Por Culpa del Susto de la Gallina


Es primario que existen cosas que se relacionan entre sí sin que nos demos cuenta. Por ejemplo, poco antes de comenzar a escribir este pots, un amigo me envió un WhatsApp contándome lo siguiente: ¿Sabes? Hoy en la mañana hice el desayuno y se me quemaron los huevos… ¡Jamás vuelvo a cocinar desnudo!

Por supuesto que dejaré en manos del lector imaginar el doloroso resultado de su hazaña culinaria, que, como veremos, no es la única en el mundo. No porque algunos se sientan unos atolondrados cuando toman el sartén por el mango. Se pueden observar muy buenos cocineros y hasta aprender algo con ellos, si se tiene paciencia para asistir el viral programa “Master Chef”, el “talent show” con más éxito de la televisión para descubrir al mejor cocinero amateur.

Excepto toda esta filosofía reverberante de la gastronomía, lo que en realidad pretendía comentar, era algo con referencia al “Gallus gallus domesticus” esa redundante subespecie doméstica de la variedad “Gallus gallus”, un tipo de ave “galliforme” de la familia “Phasianidae”, mismo que aun persista la duda: ¿La gallina fue antes que el huevo?

Cuanto a este cuestionamiento histórico, mi palmáceo leyente, todo indica que científicos de la “Universidad de Warwick” y la “Universidad de Sheffield”, ambas en Inglaterra, han llegado a la conclusión de que la gallina existió antes que el huevo debido a una proteína hallada en los ovarios de las gallinas; eso, porque la ovocledidina-17 (OC-17), cumple una función clave en la formación de la cáscara del huevo.

Cuanto al gallo, ya no importa tanto saber de quién procede -porque hay hijos e hijos en todas las razas-, no obstante los estudiosos indiquen por medio de su hallazgo, es posible afirmar que esa es una evidencia suficiente para determinar no sólo que la gallina fue antes que el huevo, sino también que la primera gallina posiblemente no nació de un huevo de su misma especie¿Entendió?

Pues bien, de cabeza en el tema, parece que cuando Chris Keast y su esposa Jane comenzaron a preparar su desayuno, de inicio no acreditaron en lo que encontraron al quebrar un huevo -de gallina-. Luego de notar el tamaño extraño de uno de ellos, Chris decidió abrirlo con cuidado, pero se sorprendió al encontrar nada menos que… ¡Otro huevo!… Algo así como ocurre con los de Pascua que traen regalitos adentro.

Para situarnos mejor, esta pareja residente en Cornwall, Reino Unido, es dueña de un pequeño mercado y posee una granja donde produce huevos -no Chris, las gallinas-. Con todo, en casi 40 años de trabajo, ellos afirman no haber visto nunca nada como eso.

“Tenemos alrededor de 19 gallinas y vendemos los huevos para vecinos y amigos, pero normalmente siempre acaban sobrando algunos”, explicó el Chris, de 60 años, al periodista del “Mirror”.

De esas sobras, cierta mañana, así que el famoso huevo fue quebrado, ellos vieron la gema caer en el sartén al lado de otro huevo con cascara y todo, aunque de tamaño un poco menor… “Yo noté que ese huevo era un poco mayor que lo normal luego que lo saqué del nido”, explicó el granjero… Un desalmado que ni se preocupó en saber cómo le había quedado el orificio cúbito-posterior a la pobre gallinita ponedera.

En realidad, el huevo interno tenía la mitad de tamaño del primero, según afirma esta pareja. Sin embargo, después de abrir el extraño huevito, encontraron solamente la clara. “Yo imaginé que sería apenas una gema doble, nunca otro huevo”, concluyó Keast.

Especialistas en estas cosas redondas con cáscara y sin pelo, afirman que ese es un fenómeno muy difícil de ocurrir. Y explican que los huevos blancos y los huevos morenos únicamente se distinguen por el color de su cáscara, en función de la raza de la gallina que lo ha puesto, ya que su contenido nutricional es el mismo. Con todo, los huevos de gallina, pueden ser de variados tamaños; siendo muy pequeños en aves jóvenes y grandes en aves adultas. La diferencia radica, que al ser más grandes, la cáscara es más frágil y propensa a romper. Con todo, estos huevos grandes pueden venir con doble yema, debido a una doble ovulación del ave.

Empero, según los estudiosos, cuanto al huevo de don Chris, ese disturbio ocurre cuando la gallina sufre un tipo de julepe o susto justo en el momento en que está produciendo los huevos antes de ponerlos… Siendo imaginable que la tal gallina, como ave curiosa, habrá visto al gallo pelado y con malas intenciones.

Por ende, donde se junte gallo y gallina, supongo que allí estará Dios por medio, y por esta última frase el leyente aprenderá que el paraíso, en definitiva, no está donde nos decían, sino en el sartén, adonde Dios tendrá que acercarse siempre si quiere reconocerle el gusto… ¡Infalible!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

El Día que Hannibal fue de Paseo a Ibiza


Si por uno de esos fenomenales acasos de la vida, el leyente es de los que está acostumbrado con películas y series televisivas que abordan un mundo apocalíptico y lleno de misterios enigmáticos, juzgo que lo que se tratará de aquí en más será un suceso que le parecerá extremamente común para sus gustos proparoxítonos. Con todo, si está a fin de continuar leyendo, desde ya le aviso que el gran inconveniente de por medio, es que esa escena aconteció en la vida real: “un ataque caníbal violentísimo”… Diría con acciones teatrales casi del tipo: El Silencio de los Inocentes, Psicosis, El Exorcista, Hannibal y demás por el estilo.

El hecho, de cierta manera extrañísimo, aconteció en la renombrada Ibiza, en España, uno de los destinos preferidos de los millonarios y poderosos de todo el mundo. Sin embargo la víctima terminó siendo un individuo de nacionalidad española de nombre Kenny McSween, de 38 años, el mismo que se encargara de describir los martirizados momentos que vivió.

Pero antes de seguir con esto, es de preguntar: ¿qué lleva a un individuo a desear comerse a otra persona? Claro que dependiendo de lo que signifique eso de querer “comerse a otra persona”, a los entendidos en este tipo de gastronomía se les ha dado por decir que generalmente tiene que ver con la fantasía de que se están ingiriendo cualidades, características que tiene el otro. Es como si se incorporaran a través de la alimentación, por lo que se trata de un mecanismo sumamente primitivo que tiene el bebé respecto del pecho de la madre. Por eso, por más que ellos caminen por la calle y se relacionen con el resto del mundo, están en un estado de alienación. Nada más que imitando una cosa muy primitiva.

Lejos de ser un fenómeno episódico, que se da en un momento aislado, como en el de Miami hace un par de años y el Ibiza ahora, el canibalismo tiende a ser un hábito por parte de quien lo practica. Este tipo de antropofagia se ve en los rituales, igual como se ve en la película “Hannibal”, donde el doctor Lecter ingiere parte del cerebro de alguien vivo e incluso se lo da de comer. Evidente que también es el caso de asesinos seriales o múltiples que comen alguna parte del cuerpo de sus víctimas. Eso más bien tiene que ver con un ritual de actitud macabra.

Volviendo al caso, conforme lo afirmó Kenny: “En cuanto el agresor me golpeaba y me mordía, él gruñía como si fuese un animal salvaje… Fue algo que me asustó bastante -por lo que es de imaginarse como le quedaron los calzoncillos-… Honestamente pensé que fuese morir en aquel momento, fue horrible por demás”, reveló a quienes lo entrevistaron.

Según cuenta éste atemorizado y borrado español, él estaba parado en el hall de un predio cuando de repente fue empujado contra la pared. A partir de ahí ellos -víctima y agresor- se revolcaron por el piso por algunos minutos mientras intercambiaban trompadas, y el provocador intentaba de todas las maneras posibles morder a la víctima.

El caso, que aconteció a fines de setiembre último, sacudió completamente con la farandulera vida de Kenny, al punto de él quedar tremendamente asustado de continuar habitando en el lugar y por eso ahora se mudó para Londres. No obstante él haya quedado con buena parte del rostro deformado a causa de las mordiscadas y golpes que recibió.

Con todo, recomiendo que todos abran los ojos, pues la gran problemática es que el supuesto caníbal sigue suelto por ahí y nadie se anima a dar mayores explicaciones sobre la motivación del bárbaro crimen. La policía sigue con las búsquedas por el sanguinario criminoso, si bien hasta el momento ningún otro caso similar fue registrado.

Por supuesto que mientras permanezco aquí a meditar sobre este tipo de filosofías gastronómicas acompañadas al sabor de un buen vino, es lógico que me entregue a deliberar sobre la corporativa orgía de las campañas “libres de grasas” lo que sea, mientras continúo a observar las obscenas maratones de la inconstancia de algunos que pretenden usar juguetes culinarios… ¡Espantoso!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Algunos Oligoelementos no son Sanos


Muchas veces las sisadas amas de casa se encuentran con semillas comestibles, sin darse cuenta de cómo es necesaria de la ingeniosidad diaria para alcanzar una mejor economía hogareña. A causa de su desconocimiento las destinan a un único uso, porque no se les ocurre nada más, a no ser colocarlas en masetas o en el jardín.

En todo caso, no piensan por ejemplo en dar un mejor uso a las pipas de girasol, de zapallo o a las semillas de sésamo. Otras veces hasta se cruzan en los comercios con paquetitos de semillas que les resultan muy atractivos pero no saben qué hacer con ellos… A no ser, dárselos a los pajaritos.

Una manera de corregir esa inexperiencia, es recurrir a los manuales editados por veganos, quienes llegan a dar unas cuantas ideas para que se pueda aprovechar muchas de las semillas comestibles que se venden, ya que estas nos aportan nuevos sabores, colores y texturas… ¡Merece la pena probarlas!

Los expertos en culinaria afirman que las semillas son una excelente opción para incorporar grasas y oligoelementos saludables a la alimentación diaria. Ergo, las semillas de linaza, de sésamo o ajonjolí, de calabaza, de chía, de amaranta, entre otras, se han convertido en ingredientes imprescindibles en la gastronomía mundial.

Algunas simientes pueden consumirse solas como ricos aperitivos o como acompañantes de un sinnúmero de preparaciones culinarias tales como sopas, postres, tortillas, pastas, arroces, tortas, salsas y más. A causa de ello pienso que fue más o menos lo que se le ocurrió al dueño de un restaurante en China, que finalmente admitió usar semillas de amapola en la comida y así lograr aumentar el número de clientes fieles a su establecimiento. En todo caso, de inicio la táctica funcionó perfectamente, aunque más tarde acabó siendo descubierta… No por sus competidores.

A bien verdad, el uso de este ingrediente es poco común en los restaurantes de la ciudad de Yan’an, en la provincia de Shaax. Pero como decía anteriormente, parece que el develamiento de sus recetas aconteció cuando varios de sus clientes comenzaron a mostrar resultados positivos para estupefacientes, luego de ellos realizar exámenes de orina.

Ese fue el caso de uno de sus asiduos parroquianos, de nombre Liu, quien afirmó -al igual que Barak y Clinton-, que nunca había usado drogas, y por eso pronto desconfió del restaurante, según las informaciones del periódico “Xi’an Evening News”.

Así pues, desconfiado como gallo en corral ajeno, Liu pidió para algunos de sus parientes comer en el restaurante en cuestión y después hacer el examen de sangre, que también dio positivo.

Una vez preso, el dueño del establecimiento, que mismo no siendo un italiano de pura cepa al igual es especializado en pastas, admitió a la policía haber comprado el mes anterior 2kg de botones de amapola, que contenían semillas de la planta, por US$ 100.

De acuerdo con la receta de este hábil chef, primero trituró las semillas hasta formar un polvo que fue adicionado a los platos de pasta, conforme lo ha mencionado el diario “Hua Shang Bao Daily”… En su sección de culinaria.

Por su vez, el diario “Xi’an Evening News”, apuntó que este buen cocinero admitiera que su plan, al usar las semillas de amapola, era “mantener su clientela”.

Por las dudas, antes que se le ocurra copiar esta receta, y conforme avisan los especialistas, el consumo de semillas de amapola no procesadas puede llevarlo a resultados positivos en exámenes de drogas; mismo que el periódico “South China Morning Post”, afirme que estas semillas eran un ingrediente popular en los tucos usados en China hasta ser banidas.

Pues bien, mismo que perciba lo cuanto es difícil clamar que algo no resulte bien, insisto y persisto en la vieja fórmula de Girolamo Fracastoro, el médico y poeta italiano que, además de amigo de Copérnico, era un hombre feliz a pesar de que sus ambiciosos proyectos resultaran siempre en nada… ¡Alucinante!

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: