Pronto Brotarán los Lelos del Futuro


Curioso con las actuales tendencias manifestadas por los bípedes pensantes que claudican a mí alrededor, se me ocurrió desmenuzar un asunto que periclita en el universo: ¿Qué tienen las redes sociales para que les dediquemos tanto tiempo en nuestro día a día?

Entendidos afirman que son muchos los motivos que nos llevan a usar las redes sociales, ya que estas son una forma de entretenernos, de mantener el contacto con nuestros amigos y familiares, de informarnos de lo que ocurre a nuestro alrededor y por veces también una herramienta de trabajo… Incluyendo aquí, evidentemente, toda las categorías de “chusmas”.

Pero, ¿cuáles son los verdaderos motivos de los internautas para usar constantemente las redes sociales? Pues de acuerdo con el estudio “Global Web Index”, que toma datos de usuarios de internet en 33 países distintos de gentes entre 16 y 64 años, éste nos ofrece algunas pistas al respecto.

Los últimos datos publicados el año pasado por Global Web Index nos muestran que la motivación principal para usar las redes sociales es “mantener el contacto con lo que están haciendo los amigos”. Más de la mitad de los encuestados, el 55%, dice participar las redes por esta razón.

En segundo y tercer lugar se sitúan el estar al día de las noticias y eventos, y el usar las redes sociales como una forma de “llenar el tiempo libre” (las dos con un 41%). Por tanto, se confirma la idea generalizada de que las redes sociales son una herramienta de comunicación interpersonal, pero también una alternativa de ocio y una fuente de información… Algo así como surfar en la mayonesa.

De acuerdo con el estudio, en cuarto lugar, con un 39%, los encuestados dicen que usan las redes sociales para “encontrar contenido divertido”, ya sean artículos, videos, fotos… (mismo que algunos busquen pornografía). En realidad, esto sigue en la línea de las redes sociales como forma de entretenimiento.

Sólo en el quinto lugar empezamos a encontrar el compartir contenido como motivación en redes sociales. El 39% de los encuestados asegura entrar en redes sociales para “compartir su opinión”. Por lo que le sigue el 38%, que lo hace para “compartir fotos y videos” con los demás.

Sin embargo, un nuevo estudio universitario sugiere que esos pequeños momentos de placer que ofrecen las redes sociales, cuando alguien “curte” lo que acabamos de postar, por ejemplo, pueden no hacer bien a la salud mental de los terráqueos.

La sabia conclusión a que llegaron estos estudiosos de la materia, es de que los estudiantes que usan las redes sociales con mucha frecuencia tienen una probabilidad mayor de mantener su foco en el placer y la fama, y una probabilidad menor de valorizar cosas más importantes, como la familia.

Los investigadores afirman que el uso en exceso de las redes sociales podría llevar a dificultades en la construcción futura de relacionamientos y en el estudio académico.

Para afianzar sus palabras, los investigadores de la “Universidad de Windsor”, en Canadá, entrevistaron a 149 voluntarios para descubrir que las personas que usan las redes sociales frecuentemente, aunque más no sea en pequeñas “explosiones” rápidas de mensajes (tipo 10 minutitos), curtidas y comentarios en post, tienden a ser “moralmente superficiales”… Y puede que a futuro se tornen lelos.

Logan Annisette, un psicólogo de la referida Universidad, se animó a decir: “El uso frecuente y ultra breve de las redes sociales está asociado a efectos negativos en la forma como el usuario raciocina y en algunos indicadores que comprometen el juicio moral de los mismos”… “Eso puede, potencialmente, llevar a un declino en la performance académica y aumentar la dificultad de formación de relacionamientos sociales, dos tareas extremamente importantes para adolescentes y jóvenes adultos, los grupos etarios que envían mensajes de texto y usan las redes sociales con más frecuencia”.

Inclusive comentó: “Si existe una amenaza o no, opino que las investigaciones futuras deben continuar a examinar los efectos del uso ultra breve de las redes sociales acompañando los sitios de relacionamientos nuevos y más ‘convenientes’ que son introducidos en el mercado todos los días”… “Conforme las redes sociales continúen a evolucionar, los estudios que monitorean sus efectos deben hacer lo mismo”.

Qué hacer, si en otoño hojas y más hojas pasan volando como han pasado los días, yace el mar, gimen los vientos en secreto, y cada cosa en su tiempo tiene su tiempo. Es como el ajedrez, donde arden casas, saqueadas son las arcas y las paredes, pero cuando el rey de marfil está en peligro, qué importa la carne y el hueso de las hermanas y de las madres y de los niños, si carne y hueso nuestro en roca convertidos, nos convierte en jugador, y de ajedrez… ¡Qué sé yo!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Falsificaron al “Hombre de Hierro”


La actividad, que en español clásico atiende por el sinónimo de “estraperlo”, es más vieja que la ruda, por lo que la conducta humana denominada contrabando se inscribe en el marco del derecho penal económico de todos los países del continente. Siendo así, se considera que comete contrabando aquel que ejerce acciones u omisiones, mediante una conducta tramposa o engañosa, con el objeto de lograr que una determinada mercadería eluda el control del servicio aduanero evadiendo los aranceles, es decir evadiendo los impuestos… Ya que termina por quitar dinero para los políticos poder robar más.

Mismo así, sabiendo que estaba corriendo el riesgo que esta profesión sujeta, un hombre se aventuró en ella al intentar traficar “94 iPhones” de última generación, pero la suerte lo abandonó cuando las autoridades chinas lo detuvieron en el momento que los aparatitos estaban siendo contrabandeados, ya que él los llevaba presos a su cuerpo.

Conforme lo registra el “Diario del Pueblo”, el traficante, procedente de Hong Kong, fue detenido en Shenzen, el gran puerto chino situado enfrente a la ex colonia británica. Sin embargo, al atender la orden de desnudarse, su apariencia lo dejó parecido con el superhéroe “Hombre de hierro” (falsificado al mejor estilo paraguayo), hecho que la semana pasada terminó por rendirle innúmeras bromas en las redes sociales.

Su intención de contrabandear estaba basada en que los productos tecnológicos son más baratos en Hong Kong en comparación con los de China continental debido a la existencia de un régimen de impuestos diferente… Al igual como sucede en nuestro continente, lo que termina por alimentar un gran tráfico de contrabando.

Dejando de lado estos delincuentes pareceres y concentrándonos en las picardías que la actividad exige, resulta que este hombre había suspendido los teléfonos en las piernas y en el tronco gracias a una cinta adhesiva y al uso de un filme plástico, según muestran las fotos divulgadas por los medios de comunicación del país de la gente de ojos oblicuos…

Pero de acuerdo con la información dada por un portavoz no identificado al “Diario del Pueblo”, la travesura fue descubierta cuando el defraudador pasó por el pórtico de seguridad, “ya que se activó un fuerte señal sonoro”.

Cuando las imágenes fueron divulgadas por la prensa, la ironía de los internautas chinos no demoro en exteriorizarse, y entre otros comentarios jocosos, está el de uno que menciona: “No puedo evitar pensar que este hombre intentó imitar al Hombre de hierro”… Bueno, parece que incluso había preguntas de aquellos que querían saber si él llevaba el cargador de batería escondido en algún orificio decúbito-posterior corporal.

Mientras algunos dicen “sí” en cuanto otros obstinados dicen “no”, pienso que al enterarnos de tan espasmódica revelaciones, uno puede constatar estupefacto que al final, además de tan perfumistas verdades habituales, nada ha mudado en el cosmos. ¡Exuberante!

(*) Visite el blog “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, http://guillermobasanez.blogspot.com.br/

Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: http://www.bubok.es/

A %d blogueros les gusta esto: