Ya no se Puede Escoger el Entierro


No lo ponga en duda, mi amigo, porque es verdad. Existen preguntas que son puro fingimiento. Eso se debe, porqué, en primer lugar, ciertas preguntas se forjan sólo para hacer más explícita la ausencia de una respuesta y, en segundo lugar, puesto que es simultáneamente verdadera y falsa esa respuesta posible y oblicua de que hay motivo bastante de interés, sin más profundas o laterales razones de que un día iremos a morir.

Por tanto, cuando una idea tira de otra decimos que hay asociación de ideas, y no falta incluso quién opine que todo proceso mental humano deriva de esa estimulación sucesiva, muchas veces inconsciente, otras no tanto, otras compulsiva, otras obrando en fingimiento de que lo es para ser adjunción distinta, inversa a veces, en fin, que hay muchas relaciones, pero ligadas entre sí por la especie que juntas constituyen, y siendo parte de lo que latamente se denominará comercio e industria de los pensamientos, por eso el hombre, aparte de lo que en otros aspectos sea, haya sido o pueda ser, es espacio industrial y comercial, productor primero, detallista después, consumidor al fin, y también, barajado y reordenado este orden, de ideas hablo que no de otra cosa, entonces podríamos llamarlo con propiedad, de ideas asociadas, con o sin compañía, o en comandita, acaso sociedad cooperativa, nunca de responsabilidad limitada, jamás anónima, porque no olvidemos que nombre todos tenemos.

Recapacitando sobre lo mencionado, es evidente que las recientes muertes de seis personas longevas de nacionalidad china, fueron motivadas por las nuevas reglas que prohíben entierros con ataúd, extraña información de acuerdo con lo que menciona el periódico local “Beijing News Daily”. En todo caso, y según los familiares de estos, ellos se mataron para conseguir que fueran sepultados en sarcófagos.

Hasta ahí nada de asombrarse, porque así termina la mayoría de los vivientes de este mundo, pero resulta que tal ocurrencia se debe a que a partir del último 1º de junio, el gobierno de la ciudad de Anqing, situada en la provincia oriental de Anhui, ordenó que todos los muertos deberán ser cremados.

Con todo, primero debemos tener en cuenta que China tiene una tradición milenaria de culto a los ancestrales, por la que se determina a los parientes la responsabilidad de enterrar a sus familiares y construir los túmulos. No en tanto, lo que se sabe ahora, es que en los últimos años las sepulturas han estado siendo demolidas en diversas partes de China como parte de una campaña nacional de incentivo a la cremación. Puede que el lector se cuestione el porqué de la incineración del difunto y negarse a colocar al fallecido en una sepultura. La respuesta es clara como la nieve siberiana, mi amigo: el objetivo del gobierno es intentar economizar los recursos terrestres hoy limitados, ya que los de ojos oblicuos del régimen proveen que con dos mil millones de amarillos no hay recurso terrenal que aguante.

Por tanto, frente a esta combustible medida, los funcionarios del gobierno comenzaron el mes de mayo a confiscar los ataúdes de los futuros muertos-vivos, -o viceversa-, lo que terminó por causar un impacto psicológico en la población. Eso ha llevado al abogado chino Zheng Daoli, a clasificar las remociones de los féretros como un acto ilegal, porque estos son en verdad propiedad -incluyéndose los financiados- de sus dueños vivos, aunque muy pronto muertos.

Por ejemplo, Zheng Shifang, de 83 años, se mató después que las autoridades le serrucharen el cajón frente a si, en cuanto, según la prensa, la mujer china Wu Zhengde, de 91 años, terminó por ahorcarse después de saber de las nuevas reglas. Otros ancianos ya no fueron tan extremistas, y sólo bebieron veneno.

Si ello lo sorprende o no, allá usted, pero debería saber que en la ciudad de Anqing, los vecinos gastan -en tiempo- casi una década preparando sus ataúdes; y como la noticia de la prohibición de los entierros sólo fue divulgada en abril, dos meses antes de la nova reglamentación entrar en vigor, ellos anticiparon la respuesta.

Frente a tan moribundos hechos, el gobierno local no calló y dijo a la prensa que los suicidios no estaban ligados a la prohibición del entierro y que esas personas tenían desistido de sus cajones de forma voluntaria… Puede que esta respuesta se base en ese espacio industrial y comercial que ya mencioné antes.

Sin embargo, en otras localidades de la enorme China, las autoridades locales ya han lanzado campañas para disminuir las sepulturas, como forma de dejar la tierra disponible para la agricultura. Por ejemplo, según indica la prensa del mencionado país, en la provincia central de Henan, 400 mil túmulos fueron destruidos en 2012.

Quiero que el leyente comprenda que ponerme a mencionar estas cosas a través de mi prodigiosa y elástica imaginación proverbial, me deja con los ojos rasos de agua, pero para evitar continuar a pensar en este asunto, a seguir me dedicaré por horas a escuchar Gustav Mahler, único consuelo auditivo que tengo desde que oí por última vez el canto de las alondras en mi ventana, mismo que otros hipocondriacos insistan obstinadamente en llamar de “neurotic landscapes”… ¡Sepulcral!

(*) Si le parece, dese una vueltita por http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, un blog con algunas imágenes instantáneas del cotidiano. Mis libros están en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

Anuncios

Reventó el ¡Bullshit! Alemán


Elemental decir que existen asuntos o noticias que sirven para reanimar nuestras memorias pasadas, las que, obviamente, fuimos de a poco archivando ingenuamente en los esenciales compartimientos de nuestros craneanos. Es allí donde guardamos relatos, historias, mensajes, leyendas y todo aquel tipo de crónicas usuales y cotidianas.

Como que sin querer, las fuimos almacenando en sectores específicos y ocultos del subconsciente hasta que, de pronto… ¡Zás! Alguna cosa sale a flote casi que por nada. Pues le diré que este es mi caso al enterarme de la presente noticia, ya que repentinamente me vino a la cabeza un dictado que era pronunciado por un oportuno antiguo jefe mío hace como dos décadas atrás… ¡Bullshit! Todo para él, si contrariaba su expectativa, significaba un sonoro ¡Bullshit!, dicho sin más ni menos.

No en tanto, hoy pienso que él no sabría exactamente lo que ese acúmulo de ¡Bullshit! puede ser capaz de ocasionar en determinados procesos. En todo caso, ya que hablamos de expresiones idiomáticas de la tierra de la nonagenaria reina, entiendo que si “Overrated” se podría definir como un “acabador de conversaciones” y “get a life” como “un acabador de personalidades”, “Bullshit” estaría en un nivel superior de desprecio hacia los demás. Claro que esta es una palabra que definitivamente NO la vamos a encontrar en los libros que desasnan mentes, pero efectivamente es la que nos soluciona la papeleta cuando nos hemos quedado sin argumentos y sin escrúpulos.

Empecemos por la traducción literal de bullshit: mierda de toro. Si es la primera vez que usted ve la palabra, seguro que esto no le está dando muchas pistas. Una traducción no literal podría ser “vender duros a cuatro pesos” o “vender la bicicleta”. Es decir, se le espeta a alguien que trata de colarte algo, o que trata de enjabonarte por alguna razón. Así que “bullshit” se suma a la ya amplia lista de palabras y frases útiles que nunca vamos a encontrar en los libros y que estoy investigando en esta abnegada y desinteresada labor por el bien de la comunidad hispanohablante.

Así pues, esta es una de las palabras que se suelen -no siempre- traducir mal, y aunque literalmente este vocablo signifique “mierda vacuna de las grandes”, nada está más lejos de su verdadera acepción. Su significado real no tiene que ver en absoluto con la mierda, sino que sería una “mentira”, ficción, disfraz, tapujo, fingimiento y un monte de adjetivos más de igual calaña. Claro que en numerosas ocasiones veremos que se traduce por “mierda”, lo cual está muy errado, pues ni siquiera se acerca a lo que quiere decir en inglés.

Es cierto también que traducirlo simplemente por “mentira” o las demás aseveraciones, no tiene la fuerza insultante y malhablada de la expresión original. Y casi peor sería si se nos da por añadirle adjetivos para llegar a las frases “mentira cochina”, “mentira podrida” u otras similares, pues obviamente que eso nos quedaría muy infantil.

En fin, creo que he viajado un poco en la mayonesa, pues lo que tenía intención de comentar, es que el techo de un establo de una hacienda de engorde de ganado que está localizada en la ciudad alemana de Rasdorf, casi se vino abajo después de una explosión provocada por gas metano.

Resulta que el acúmulo del mencionado gas fue resultado, nada menos, de la “flatulencia, eructos y excremento” de cerca de 90 vacas que estaban confinadas en aquel local…, o sea, puro ¡bullshit!

En todo caso, la policía local llegó a informar en un sucinto comunicado que “aparentemente un foco de energía eléctrica estática fue lo que detonó la explosión”. Por consiguiente, el techo del establo quedó ligeramente dignificado y una de las vacas sufrió quemaduras leves. No en tanto, por suerte, ninguna persona resultó herida.

Dentro del el estudio de la física, se aprende que el impacto ambiental de la defecación pecuaria es elevado. Y eso, porque el ganado es capaz de libertar grande cantidad de gas metano por medio de sus eructos, flatulencia y las literales cagadas que se mandan… Entonces imagine lo que ocurre si confinado en un local cerrado.

De acuerdo con la fuente informativa de la “Associated Press”, la policía no llegó a informar cual era la cantidad de gas acumulado en el establo de Rasdorf, pero contó que las 90 vacas estaban en el abrigo probablemente por causa del intenso frio.

Por consiguiente, deduzco que la textura cremosa del queso Gruyere, delicioso subproducto de la leche de la vaca, tiene menos viscosidad filosófica que el beneficio de la expresión verbal dicha por mi ex jefe. Y esto es lo que, de manos juntas, me lleva a suplicar sin ojos lagrimosos: ¡Señor, haz de mí lo que quieras, excepto privarme todos los días de delirar!… Excrementicio dictado.

(*) Siguiendo la misma línea y estilo del presente Blog, surge ahora “Infraganti!!! Imágenes sin retoque”, conteniendo apenas instantáneas del cotidiano. Disfrútelo en: http://guillermobasanez.blogspot.com.br/ Conjuntamente, continúa a su disposición mis libros en el sitio: www.clubedeautores.com.br/carlosdelfante

A %d blogueros les gusta esto: