar o a qué hora llega alguien a casa.

Otras veces los padres no están de acuerdo pero saben hablar con tranquilidad, dándose mutuamente la oportunidad de expresar su punto de vista y escuchar el punto de vista del otro. Con todo, en infinitas oportunidades, cuando los padres no están de acuerdo, discuten. Por tanto, una discusión es como una pelea en la que se utilizan palabras… Aunque a determinados se les va la mano.

Digo esto, porque un caso inusitado acaba de llamar la atención de las autoridades chinas semanas atrás. De acuerdo con lo mencionado por el periódico “The Star”, una mujer que había sido considerada fallecida después de desaparecer hace 10 años finalmente fue encontrada. Según ilustra el web sitio del referido diario, ella habría pasado la última década viviendo y jugando en cibercafés y lan houses en la región este de la provincia china de Zhejiang.

La mujer, conocida como Xiao Yun, actualmente tiene 24 años y había abandonado la casa de sus padres después de una discusión familiar. Ahora ella fue encontrada en un cibercafé después de una ronda policial realizada el último viernes 20, portando una identidad falsa.

Fanática del “shooter multiplayer” en primera persona “CrossFire”, la joven admitió haber pasado los últimos 10 años jugando en diversas lan houses. Para sobrevivir, Xiao Yun contaba con la ayuda de los dueños de los estabelecimientos y ocasionalmente trabajaba como asistente para conseguir algunos trocados.

Después de presentar cierta resistencia, la mujer aceptó ser conducida nuevamente para su familia. La madre, que habló a un periodista local, dijo que no había cambiado el número de su teléfono durante la última década con la esperanza de que su hija llamase informando cuál era su localización.

“Como yo tengo una personalidad terca y un temperamento de mecha corta, tenía por costumbre reprenderla por todo”… “Pero ya han pasado 10 años y ahora ella es una mujer adulta”… “Nunca más voy a reprenderla”, acabó confesando la madre de la joven… Porque sabe que su niña no le dará pelota, evidente.

Por tanto, para bajar la temperatura de tantos raciocinios abrasadores, con respecto a la pauta en cuestión, eso me hace recordar a un viejo profesor de gramática en cuya cátedra era terminantemente prohibido el uso de “verbos copulativos” para expresar nuestras reflexiones. Tenía por costumbre afirmar que su aula nunca sería un burdel… ¡Pobre hombre, murió de sífilis!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Meras Sugestiones de Cómo Driblar su Novia


Para inicio de conversa, mi perplejo leyente, tengo la sensación de que cansado ya de la vida, este hombre no le tenía miedo a la muerte en lo más mínimo. Y diría más, creo que más bien se sentía un hombre que era capaz de jugarse la vida por un capricho; aunque con el más amargo y sarcástico desdén, sentía en cambio, un miedo mortal a la prisión, tal especie de horror instintivo, inexplicable, de un día verse encarcelado, que, con sólo pensar, se le inundaba la piel de frio sudor, le atacaba los nervios y parecía convertirle en agua la sangre; aquella clase de terror que sentiría un hombre cualquiera a la sola idea de que iba a besarle un espectro.

Asimismo, tengo la impresión de no ser el único en pensar así luego de uno enterarse de las informaciones publicadas en el sitio “Huffington Post”, quien comenta que para evitar el matrimonio después de mantener un relacionamiento de dos años, un ciudadano norteamericano de nombre Tucker Blandford, buscó sacar adelante tal maniobra y huir del casamiento simulando su propia muerte para su novia, la británica Alex Lanchester.

Es que imitando la voz de su propio padre, Blandford avisó a la familia de la muchacha sobre su muerte, cuando les explicó que había muerto luego de haberse tirado frente de un coche en movimiento.

No en tanto, la mentira fue desvendada cuando la acongojada novia telefoneó para su futura suegra con la sana intención de consolar a la madre del “fallecido”; por lo que la madre del joven desmintió la historia y dijo que él estaba bien.

A bien verdad, Alex y Blandford se conocieron durante un viaje de intercambio que ella realizó en los Estados Unidos en 2012. No obstante después de estar un año viviendo juntos, Alex necesitó volver a Inglaterra… Empero, antes de su retorno a la madre patria, Blandford la pidiera en casamiento.

Por ende, en un video que fue publicado en “YouTube”, Alex afirma estar confusa, pero a vez aliviada por no tener que casarse con alguien capaz de crear una mentira como esa… “Si él quería terminar el noviazgo, seguramente yo no iría perseguirlo por toda Norteamérica… Él es un mentiroso y un cobarde. ¿Qué tipo de persona hace una cosa así?, llegó a comentar la descornada Alex al periódico “Daily Mail”.

Por su vez, el americano se disculpó de sus actos por SMS y, con gran cuidado a que sonara vergonzoso ya que era hombre de palabra, afirmó que devolverá parte de los gastos de la británica con la preparación del casamiento.

En fin, así que me entero de estas cocodrilescas incursiones oníricas que seguidamente deambulan por el planeta, no tengo más remedio que buscar elucidar mejor la colectividad que me rodea, u ocupar mi tiempo a investigar y entender mejor sobre como respirar verdaderamente Arte, quizás haciendo así como lo hizo Cyrano de Bergerac, que en una sola inhalada, consiguió respirar doscientas y catorce obras de un gran acervo… ¡Caprichoso asunto!

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Técnica Eficaz para Enfriar un Casamiento


En primera instancia, me siento en la obligación de realizar algunas aclaraciones oportunas con respecto a cualquier conyugio, pues debe tenerse en cuenta que la palabra divorcio viene del latín: “divortium”, y se utiliza para personificar la disolución del matrimonio, mientras que, manejada en un sentido más amplio, se refiere al proceso que tiene como intención dar término a una unión conyugal… La que normalmente ya venía a las patadas. Sin embargo, en términos legales modernos, el divorcio sólo fue asentado por primera vez en el Código Civil francés de 1804.

Por lo general, también suele afirmarse que las causas de un divorcio son menos numerosas y más sencillas que sus consecuencias. Empero, todo indica que el proceso del divorcio es la segunda causa más dolorosa después de la muerte; aunque todos nacemos sabiendo que somos mortales y que algún día, lo deseemos o no, vamos a tener que partir de este mundo. En cambio, el divorcio ya es una decisión voluntaria.

Por otro lado, tampoco se debe confundir divorcio de una pareja con la “anulación del matrimonio”, ya que esto no es más que declarar que el matrimonio nunca existió, una derogación que no solo se encuentra normado en el ordenamiento jurídico de algunos países, sino que, además, se encuentra regulado en el derecho canónico con larga data… Y más bien, utilizado para agradar a los que tenían plata.

Claro que nadie está obligado a divorciarse, pues es de imaginarse que la mayoría de los matrimonios se forman con las intenciones que duren una vida entera. En todo caso, cabe preguntarse: ¿Cómo nace entonces esa determinación de romper un hogar?

Diversas investigaciones se han abocado a tratar de determinar cuáles podrían ser las variables que presentan un mayor riesgo de divorcio, aunque no necesariamente se puede presumir que son aquellas las causales directas de éste. Pero citando cifras de indagaciones al respecto, vemos que estas se centran -en la mayoría de los casos-, en que los divorcios suelen desencadenarse que ni tornados en Texas o huracanes en el Caribe, por causa de adulterio, riñas y/o disputas de los conyugues. Evidente que también existen causas bastante más raras pero a veces no menos frecuentes, que incluyen asuntos como el ronquido insoportable de uno de los cónyuges, la falta de higiene personal, adicciones a distracciones, política, deportes o hobbies… Pero muy pocas veces tienen como disparador una película infantil.

Sin embargo, eso último fue exactamente lo que sucedió hace pocos días en Japón, ya que tras llevar seis años de matrimonio, una mujer nipona pidió el divorcio por la razón más absurda que se recuerde.

Todo indica que el fanatismo de esta mujer por la película animada “Frozen” le hizo replantearse la vida que llevaba junto a su marido.

Según informó el periódico “Mirror”, el hombre -ahora ex marido- de 31 años, confesó al sitio “Kikonsha” cuál había el motivo de que su mujer le pidiera el divorcio. Conforme su versión, su mujer, de 29 años, se había obsesionado a tal punto con la película de Disney, que lo invitara a verla con ella… Y allá fueron los dos.

Pero la poca impresión que causó la trama del mencionado filme en el menguado marido, terminó por indignar a la mujer, quien por de pronto decidió iniciar los trámites de divorcio.

Claro que aquí falta que les detalle las causas para no causar un espasmo cerebral en el lector y ni parezca una noticia descalabra. Por tanto, una vez terminada le sección, ella le dijo a su marido: “Si tú no puedes entender qué es lo que hace a esta película grandiosa, entonces hay algo mal contigo como ser humano”.

No se necesita agregar otros detalles de la discusión por ya imaginarnos lo que ocurrió, pero se sabe que tras esos momentos de una insalubre reyerta familiar, la esposa decidió irse de la casa y mudarse de vuelta con sus padres, aunque parece dudoso que la justicia incluya a “Frozen” entre las causales de divorcio.

En todo caso, mucho se ha dicho que nos molesta el triunfo ajeno -como suele parecer aquí-, pero la explicación no es envidia sino sentido común: el éxito es normal, ya que el ser humano está biológicamente constituido para el fracaso, y prueba de ello es que tiene metabolismo en lugar de baterías… Entonces, ¿para qué soñar con el éxito si podemos vegetar tranquilamente en nuestros fracasos?

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Contra la Antilujuria o los Espantapájaros


Evidente que sobre gustos no se discute, mi insospechable lector, aunque todos sabemos que existen algunas mujeres que insisten en vestir ropas ridículas en cualquier ocasión. Por tanto, con el intuito de evitar que ellas comparezcan ataviadas de forma estrambótica o pareciendo espantapájaros, se aconseja que cuando se trata de eventos sociales,es norma especificar el código de vestimenta de los invitados, que en realidad no es más que el tipo de ropa que se adecua a la reunión o celebracióna la que el invitado tendrá que asistir. También es cierto que muchas veces estas informaciones pueden resultar confusas; por tanto, en el sitio “unComo.com” se aclara lo qué es un código de vestimenta formaly qué piezas lo componen.

Así pues, el código de vestimenta formal se aplica para eventos másserios y elegantes, como suele ser por ejemplo un matrimonio, el aniversario de una empresa, el de una pareja, etc., o en cualquier reunión en la que sus organizadores consideren que los invitados deben ir muy bien vestidos. En el caso de las chicas -hasta una treintena de años- está permitido el uso de vestidos por encima de la rodilla, a media pierna o largos, pero siempre en materiales y acabados de muy buena calidad. Los vestidos demasiado cortos -aquellos que dejan a la muestra esos gruesos ríos de venas azules- no son tan propicios para este código de vestimenta, adaptándose mejor a un cóctel o un encuentro semi formal.

En todo caso, un evento con código de vestuario semi formal sugiere una clave de vestimenta cuidada y elegante pero no de etiqueta. Una boda, un bautismo e incluso una fiesta de la oficina, puede ser considerado como una ocasión para lucir un traje semi formal. En este caso, las mujeres pueden usar vestidos hasta la rodilla estilo cóctel o también a media pierna. Además puede optar por vestidos largos siempre y cuando estos no sean demasiado elegantes o formales. Las chicas también pueden elegir un conjunto de falda y camisa o de pantalón y camisa siempre y cuando se traten de prendas en materiales adecuados, por lo que las piezas de algodón sencillo se deben obviar… Por lo que no se recomienda el bikini, topless y otros desprendimientos.

Una vez que he rescatado del olvido estos viejos códigos de guardarropía, paso al siguiente asunto, y juzgo que tal vez el hecho en cuestión se deba a que las discípulas lo estaban contrariando, por lo que la fiscalizadora dirección de un colegio de Estados Unidos determinó que se retocasen las fotos de varias de sus exalumnas, posibilitando así que esos instantáneos pudiesen ser exhibidos dentro del anuario de la institución.

Sin embargo, todo lleva a creer que el punto de la polémica radica en que no se retocó simplemente el color, el brillo o algún que otro aspecto técnico y detalle poco fotogénico de esas singulares chicas, sino que los ávidos censuradores se encargaron de cubrir todo lo que a ellos le parecía “demasiado provocativo”. Empero, se debe aclarar que dentro de lo que educadores definieron como categoría “demasiado provocativo”, no dudaron en ingresar los escotes pronunciados, así como los tatuajes u hombros al desnudo cuando las chicas usaban musculosa.

Según lo ha publicado el sitio “elmundo.es”, la sorpresa de las jóvenes fue mayúscula cuando vieron que, en las fotos de la institución, su apariencia aparecía diferente a como había sido registrada.

De acuerdo a “Fox13”, el “Wasatch High School” llegó a alterar las imágenes sin el consentimiento de las estudiantes y cubrió todo lo que consideró fuera de lugar y contexto con insólitos “añadidos” textiles.

“Había un montón de chicas que vestían camisetas de tirantes gruesos y las fotografías de la mitad de ellas fueron editadas y la otra mitad no”, se quejó Rachel Russell, alumna de segundo año.

Según el periódico “El Mundo”, en su defensa, los educadores del Wasatch alegaron que sus alumnos conocen muy bien el código de vestimenta de la institución, y que incluso se había notificado de antemano que las fotografías podían ser editadas.

Con todo, el superintendente del Condado de Wasatch admitió que el centro educativo se equivocó. Y agregó que quisieron “ayudar a los chicos a prepararse para su futuro conociendo como vestir adecuadamente”… Lo que parece lógico.

Por supuesto que una vez libre de los peligros que asolan las regiones turístico-occipitales de mi conciencia, así como en las visiones antagónicas de Rudyard Kipling sobre la combustión espontánea del ser humano, hoy advierto al menos disfrazado lector sobre la ira de Shiva por tan védica y fulminante coherencia contra los onirismos occidentales que vienen del norte… ¡Nada más!

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

¡Faltaba Más! Quieren Legalizar el Estupro


Lo primero que se me ocurre preguntar, es: ¿qué es lo que las personas comunes saben sobre Irak? No, nadie necesitan responder, porque ya sé que lo que inicialmente les vendrá a la cabeza serán los hechos nada edificantes de lo que por allí ha ocurrido recientemente, cuando el menos ilustrado de los lectores recordará además del conflicto bélico, el clásico desfile de ir y venir de figuras palacianas como la de los dos Bush, -no siempre acompañados de la delicada y sonriente Condoleezza Rice-, o la de Sadam Husein junto con los cinco hijos de su madre, -prole lograda con su prima Sajida Talfah con quien se casó en 1958, aunque el matrimonio fuera concertado cuando Sadam tenía cinco años y Sajida, siete-, la de Rumsfeld, Powel y demás etcéteras caminantes, todos unidos queriendo imponer su visión democrática a todo costo.

Pero todos sabemos que a pesar de que a cada diez tentativas realizadas de querer domesticar las tempestuosas orgias comportamentales que por allí vienen ocurriendo desde las “Mil y una noches”, casi nada ha cambiado; por tanto, tal vez la mayor parte de las personas solamente conozcan las historias de guerra, coches bomba y violentos atentados a la vida… Pues parecería que esas cosas son más edificantes.

Yo asumo, también, que sé muy poco sobre Irak. Pero una reciente noticia me hizo mirar más de cerca ese país milenario y babilónico: un proyecto de ley que quiere legalizar el casamiento de niñas a partir de los 9 años y tornar el estupro legal, desde que éste ocurra entre personas casadas.

Los especialistas en estos delicados asuntos de desfloración física y mental, mencionan que las chances de que un proyecto de tal magnitud consiga ser aprobado, son muy pocas. En todo caso, considero que para nosotros es fácil comprender que todo lo que esa tentativa retrógrada representa, ya es de por sí asustadora. Aún más después de enterarme de los números de la pesquisa del renombrado instituto “Ipea”, de Brasil, el cual apunta que el 26% de los entrevistados acredita que mujeres que usan ropas cortas y andan despechugadas merecen ser estupradas.

Así que, volviendo otra vez los ojos para aquellas tierras arenosas de seculares historias no siempre espléndidas, es posible notar que la propuesta quiere libertar niñas, a partir de los 9 años, para el divorcio… Pero calma, pues para que ellas se puedan divorciar, primero necesitan estar casadas, ¿correcto?… Obvio, porque además, de una cosa la gente puede tener certeza: los maridos no serán niños de 9 años.

Y para completar, esa tal ley quiere que las mujeres puedan ser obligadas a tener relaciones sexuales con su marido cuando él lo pedir. Pero si ella quiere o no, ya es otra historia… Ya que las libertades femeninas no existen para esas personas.

En todo caso, para los integrantes del partido político que pensó en ese proyecto absurdo que hiere totalmente los derechos humanos, la ley apenas reglamentaria algo que ya existe, pues que ellos todavía acreditan que esas medidas muestran respeto religioso: “La idea de la ley es que cada religión regule y organice la condición jurídica personal en función de sus creencias”, apuntó Ammar Toma, un parlamentar chiita del partido “Fadhila”.

Por otro lado, nuevos datos apuntan que en Irak, y de acuerdo con un estudio realizado por el grupo de investigaciones americano “Population Reference Bureau” (PRB), realizado en 2013, una cuarta parte de las mujeres se casan con menos de 18 años.

Pero no seamos ingenuos de acreditar que ellas lo hacen por voluntad propia… De todos modos, yo soy de los creo que alguien necesita explicarles de una vez por todas que ni todos los procederes que vienen de nuestros ancestrales son buenos.

Por eso que los especialistas insisten en decir que ésa es más bien una maniobra política de que otra cosa -así como todas las polémicas de muchos de los cabecillas que están al frente de la “Comisión de Derechos Humanos” de varios países-, ya que este tipo de ideas sólo fortalecen a quienes acreditan que el mundo debe ser así, y que las mujeres sólo existen para realizar los deseos masculinos.

Entre tanto, ya examinada la profundidad de este chapuzón pseudo-escatológico, creo que sólo nos resta analizar otros factores históricos que nos prenden en devaneos tan suculentos, como por ejemplo, que fin tendrá famoso “Tratado de Kioto” sobre la emisión de gases, sobre todo en el ascensor… ¡Impresionante!

(*) Si desea seguir la misma línea y enfoque de este Blog, dese una vueltita por “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog que contiene apenas instantáneas del cotidiano. Disfrútelo visitando http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ y pase por mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: