Un Hombre de Dupla Biografía


De acuerdo con el dios Google, las malformaciones congénitas son alteraciones anatómicas que ocurren en la etapa intrauterina -de una fémina, obvio- las que pueden surgir alteraciones de órganos, extremidades o sistemas, debido a factores medioambientales, genéticos, deficiencias en la captación de nutrientes, o bien por el consumo de sustancias nocivas. Estas alteraciones estructurales pueden afectar tanto a seres vivíparos y ovíparos… Tengan estos o no materia pensante entre oreja y oreja.

Por su vez, científicos indican que las anomalías cromosómicas son defectos genéticos que generalmente se producen por desórdenes y desbalances en los cromosomas del bebe. Y no obstante una de las más conocidas sea el síndrome de Down, existen muchas otras clases de anomalías.

Algunas de estas son menos serias pero otras incluso pueden producir la muerte del niño antes de que nazca, o ridiculizarle la vida después que nazca y se haga adulto. Como cerca de uno de cada 200 bebés nace con una anomalía cromosómica, esto ocasiona un gran número y tipos de defectos de nacimiento a causa de los errores en la estructura o cantidad de los cromosomas. En ocasiones un infante puede nacer con menos o más cromosomas, o alguno o más rotos o alterados en su estructura.

Sin embargo, en éste caso en cuestión, quien lo vio dice que a primera vista, DDD -las extrañas iniciales del susodicho- da la impresión de ser un humano adulto como otro cualquiera. Pero como prefiere no revelar su nombre verdadero, DDD es la sigla por la cual queda conocido todo su diferencial.

El caso es que DDD, o “Double Dick Dude” en su traducción literal, personifica la condición que lo torna un individuo “especial”: “Tipo con Duplo Pinto”… O sea, tiene dos penes… Y un solo cerebro.

Temiendo el asedio de las féminas con hambruna, él jamás revela su identidad verdadera, pero afirma que ya mantuvo relaciones sexuales con más de 1000 personas. Y como no es corto de luces, acaba de lanzar una biografía en la cual relata su historia de vida (pecaminosa) con la rara condición física que -para envidia de mi vecino- el Supremo le otorgó.

De acuerdo con lo que cuenta DDD, quien afirma que ambos miembros funcionan perfectamente, complementa: “Puedo orinar y eyacular con ambos al mismo tiempo”… “Cuando yo aún era un mozalbete, nunca pensé que los otros niños pudiesen odiarme, aunque sí envidiarme. Pero cuando me envolví amorosamente por primera vez, nunca pensé que ella podría asustarse de mí”… ¿Y era para menos?

Por cuenta de las inevitables bromas y de la curiosidad de las personas, a los 16 años se le ocurrió amputar uno de los miembros. Pero luego desistió y pasó a admitir su condición como algo que no lo importunaba… Al final de cuentas tenía dos manos, ¿no?

En todo caso, como él mismo se cataloga un bisexual asumido, DDD afirma que su relacionamiento más duradero llego a ser con una pareja… Aunque se abstiene de relatar los malabarismos que hacían.

Sin embargo, la maravillosa mutación genética -según una pléyade- hace con que él tenga, por ejemplo, problemas para vestirse. Por tanto, DDD no usa calzoncillos porque estos nunca le sirven, lo que hace que sus pantalones siempre queden marcados con el semejante “volumen doblado”.

Con todo, pese a las propuestas y de la tentación de ganar dinero en el mundo de la pornografía, él niega cualquier chance de hacer parte de ese universo impúdico.

“Mi dignidad no tiene precio”, afirma DDD, el autor del libro que cuenta una historia dupla y diferente… Por lo que es de imaginar que en el primer capítulo debe relatar las peripecias del derecho, en cuanto que en el segundo narra las ocurrencias del izquierdo, o viceversa.

Circunstancialmente, independiente de la mesura del mutante escritor, lo que se aprecia -dirán los astutos- es que el mundo está repleto de inutilidades que dispensan protección, y ya se preguntan: El día que lo alcance la edad de la vejez, ¿DDD tendrá que tomar dos pastillitas de Viagra?… ¡Inconsecuente!

(*) Visite el blog “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, http://guillermobasanez.blogspot.com.br/

Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: http://www.bubok.es/

Anuncios

Converse con su “YO” en 2034


Entiendo que la pregunta que haré será difícil de responder por una multitud que – al igual que yo- al llegar ese tiempo ya se encontrará en la tumba. Sin embargo, mismo así he de registrarla, pues debo consideración a todo el resto del gentío que será obligado a continuar zanganeando claudicante en este valle de lágrimas hasta que le toque el turno… ¿Ya se ha preguntado cómo usted se verá en unos 20 años?

Sí, entiendo que tal cuestión es difícil de responder si uno no tiene un poco de imaginación o el espejo mágico de la princesa Airjul. Pero nada del lector preocuparse de antemano con ello, pues la tecnología moderna le ayudará y le mostrará cómo hacer para charlar con su futuro “yo”.

Resulta que el gigante europeo de telecomunicaciones “Orange” lanzó una interesante aplicación con motivo de sus 20 años. La campaña se denomina “#FutureSelf” (Yo Futuro), una experiencia en línea que permite a los usuarios conocer cómo ellos serán dentro de 20 años.

La encargada de desarrollar la novedad fue la tienda digital “Jam3”, la cual utilizó un software de captura de movimiento, rendering en 3D, tecnologías de simulación de envejecimiento y de habla como la API de Google para conseguir un modelo casi preciso.

El resultado de la suma de todo ese know-how es un “sitio web” que permite a sus visitantes encender la WebCam y con solo brindar detalles de edad, sexo -si es que ya lo tiene definido-, color de piel y ojos, para poder crear su versión del futuro y sostener una conversación con su avatar dos décadas mayor… Mismo teniendo que soportar que éste le eche en cara muchas de sus esquizofrenias anteriores.

Independiente de ello, la directora creativa de Jam3, Adrian Belina, declaró que este fue uno de los proyectos más complicados que han realizado hasta la fecha… “El mayor reto creativo fue pasar del típico “cara de hoyo” donde el resultado es una foto plana como “South Park”, a un aspecto más realista donde se modela la cara fiel a la humana, con cabeza y hombros que funcionarán en el WebGL.”, declaró Belina poniendo cara de cárcava.

En todo caso, ella indicó que fue utilizado un software de captura de movimiento facial, usado por estudios desarrolladores de videojuegos para registrar las respuestas, escanear y analizar la cara de otro con una webcam. A las imágenes captadas se le agrega después luz dinámica y textura.

El paso siguiente fue la incorporación de la herramienta de habla de Google, para que los usuarios pudieran conversar más íntimamente con su “yo”. Pero esto último fue lo más complicado del sistema, ya que la experiencia debía ser la mejor posible y adecuarse a diversos idiomas así como a plataformas móviles.

Como fácilmente puede deducirse, parece que uno está lidiando con un grupo de alfareros cibernéticos para quienes el penoso trabajo de transformar el barro en un ídolo aun no les ha enseñado que dentro del horno de un software todas las cosas pueden suceder, tanto el desastre como la gloria, tanto la perfección como la miseria, tanto lo sublime como lo grotesco… ¡Abracadabra!

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Al Idiota aun no le Llegó su Hora


No hay caso, para algunos esto puede parecer el asunto de una bizantina inconsecuencia del momento; sin embargo, tímido que soy, sé que hay gente que le gusta, como a los psicoanalistas bretones Frank Philip y Wilfrd Bion, que se pasaban tardes enteras a preguntar cosas que, en verdad, ya se sabían desde la infancia. Mismo así, constreñido, se hace inevitable tener que decirlas, sobre todo cuando notada la sandez ajena, me veo obligado a vestir mi uniforme de contestador para probar que mi reputación permanece tan sólida cuanto la del cardenal Sean Brady de Irlanda… ¡Estupendo!

Pues bien, recién me enteré que apoyado por un prometedor video promocional y contando tan sólo con un diseño atractivo, es lo que ha bastado para que “Pebble” se convierta en el reloj inteligente de moda, mismo que ese tan sugestivo dispositivo que aún no existe, haya vendido 85.000 unidades en todo el mundo.

Aviso que Pebble está pensado para ser un periférico del iPhone y los “Smartphone” de Google Android, y hacer las veces de mando a distancia del teléfono para controlar la música, leer mensajes o usar en actividades deportivas a modo de pulsómetro o cuentakilómetros, entre otras funciones de su primitiva versión. Por supuesto, que al ser un reloj, también dará la hora.

La fama le llegó siendo un prototipo cuyos creadores, unos veinteañeros de Silicon Valley, no lograban desarrollarlo por falta de inversión.

Los jóvenes pusieron los ojos en el “crowdfunding” y presentaron su proyecto a los internautas a través del portal de financiación popular “Kickstarter” donde pidieron 100.000 dólares para poder lanzar su negocio y ofrecieron a cambio unidades de su futurible reloj a quienes contribuyeran a la causa con al menos 99 dólares.

¡Extraordinario! La respuesta que recibieron superó cualquier expectativa. Dos horas después de anunciarse en la web el 11 de abril, ya habían cumplido con su objetivo, y en las 24 horas siguientes ya habían superado el millón de dólares.

A las 7 de la tarde del viernes 18 de mayo (3.00 GMT del sábado), fecha en la que se encerraba el plazo para enviar aportaciones al proyecto, se estimaba que sus ingresos rebasaban con creces los 10 millones de dólares, una cifra récord para este sistema de financiación… ¡mágica e ilusoria!

Se dice que hasta el presente momento, la campaña de “crowdfunding” más exitosa había sido la del videojuego “Double Fine Adventure” la cual había recibido aportes por 3,3 millones de dólares.

El jefe de operaciones de “Pebble Techonolgy”, Rahul Bhagat, aseguró en entrevista a los reporteros de la agencia Efe: “Estamos muy entusiasmados por el hecho de que haya tanta gente -(idiota)- que comparta nuestra visión futura de tener un dispositivo que se pueda llevar puesto y se conecte a un Smartphone”.

En todo caso, la inesperada demanda llevó a esta incipiente compañía con sede en San José, en el norte de California, a cambiar rápidamente su estrategia y buscar ayuda.

En las últimas semanas han pasado de ser una plantilla de tres empleados a ocho, y han contratado los servicios de asesores externos para guiarles en su toma de decisiones sobre distribución y planificación. Y lo que en un principio iría a ser una producción de un millar de unidades fabricadas en una planta de California, pronto pasó a ser de 85.000 unidades y su ensamblaje se trasladó a China… ¡Adiós a los nuevos empleos!

Bhagat también comentó que la empresa había dejado de aceptar pedidos para centrarse en atender la demanda inicial llegada de diferentes rincones del planeta, peticiones que deberán cumplir entre finales de agosto y finales de octubre.

Como si fuese poco, la empresa ya tiene previsto poner en marcha una nueva página web y habilitar un espacio para que los clientes potenciales (ya que hay idiotas en demasía) puedan mostrar su interés de cara a una nueva remesa de dispositivos que, en cualquier caso, no estarán disponibles hasta 2013.

Asimismo, Bhagat aseguró que todo el dinero logrado en Kickstarter se reinvertirá en el desarrollo de Pebble y que no les preocupa el beneficio a corto plazo… “Pensamos que el potencial del producto es mucho mayor de lo que vemos ahora mismo”, indicó Bhagat que atestó que el reloj no es lo único ítem que tienen en mente para el futuro.

“En 5 años, nuestro objetivo es que la compañía crezca de forma orgánica y lograr tener un par de líneas de producto, y quizá ya una segunda o tercera generación de Pebble para entonces”, expresó el mismo Bhagat, quien apuntó que la idea de la empresa es fabricar tecnología para vestir que se integre con el teléfono inteligente.

Detallan que Pebble cuenta con una pantalla de tinta digital no táctil, al estilo de la que emplea el lector Kindle de Amazon para uso óptimo en situaciones de claridad, es resistente al agua, está equipado con bluetooth 4.0, su carga de batería sirve para una semana y, por su apariencia, bien podría parecer que fue hecho por Apple.

No en tanto, actualmente hay otros modelos de “smartwatch” en el mercado, como el que comercializa Sony por 150 dólares, precio final que se estima que tendrá Pebble cuando finalmente un día llegue al mercado.

“Hay muchas miradas puestas en nosotros y las grandes compañías están pendientes para ver qué tal nos irá una vez que el producto salga”, añadió Bhagat, que admitió que aún tienen que tomar muchas decisiones, entre ellas la distribución en tiendas… “Vamos paso a paso”, exteriorizó Bhagat… Claro, para qué apurarse, si ya sabemos que los idiotas abundan y se multiplican como moscas… ¿O estoy muy equivocado?

A %d blogueros les gusta esto: