Pensamiento Mágico o Apocalipsis Bíblico


Vamos por partes… Es famoso el cuento popular del investigador que se preciaba de lograr que una araña caminara bajo sus órdenes, y que al cortarle las patas y comprobar que no podía hacerlo, concluía que sin estas, la araña se volvía sorda. Esto nada más es que un buen ejemplo de pensamiento mágico de muchos, y de todo aquel que desdeña la lógica y opta por simplificar o tergiversar la verdad, forzando la racionalidad para que se adapte a falsos preconceptos.

En todo caso, el pensamiento mágico puede tener su expresión más típica en las supersticiones y creencias religiosas, que buscan explicar los arcanos misterios del hombre y la naturaleza. El cortocircuito entre sus argumentos y la racionalidad que provee la ciencia, se ha justificado tradicionalmente en un valor no demostrable, pero existente: el de la fe.

Cuando llevamos estas reflexiones al pedestre mundo de la gestión pública, entonces podemos apreciar cuánta influencia ejerce la fe ideológica y partidaria sobre la realidad. Pero ese no es exactamente el caso aquí en cuestión, ya que en realidad, lo que pretendía decir, es que cada vez que uno de esos “teóricos del caos” o de pensamiento mágico se manifiesta, alguien en la Nasa se rasca inmediatamente la cabeza.

Es más, esta semana la agencia espacial norteamericana necesitó volver nuevamente al público para negar que el mundo acabe en breve -mismo que la guerra en Siria e Irak continúe-, descartando así todas las teorías del apocalipsis más reciente.

La más nueva de ellas, por ejemplo, no es compuesta por apenas un sólo evento caótico, y sí por dos. O en verdad, la suma de dos de ellos ya famosos. El primero es el famoso “asteroide de Dios”, en cuanto el segundo es la “Luna de Sangre”.

Mismo que la Nasa ya tenga desmentido anteriormente que el fatídico asteroide primeramente nombrado entraría en colisión con la Tierra al final de setiembre, los teóricos apocalípticos no se dieron por satisfechos. Ahora encontraron en la Luna de Sangre el motivo para desconfiar que la agencia les estuviera mintiendo. Pero pronto veremos que no es así como ellos suponen.

“Lo que podemos decir, es que la Nasa sabe que actualmente no hay ningún asteroide o comenta en rota de colisión con la Terra. En verdad, lo que de mejor podemos hablar para dejar las personas más calmas, es que ningún objeto gigante irá colidir con a Tierra durante los próximos cientos de años”, afirmó un portavoz de la Nasa.

El “asteroide de Dios” volvió a hacer parte de los noticieros por cuenta de los pastores -con un estólido rebaño de mentes huecas- John Hagee e Mark Blitz. Según ellos, los cuatro eclipses lunares consecutivos que comenzaron en abril de 2014 y terminaron hace poco con la Luna de Sangre, tendrían sido descriptos en la Biblia como el inicio del apocalipsis… Lo que de acuerdo con los recientes acontecimientos, puede que restricto al Medio Oriente y la región de los Balcanes.

En realidad, los especialistas explican que lo ocurrido es bastante diferente de esa teoría de caos que ellos pregonan. Según estos expertos, la Luna de Sangre no pasa de un fenómeno raro -aunque no tanto- en el cual la luz del sol es reflejada por la atmosfera de la tierra y llega a la luna de manera cómo nuestros ojos, a vista denuda, ven el satélite, o sea, bañado por un color rojo, que nada más es que el color de la luz solar.

Simples así y sin que se nos venga el fin del mundo, mismo que uno lea la alarmante noticia sobre la penuria económica en que nos encontramos sumergidos, al punto que algunos establecimientos ya llegaron a abrir crédito para comprar bacalao en cuotas. Eso sí que es horripilante, ya que ni en Biafra debió ocurrir algo similar. Imagine: abrir crédito para comprar el tal pescadito, para luego de comerlo rumiar chocolate… ¡Caótico!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Encuentros Sexuales con la “Ex” son Saludables


Revisando algunas informaciones, me encontré con algo que vale la pena sacar a la luz del sol, pues el artículo indica que algunos licenciados pensadores infusos, avisan al pueblo que, en caso de ocurrir la separación de la pareja, es muy recomendable mantener encuentros sexuales con la ex ocasionalmente, por lo que podría resultar más sano que venir a romper el vínculo abruptamente, principalmente, -cavilo con mis botones-, si el hombre busca medir las consecuencias financieras que tal acto acarrea.

Por ello, estos revelan que encontrarse de vez en cuando con una ex pareja para “recordar viejos tiempos” en la cama, no sólo no resultaría perjudicial para la vida sentimental de los integrantes de la disuelta relación, sino que hasta podría ser beneficioso… Pues pienso que por ventura surgirán evocaciones como: ¿Te acuerdas, querido, aquel día en que…? o quizás un: ¡No te olvides que a mí me gusta…! ¿Muy nostálgico, no?

Entiendo que hasta aquí, el beneplácito lector puede estar algo confuso con las tales revelaciones escatológicas de estos facultativos, pero así lo indica un estudio realizado recientemente en la estadounidense Universidad de Arizona, y difundido por el “Journal of Social and Clinical Psychology”.

Para realizar dicho estudio, los investigadores encuestaron a 137 parejas adultas -con menos de 80 años-, que se habían separado o divorciado. La revelación preliminar que surgió de dicho sondeo no fue nada del otro mundo: las personas que aceptaban el fin de la relación y se resignaban a ello, se adaptaban mejor a su nueva vida, que aquellos que luchaban contra su situación y continuaban ligados al sufrimiento de la pérdida… ¡Que incautos!

En ese sentido, Asley Mason, la psicóloga clínica y coautora del estudio, explica: “esta fijación psicológica que tienen con las ex parejas, es un sentimiento similar al amor”. Por otra parte, ella recuerda que: “el contacto sexual parece estar asociado con un bienestar para aquellos que no han superado una relación”.

Al parecer, si ese amante es precisamente la ex pareja añorada, y si la relación con la misma no terminó a las patadas, el “sexo amistoso” podría ser una buena alternativa para mitigar la soledad y el dolor.

Conforme apunta el estudio, quedó revelado que aquellos que hicieron el esfuerzo para alejarse de sus ex parejas y cortar todo contacto -que es lo que todo el mundo recomienda, principalmente los abogados-, no se sintieron mejor que quienes mantuvieron algún tipo de vínculo. Y entre estos últimos, quienes tenían sexo ocasionalmente con la ex, sobrellevaban mejor la situación… Lo que es una obviedad, ¿no?

Sin embargo, los autores aclaran que esto no debe ser visto como una panacea. Sencillamente, explica la terapeuta, porque se trata de la demostración de que este tipo de relacionamiento no es tan malo como se pensaba, “pues no crea más lazos sentimentales, sino que contribuye a desvanecerlos con el tiempo” y de una manera menos dolorosa… y horizontalmente satisfecha, pienso yo.

“Yo no recomendaría a mis pacientes ir por ahí teniendo relaciones con sus ex parejas”, -aclara Mason-, ya que esto “puede impedirnos ver una futura relación que podría ser benéfica para nosotros”. Pero si una persona no quería terminar y lo hizo de mala gana, mantener el contacto “sólo por placer”, puede ser lo mejor para su bienestar psicológico, al menos por un tiempo… siempre y cuando su ex esté de acuerdo.

No en tanto, debo sacar el sombrero para lo que dice mi amigo Archicha, quien me afirma que el mejor “sexo amistoso”, es aquel que él practica con la vecina… ¿Dígame usted si él no tiene razón?

A %d blogueros les gusta esto: