La Boda


108-la-boda

Las historias suelen contarse por centenas, pero en este caso en particular ella será única, como también es único es el proceder del personaje.

…Cierta tarde Roberto estaba sentado en el café, cabeza apoyada sobre una de las manos, pensando seriamente en la manera de solucionar sus problemas. En eso, Francisco entra y, sin decir nada, se sienta frente a él.

-¡Qué suerte que apareciste!… ¡Estaba necesitando de una segunda opinión!

-Qué… ¿Tienes algún problema de salud?

-No, pero déjame que primero te cuente qué es lo que está ocurriendo conmigo, y luego verás que me encuentro en un callejón sin salida.

-¿Tan grave así es tu situación?

-Depende del ángulo lo mires, Francisco. Pero el caso, es que tengo dos novias: Olga, que tiene una par de piernas espléndidas, y Eva, con ese busto insinuante y adorable… Pero hasta aquí no hay misterio, pues doy cuenta de las dos sin problema alguno… Sin embargo, verás que surgió una traba enorme, puesto que para complicarme la vida, las dos resolvieron que quieren casarse este año, y yo ya no sé qué hacer, con cuál de las dos debo hacerlo.

-Si tú no me estás tomando el pelo, sin duda el caso es más que complicado. Creo que sólo te lo puede resolver un psicólogo. ¿Ya has consultado con alguien?

-No, pero tengo una conocida… Creo que tienes razón. Mejor lo consulto con la psicóloga, para que ella me ayude a resolver este dilema.

Pasadas algunas semanas, los dos amigos se encuentran nuevamente, momento en que Francisco le pregunta:

-¿Y ahí, resolviste tu problema? ¿Con cuál de las dos te casarás?

-Sí, lo resolví. Me voy a casar con las dos el 29 del mes que viene. Con Olga en la capilla que está cerca de su casa, a las tres de la tarde, y con Eva a la siete, en la Iglesia de San Pancracio.

-¿Estás loco? ¿Dónde se vio, a alguien casarse con dos? Te vas a convertir en bígamo… ¡Iras a la cárcel!

-Esa es la única solución que encontré para resolver este problema crucial, mi amigo. Mi psicóloga piensa que es una óptima idea. Dijo que conviviendo con las dos, al fin voy a resolver a quien amo más y con quien me adaptaré mejor al matrimonio.

¡Enloqueciste de vez! -Gritó Francisco, que se levantó y se marchó del lugar, abalanzando la cabeza, inconformado con tanta idiotez.

El día que estaba marcado para la realización de las dos ceremonias de casamiento, Roberto se vistió como manda el figurín. Se había comprado traje oscuro, como indica la moda, y una corbata plateada.

Cuando estaba cerca de la hora del primer compromiso, él mudó de idea y resolvió que primero debía despedirse de su psicóloga para agradecerle su apoyo.

No fue exactamente una consulta clínica, pero en medio de la conversación, ambos se subieron al coche de Roberto y se fueron a pasar la Luna de Miel en un balneario. A la psicóloga le gustaba la playa: la encontraba más excitante que las montañas.

Anuncios

Desventura


29- desventura

Desventura, suerte adversa y aciaga que me persigue con rumor de quebrado, oscura sombra de amor que la vida me ha dado, suceso que va en contra de mi deseo y mi interés, ventura de envidia que me maldice por tu estar tan lejos de mis brazos.

Surgí para vivir para siempre entre tus manos, pero hoy me he convertido en movimiento sombrío de nave que deriva en un invierno, en agua que corre como torrente de río revuelto, rumor de ventanas que se cierran, ruido de vidrios rotos, paciencia sagrada de ese cenagoso mar que me impele a andar y navegar por esta tierra fatal.

En otros tiempos se notaba de lejos lo mucho que nos amábamos, teníamos entonces un fuego en la mirada y una inmensa pasión hipotecada en el alma. Sin embargo, aunque los dos éramos tan diferentes, no fueron pocas las veces nos chocábamos, y muchas veces peleábamos, pero lo cierto es que cuando estás lejos, te extraño locamente.

No camines más entre la niebla y los ladrillos, amada mía. Intenta ser feliz en cuanto puedas, vedada criatura de la corte celestial, porque aquí en esta región de extensas penas las injusticias siempre se pagan, porque el dolor siempre se supera y porque los errores al fin nos enseñan.

No sé por qué motivo, hoy me dio por extrañarte más que otros ayeres, por echar de menos tu presencia. ¿Será tal vez porque el amor le deja a uno más huellas que la nada?

Seguramente herido voy sin ir sangrando la vida, por no ser y ser sin que tú seas. Es como una melancolía inaudita, es volver al lugar donde un día fuimos felices, pero esta vez acompañado solamente de recuerdos.

No lo escondo de ti ni de nadie, porque a mí tú me sigues gustando, aunque hoy piense que lo nuestro ha de seguir siendo un amanecer imposible.

Seducción


19- seducción

Bien puede que esta historia tenga su lado cruel como parte de esa misma maldad que existe en este mundo que nos asola, pero, verdadera o no, no deja de ser singular.

…Estaba la joven, cuya silueta se mostraba aventajada a causa que los dioses no la había favorecido en nada con su genética, sentada cierta noche en la mesa de un bar, cuando notó un hombre que la observaba constantemente.

De inicio no le dio mucha importancia, aunque tampoco se hurtó de reparar que éste era un joven bastante bien presentable, de ondulado cabello negro peinado con gel, un rostro recién rasurado, razonablemente bien vestido y con una sonrisa de bellos dientes.

De repente él le hizo una seña y ella le respondió con un leve movimiento de cabeza. Sin más tardanza, él se sentó a su mesa y ellos entablaron una conversación que sonó más o menos formal. Intercambiaron nombres y contaron sus preferencias y sus lugares de trabajo, ella en un banco, él, intelectualmente ocupado en actividades diversas.

Las copas se sucedieron entre amenidades conversadas, y espontáneamente él se fue aproximando a ella y le pasó el brazo sobre sus hombros. Estaba perfumado, lo que en verdad a ella mucho le agradó. Tenía horror a esos olores sospechoso que más se parece a una emulsión de cebolla rancia y vinagre.

Sin otra cosa, apreció que una de las manos le subía por su pescuezo, y dedos exacerbados e inquietos jugaban con su oreja para pronto ir bajando despacito hasta la comisura de sus senos. De inicio, vergonzosa, ella se esquivó un poco, pero fue permitiendo que la mimada exploración avanzase distraídamente… Hacía bastante tiempo que no era acariciada tan delicadamente.

Cuando dio por sí, ya estaban acostados en la cama de su pequeño departamento… ¡Oh, qué noche maravillosa! -pensara ella para sí-, ¡qué desempeño! Y resolvió dormir un poco más, al fin de cuentas era domingo.

-Duerme, mi corazón, que voy a preparar un desayuno como nunca tomaste igual -avisó él, cuando el sol apenas mostraba su cara entera en el horizonte.

Ella se desperezó levemente, murmuró algo insondable, viró su cuerpo y volvió a dormir. También, después de una noche como aquella…

Ella despertó a las diez, preguntando por el desayuno. Al no obtener respuesta, se levantó, cubrió pudorosamente su cuerpo saciado con la sábana arrugada, y fue hasta la cocina, cuando notó, extrañada, que la puerta de servicio estaba abierta.

Su nuevo laptop, el que aún no acabara de pagar, su celular, habían desaparecido junto con el dinero que tenía en la cartera.

Lo que le pareció peor, fue que se quedara sin desayuno y sin el hombre que la había hecho sentirse inmensamente feliz.

¿Sabe lo que Ella Piensa Cuando lo ve Desnudo?


De comienzo ya le advierto que estando usted en las preliminares horizontales, a ella no se le antojará compararlo con un Brad Pitt o Hugh Jackman, u otro ejemplar cualquiera. En verdad, las mujeres no piensan tanto en uno desnudo como nosotros lo imaginamos, por lo menos es lo que afirma la psicóloga Jill Weber, PhD y autora del libro “Having Sex, Wanting Intimacy”…. “Ellas se ponen menos excitadas con el cuerpo masculino sin ropas de que con representaciones de actividad sexual real”.

Empero, mismo que el cuerpo semidesnudo del hombre no cause el mismo impacto que el de ellas a nuestros ojos, de por cierto que la susodicha estará confiriendo cada detalle en usted. En verdad, ellas nos observan de la cabeza a los pies… “Estudios de rastreo del movimiento ocular en mujeres muestran que ellas ‘miden’ los hombres tanto cuanto ellos las miden a ellas”, revela la escritora Tracey Cox. Por tanto, cuando usted se desvista frente a una mujer, tenga en cuenta para donde ella va mirar:

Irá reparar en sus manos, principalmente las uñas – Generalmente sucede antes de uno desvestirse, por tanto es el momento de la verdad: sus manos están prestes a tocar todo el cuerpo de ella… “Muchas mujeres creen que las manos de un hombre son sexy. Nosotras las imaginamos por todo nuestro cuerpo y eso puede ser un plus o no, dependiendo de cómo ellas se muestren”, informa Jennifer Landa, Ph.D y médica del “BodyLogicMD”. Por eso, preste siempre atención a la higiene de las manos y corte seguido sus uñas. ¿Uñas largas? ¡Jamás! A no ser que usted sea músico y necesite tenerlas más largas que lo normal. Caso contrario, no hay disculpas.

¡Ah, y le va mirar las uñas del pie también! – “Podemos no ver sus pies con tanta frecuencia, pero pies ásperos no combinan con las sábanas”, afirma Jennifer. Por tanto, considere hacer una visita a la pedicura si necesario, y nunca no se muestre con los pies descuidados, más pareciendo una lija.

Notará si usted se raspa, depila o no hace nada – ¿Usted es de los que recortan, raspa o deja crecer? “La mayoría de las mujeres de hoy espera que usted apare o raspe la región pubiana. Puede aumentar la accesibilidad y la sensibilidad”, cuenta Jennifer.

Observa su calzoncillo – “A algunas les gusta los calzoncillos comunes, otras los boxer o hasta los más largos, pero generalmente mujeres gustan de un tipo particular”, confirma Jennifer… “Si usted quiere saber la mejor forma de impresionar a su mujer con la ropa interior, entonces pregúntele antes de cual ella gusta”.

Espera que usted huela bien – “El olor y el sexo tienen un relacionamiento muy íntimo, entonces deje que ella elija el perfume que usted debe usar para estar más sexy para ella en la cama”, aconseja Jennifer. Sólo no mascare completamente su olor natural, pues él la atraerá aún más. Nuestro olor natural carga buenas dosis de feromona, una de las más poderosas formas de atraer a alguien.

Pensará en lo que usted piensa del cuerpo de ella – Así que ella se quitar la ropa, instantáneamente observará su reacción. “En verdad, eso tiene más a ver con ella de que cualquier otra cosa”, garante Tracey. La especialista explica que lo mejor en esos casos es mirar para el cuerpo de la mujer con cara de placer. Pero eso no suficiente, ¡háblele de lo que usted siente por ella!… “La mejor cosa que un individuo puede hacer, es elogiarla para dejarla más a voluntad”, revela Jennifer.

Le gustaría que las luces no fuesen tan claras – Para ponerse más confortable, tiente luz de velas o mismo el viejo truque de un paño en vuelta de la pantalla. Nadie se siente confiado y sexy con luz fuerte. Al mismo tiempo, la oscuridad total también no ayuda a conocerse mejor. ¿Entonces, por qué no un medio termo?

Mirará se usted alcanzó la erección – A ella le gusta de saber lo que te deja excitado. “Si usted no tiene una erección, la primera cosa que irá pensar es que la culpa es de ella”, comenta Tracey. Entre tanto, no hay motivo para estrés. Apenas dígale que usted está un poco nervioso y necesita de más tiempo (o de un viagra, si es el caso).

Incluso, irá verificar el tamaño del susodicho – ¿Tamaño realmente importa? Según un estudio publicado en 2013 en la revista “Proceedings of the National Academy of Science”, ¡sí!, pero otros factores, como altura, forma del cuerpo y tamaño del nene sin erección, impactaron las respuestas de las mujeres. Entonces relaje, no es sólo el tamaño que importa… “No es verdad que las mujeres adoran hombres con pene grande. Muchas veces el sexo es desconfortable y hasta doloroso”, resalta Tracey. Si el suyo es de tamaño medio, siéntase seguro. Mismo si él es menor que la media, no entre en pánico… Ahora es tarde, mi amigo.

Se preguntará si usted será hombre suficiente para ella – Mujeres adoran un hombre gentil en su día a día, pero muchas veces quieren un hombre fuerte y dominante en el cuarto, según Wendy Walsh, PhD y especialista en sexo y relacionamiento en EUA. En el momento del vamos ver, ella también irá observar ese quesito. “Sexo a la fuerza es la fantasía sexual número uno entre diferentes culturas”, revela Wendy. Por tanto, más tarde, cuando se le dé por hacer sexo oral, agarre el cuadril de ella con firmeza para que no consiga moverse. Eso irá dejarla más excitada, recomienda Wendy.

Se preguntará si usted hablará sobre sexo – La parte del cuerpo más importante en la cama es su boca, de acuerdo con Wendy. “La mujer se preguntará si usted va mostrar interés en saber cuáles son sus fantasías sexuales, o de qué ella más gusta en la cama y cómo se siente”. Cuanto más la mujer se siente deseada, más excitada se pondrá.

Tendrá recelo de pegar una DST – Disculpe, pero siempre existe la duda y la preocupación. “Uno en cada cuatro hombres carga bacterias clamidias, lo que puede llevar al cáncer de útero en las mujeres”, informa Wendy. Por tanto, la mujer casi siempre irá querer saber si usted está abierto a tener una conversa sobre el uso de protección, o si ya sale asumiendo que ella no espera que usted use preservativo. Usar protección o tener una discusión de antemano sobre el teste de DST irá aliviar la mente de ambas partes.

Ella quiere saber cuán confiable es usted en la cama – Dé lo mejor de un James Dean: “Un hombre que actúa como si supiese su camino en torno del cuerpo de una mujer es simplemente sexy, principalmente cuando él realmente sabe lo que está haciendo”, cuenta la educadora sexual Devi Ward.

Así pues, previendo sabiamente que las relaciones dichas “humanas” ya se han tornado un prosaico juego de virtudes prestidigitadoras, en que tanto hombres como mujeres adoran perder la ropa mismo que la Naturaleza bostece aburrida, ya vendrá el tiempo en que sustituiremos los deslumbrantes artificios gozosos por meras artimañas gaseosas… ¡Aguarde!

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

¡Opa! Dormir sin Bombacha Hace Bien


¡Asombroso! Pues seguramente el título de este artículo debe estar llamado la atención de la cándida leyente; pero en realidad, lo que les anticipo es que exotéricos estudiosos afirman que dormir sin bombacha, realmente puede ayudar bastante en la salud íntima de la mujer, además de facilitar las cosas en “la hora del vamos ver”.

Ellos afirman que como se vive en países de clima caliente y húmedo, y ellas -las mujeres, claro- están cada vez más propensas al estrés y a problemas que las llevan a la queda de su inmunidad, no es raro que sientan desconformidad vaginal.

Una de los más comunes, es la “Candidiasis Vulvovaginal”, llegándose a estimar que cerca del 75% de las mujeres experimentarán por lo menos un episodio de esta dolencia durante su vida. Por lo tanto, mi amiga, es conveniente que de atención a lo que dice el espasmódico ginecólogo Fábio Muniz para entender este conspicuo problema, y poder zafarse mejor en la intimidad nocturna:

¿Lo qué es la Candidiasis Vulvovaginal y cuáles son sus causas? – Se trata de una infección de la vulva y de la vagina, causada por la proliferación de un hongo no comestible llamado “Cándida albicans”, pero que en muchos casos ya existe en la flora vaginal de la mujer, y no es prejudicial cuando en pequeñas cuantidades. Existen varios factores que predisponen esta proliferación, como la gravidez, la obesidad, la diabetes descompensada, las altas dosis de anticoncepcionales y antibióticos, el contacto con substancias alérgicas (perfume, talco, desodorantes, manos bobas), el uso constante de biquinis mojados, uso de absorbentes diarios y ropas íntimas de tejidos que disminuyen la ventilación de la región vaginal… O sea que, ejercicio en la horizontal, ayuda y no perjudica.

¿Cuáles son los síntomas de esa dolencia? – Los síntomas dependen del grado de la infección y ellos pueden presentarse aislados o asociados. El principal síntoma es la picazón vulvovaginal, pero la persona también puede sentir dolor al orinar y en el acto sexual, rojez en la vulva, tener la vagina cubierta por una placa blanca o cenicienta y percibir en la bombacha un corrimiento blanco sin olor y con aspecto de leche coagulada. Es importante recordar que, al sentir cualquier incómodo, la visita a un ginecólogo es esencial… Además de no rascarse, obvio.

¿Candidiasis es considerada una DST? – No, pues la relación sexual no es la principal forma de transmisión. Aunque es siempre importante preservarse usando preservativos… En este caso, la fidelidad también es súper importante.

¿Cómo es posible evitar la Candidiasis? – Algunas medidas bien simples, relacionadas a la higiene íntima y al vestuario, pueden ayudar a evitar la Candidiasis:

– De preferencia a las ropas íntimas de puro algodón y evite usar absorbentes íntimos diariamente, pues estos perjudican la ventilación local… y le falta aire.

– Adquiera el hábito de dormir con ropas confortables y largas, preferencialmente de puro algodón. Si le es posible, duerma sin bombacha, para que la región íntima permanezca ventilada y menos proclive a la contaminación… A no ser que le tenga miedo al nene.

– Evite usar toallas y ropas íntimas que quedaron secándose en el baño (eso facilita la manutención de los hongos) y, principalmente, aquellas que pertenecen a otras personas. Las toallas deben ser bien lavadas y siempre planchadas antes de su uso… Por tanto, deje de lado la haraganitis.

– Después de evacuar, -obvio-, la higiene local debe ser realizada usando el papel higiénico en el sentido de la vulva para el ano (de frente para atrás), nunca al contrario, evitando así la contaminación de la vagina por gérmenes que habitan en las heces… Y que son muchos y olorosos.

– Evite permanecer durante largos períodos con las mallas o biquinis mojados, porque ellos perjudican la transpiración y dejan el ambiente húmedo y caliente, -que es justamente lo que su pareja adora-, pero que favorece la proliferación de los hongos.

– Duchas del tipo intra-vaginales son absolutamente desnecesarias, pues causan el desequilibrio en la flora vaginal y pueden llevar los gérmenes para otros órganos genitales, como el útero, los ovarios y las trompas…

Cómo es el tratamiento para la Candidiasis Vulvovaginal? – Al sentir los síntomas, la persona debe procurar el ginecólogo inmediatamente, para que sea realizado un examen local. Tratamientos con cremas y remedios vía oral son los más recomendados, recordando que solamente un médico puede prescribirlos… O sea, que los métodos utilizados por su pareja, sólo sirven para solucionar otras cuestiones de cuño íntimo.

Empero, después de lo dicho, pienso que en las extremadas tesis de Sir Francis Galton, aquel eugenista furioso que acreditaba ser trabajo de la ciencia cultivar la sociedad como si fuese un inofensivo jardín, simplemente eliminando las hierbas dañinas… ¿No es fantástico?

A %d blogueros les gusta esto: