Como Para Hacer Buen Provecho


Da para suponer lo simpático que pueden resultar algunas actitudes mujeriles, especialmente cuando sospechamos que a causa de ellas sus rostros por veces pueden clarear como si de un dormitorio sombrío se tratase mientras afuera de él las nubes dejan pasar el sol y entra una especie de resplandor lunar pero diurno, luz que no es la del día, luz sombra de luz, como presumo que debe ser lo que ocurrió en las cabezas de Xulian y Castañeda al desplegar sus actos intrépidos pero verdaderos.

Vamos de a uno y por partes. El primer acontecimiento diáfano corresponde a una mujer china que terminó siendo sometida a una colonoscopía para la retirada un diamante de 6 quilates valorado en US$ 280 mil, después de ella engullir la pieza e intentar salir de Tailandia de lo más campante.

Jian Xulian, de 39 años, y su compañero de aventuras -no necesariamente amorosas-fueron presos la última semana en el aeropuerto de Bangkok, cuando salían del país. Ese mismo día, el vendedor de una joyería local acusara la dupla de robarle un diamante y colocar una piedra falsa en su lugar.

Inicialmente los sospechosos negaron la acusación, no obstante un simple radio-X fue lo suficiente para mostrar el diamante en el intestino de Jian, por lo que, de acuerdo con la policía tailandesa, una vez condenados, los dos chinos habrán de pasar tres largos años de vacaciones en la prisión… Pero evacuando solamente piedras de los riñones.

En todo caso ellos no fueron inéditos, ya que un caso semejante a éste aconteció en 2012 en África del Sur, cuando un joven de 25 años ingirió 220 diamantes pulidos antes de dejar el país. El valor estimado de las piedras en la época era de US$ 2,3 millones.

Volviendo al caso de Jian, el jefe de la investigación dijo al “Huffington Post” que la cirugía fue necesaria para poder retirar el diamante, ya que éste colocaba la vida de la cleptómana en riesgo… Además de lavarlo bien antes de volver a colocarlo otra vez a la venta.

El segundo punto de mi introspección corresponde a una mujer en Texas que, según informaciones de la policía local, fue encontrada con un arma cargada escondida en la vagina al ser parada en una inspección de rutina… No de la vagina, por supuesto.

En un comunicado que fue postado por el departamento de policía de Waco en su página de Facebook y que obtuvo centenas de comentarios, se informa lo siguiente: “El arma estaba con un peine lleno de balas en la aguja”… Lo que no deja de ser una coquetería femenina eso usar el peine para desenredar la cascada de bucles inferiores.

Como sea, Ashley Cecilia Castañeda, de 31 años, contó a la policía sobre la pose del arma al ser llevada para la comisaría el lunes pasado, luego de los agentes de la ley encontrar 30 gramas de metanfetamina y un conjunto de balanzas digitales en su bolsa.

Cuando consultado, el propio sargento Patrick Swanton contó al canal de TV “KWTX news”: “Ellos pidieron que ella parase su auto en el carril lateral de la vía. Los agentes luego le preguntaron dónde estaba el arma, y la mujer dijo, entre mis piernas”…Y ellos luego imaginaron que se trataba de algún trabuco bocón. Pero, no.

Lo cierto, es que el dicharachero sargento agregara: “Podría haber sido extremamente peligroso para todos los envueltos”, y acrecentó: “El bizarro incidente no es tan fuera de lo común cuanto la mayoría de las personas piensa. Ellas no acreditan que estas cosas acontecen en la vida real”… “Acontece mucho más de lo que un ciudadano medio imagina”, comentó.

En todo caso, no quedó claro si la traba de seguridad estaba activada en la pistola “Smith & Wesson” calibre 22, cuando ella fue colocada en ese lugar cavernoso del cuerpo de la mujer. Lo que también lleva a pensar cuán profunda ha de ser la covacha de Ashley, pues un arma similar pesa cerca de 170 gramos y tiene apenas 12 centímetros de largura, algo como colocar un “iPhone 6” con una capa fina… Aunque no comprendo muy bien para qué introducir ahí un aparatito así, a no ser que se pretenda atender llamadas sigilosas… ¡Estupendo!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Las Causas de la Involución


No podemos dejar entre renglones que tanto Alemania como Japón, dos naciones que quedaron horriblemente destruidas a consecuencia de la guerra en el siglo pasado (por ellas desatadas a decir verdad) supieron levantarse rápidamente de sus escombros y volvieron a ser potencias.

En contraposición, países con enormes recursos naturales como Argentina, Brasil, Venezuela o México, para circunscribirnos a nuestro continente, no han sabido hacer algo parecido, a pesar de sus ventajas y de no haber sufrido la miseria de la postguerra. La Argentina, de hecho, llegó al umbral de la riqueza y el desarrollo sostenido a principios del siglo XX y sin embargo, luego involucionó en su progreso y no logra salir de su marasmo. Si miramos hacia atrás en la historia, ejemplos de culturas que cayeron en la pendiente abundan y de ello algunas conclusiones se pueden sacar.

El Imperio Otomano, en su apogeo era musulmán y rivalizaba con Venecia y Francia, en cultura y poder. Habían establecido un sistema educativo del estilo del IENA francés. Cuando las fuerzas del Sultán conquistaban una región o una ciudad, se llevaban a los chicos como esclavos. Las niñas, a los harem y los niños al palacio. Pasaban a ser propiedad del Sultán y eran educados con rigor para formar parte de la Administración del imperio. Los más capaces avanzaban de acuerdo a su desempeño y no era inusual que un esclavo, llegase al fin de su carrera, a ser nombrado gobernador de una región o alcalde de una ciudad. El imperio en su nadir era gobernado por una meritocracia donde la excelencia se premiaba. Los hijos de los esclavos eran ciudadanos libres, pero no podían formar parte de la administración pública. Al contraerse el imperio comenzó la decadencia. Ya no obtenían tantos esclavos para administrar al imperio. Se quebró el sistema de la educación en la escuela del palacio. Empezaron los acomodos y avanzó la mediocridad.

Los países exitosos han sabido desarrollar un buen sistema de educación al margen de tener una base cultural que premia el esfuerzo, la honradez, el éxito, en la cual se desprecia la holgazanería y el ocio. Gran Bretaña se caracteriza por sus “public schools”, y sus prestigiosas universidades. Lo mismo ocurre en Francia, Alemania, EE.UU., Japón y ahora China. Los hay también más pequeños, sumamente exitosos como los escandinavos. Basta contrastar su PBI per cápita y los resultados de sus alumnos en las pruebas PISA. Es una realidad que aquellas naciones que producen buenos académicos, técnicos y profesionales tienen una buena base de educación primaria y secundaria, así como escuelas tecnológicas y centros bien aceitados de aprendizaje.

Donde no existen estas condiciones, donde se ha perdido este impulso, la sociedad no sanciona a quienes no se capacitan, el gobierno no cumple debidamente con la función educadora y en lugar de fomentarse la inversión y el emprendimiento, se subsidia la holgazanería, el resultado es muy negativo.

Pensemos en el pueblo judío, el que hasta hace poco no tenía país. Por haber sido perseguido a lo largo de la historia y en muchos casos habérsele impedido ser poseedor de tierra, la forma más tradicional de acumular riqueza, tuvo que ingeniárselas de otra manera. Se dedicaron al comercio, a la joyería, al arte, a la banca, al intercambio de moneda, a la prestación de servicios y a distintas profesiones. Y por sobre todo, como sus bienes podían serles confiscados, siempre han privilegiado el estudio y la preparación de sus hijos y parientes. En la sociedad judía está muy mal visto no estudiar o no trabajar y es grande la presión de la comunidad al respecto. Los resultados están a la vista.

El número de personalidades de este origen que han hecho una diferencia en el mundo es inmenso, desde Albert Einstein, hasta Sigmund Freud, pasando por Karl Marx, el propio Jesús, Jonas Salk, Albert Sabin, también en el arte, en Hollywood, etc. Hay 14 millones de judíos en el planeta y en 105 años han recibido 15 docenas de Premios Nobel en diversidad de áreas, mientras que la población islámica que asciende a 1.4 billones, cuenta con 3 Premios Nobel, aparte de algún Premio de la Paz, según informa el pakistaní Farruk Saleem, director ejecutivo de un “think tank” en Islamabad, fundado en 2007.

Detrás de estos logros hay un hilo conductor fundamental por el que hay que apostar: la EDUCACIÓN… Por eso es bueno preguntarse: ¿Cuándo será que los gobiernos de aquí van reaccionar?

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Algunos de la Tercera Edad no son Seniles


Antes de abordar el contenido de la trama final, necesito comentar que estudioso en estos asuntos tan tiernos, apuntan que las demencias (Enfermedad de Alzheimer, Enfermedad de Parkinson con demencia y otros trastornos relacionados), son probablemente los trastornos clínicos más importantes de nuestro tiempo en términos de sobrecarga para los individuos afectados y sus familias y, desde luego, de coste para la sociedad. Por ejemplo, la Enfermedad de Alzheimer supone entre el 60% y el 80 % de los casos de demencia.

Todos deben tener en cuenta que tanto en el envejecimiento normal como en el patológico, la disfunción “mnésica” es la alteración cognoscitiva más común con detrimento de la calidad de vida y de la capacidad de nuevos aprendizajes y en la evocación de información valiosa.

Por tanto, el deterioro de la memoria asociado con la edad describe una declinación en la memoria sin otra causa que lo explique; por lo que se ha sugerido que es un fenómeno normal en los ancianos más que una etapa inicial de una demencia u otra enfermedad.

Sin embargo, a pesar de las diversas causas capaces de producir estos deterioros cognoscitivos, eso no suele ocurrir con todos los longevos. Por lo menos así lo apunta el siguiente relato:

De repente, un hombre ya entrado en años, ingresa un viernes por la tardecita a una joyería acompañado a su lado de una despampanante rubia.

Al ser atendido, el hombre le dice al dependiente que desea regalar algo especial para su amiga.

El joyero busca en los escaparates y le muestra un anillo valorado en $ 5,000.00 dólares. El hombre mira la joya y responde:

-¡No! ¡No!… Yo quiero algo realmente especial.

Entonces el joyero se dirige a una bodeguita privativa, y de allí regresa con un anillo increíble.

-¡Esta es una joya valorada en $ 40,000.00 dólares! -le dice el joyero.

Al ver la joya, los ojos de la dama parpadean con brillo excesivo y su cuerpo tiembla de excitación.

El hombre, al darse cuenta de su reacción, expresa: -¡Lo compro!

El joyero, entendiendo que nadie lleva tal cantidad en los bolsillos, le pregunta por la forma de pago.

-Con cheque -le responde el anciano comprador-. Obviamente usted necesitará verificar que mi cheque es bueno. Así que… acá lo tiene.

-Por favor… -agrego, mientras el joyero observaba el cheque-, el lunes llame al banco para verificarlo, y cuando esté todo en orden, llámeme… Yo pasaré el lunes por la tarde para retirar el anillo.

El lunes por la mañana el joyero lo llama terriblemente enojado.

-¡¡¡No hay ningún dinero en esa cuenta!!!

-Ya lo sé, -le informa el anciano-. Pero usted ni se imagina el fabuloso fin de semana que he pasado.

 

Moraleja: ¡No todos los de la tercera edad son seniles!

 

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: