No Confunda Bombacha con Bomba H


Recelo que los primeros días del presente año ha sido bastante agitado en Corea del Norte. Primero y más importante, porque científicos locales afirmaron haber creado y luego ensayado la peligrosa bomba de hidrógeno. Pese al ruido del bombástico anuncio, ahora ellos ya hablan en una “salvación para la humanidad” que ha sido inventada en ese paraje aciago del mundo: una bebida que no genera resaca.

Como el dictatorial Kim Jong-il y las autoridades residentes en Pyongyang no son ciegos ni sordos, es de pensar que se una vez enterados que por diversos rincones del mundo han surgido los resultados de diversos estudios científicos que afirma que beber vino o cerveza con asiduidad y controladamente produce mejoras para el organismo humano y hasta favorecen en la longevidad, independiente del género a que pertenezca el bebedor, habrán apretado las teclas y los botones -por no decir lo huevos- de mucha gente, para dar con este invento licoroso.

Mismo que lo registrado pueda sonar hilarante para el dipsómano lector, los norcoreanos están noticiando, según las informaciones del periódico “Daily Mail”, que han inventado una bebida alcohólica que deja las personas ebrias, tal como debería ser, pero que no deja resaca alguna independiente de cuanto se consuma… Lo que de por sí ya es trágico para los que fabrican y venden Mejoral o Aspirina.

El anuncio, no obstante, fue recibido con un pie atrás por mucha gente -especialmente por los mamados-. Eso, porque así como acontece con todos los otros inventos fantasiosos que ya han sido anunciadas por ellos, no existen pruebas de que exista realmente el tal licor.

En realidad, por ser muy cerrada a los demás países del mundo, Corea del Norte ya arrastra un histórico grande de creaciones milagrosas que nunca han sido comprobadas efectivamente. Mismo así, ajena a cualquier desconfianza de los que viven en el Occidente, la agencia oficial de noticias de los norcoreanos describe su bebida como “una revolución”… No necesariamente armada, lo que realmente sería óptimo para sus pueblerinos.

En cuanto estas anheladas efemérides no acontecen por allí, de acuerdo con las informaciones disponibles, el referido menjunje fue creado a partir del de ginseng y desarrollado después de algunos años de estudios que fueron realizados por especialistas locales -a punta de bayonetazos-. Con todo, la receta, evidentemente, no fue revelada.

Bautizada como “Koryo Liquor”, la bebida es, según lo anunciado por las altas autoridades norcoreanas, “altamente apreciada por especialistas en bebidas licorosas por el hecho de ser una bebida suave y no provocar a resaca”.

De paso, por si alguien está interesado en su importación, me tomo el trabajo de comunicar que la empresa responsable por la supuesta producción del nuevo licor es “Taegdonggang”.

Evidente que la desconfianza del Occidente cuanto al referido descubrimiento sigue la misma lógica de la bomba “H”. Mismo con vídeos que supuestamente prueban los ensayos, las autoridades de los Estados Unidos afirman acreditar que el anuncio sobre la pose del arma no pasa de la una fanfarronada del siempre polémico gobierno norcoreano.

Con todo, para finalizar esta pesadilla digna de un Tagore contemplativo, recuerdo que una vez leí en un periódico una escena pungente: Indira Gandhi, en Dehli -antes de estar definitivamente muerta-, pilotando, ella propia, un carruaje como ejemplo de extrema demagogia y… contención de petróleo, ya que el mundo en ese entonces pasaba por una de sus cretinas y maldecidas crisis, repasando a los caballo toda su pérfida manera de economizar combustible… ¡Delirante!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Selfies Resultan ser Mortales


-Ya viene usted otra vez con ese aparatito en manos… ¡Buenos días, mi amigo!

-Lo mismo para usted, doctor, y sepa que esto que tengo aquí, no es un “aparatito”. Es un telefonito de última generación… ¿A ver?… ¿A ver?… ¡Clic!

-No sea infantil, hombre… Pare de sacar fotos, para que no le suceda lo mismo que le pasó a David López…

-Primero, doctor, sepa que no se dice “fotos”, y sí “selfies”. Y segundo, no sé quién es ese tal de David que usted acaba de mencionar.

-Pues entonces sepa que las selfies son extremadamente peligrosas… Bueno, por lo menos en algunas situaciones de la vida ellas lo son.

-Esos deben ser inventos suyos, porque no tiene un celular como el mío… Mire… Mire. Para facilitar, tiene cámara de los dos lados.

-El de David también tenía, y sin embargo, ya lo ve… No está más entre los vivos para contar el cuento, mi amigo.

-¿Qué cuento tenía su amigo?

-Él no era mi amigo… Ni siquiera lo conocía.

-Entonces, ¿cómo es que habla tanto de él?… En todo caso, si usted está enterado de algo nuevo, ¿por qué no desembucha de una vez?

-Lo único que sé, es que en España, ese hombre murió al tentar fotografiarse justo en medio del festival de toros que suele acontecer todos los años en “Villaseca de la Sagra”, una población española de la provincia de Toledo.

-Que chistoso está hoy, doctor. Donde se vio, morir por sacar un selfie…

-Usted es quien vive en ayunas… Para que sepa, pedazo de un ignorante, el individuo estaba presenciando una corrida de toros, y al intentar registrar con una selfie el momento de la colisión entre dos animales, David López no percibiera que un tercer toro venía por detrás en su dirección.

-¿Y entonces, qué?

-Que luego de tirar su propia foto, terminó por ser cogido por una de las guampas del animal, el que de un solo topetazo lo tirara hacia arriba y lo hiciera caer al suelo de manera muy violenta.

-¡Espantoso, doctor!… ¡Espantoso!…

-Horrible, es verdad. Así mismo lo ha descrito un testigo que estaba muy próximo de la víctima en el momento del accidente, quien afirmara que “David parecía un muñeco girando en el aire, después que el toro pasara por él”, agregando que fuera una escena bastante agresiva, algo extremamente impactante de ser presenciado al vivo.

-Imagino que el hombre habrá muerto en la hora…

-Pues parece que no, mi amigo. Antes de morir, David llegó a ser socorrido y llevado a un hospital, donde recibió cerca de dos litros de sangre. Pero la gravedad de las heridas no permitió que resistiese al accidente.

-Una circunstancia terrible, no hay duda, doctor.

-Para que vea, mi amigo, esas cosas no son comunes de suceder, y nos sorprenden. Cuanto a usted, que pasa el tiempo todo haciendo morisquetas frente a la cámara, tenga cuidado al cruzar la calle cuando salga de aquí, no vaya a resultar que un taximetrista con prisa se lo lleve por delante… ¡Hasta mañana!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

A %d blogueros les gusta esto: