Ganamos Medalla en las Orgías Olímpicas de Londres


De acuerdo con lo que reveló el periódico “Daily Mail”, todo comenzaba con la permuta de “pins”, las clásicas “tarjetas” de control utilizadas para entrar en un recinto u otro… Luego pasaban para el “Facebook” o el “Twitter”. A seguir, intercambiaban los números de teléfono. Hasta que, sin mucho criterio, acababan los dos en la cama.

Ese era el ritual común de hacer la corte en la “Villa Olímpica de Londres-2012”. El relato habría surgido a través del lúdico desahogo de un atleta británico que participó de algunas de las mejores y más exclusivas fiestas durante estos Juegos en el verano londinense, y que a su vez eligió a las muchachas ucranianas (que envidia) como las chicas más atrevidas de todas.

Según el relato del atleta, la diversión sólo comenzó mismo para valer, después de la primera semana de las Olimpíadas… “En la segunda semana se puso más emocionante. Fue cuando un colega británico arregló un encuentro con unas atletas ucranianas que querían divertirse en Londres. Entonces las coloqué en la lista de un club, bailamos, y yo besé a una de ellas. Más tarde fuimos para el cuarto”, contó el entusiasmado deportista hábil en los juegos en la horizontal, quien agregó: “las dos, lindas rubias de ojos azules  también se besaron para excitar a los huéspedes”… Y por ahí sigue el cuento…

No obstante, la hermosa golera de la selección americana de futbol, Hope Solo, ya habría relatado anteriormente que “existe mucho sexo en la Villa Olímpica” y afirmó que en Pequim-2008 vio personas practicando sexo hasta del lado de afuera de los apartamentos… “Fueron varias fiestas de ese tipo… Y eran diarias”, contó el atleta británico para el reportero, con la condición de que su nombre no fuese revelado.

Todos tienen conocimiento de que es prohibida la entrada de mujeres en los apartamentos de los hombres y vice-versa. Pero según este atleta, bastaba con conseguir algunos “pins” que permitían el ingreso para asistir las competiciones y darlos a los individuos que realizaban la seguridad del recinto, que no había problema. Este artificio también valía para las bebidas.

Sin dudas, lo ocurrido este año en la tierra de la eterna neblina es algo así como querer hurtarse de aquellas expresiones bizantinas de la reina Victoria insinuando suaves delitos de libertad, pero lo que en verdad los deportistas hicieron no deja de ser un gran esfuerzo para lograr aprovechar al máximo el único momento en cada cuatro anos, en el cual los competidores de varias modalidades deportivas diferentes pueden estar juntos en un mismo lugar. Pues de acuerdo con el relato del anónimo alcahuete, “lo que sucede dentro de la Villa, queda en la Villa”. Así que de lo que ocurre allí, no nace ningún enamoramiento serio… ¡Claro! Solamente futuros atletas dentro de nueve meses.

Para completar esta efusiva información olímpica, se dice que los organizadores distribuyeron más de 150 mil preservativos dentro de la Villa que albergó a los atletas. Y se cuenta que en un shopping situado al lado, fue nítida la reducción del stock de este artilugio gomoso ya en la segunda semana de las competiciones.

“Lo que pasa, es que si usted tiene un montón de gente bonita y con músculos a flor de piel, todos juntos en un mismo lugar, y a lo que debemos acrecentar el uso de ropas cortas y mallas sexis, es lógico que la fornicadora voluntad humana pronto se despierta”, agregó el chismoso cuentero.

De acuerdo con sus maldicientes palabras, los atletas más renombrados, como es el caso de Usain Bolt y Michael Phelps, evitaban juntarse a las atletas busconas… “Pero igual ellas se tiraban encima de ellos”, relata el anónimo.

El británico también le dijo al periodista, que a los más abusados y famélicos por sexo les gustaba comentar que levaban para sus cuartos una mujer de cada país por cada día que duró las Olimpíadas… ¡Ufa!… ¡Haya desempeño físico!

En su descontrolada verbosidad, este bípede acrecentó que en el pódium de las atletas más abusadas, colocó a las ucranianas, las americanas y las polonesas, pero entre las diversas modalidades de competición, los velocistas fueron más exitosos que los otros atletas. Luego a seguir aparecería el vóley de playa…

Lo que yo no entiendo, mi estimado lector, es si las medallas de este deporte corporal-lascivo-fornicario finalmente se otorgaron a nuestros atletas, pues la noticia no fue claramente divulgada por los medios de comunicación.

Por otro lado, si estas no fueron entregues, eso me hace pensar que: ¡Fuimos rotundamente robados!.. ¿No concuerda conmigo?

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: