Hay de los que Practican Sexo Animal


Por lo que veo, algunos sujetos son peor que los viejos, porque cuando se les da por hablar no ponen freno a la lengua. Puede que a veces tengan razón, o será quizá por la desesperación de no haber dicho todo lo que querían cuando aún podía aprovecharles. Claro que en ciertos casos de nada sirve estar advertido, porque por más que el distraído leyente diga, por más que lo digamos todos, siempre quedará una palabra por decir.

Y no pretendo preguntar ahora qué palabra es esa, pues es sabido que cuando callamos las preguntas mantenemos la ilusión de que en algún momento acabaremos por saber las respuestas. En todo caso, como una grandilocuente retórica no aclara nada, cabe entonces al amigo lector sacar sus propias conclusiones, sino veamos:

Resulta que el lunes 4 de febrero del año que -mal o bien- corre, fue aprobada en Alemania una curiosa ley que prohíbe la zoofilia en todo el país, no sin antes despertar intensas polémicas al respecto del curioso tema a lo largo de todo el año pasado. Entre tanto, a pesar de la multa, estimada en case 25 mil euros, diversas personas desfilaron sus protestas contra la decisión delante de la Cámara de Berlín.

A su vez, el representante del grupo zoófilo Zeta (Compromiso Zoófilo para la Tolerancia y la Información, por su sigla en alemán), Michael Kiok, terminó por afirmar que pretende recurrir a la Justicia para anular dicha decisión.

Cabe destacar que este bibliotecario de la ciudad de Múnich de nombre Kiok, mantiene relaciones sexuales con Cissy, su perra de raza pastor alemán, hace por lo menos siete años… “Nosotros nos sentimos como criminosos. Y todo eso, por causa de esos fanáticos defensores de los derechos de los animales, quienes piensan que nosotros maguamos a nuestros compañeros”, terminó por declarar este delirante, de acuerdo con lo que publicó el diario “El País”.

En todo caso, resulta que después de realizar una amplia pesquisa, el gobierno alemán afirma haber descubierto que cerca de 500 mil animales son muertos por ano, poco después de ellos pasar por depravaciones y abusos sexuales, y de ahí su determinación en aprobar la discutida ley.

Vale destacar que, durante el protesto, los manifestantes de Berlín portaban enormes carteles que mostraban enternecedoras frases como: “amamos los animales”, “condenamos cualquier tipo de violencia que pueda causar sufrimiento”, y hasta “nos machuca el alma ver animales sufriendo”… ¡Que amorosos!

Por otro lado, Kiok -el vejador animal-, que ya fue un hombre casado con una mujer de verdad, dijo haber percibido su deseo por animales a los 15 años, dejando claro que deberá recurrir a la Suprema Corte de Alemania para reverter la decisión… ¡Bravo, noto con claridad que este hombre se ha cansado de las idealidades femeninas incorpóreas!

Aun así, de acuerdo con este miembro de la Zeta, cerca de 100 mil alemanes practican zoofilia en todo el país…, y sin pelos en la lengua, declara: “Es más fácil comprender los animales de que una mujer, por ejemplo”, encerró el bibliotecario.

Pienso y recuerdo que don Juan, al menos, era un hombre sincero, voluble, sí, voluble pero sincero, y concluyo que este tal de Kiok, es como el desierto, ni sombra hace… ¿No es verdad?

(x) Para adquirir las obras de este autor en ediciones impresas o e-book, solicítelas en el sitio www.clubedeautores.com.br/

Anuncios

Cómo Elegir un Presidente


Ambiguo que soy, y preocupado por lo que les pueda suceder a muchos con los resultados que se obtengan en las próximas elecciones de su país, buscaré de algún modo con mis palabras de que surjan de las urnas aquellos tipos de jerarcas del poder que saben manipular y envenenar como nadie la mente de los pueblos tan sólo para lograr la menor supremacía posible en el escenario político y económico, y creo que para ello es pertinente poner a prueba la capacidad de discernir del noble lector, haciéndolo pensar sobre cuál es el mejor sujeto a ser escogido entre tres posibles candidatos a una elección.

Por tanto, estimo ser necesario primero, que le describa antes las cualidades que poseen cada uno de ellos, para que, basado en ellas, pueda emitir usted mismo su criterio final.

Por ende, como usted y yo somos amigos y ambos anhelamos lo mejor para nuestro país, me permito compartir este soberbio acertijo: “Se va a elegir a un nuevo líder mundial y tenemos la oportunidad de votar por él”. Hay 3 candidatos que anhelan salir victorioso en la disputa. Los siguientes son algunos hechos conocidos en la vida de cada uno:

Candidato 1: Ya ha sido asociado con políticos corruptos. Consulta a varios astrólogos. Tuvo 2 amantes. A una de ellas la golpeaba. Fuma y toma entre 8 y 10 tragos al día…

Candidato 2: Ha sido despedido de su empleo en 2 ocasiones. Comúnmente duerme hasta el mediodía. Consumía cocaína en la universidad y todas las noches se toma una botella de whisky. Padece de obesidad y es ampliamente conocido por su mal temperamento y agresividad…

Candidato 3: Es un héroe de guerra condecorado, es vegetariano, no fuma y toma cerveza muy ocasionalmente. No se le conocen relaciones extramaritales. Respeta a las mujeres. Ama a los animales y es muy reservado…

Entonces, mi amigo, ¿por cuál de los 3 candidatos usted votaría?

¡Calma! Piense detenidamente, mi amigo. Sería oportuno que usted concluyera primero su deliberación antes de continuar leyendo…

Pues si ya lo ha hecho, le diré que el candidato 1 es: Franklin D. Roosevelt, uno de los mejores presidentes que ha servido al pueblo de los Estados Unidos. Y en todo caso, el candidato 2 es: Winston Churchill, un brillante estadista que supo conducir a los ingleses en el período más difícil de su historia.

Sin embargo, he de apuntar que el candidato 3 no es nada más ni nada menos que: Adolph Hitler, de quien no es necesario explicar quién fue y lo que hizo.

Siendo así, concluyo que en base a lo que se dice y cuenta por ahí, no es nada fácil decidir por quién elegimos para que gobierne el país.

Por consiguiente, mi amigo, sintiéndome confuso por causa del oscurantismo que anida por desgracia en la parte más oscura de la naturaleza humana, busco de esta forma apelar a los incautos lectores, para que, en un acto de auténtico patriotismo, sopesemos las ofertas que los candidatos nos hacen y, luego de analizar minuciosamente sus verdades y sus mentiras, actuemos entonces de acuerdo a nuestra conciencia.

Quizás, pensando un poco más y utilizando mejor esa masa gelatinosa que tenemos dentro del cráneo, evitemos de tener que refugiarnos mañana en la vieja cantaleta de siempre…: ¡Nos equivocamos otra vez!

 

(x) Para adquirir las obras de este autor en ediciones impresas o e-book, solicítelas en el sitio www.clubedeautores.com.br/

A %d blogueros les gusta esto: