Emociones Deletreadas


Nadie debe perder el resuello al intentar silabear letras sin nexo y sin sexo, pero científicos afirman que algunos representantes del género humano tienen un gene llamado “DRD4”, que en hipótesis alguna debe confundirse con el “CR7”. Esencialmente, porque el primer gene nombrado permite que la persona sea más libre, en cuanto que el segundo lo llevaría a querer patear las pelotas.

Como sea, es común encontrar el gene “DRD4” en individuos que buscan emociones fuertes, que gustan de situaciones nunca vividas, que tienen una posición política liberal y, de acuerdo con un nuevo estudio, no se dan muy bien con la monogamia.

El estudio, que fue realizado por científicos de tres universidades de los Estados Unidos, une ese tal gene a la infidelidad y al sexo sin compromiso. Para llegar a esta conclusión fueron analizadas informaciones del DNA y los históricos de la vida sexual de 181 personas… Y les aclaro que de la mía no, porque me negué a participar.

En fin, la triste conclusión a que llegaron esos letrados, es que quien tiene el “DRD4” en la sangre se siente dos veces más propenso a encarar el sexo sin compromiso como algo normal… Algo que suena confuso, pero opino que mi vecino debe tener ese gene, porque él no consigue entender como sexo casual podría ser un problema. Además, porque mitad del grupo que tiene ese gene en su cuerpo ya asumió haber engañado un día… O muchos, muchos días.

Si es así, es evidente que frente a tal encrucijada surgirán aquellas preguntas que han quedado en abierto en la mente del más fino lector, como por ejemplo:

¿Traición: perdonar o seguir la vida solo/a? – La explicación científica hace referencia a que quien tiene ese gene busca más por la recompensa rápida, y con ello surge la liberación de dopamina. Esa substancia es liberada en mayor cantidad cuando uno alía el acto a un riesgo… Algo así como comer chocolate cuando se está de dieta.

¿Usted está pronta/o para un relacionamiento abierto? – No obstante nada de ello sirva de disculpa para engañar y hallar que está todo bien en el huerto del Señor, el lado bueno es que este gene puede influenciar el interés por otras personas, incluso cuando se está en un relacionamiento. Sin embargo el pecado no es del gene, ya que es uno mismo quien decide si quiere ser una persona decente y honrar el compromiso, o si en verdad quiere arrojar todo en la lama por un poquito de emoción.

¿Cuantas personas uno puede amar al mismo tiempo? – El acto de engañar no es correcto y, aunque sepamos que ello acontece en las mejores familias, no es adecuado y no necesita acontecer. Sin embargo, si se da el caso en que uno no consigue permanecer con apenas una persona, entonces es mejor que busque un relacionamiento abierto y no monogámico.

Por supuesto, no se olvide que todos los tipos de relacionamiento exigen responsabilidad afectiva, al final de cuentas, conforme lo registrara Antoine de Saint-Exupéry un día, uno siempre debe ser responsable por todo aquello que cativa… Una cuestión de elección, nada más.

En todo caso, atormentado por lo que he escrito y sintiéndome perseguido por el clamor intestinal de la hipocresía ajena, me estimo propenso a seguir los mismos pasos que diera Gauguin y mudarme de una vez para Tahití, a donde huiré de los olores sociales con sus optimismos exagerados y sus positivismos excesivos… ¡Cosa de loco!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Otro Modo Alegre de Tomar Vino


No, no somos ni modernos ni antiguos, mismo que a veces se nos dé por remar que ni locos hacia un horizonte que en ocasiones es la más pura ilusión. En todo caso, normalmente nos acostumbramos a decir “las cosas cambian”… Y obviamente que cambian. Eso no se puede negar, mi amigo lector, principalmente porque las épocas son distintas y las urgencias del género humano siempre varían de acuerdo al desarrollo social, político y tecnológico de cada pueblo de este vilipendiado orbe.

Asimismo, es notorio que las prioridades de cada individuo también son diferentes según y por causa de las condiciones de vida de cada sociedad en cada momento histórico. En todo caso, el inadvertido leyente no necesita ir muy lejos para ver cómo cambian las cosas, pues le bastaría con sólo observar atentamente el desarrollo de una película en el cine o en la pantalla chica de su casa, o, en todo caso, acompañando las noticias de las diversas efemérides que se divulgan todos los días en los noticieros de la prensa hablada o escrita.

Pues bien, utilizándome de este último punto, y de acuerdo con lo informado por el periódico “Washington Post”, me entero que un grupo de alumnos de la “Universidad de Tennessee”, en Norteamérica, acabó siendo suspenso por la dirección de la entidad después que ellos fueron encontrados realizando una práctica que los vivientes normales consideran bastante perpleja y equívoca.

Todo comenzó, porque uno de los alumnos, un jovencito de 20 años, fue parar en el pronto atendimiento de un hospital local, por haber ingerido alcohol “a través del recto” durante el empirismo de una jugarreta que es llamada por los integrantes del círculo académico de “butt chugging”.

Es que cuando ingerido por medio de la vía rectal -léase por el ano-, el alcohol es absorbido de forma mucho más rápida por el organismo. Eso se debe a que esa región del organismo humano tiene más vasos capilares y venas que las demás. Por tanto, como resultado de esa absurda práctica, los efectos de la bebida acontecen mucho más rápido.

Circunstancialmente, un otro dato que fue ventilado por el periódico “Konoxville News Sentinel”, menciona que el muchacho llegó al hospital con un nivel muy alto de alcohol en la sangre -cerca de 0,4%- y además, incluso presentaba señales de violencia física y sexual… Lo que me lleva a pensar que la orgía fue grande.

Luego de iniciadas las investigaciones, las autoridades encontraron en el dormitorio del susodicho, otros jóvenes también embriagados y diversas cajas de vino… Pero absteniéndose de mencionar la marca para no crear un merchandising negativo del producto. Así pues, como corolario de la autoritaria visita, los alumnos fueron suspendidos de sus actividades -incluyéndose las extracurriculares- por la dirección de la Universidad.

No obstante, uno se queda con la impresión de que con el pasar del tiempo, en cada cambio que surge, en cada evolución que brota, en cada “nueva ola” que germina que ni semilla en primavera, cualesquiera puede percibir el mismo ímpetu y el mismo “gustito a prohibido” de aquellos idos años de desafío y ruptura de su juventud.

Creo que por eso se nos da por decir que no somos siempre iguales ni queremos exactamente lo mismo, pero percibo que ese deseo imperioso de querer ser diferente e irrepetibles, es lo que alienta la lucha que cada “moderno” entabla todos los días contra la mediocridad y el quietismo… Mismo que se mueran al hacerlo… ¡Espasmódico!

(*) Siguiendo la misma línea y estilo del presente Blog, surge ahora “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, conteniendo apenas instantáneas del cotidiano. Disfrútelo en: http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ Conjuntamente, continúa a su disposición mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: