Los Cómicos Anteojos del Borrachín


Considero que no se necesita ser un genio para suponer que un simple chiste o broma puede llegar a tener graves consecuencias en terceros, y hasta en cuartos y quintos también. Sin ir más lejos, en internet, cualquiera puede encontrar con facilidad videos, fotos, dibujos y lecturas graciosas que, con un solo clic, luego compartimos con amigos para reírnos juntos o por acaso tomarles el pelo.

Con gran facilidad también podemos hacer bromas a amigos y conocidos cuando nos reunimos para festejar lo que sea y en donde sea. Sin embargo, cuando esto ocurre, es importante pensar en algo que puede acontecer: “la línea que diferencia un chiste o una broma, de un insulto o amenaza, es muy delgada”.

Es decir, algo que para uno puede ser una broma sin mucho significado y por ende sin consecuencias aparentes, a veces suele ocurrir lo contrario y puede llegar a significar algo muy diferente para la persona sobre la cual recae esa broma, ya que para ésta la broma puede resultar en algo problemático y doloroso.

Evidencias sobre lo que se ha dicho, es un triste caso registrado recientemente en Inglaterra, donde un sujeto acabó resultando víctima de una broma muy pesada, por la cual sufrió serias consecuencias.

Me refiero a un hombre residente en Swansea, en el Reino Unido, que tuvo una sorpresa muy desagradable luego que despertara a continuación de participar de una despedida de soltero. Como el individuo exagerara con la bebida -ya que era gratis-, sin darse cuenta permitió que le tatuasen una grotesca armazón de lentes en su rosto… Evidente que con aros, patillas, pero sin vidrios.

Este libado hombre que no quiso por nada de este mundo ser identificado, contó en una entrevista que concedió al periódico “Daily Mail”, lo siguiente: “Yo no recuerdo cuando fue que comenzaron a tatuarme porque había bebido bastante… Con todo, cuando me desperté y me enfrenté al espejo, luego pensé que alguien hubiese dibujado el par de lentes con alguna lapicera”.

Su primer intento fue lavarse muy bien el rostro con agua y jabón, pero como el maldito dibujito no salió, de inicio no hizo más que mantener ese diseño bizarro en su rostro. Sin embargo, como lo cargaron tanto y tanto le llenaron la parte inferior de su anatomía, el hombre no resistió a las bromas que escuchaba por todo lugar donde pasaba, y tomó la decisión de retirar ese escroto tatuaje.

“En verdad, yo no quise que mis familiares y amigos tuviesen que avergonzarse por mi causa. Por eso que decidí remover ese tatuaje ridículo”, anunció el hombre sin nombre pero con un dibujito horroroso en el rostro.

Para lograr su objetivo, el hombre tuvo que pasar por seis secciones de remoción hasta que el escroto grabado fuese completamente removido del rostro y laterales del cráneo. Por supuesto que una vez finalizado el trabajo, lo único que dijo fue: “Todo lo que tengo a decir, es que el proceso fue maravilloso”… Aunque uno se imagine que haya pensado para sí: ¡gracias a Dios que me quitaron esa mierda de la cara!

Donnalle Alford, el dueño de la clínica de remoción, señaló que quedara espantado cuando encontró al hombre por primera vez en su consultorio… Mismo que después se haya reído como media hora.

“De inicio, él me dijo que tenía recelo de tirar ese risible tatuaje, porque conocía amigos que quedaron con cicatrices luego de concluido el proceso. Con todo, conseguimos convencerlo y, como puede notar, el tratamiento acabó siendo un éxito”, completó Alford, sin llegar a comentar cuanto atesoró con su trabajo… Aunque es de imaginar que le haya cobrado los ojos de la cara.

Así pues, para el asombro de los tolos y el espanto de los lánguidos decadentes frente a la perplejidad de los burgueses domésticos, debo recordar a cualesquier, que a pesar de su intransitable raciocinio analítico, Ortega y Gasset frecuentemente reportaba al hombre de genio, como aquél con capacidad de inventar su propia ocupación… ¡Hip… Salú!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Anuncios

Selfies Resultan ser Mortales


-Ya viene usted otra vez con ese aparatito en manos… ¡Buenos días, mi amigo!

-Lo mismo para usted, doctor, y sepa que esto que tengo aquí, no es un “aparatito”. Es un telefonito de última generación… ¿A ver?… ¿A ver?… ¡Clic!

-No sea infantil, hombre… Pare de sacar fotos, para que no le suceda lo mismo que le pasó a David López…

-Primero, doctor, sepa que no se dice “fotos”, y sí “selfies”. Y segundo, no sé quién es ese tal de David que usted acaba de mencionar.

-Pues entonces sepa que las selfies son extremadamente peligrosas… Bueno, por lo menos en algunas situaciones de la vida ellas lo son.

-Esos deben ser inventos suyos, porque no tiene un celular como el mío… Mire… Mire. Para facilitar, tiene cámara de los dos lados.

-El de David también tenía, y sin embargo, ya lo ve… No está más entre los vivos para contar el cuento, mi amigo.

-¿Qué cuento tenía su amigo?

-Él no era mi amigo… Ni siquiera lo conocía.

-Entonces, ¿cómo es que habla tanto de él?… En todo caso, si usted está enterado de algo nuevo, ¿por qué no desembucha de una vez?

-Lo único que sé, es que en España, ese hombre murió al tentar fotografiarse justo en medio del festival de toros que suele acontecer todos los años en “Villaseca de la Sagra”, una población española de la provincia de Toledo.

-Que chistoso está hoy, doctor. Donde se vio, morir por sacar un selfie…

-Usted es quien vive en ayunas… Para que sepa, pedazo de un ignorante, el individuo estaba presenciando una corrida de toros, y al intentar registrar con una selfie el momento de la colisión entre dos animales, David López no percibiera que un tercer toro venía por detrás en su dirección.

-¿Y entonces, qué?

-Que luego de tirar su propia foto, terminó por ser cogido por una de las guampas del animal, el que de un solo topetazo lo tirara hacia arriba y lo hiciera caer al suelo de manera muy violenta.

-¡Espantoso, doctor!… ¡Espantoso!…

-Horrible, es verdad. Así mismo lo ha descrito un testigo que estaba muy próximo de la víctima en el momento del accidente, quien afirmara que “David parecía un muñeco girando en el aire, después que el toro pasara por él”, agregando que fuera una escena bastante agresiva, algo extremamente impactante de ser presenciado al vivo.

-Imagino que el hombre habrá muerto en la hora…

-Pues parece que no, mi amigo. Antes de morir, David llegó a ser socorrido y llevado a un hospital, donde recibió cerca de dos litros de sangre. Pero la gravedad de las heridas no permitió que resistiese al accidente.

-Una circunstancia terrible, no hay duda, doctor.

-Para que vea, mi amigo, esas cosas no son comunes de suceder, y nos sorprenden. Cuanto a usted, que pasa el tiempo todo haciendo morisquetas frente a la cámara, tenga cuidado al cruzar la calle cuando salga de aquí, no vaya a resultar que un taximetrista con prisa se lo lleve por delante… ¡Hasta mañana!

(*) Libros y e-book disponibles en: Livraria Saraiva: http://www.saraiva.com.br; Livraria Siciliano: http://www.siciliano.com.br; www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante; y en: Plataforma editorial Bubok: www.bubok.es/

Jesús También Iba al Peluquero


Olvídese de las fotos, estampitas, cuadros, reliquias o cualquier recuerdo de Jesucristo que el más ferviente lector pueda tener guardado en casa. Es que en la era de los “selfies” nos basta con tener un telefonito a mano para registrar instantáneos que representen los más diversos momentos de la vida de cada uno. Claro que 2000 años atrás era un poco diferente, aunque igual las personas vivían variados instantes. Pero no había otra alternativa que registrarlos a mano y con tinta… ¡Pero se registraban!

Por lo menos eso es lo que se puede observar en un plato de vidrio del siglo IV con la imagen de Cristo que ahora puede ser vista desde el 7 de octubre en una exposición en el Museo de Arqueología…

En él aparece un Cristo -después de visitar a su peluquero- sin barba, de cabellos cortos y vistiendo una túnica. Gravada en un plato de vidrio del siglo IV, esta atípica representación -una de las más antiguas del cristianismo- fue descubierta por un equipo de arqueólogos en España.

Durante tres años, estos científicos fueron encontrando pequeños fragmentos de vidrio bajo las ruinas de un predio dedicado al culto religioso que está ubicado en un yacimiento arqueológico de la antigua ciudad ibero-romana de Cástulo, en el sur de España.

Pero en el mes de julio pasado fueron encontrados algunos fragmentos que, “por su tamaño y por los diseños que contenían”, permitieron reconocer que se trataba de “un documento arqueológico excepcional”, llegó a explicar a la agencia AFP el jefe del proyecto, Marcelo Castro… Que ni por asomo hace parte de la misma familia de los hermanitos barbudos de la isla caribeña.

Pero resulta que después de colados, los fragmentos revelaron lo que los especialistas consideran una patena, un disco destinado a recibir el pan consagrado para la Eucaristía, confeccionado en vidrio verde con 22 cm de diámetro por 4 cm de profundidad, y el cual -tras usar un tubito entero de pegamento- pudo ser reconstituido en más del 80%.

Luego de tan minucioso trabajo de pegatina, pintado en él se puede distinguir la imagen de tres personajes con aureolas: en el centro, un Cristo imberbe, de cabello corto y encaracolado, sosteniendo una gran cruz en una mano y una Biblia abierta en la otra. A su lado, dos apóstoles que podrían ser Pedro y Paulo.

Según apunta Castro, más que un retrato fiel, se trata, seguramente, de un modelo artístico arcaico, denominado “alejandrino”, propio de una etapa remota del cristianismo que, recién egreso de la clandestinidad, aun contaba con pocas imágenes.

“Este tipo de imagen sería abandonada más adelante en la tradición cristiana, momento en que se pasó a dar preferencia a otras formas de representar Cristo. Pero sin duda él está presente en los primeros momentos del cristianismo”, después de que, gracias al emperador romano Constantino I (306-337), esta religión fue legalizada y dejó de ser “una religión literalmente subterránea”, acrecentó Castro.

Por esa misma época, las patenas eran realizadas en vidrio y no en metales preciosos, como ocurrió posteriormente.

Para estos arqueólogos, que consultaron grandes especialistas en vidrio antiguo de España, Italia y Grecia, la pieza fue fabricada “en Roma, sin duda, posiblemente en Ostia, donde los especialistas consideran que estaban los talleres de trabajos en vidrio”, dijo Castro… Lo que lleva a pensar que como posteriormente cayó mucho la demanda por el vidrio, para evitar el desempleo, estos talleres comenzaron a fabricar hostias sin llegar a mudar el nombre de la ciudad. Pero, en fin, ésta ya es otra historia.

De cualquier modo, existe en el mundo algunas piezas similares, como un cáliz exhibido en el “Museo do Louvre” y un vidrio dorado en el “Toledo Museum of Art” de Ohio, en Estados Unidos, explicó el jefe de los arqueólogos.

Pues bien observadas estas efemérides en pro de la rehumanización del Arte, mismo que sea en plato raso, es posible advertir con clareza que no hay ninguna relevancia filosófica que nos permita alcanzar un efectivo retorno existencial al uso común… ¡Recauchutado asunto!

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Cuidado, Una Foto Puede ser Mortal


Tenga en cuenta, mi fotogénico leyente, por si le da por querer tomar fotos en un ambiente con cierta peligrosidad, de no olvidarse que lo primero es su seguridad. Es que los bípedes humanos somos muy dados a anteponer la persecución de “la foto” a la lógica y a nuestro propio instinto de supervivencia. En verdad, ese es el compromiso primero del buen fotógrafo, por lo que sin ello muchas veces estos no conseguirían algunas de las fotografías más únicas y geniales, puesto que hay que intentar primero no morir en el intento.

Entendidos en el asunto han hablado muchas veces de los peligros que acechan al fotógrafo y su material, como lo es la propia vida, el deterioro o robo de cámaras y objetivos, la propia obra fotográfica que a veces suelen ser el uso ilícito, la pérdida de imágenes por ausencia de copias de respaldo, el deterioro de las copias en papel… Pero el aficionado ya se preguntó por: ¿su propia salud?

Muchos son los individuos que se dedican a la fotografía, ya sea como afición o profesionalmente, pero en su intento a veces se dan una serie de factores que conjuntamente son el caldo de cultivo perfecto para alguna clase de dolencias: transportar y cargar con pesos significativos y mal repartidos (colgado del cuello o de un hombro solo), posturas forzadas y extrañas, muchas horas sentados delante del ordenador (en algunos casos además portátil o poco ergonómico en general), etc.

Aparte de la vista ser otra de las grandes resentidas hoy en día. No obstante ya se haya quitado en una gran mayoría los peligrosísimos riesgos de la fotografía química, a cambio ahora se maltrata mucho más la vista debido principalmente a las pantallas de ordenador u otros dispositivos similares que nos obligan a forzar mucho la vista durante horas. Evidente que con malas costumbres, tanto el fotógrafo como cualquiera pueden terminar con un problema serio por culpa de no tomar las precauciones debidas.

Podemos también enfrentarnos a otra serie de riesgos para nuestra integridad física dependiendo de cuál sea la especialidad, como por ejemplo el fotoperiodismo de conflictos bélicos -en cuyo caso ya todo esto tiene mucho menos sentido- o sin ir más lejos la prensa gráfica de actualidad ya sea en eventos deportivos, espectáculos peligrosos, manifestaciones o cualquier otro ámbito con aglomeraciones de gente donde podemos ser golpeados o tener algún tipo de incidente.

Hay grandes fotógrafos que incluso se han asegurado el dedo índice derecho por sumas de dinero astronómicas, igual que hacen muchos deportistas de alto nivel con sus miembros más preciados. Y no me extraña, pues si mi capacidad de hacer fortuna dependiese de una falange yo tampoco dudaría en asegurármela por el máximo que me fuese legalmente posible… No en tanto el escatológico de mi vecino haya preferido contratar una póliza opulenta para proteger de daños a su miembro más preciado, lo que no es el caso.

Pero en fin, siendo el tema en cuestión tan enfático, hiperbólico y persuasivo, raciocino luego que al no tener en cuenta estos esclarecimientos preliminares de todo buen fotógrafo, es que una pareja polonesa acabó muriendo después de caer de un peñasco, en cuanto ellos intentaban tirar un selfie, durante su periodo de vacaciones en Portugal.

El percance ocurrió en el “Cabo da Roca”, que está situado en la costa de Sintra, a cerca de 30 kilómetros de Lisboa, el punto más occidental de Portugal continental y de la misma Europa continental, por lo que recibe millares de turistas a cada año.

Pese a lo adverso del caso, el trágico accidente fue presenciado por sus dos hijos, de cinco y seis años, los que luego fueron atendidos por los servicios sociales portugueses y requirieron de apoyo psicológico, mientras otros familiares que residen en Polonia eran contactados por las autoridades competentes.

La pareja, casada había 40 años, se cayó de una altura de 80 metros, luego de atravesar una barrera de seguridad que señalaba el local. Es que ellos querían obtener un mejor ángulo para la fotografía… Eterna

Fuentes del equipo de rescate informaron a la agencia de noticias internacionales EFE, que hubo demora para realizar el rescate por cuenta de la inestabilidad geológica del terreno, y que el equipo de 14 bomberos necesitó utilizar un helicóptero.

No sé qué más decir, pero la historia me lleva a pensar que estos turistas llevaban pegado a sus nombres propios un apellido que bien podría, por su infortunio, ser “Algor”, idéntico como suele ocurrir con una legión de desconocidos que cargan consigo unos apellidos insólitos cuyo origen, significado y motivo desconocen… ¡Mortal!

(*) Por si está dispuesto, pase por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”. Allí lo aguardan algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Además, mis libros están en www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Hay Selfies que son Bien Trabajados


Considero que los seres de instintos solitarios; los que carecen de un hogar, un cobijo o un cariño que puedan llamar suyos; los que no regresaron a su morada considerada en sí mismo para encontrarse con su espíritu no encarnado en cuerpo alguno, eterno, inmutable; esos son los que mejor entienden su severidad, su poder redentor, la gracia de su derecho secular a nuestra felicidad, a nuestra admiración…

¡Sí! Pocos hay entre nosotros que nos ha tocado vivir en este valle de lágrimas, que logren comprendan esto; pero, en cuanto a sentirlo, lo sentimos todos, y digo “todos”, sin excepción, porque los que no lo sienten no merecen entrar en la cuenta.

Es posible también que ella sintiese, confusamente, aunque con gran fuerza y despropositada voluntad, el anhelo de poseer entre manos una verdad o una ilusión semejante, llámela el lector como quiera, ya que tan pequeña es la diferencia de nombre y tan poco lo que esta diferencia significa.

Sin embargo, si ella no hubiera sido capaz de pintorescos aspavientos, creo que se habría estremecido con sólo pensarlo un poco más. No obstante bien sabemos todos lo cuanto muchos se estremecieron al ver las imágenes que esta secretaria llegó a publicar en la red. En realidad, eran fotos desnudas de ella misma dentro del Parlamento suizo destinadas para más de sus 11 mil seguidores en Twitter, mismo que a posterior ella haya declarado a un periodista de un rotativo local, que no acreditaba que hubiese violado regla alguna. Mismo así, ella acabó suspensa de sus actividades en cuanto el caso es investigado.

Lo rubicundo del caso, mi trémulo leyente, y de acuerdo con lo mencionado por el periódico suizo “Neue Zuercher Zeitung” (NZZ), es que muchas de las fotos que ella tiró de su cuerpo, fueron tomadas dentro de uno de los lindones gabinetes del Palacio Federal, un edificio de 162 años de la ciudad de Berna, que es sede de reuniones del gobierno y Parlamento suizo.

La mujer, que no fue identificada -por el nombre, ya que con el cuerpo que tiene es suficiente-, es una de las secretarias del Parlamento, la cual llegó a declarar al periodista del “NZZ”, que las fotos suyas no violaban las directrices de los servidores federales porque dicen exclusivamente respecto a su vida privada. En todo caso, el reportaje periodístico no llegó a informar por qué razones ella publicó las imágenes al más puro estilo “Eva”.

Por otro lado, un portavoz del departamento de recursos humanos del gobierno, alcanzó a mencionar que sólo tomaron conocimiento del caso por medio del reportaje que fuera publicado la semana pasada… O sea, que ellos no la seguían por Twitter.

La misma Anand Jaqtap llegó a declarar: “El sector de servicios parlamentares tendrá que decidir basado en las circunstancias específicas, si en realidad ese es un caso de violación de las obligaciones de buen sentido común entre empleado y empleador”.

La secretaria, por su vez, al ser cuestionada si ella estaba preocupada de que sus queridos compañeros pudiesen ver las fotos y otras cositas más, ella simplemente respondió: “Pienso en esa cuestión constantemente”.

Como bien se puede notar, esta declaración da a entender que, de cierto modo, ella no supo conservar la necesaria cohesión entre cuerpo y alma; empero puede decirse que se dio de ello cuenta con intensidad que nos resulta conmovedora; algo semejante, ni más ni menos, a la misma intensidad de la vida de un individuo que hace que su muerte sea más emocionante que la de un árbol… ¿Qué se yo?

(*) Si le parece, de una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: