Urgente, Compro Libro de Recetas


No sé muy bien cómo se puede responder o considerar una afirmación, cuando en determinados momentos escucho a personas que emiten comentarios totalmente fuera de contexto y sin cabimiento alguno. En todo caso, hago excepciones cuando estos mismos vienen de los políticos, quienes, trastornados por razones obvias a causa de su temple, tienen por costumbre aseverar contenidos un tanto escatológicos.

Si bien me doy cuenta que ésta no es una enfermedad mental que atañe solamente a los hombres públicos de nuestro continente, ya que escucho que del otro lado del océano, una baronesa que integra los escaños del Partido Conservador Inglés, Anne Jenkin, aseguró en medio de un debate que era realizado sobre la indigencia en Gran Bretaña, que “los pobres van a los comedores públicos porque no saben cocinar”.

Lo cierto, según lo informa el “Daily Mail”, es que esta baronesa que integra el “Partido Conservador del Reino Unido”, terminó por desatar un inexorable escándalo en su país luego de realizar un peyorativo comentario en momentos en que se discutían los índices de pobreza en Gran Bretaña.

En ese momento el Parlamento examinaba el documento: “Alimentando Gran Bretaña”, que trataba sobre las causas de la pobreza y sobre los índices alarmantes de indigencia en el país de la nonagenaria reina que le gusta dar regalos caros a su nieto querido, cuando de repente a Jenkin se le ocurrió expresar su frase polémica.

Primero, Justin Welby, el arzobispo de Canterbury, máxima autoridad de la Iglesia de Inglaterra, denunció: “Es tremendamente chocante que esto suceda en nuestro país y necesitamos impedirlo”.

Sin embargo, ni corta ni perezosa, Jenkin manifestó otra postura sobre lo expuesto por el prelado, cuando le sobrevino la voluntad de mencionar: “Los pobres van a los comedores públicos porque no saben cocinar”, frase señalada en alusión a los “bancos de comida” que proliferan en el Reino Unido debido a los altos índices de pobreza.

“Hemos perdido nuestras destrezas para cocinar… Los pobres no saben cocinar”, dijo ella, tras intentar explicar lo que los indigentes podrían ahorrar en dinero si supieran hacerlo.

No teniendo más remedio, tras recibir varias críticas, Jenkin admitió: “Cometí un error, dije estupideces sin guion”, pero no quiso dar el brazo a torcer, y aseguró que su punto básico es válido y apuntó: “La vida es considerablemente mucho más barata si se sabe cocinar”.

Empero, a pesar de tanto aviso previo y frente a tanta desgracia que nos rodea, continuamos a ver que los que tienen el poder siguen haciéndose de ciegos y sordos degradando como pueden a sus congéneres mientras discuten estupideces en “cumbres” y/o “reuniones de negocios” que más parecen patéticos concursos de discursos e incidentes bochornosos… ¿Cuándo terminará esta pesadilla?

(*) Visite el blog “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, http://guillermobasanez.blogspot.com.br/

Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: http://www.bubok.es/

Anuncios

Seguro que No Fue un Aniversario Feliz


El último sábado 28 de junio, mientras el mundo se distraía con los encuentros del Mundial de futbol, se cumplía un siglo exacto del asesinato en Sarajevo del archiduque Francisco Fernando, heredero del trono del Imperio austrohúngaro. Un atentado que desencadenó la Primera Guerra Mundial en 1914… Una guerra iniciada en Europa y extendida después a otros continentes con un saldo de unos 10 millones de muertos.

Cuando ésta finalizó cuatro años después, el mapa mundial, la relación de fuerzas entre las grandes naciones y hasta las ideas dominantes en la cultura de comienzos del siglo XX, resultaron modificadas de manera dramática.

Recordemos que entre las causas del conflicto resalta la rivalidad entre las potencias, los nacionalismos étnicos, la carrera armamentista, además de las ambiciones territoriales. Precisamente, la chispa que provocó el incendio fue la expansión del Imperio austrohúngaro hacia los Balcanes con la anexión de Bosnia-Herzegovina en 1908. No en tanto, para resistir la anexión, los serbios crearon un movimiento político con una rama terrorista llamada “Mano Negra” de la cual saldría el autor del magnicidio, el estudiante serbioauto declarado anarquista radical, Gavril Princip.

Su víctima, el archiduque, era sobrino y heredero del emperador Francisco José quien, tras el atentado, lanzó un ultimátum a los serbios. A partir de ese momento una inexorable cadena de hechos terminó por generalizar la guerra. El Imperio, respaldado por la poderosa Alemania, declaró la guerra a Serbia; Rusia apoyó a Serbia y entró en guerra con Alemania y el Imperio; Alemania atacó a Francia, aliada de Rusia; y Gran Bretaña se alió con Francia y Rusia… Otras tantas potencias se quedaron en el molde.

En todo caso, los dados estaban echados mientras el mundo asistía entre perplejo y consternado a los prolegómenos de una conflagración de un tamaño sin precedentes en la historia del género humano. La mayoría de los historiadores señalan como principal responsable de la guerra a Alemania, por entonces la nación más poblada e industrializada de Europa, poseída por un militarismo rampante conducido por el káiser Guillermo II, un líder ansioso por conquistar nuevas colonias y en afirmar el liderazgo germano. De todos modos, una conflagración de tal magnitud debió contar con numerosos responsables, hombres estos que en la hora decisiva desecharon los medios pacíficos y optaron por las armas.

Sin embargo, en 1918, al terminar lo que se dio en llamar la “Gran Guerra”, el mundo ya no era el mismo. El Imperio austrohúngaro dejó de existir al igual que el Otomano. Los bolcheviques pasaron a ser los nuevos amos de una Rusia que pronto engulló a otras naciones. Alemania cedió territorios y su poderío quedó seriamente menguado por la devastación y las condiciones impuestas por los ganadores. Europa, desolada y empobrecida, perdió gravitación en la escena global, en tanto se perfilaban dos nuevas potencias no europeas, Estados Unidos y Japón, que en mayor o menor medida participaron en la contienda.

En la memoria colectiva quedó la imagen de aquella interminable guerra de trincheras, con sus millones de soldados hundidos en el lodo hasta el pescuezo y en donde medios de combate más modernos como el avión y el submarino se alternaron con la caballería, el uso del gas mostaza y las cargas a bayoneta calada. Una imagen tenebrosa que, pese a todo, no aventó para siempre el belicismo de algunos de los contendores que poco más de una veintena de años después desataron un segundo y encarnizado conflicto, síntoma de que los esfuerzos por inculcar los ideales de paz habían sido inútiles.

Por supuesto que la Primera Guerra Mundial con su secuela de destrozos materiales y la pérdida de generaciones enteras de hombres caídos o heridos en el campo de batalla clausuró una era feliz, la “Belle Époque” europea, en donde los avances de la ciencia y la cultura en todos los planos parecían haber alejado definitivamente el fantasma de la lucha armada.

La idea de que la civilización había retrocedido desde el asesinato en Sarajevo con la consiguiente pérdida de fe en un porvenir común, abrió paso a nuevas concepciones del mundo y de la vida así como ideologías intolerantes y totalitarias como el fascismo y el comunismo. Fue así, que a partir de 1939, otro descomunal sacrificio humano se consumaría también como consecuencia de muchas de las heridas abiertas y no cicatrizadas de la “Gran Guerra”.

Es creencia común de los historiadores, que el 28 de junio de 1914, en Sarajevo, murió uno de los pocos gobernantes realmente pacifistas de aquel tiempo, como lo era el asesinado archiduque Francisco Fernando. Triste paradoja de un episodio que marcó de manera indeleble la historia del siglo XX.

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Los Jóvenes y su Desencanto con la Vida


El dato de por sí es sorprendente, pues de acuerdo a un sondeo que fue realizado por el grupo humanitario “The Prince`s Trust”, a través de él se indica que por lo menos 750.000 jóvenes de Gran Bretaña admitieron no tener nada por qué vivir, incluyendo entre ellos a un 33% que están desempleados y que incluso contemplaron la banal posibilidad del suicidio.

De acuerdo con esa investigación, que se realizó en base a entrevistas con 2.161 jóvenes británicos de entre 16 y 25 años, resultó que un 75% de ellos está desempleado, a la vez que ya no estudia ni se entrena para una posible carrera profesional futura.

Es que del total de los consultados, resultó que el 9% admitió no tener nada “por qué vivir”. Cifra que los del grupo The Prince`s Trust uso para enseñar que si ese porcentual se extrapola al total de los jóvenes del país, entonces serían al menos 751.230 los “desesperanzados”.

Además, entre los jóvenes desempleados, que no estudian ni se entrenan para una carrera, el 21% de ellos señaló sentirse sin esperanzas para el futuro.

Pero si esta alta cifra nos sorprende, el mismo reporte alcanza a destacar que los jóvenes desempleados desde hace al menos seis meses, son los que tienen el doble de posibilidades de consumir antidepresivos si comparados con aquellos que no están desempleados.

También llega a ser asombroso que un 32% de los entrevistados dijera haber contemplado el suicidio, mientras uno de cada cuatro (24%) dijo que se autolesionó.

Así pues, el sondeo de la entidad que encabeza el príncipe Charles de Inglaterra, indica, además, que el 40% de los jóvenes sin empleo ya enfrentaron síntomas de enfermedades mentales, incluyendo tendencias suicidas, falta de confianza personal y ataques de pánico, todo producto de la situación de desempleo.

Sin embargo, del total de los consultados que no tiene trabajo desde hace varios meses, un 72% declaró que carece de una persona confiable para hablar de sus problemas.

Por tanto, Martina Milburn, directora ejecutiva del The Prince`s Trust, afirmó que el desempleo “está demostrando ser la causa de problemas mentales devastadores y a largo plazo entre los jóvenes”… “Miles de jóvenes británicos se levantan cada día y sienten que no tienen nada por qué vivir, luego de luchar por meses y hasta años para salir del desempleo crónico”, subrayó la experta… “Más de 440.000 jóvenes en nuestro país enfrentan el desempleo de largo plazo y son estos jóvenes los que necesitan de nuestra ayuda urgente”, agregó sin peros de por medio.

Según Milburn, si el gobierno y las autoridades pertinentes no actúan como debe ser, y no se buscan soluciones inmediatas lo más rápido posible, “miles de jóvenes británicos sufrirán de una falta de esperanza crónica”.

Por su vez, el mes pasado, la “Oficina Nacional de Estadísticas” confirmó que el desempleo en el Reino Unido descendió a su nivel más bajo desde 2009 en el tercer trimestre de 2013, mostrando 99.000 personas desempleadas a menos, sobre un total de 2,39 millones, aunque reconocen que los jóvenes representan un importante número de parados.

Buscando responder al resultado de la encuesta, un portavoz del “Ministerio de Trabajo y Pensión” dijo que el gobierno “está haciendo todo lo posible” para ayudar a los jóvenes a conseguir un empleo, y agregó que hay 106.000 jóvenes menos que cobran el seguro de desempleo comparado con 2010… “A partir del contrato juvenil, hemos incrementado masivamente el número de puestos de experiencia laboral y aprendizaje, para darle a los jóvenes el apoyo que necesitan a la hora de encontrar trabajo”, indicó el vocero del ministerio.

Juzgo, sin apoyarme en encuetas oportunas, que así también estamos por aquí, sumergidos en el mar de dudas, incertezas, dilemas y opciones en el que se va convirtiendo nuestra realidad cotidiana, y en donde millones de jóvenes de este atribulado planeta Tierra ve naufragar diariamente valores que nosotros, los más viejos, creíamos eternos y definitivos… ¿Hasta cuándo?

(*) Siguiendo la misma línea y estilo del presente Blog, surge ahora “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, conteniendo apenas instantáneas del cotidiano. Disfrútelo en: http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ Conjuntamente, continúa a su disposición mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: