¿Ya Pensó en el Mal Efecto de su Tatuaje?


Quizás muchos no lo han notado aun, pero no hay duda que algunos de los tatuajes que ciertos “varones” realizan en su piel pueden llegar a ser mal interpretados por sus amadas y el resto del sexo opuesto, o hasta por quien los ve de fuera y desconoce los pretextos y motivos que indujeron a dicho individuo a querer grabarlos en su piel. Esencial mencionar al leyente que no me gusta generalizar, como tampoco es lo que intento pasar aquí, pero entiendo que ese asunto de tatuaje es cosa seria, mi amigo.

Tanto es así, que existen algunas situaciones que merecen atención especial, ya que algunos diseños de tattoos caen dentro de una clasificación de “total mal gusto”, que en ciertos casos llegan a causar un efecto negativo en las mujeres, como por ejemplo: nombre de mujer; símbolos pequeños en hombres grandes; los dos antebrazos tatuados; mujer desnuda con pechos expuestos; y, lo que parece ser peor, el blasón del cuadro de futbol favorito.

Acá entre nosotros, mi emblemático amigo, un hombre que estampa en su brazo el nombre de una mujer, puede llegar a causar cierta extrañeza en la fémina que pretende aproximarse de él, pues ella no se sabe si él ya está comprometido y totalmente asido por el cuello por esa doña, o si en verdad ejerce un complejo de Edipo.

Cuanto al gravado de delfines, mariposas y otros pequeños símbolos en brazos, hombros o espaldas, le aviso que no quedan muy bien que digamos en los Hombres con “H” mayúsculo; al final de cuentas, ese tipo de individuo que se preocupa haciendo musculación para que su cuerpo parezca bien tallado, resulta que, en la hora crucial de mandar un tattoo de macho, él acaba optando por un “tatuajecito” que más parecerá una mancha de caca de mosca en el tórax… Piense bien antes de hacerla, ya que después, arrepentido, querer cubrirla va demandar más trabajo.

En todo caso, eso de querer cubrirse de tattoo los dos brazos tiene un nicho específico, me refiero al personal que vive un “lifestyle” rap, hip hop. La mayoría de la gente hasta concibe ese tipo de gusto, pero entienda que esa moda no estampa bien en cualquier persona. Por tanto, si usted no pertenece a la tribu do Charlie Brown Jr. u otros artistas por el estilo, olvídese; prefiera un arte más adecuada a su estilo personal.

¡Gente! Tenga en cuenta que no existe cosa de tan pésimo gusto como mandar estampar en la piel pechos y nalgas desnudas. Claro que no me refiero a “pin ups” y “guerreras”, pues existe una gran diferencia entre una mujer vestida sensualmente con lencería u otros adornos, y la de una mujer desnuda. Cualquiera no necesita mostrar lo cuanto le gusta ese tipo de fruta usando su cuerpo como si fuese pantalla de la “Playboy”… Salvo que sea un solitario marinero y las utilice para otros fines.

Además, ni se le ocurra intentar…  ¡No da! La pasión abismal que un sujeto pueda sentir por un cuadro de futbol, hasta la más recalcitrante de las mujeres lo entiende, ya que ella está acostumbrada a que el hombre de sus amores la cambie todos los domingos por un encuentro de futbol… En vivo o en la TV. Siendo así, lo recomendado es que haga uso de camisetas, sombreros, bufandas u otros accesorios que hacen parte de esa serie de ítems que los clubes ofrecen para comprar y que dejan a su agrupación del alma más rica, en lugar de querer gravar en la espalda o brazos el blasón de su cuadrito… Mismo que él sea un súper campeón.

Una deja: encuentre otros símbolos y diseños que puedan representar nombres y blasones da su eterna pasión, pues tarde o temprano los relacionamientos acaban, los clubes no mudan, y ciertamente muchas mujeres no curten ni mueren de amores por los croquis que usted tiene estampados en la piel.

En este caso, le tengo que dar razón al fanático de mi vecino, cuando me dice: “tatuaje no es una “t-shirt” que uno tira y coloca para lavar, la tiene que llevar puesta la vida entera”.

Por supuesto que me resulta difícil definir por escrito esos tipos de sujetos de mil dibujos y colores que andan por ahí, ya que de una mirada ellos pueden ser distinguidos a cien metros de distancia y uno encontrárselos en todas partes. Curioso, pero a pesar del gran esfuerzo nemotécnico que despliego para aclarar esa secuencia de raciocinios de mal gusto, lo que me viene a la cabeza son imágenes teatrales, sobre todo, las farsas… ¡Si, adoro pantomimas!

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

El Prohibitivo Sexo Político


En realidad, mi amigo, lo que hay de fantástico entre lo divino y lo sagrado de la música, es precisamente el hecho de ayudarnos a reflexionar abstracciones, o mejor dicho, generarlas; aunque según los cálculos de algunos, el mal gusto musical ha llegado para persistir. Otros, no en tanto, pierden su primitivo referencial y el sentido de la magia sonora, entregándose a decrepitudes menos armoniosas.

Por ejemplo, Ken Cuccinelli que tiene un cargo equivalente a Ministro de Justicia en el Estado de Virginia, en los Estados Unidos, percibiendo ser imposible santificar mediocridades con el uso de la lógica surreal, lanzó a poco una polémica propuesta que visa prohibir “modalidades de sexo que no sean las vaginales”.

Así pues, en campaña para convertirse en senador por el Partido Republicano, Cuccinelli defiende que, la “prohibición de sexo oral y anal por ley”, aumentaría el combate a los crímenes ligados al abuso de menores.

En todo caso, el proyecto apenas retomaría una ley, la de Crimen Contra la Naturaleza, que ya existió en algunos Estados americanos hasta 2003, cuando una decisión judicial tornó inconstitucionales todas las legislaciones que criminalizaban formas de practicar sexo… ¡Sancta Simplicitas!

Entre tanto, al contrario de lo que pretende el Sr. Ken en medio a una jornada híperpopulacional de úteros que parecerían abrigar todo un suburbio de Pequín, y mismo que Freud, que siempre arreglara las cosas con pitadas de sexo sin nexo, lo que tenemos, es que el Tribunal Popular Intermediario de la ciudad de Chongqing, en China, condenó hace un par de semanas a cumplir 13 años de prisión al ex-alto funcionario regional Lei Zhengfu por crimen de corrupción, cuyo caso quedó conocido después del mismo haber protagonizado un vídeo de contenido sexual.

Lei, de 55 años y secretario del Partido Comunista de China (PCCh) en el distrito de Beibei, también tendrá que pagar una multa de 300 mil yuanes (US$ 48 mil), según informó la agencia oficial Xinhua.

La destitución del cargo y prisión de Lei, ocurrió en noviembre de 2012, luego después de la divulgación de un vídeo en el cual aparecía manteniendo relaciones sexuales con una supuesta amante, y el que terminó por ser ampliamente divulgado en las redes sociales. El condenado todavía no decidió si va recurrir de la sentencia, informó la misma agencia mencionada.

Durante el juzgamiento, Lei garantió que no recibió soborno y que, con relación al polémico vídeo, en realidad él “mantenía una relación genuinamente amorosa” con la chica, Zhao Hongxia, que tenía por entonces 18 años.

No en tanto, los abogados de acusación defendieron que Lei aceptó sobornos por aproximadamente US$ 500 mil de los constructores locales, quienes contrataron Zhao para mantener relaciones sexuales con el alto funcionario y gravaron las imágenes para chantajearlo.

En todo caso, el PCCh ha endurecido el código disciplinar para sus altos cargos en los últimos años, después del surgimiento de varios escándalos, y ordenó serias puniciones para todos aquellos que practicasen “conductas impropias” como el caso de tener amantes, algo aparentemente frecuente entre los altos funcionarios.

También en 2012, la ciudad de Chongqing fue escenario de uno de los mayores escándalos políticos de las últimas décadas en China, después que la esposa del líder máximo del municipio, Bo Xilai, terminó siendo condenada por el asesinato de un empresario británico… El propio Bo Xilai también enfrenta acusaciones de haber mantenido relaciones sexuales con varias amantes.

Para el leyente desmemoriado, aviso que Chongqing es una de las mayores ciudades de aquel país y vive un gran desenvolvimiento en las últimas décadas, pero se ha transformado también en una fuente inagotable de escándalos y polémicas.

Por consiguiente, mi adicto coadjutor, lo que tenemos aquí, es que diversas y paulatinas veces notase la dura y prosaica verdad de tantos raciocinios de fenomenología singular conviviendo entre tantos absurdos plurales, y donde ciertos caminantes utilizan con asiduidad las desnecesarias justificativas aparentemente prolijas para empujar las cosas con la barriga y no con el cerebro… ¿Todo esto no le deja esa sensación de ya haber sido visto antes?

(*) Si es de su interés continuar a entretenerse con otras lecturas amenas, mi adicto leyente, tiene varios de mis libros impresos o en versión e-book, disponibles en el sitio web: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

El Candidato Engañador


Cada vez que hay elecciones, por mucho que se quiera evitar, siempre termina colándose entre los punteros algún candidato de mal gusto que nos hace recordar que los habitantes de esta tierra somos mucho menos civilizados y racionales de lo que a nosotros nos gusta pensar.

Claro que también están los perdedores, un pelotón aupado por la prensa y los intelectuales, más bien compuesto por políticos al estilo “correctitos” que deberían ser los mejores indicados para manejar un país urbano, educado, compuesto por una gran clase media y poblado por gente racional…

Por supuesto que esa no es la composición del electorado y por ello, es que cada elección deja siempre una estela de derrotados cuya inmensa campaña y perpetua presencia en las páginas de los periódicos y en las ediciones de los noticieros, nos hubiesen hecho pensar en un resultado mucho más halagador. Pero es muy probable que ellos sean, en estas y en las venideras elecciones, los mimados del sistema que se irán siempre con las manos vacías.

Esta usual discordancia entre resultados en las urnas y la presencia en los medios, debería hacer meditar a la prensa sobre los políticos a los que está dando cabida. Algunas veces por intereses directos en un candidato, otras porque existe un bien intencionado interés en la victoria de alguno, y la mayoría por simple pereza y facilidad para conseguir una entrevista, ya que son los políticos poco representativos los que terminan haciendo más bulla en periódicos, revistas y programas.

En muchos países se acusa a la prensa de perjudicar o beneficiar candidatos al darles más o menos tiempo al aire. Pero pienso que en Latinoamérica no tenemos ese problema, porque los mimos de la prensa a un candidato parecen no servir en absoluto para conseguirle votos entre la gente.

Este fenómeno termina convenciendo al pueblo de que la prensa no se preocupa en lo más absoluto por sus inclinaciones. Lo que por fin genera una élite engañada que cree que está ganando solo porque sus candidatos aparecen mucho en la televisión y siembra el rencor entre los triunfadores, que siempre sienten que fueron marginados.

Sobre todo, nos deja la impresión que se premia más a las relaciones públicas que a las ideas y genera una clase política más preocupada de ganarse a los editores que a los electores… ¡Vale pensarlo!

A %d blogueros les gusta esto: